Radiografía del encanto de la roca caliza

La caliza tiene mucho más encanto y mucho más poesía de lo que a primera vista parece. Es, entre otras cosas, un cementerio de millones de esqueletos de criaturas marinas y tema de uno de los poemas más bellos de la lengua inglesa.

“Si constituye ese paisaje que nosotros, los inconstantes,
nunca dejamos de añorar, es sobre todo
porque se disuelve en agua”.
 

-Fragmento de “En homenaje a la piedra caliza” de W.H. Auden

La caliza es una roca que se forma en los mares cálidos y poco profundos, y todos la hemos visto, al menos en fotografía. De ella está formado el “Banco de las Bahamas”, sobre el cual se esculpen las deslumbrantes dunas ultramarinas o gran parte de la cavernosa península de Yucatán, en México. Es gracias a la caliza que existen estalactitas y estalagmitas, cuevas y túneles por donde discurren las corrientes secretas submarinas. A primera vista su composición geológica quizá no es un tema atractivo para quien no se dedique a su estudio. Pero para cualquier persona que le guste la poesía, los paisajes marinos o la inspección imaginaria de las cosas, la caliza es una joya.

p-12377-gnsDos procesos contribuyen a su formación: el de origen químico, que es cuando el carbonato de calcio se disuelve en aguas cargadas de CO2 ; y el de origen biológico, que es cuando se acumulan esqueletos de criaturas marinas diminutas en cantidades tales que llegan a constituir sedimentos que son el origen de la gran mayoría de las calizas existentes. El segundo proceso es el que nos incumbe.

Imaginemos que Atenas, por ejemplo, la ciudad blanca de los dioses, está edificada sobre un cementerio de 270 metros de altura de puros esqueletos de crustáceos, corales y foraminíferos que se fueron acumulando con las eras para surgir del océano. Pocas ciudades tienen la suerte, o más bien el encanto, de estar levantadas sobre una roca de reliquias y microfósiles que almacenan la historia de las criaturas de los mares. Cuando se calcina, la caliza se vuelve cal. Cuando se cristaliza con calor y presión, se vuelve mármol. Atenas, entonces, no sólo descansa sobre ella, sino que también está habitada por estatuas de deidades y héroes hechas de ella.

Después de entender la microscopía de la caliza, pensar en ella es al mismo escuchar el crujir de cientos de esqueletos diminutos apelmazándose unos con otros en un sedimento blanco y poroso. Quizá eso es suficiente para dedicarle varias ocasiones de la tarde, o incluso sueños. Pero también está es poema de W.H. Auden, “In Praise of Limestone” [“En homenaje a la piedra Caliza”].

La naturaleza quebradiza y disolvente de esta roca, que permite que el agua se encharque o se convierta en una cascada que fluye a través de los resquebrajamientos es motivo de metáfora. Auden extendió esta metáfora para representar las formas de las personalidades, éticas e imaginaciones de niños y hombres que, como él, crecieron en un paisaje compuesto de ésta. La caliza, para Auden, es una formación erótica y un pozo, digámoslo así, para la alegoría. En su poema, la continuidad de estas formas naturales cavadas por el tiempo y por el agua se vuelven íconos de salvación y laberintos por los que el lector tiene que encontrar su propio camino. Todo esto es la caliza.

“Cuando intento imaginar un amor perfecto
o la vida que vendrá, lo que oigo es el murmullo
de corrientes subterráneas; lo que veo, un paisaje de piedra caliza”.



10 superalimentos que México dio al mundo

Además de ser ricos en nutrientes, los superalimentos son también benéficos para el medioambiente.

Los superalimentos se les conoce por sus propiedades naturales que aportan numerosos nutrientes a quien los consume. Son una fuente importante de calcio, potasio y otros minerales indispensables para el cuerpo, por lo que ayudan a reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad como colesterol, obesidad, cáncer, entre otros. 

Además de ser ricos en nutrientes, los superalimentos son también benéficos para el medioambiente. Se trata de un tipo de comida adaptable a cualquier tipo de clima y suelo, por lo que se convierte en una semilla asequible y accesible en cualquier región. 

En México existen numerosos superalimentos que conforman la base de nuestra dieta endémica; te compartimos diez ejemplos de los superalimentos mexicanos más populares:  

– Aguacate. Consumido desde hace más de 10 000 años, el aguacate fortalece los huesos y previene el envejecimiento. Conoce más sobre los beneficios del aguacate dándole click aquí. 

– Cacao. Encontrado en vasijas mayas de Chiapas que datan del año 200 A.C., el cacao es un alimento que promueve la energía mediante un incremento de serotonina. Descubre cómo hacer un suplemento proteico casero con cacao.

– Chile. Ancestral y delicioso, el chile se ha consumido desde el 7 500 años A.C. por las civilizaciones asentadas en Teotihuacán, Tula y Monte Albán. Se trata de un antiséptico, antiinflamatorio, anticancerígeno y fortalecedor del sistema inmunológico. Conoce más sobre la importancia del chile mexicano en la biodiversidad del planeta.

– Frijol. Comenzó cultivándose en México y Guatemala hace más de 7 000 años, y continuó expandiéndose por Sudamérica y el Caribe por medio de las carabelas de Cristobal Colón. Posee un alto contenido de calcio, fibra, vitamina B, hierro, calcio, potasio y fósforo. Los 10 beneficios de los frijoles negros (Infográfico).

– Amaranto. Junto con el maíz, este fue uno de los principales descubrimientos de los españoles durante su llegada a Mesoamérica. Su consumo data de hace 6 000 años, siendo una fuente de minerales, fibra, proteína, calcio y hierro. Conoce más de sus beneficios dándole click aquí y de algunas recetas con amaranto dándole click aquí. 

– Maíz. Fue primero cultivado en la región de Oaxaca, y ahora es la fuente principal de energía de la dieta latinoamericana. El maíz aporta 10 por ciento de la proteína y fibra que necesita el cuerpo. ¿Sabías que el maíz azul es considerado como uno de los principales alimentos anticancerígenos de la región?

– Calabraza. Se descubrió en Nuevo León, Zacatecas y Puebla, lugares en donde se consumía hace más de 5 000 años de antigüedad. Es una fuente de fibra, calcio, magnesio, potasio, hierro y ácidos grasos esenciales como el omega 3. 

– Chía. Es una excelente fuente de fibra, antioxidante, calcio, proteína, la cual aporta gran cantidad de energía y mejora las funciones digestivas. Descubre las espléndidas propiedades de la chía en un práctico infográfico.

– Nopal. Junto con los fósiles de mamuts destazados en el Estado de México y Puebla, se encuentran restos de esta planta tan popular en México. Es uno de los alimentos más consumidos por los habitantes de la región, pues aporta hierro, magnesio, sodio, potasio y calcio. Regresar al nopal y a la tortilla evitaría la obesidad en México.

– Jitomate. Se dice que su cultivo comenzó en las montañas, valles, chinampas e islas de México, y actualmente es la hortaliza más sembrada en el mundo. Aporta minerales, vitaminas y licopeno. Descubre por qué no debes meter los jitomates en el refrigerador.



Razones para comer estas deliciosas galletas con cardamomo

El cardamomo es una planta digestiva que ha gozado de una importante popularidad ancestral. Sus propiedades químicas liberan numerosos beneficios para el sistema digestivo, pues estimula la secreción de la saliva, aumenta el apetito, reduce la cantidad de grasa en el cuerpo, mejora la digestión pesada y brinda mayores protectores al estómago.  Las propiedades del […]

El cardamomo es una planta digestiva que ha gozado de una importante popularidad ancestral. Sus propiedades químicas liberan numerosos beneficios para el sistema digestivo, pues estimula la secreción de la saliva, aumenta el apetito, reduce la cantidad de grasa en el cuerpo, mejora la digestión pesada y brinda mayores protectores al estómago. 

Las propiedades del cardamomo incluyen el anticancerígeno, principalmente el derivado del cáncer de colon. La especia ayuda a desinflamar, antirpliferativizar, estimular la apoptosis –muerte natural de las células dañas o viejas– y reducir significativamente el dolor. Además la tintura de cardamomo también se utiliza como tratamiento para el dolor de hemorroides, aliviar retortijones y cólicos causados por gases. 

El sabor del cardamomo incrementa la intensidad del gusto, por lo que si deseas consumir un poco de esta especia te compartimos la siguiente receta: 

Necesitas: 2 tazas de harina, 1 taza de azúcar glass, 1/2 cucharadita de polvo para hornear, 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo,  1/4 cucharadita de sal, 1/4 de taza de pasta de almendra, 1 cucharada de mantequilla sin sal, 1/3 de taza de jugo de naranja, 3 cucharadas de aceite vegetal, 2 tazas de azúar glass, 3 cucharadas de leche entera. 

Método de preparación: Durante se está precalentando el horno a 180ºC, se mezcla en un bowl el harina, azúcar glass, polvo para hornear, cardamomo y la sal, pasta de almendra y mantequilla. Agrega el jugo de naranja, aceite y mezcla con toda la masa hasta conseguir una consistencia de masa de galleta. Divide la masa en dos pedazos: trabaja con ambos por separado amasando un poco, colócalos en plástico y refrigéralos durante una hora. Después de ello, con un rodillo aplana la masa, y utiliza un cortador de galletas para cortar la figura. Coloca las galletas en una charola para hornear, previamente engrasada con mantequilla. Hornea durante 10 minutos, hasta que estén ligeramente doradas.  Deja que se enfríen y agrega el betún con azúcar glass. 



Estas serán las consecuencias de las decisiones de Trump frente al cambio climático

Para Trump, “mi administración ponga fin a la guerra del crudo”.

Durante su candidatura, el actual presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que el cambio climático se trataba sólo un invento de China para ganar potencial financiero y económico. En ese entonces generó una oleada de malos presentimientos sobre su periodo presidencial; y ahora ha causado un torbellino de pánico tras firmar una orden ejecutiva eliminando la mayoría de las regulaciones establecidas por el expresidente Barack Obama cuyos objetivos eran reducir los efectos del cambio climático. 

Para Trump, esta medida ayudaría a poner un fin a “la guerra del crudo” y a “las regulaciones que bloquean numerosos puestos laborales”; así como a suspender más de la mitad de las medidas que ayudaban a reducir las consecuencias ambientales por el alto consumo del pretróleo. Esto, en sus palabras, hará que “mi administración ponga fin a la guerra del crudo”. 

 

Entre las regulaciones eliminadas se encuentran: la salida de EE.UU. del acuerdo de París –firmado en diciembre 2015–, la recesión del plan Clean Power –el cual regulaba las emisiones de carbono del país por medio del petróleo, carbón y gas–, entre otros. El objetivo es no sólo dejar de consumir crudo importado, también promover la producción energética de EE.UU. En palabras de Trump, “La antigua administración devaluaba a los trabajadores por sus pólizas. Ahora nosotros podemos proteger el medio ambiente mientras se provee ofertas laborales a las personas.”

El impacto de esta decisión es, en otras palabras, un intento de cambiar tanto práctica como filosóficamente la narrativa de EE.UU. en torno del cambio climático. Si bien la idea es proveer una oferta laboral en la industria de petróleo y gas, comenta el especialista en medio ambiente de la BBC, Matt McGrath, la realidad es que esta medida sólo ofrecerá trabajo a los abogados. 

McGrath agrega que la nueva administración dejará que la industria de gas y petróleo tengan reglas menos restrictivas en torno a las emisiones de metano, y por tanto una mayor libertad para cometer numerosos y cada vez más graves ecocidios. En otras palabras, esta decisión ignora la ley y la realidad científica que ha evidenciado las consecuencias del calentamiento global. 

Más en Ecoosfera: 

Cambio climático incrementa número de guerras, estudio confirma

Estos son los 5 lugares más afectados por el cambio climático

El impacto del cambio climático ha llegado hasta nuestros genes

 

 

 

 



Se abren catedrales de hielo en los lagos congelados de Wisconsin

Aunque las personas en esta fotografías parezcan atrapadas bajo una explosión de hielo, están a salvo en uno de los paisajes más fortuitos de la naturaleza, cortesía del calentamiento global.

No todos los efectos del desastre ecológico que vive el planeta son sólo monstruosos. La ruina también tiene su belleza, la decadencia tiene su música; la naturaleza tiene formas de hacer que sus derretimientos, incendios, inundaciones y climas excepcionales tengan una estética (con su carga de terror, por supuesto) insólita y deslumbrante. Como ejemplo, estos lagos de las Islas apóstoles, cerca de Wisconsin, moldearon majestuosas catedrales de hielo debido al clima helado que azotó a Estados Unidos este año.

MJS 100_0292.jpg

Las formaciones en forma de fuegos artificiales son estalactitas formadas por olas enormes que tundieron las cuevas marinas de las islas. Normalmente son inaccesibles para los humanos, pero este año abrieron sus puertas para que algunas personas aventureras se adentraran y admiraran el dramático fenómeno.

Un estimado de 10 mil personas visitó este paisaje, decretado seguro por el Servicio Nacional de Parques de E.U. El acceso permanecerá abierto hasta marzo.

6060978192_7a3f04e0cb_o



Deslumbrantes dunas ultramarinas en las Bahamas

De entre las esculturas naturales del planeta, quizá las que se forman bajo el mar sean de las más espectaculares. Estas fotografías de las dunas de arena y alga, cortesía de la NASA, son un ejemplo perfecto de ello.

Hace trece años, un satélite del Earth Observatory de la NASA capturó esta deslumbrante fotografía (arriba) de la luz y la arena componiendo un magnífico cuadro en el suelo marino de la Bahamas. La imagen venía acompañada solamente de una pequeña descripción: “Mareas y corrientes marinas de la Bahamas esculpieron la arena y las camas de algas para formar estos patrones multicolores y acanalados, de la misma manera que los vientos esculpen las vastas dunas de arena en el Desierto del Sahara”.

Pero una imagen tan bella como esta merecía un poco más de explicación, así que recientemente, la NASA publicó una vista más amplia de la zona (abajo). Allí también se pueden ver los intricados detalles del paisaje submarino, pero la imagen ofrece un sentido más completo de la geología regional. Se puede ver, por ejemplo, que la sección de dunas submarinas es parte de una plataforma más amplia de piedra caliza llamada El gran banco de las Bahamas. La piedra caliza es una roca sedimentaria formada de fragmentos de esqueletos de criaturas marinas, incluyendo corales y foraminíferos, y esta plataforma en particular ha estado acumulando al menos desde el Cretácico.

En la foto inferior también se puede ver una conexión entre las aguas profundas y un estrecho en la forma de lengua, que le ha valido el mote de “La lengua del océano”. Todo esto no es menos que fascinante, y quizá lo mejor de todo es que ese lugar permanece hasta ahora alejado de la intervención humana como un ensoñado cuadro ultramarino.

Bahamas_amo_20140092

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca