Nuevo plan para una “utopía ciclista” encima de los ferrocarriles de Londres

El proyecto SkyCycle es la mejor propuesta que se ha hecho hasta ahora para aprovechar la ciudad de Londres desde la bicicleta.

La primera fase de SkyCycle es una ruta de 219 km que se propuso para ir del este de Londres a la Estación Liverpool Street, y costará alrededor de £200m. Si el proyecto es aprobado, las diez rutas serían construidas encima de las líneas ferroviarias existentes y tomaría alrededor de veinte años en completarse.

Los planes serán enviados a grupos interesados para que den su opinión antes de que se entregue la maqueta de planeación. La persona detrás de este futurista proyecto es nada menos que Norman Foster, el mismo arquitecto que diseñó la torre Gherkin de Londres, y ha estado trabajando en el concepto con Exterior Architecture y Space Syntax desde el 2012. Apuntó que el ciclismo es una de sus grandes pasiones, particularmente con amigos: “Creo que las ciudades donde puedes caminar o andar en bici en lugar de conducir son lugares más agradables para vivir”.

El problema de construir rutas ciclistas en Londres siempre ha sido que sus calles ya funcionan a su máximo, y son muy estrechas en general. Es por ello que SkyCycle es una intervención lateral que encuentra espacio en una ciudad congestionada. Al utilizar los corredores encima de las vías de ferrocarril suburbanas, podrían crear una red de primer mundo y rutas seguras y gratuitas que estarían idealmente localizadas para los trabajadores y estudiantes. Las rutas de SkyCycle serían abordadas vía más de 200 rampas alrededor de la ciudad.

SkyCycle es algo así como una utopía ciclista, donde no habría autobuses ni autos y sería completamente gratuito, y además tendría una vista panorámica privilegiada de la hermosa ciudad inglesa.

Así es como se vería la ciudad de Londres con SkyCycle:



Explorador recorre en bicicleta uno de los sitios más remotos del mundo (VIDEO)

La bicicleta se posiciona como un vehículo para recorrer los parajes más insólitos como Kirguistán.

La república de Kirguistán es uno de los paisajes más remotos y alejados de la Tierra. Compartiendo fronteras con China, Kazajstán, Tayikistán y Uzbekistán, esta pequeña república fue el escenario de un épico viaje hacia lo desconocido por parte del aventurero Kyle Dempster.

“¿Cómo llegué aquí?”, se pregunta Dempster en una de las primeras escenas del documental The road to Karakol, donde podemos ver a Dempster atravesando las remotas llanuras de Asia a bordo de su bicicleta, atravesando ríos casi congelados en plena desnudez y dándose a entender con los pobladores de los lugares más escondidos del planeta.

El viaje estuvo patrocinado por Outdoor Research, una compañía de equipo para expediciones, los cuales pensaron que el viaje de 1,200 kilómetros de Dempster podría servir como un video corto; no imaginaron que el material que Dempster filmó durante su odisea serviría para que los cineastas Fitz Cahall y Austin Siadak dieran forma a un proyecto mucho más grande y ambicioso.

La soledad se vuelve apremiante entre la inmensidad: cada lugar donde el ojo se posa reviste una inusitada belleza, una complejidad, un problema al que nunca nos hemos enfrentado. Estamos viajando realmente hacia lo desconocido, con Dempster, solamente armados con una cámara de video, utensilios de sobrevivencia y un viejo mapa de Kirguistán.

Se trata de la experiencia de lo desconocido en grado sumo: de ponerse en un lugar de riesgo, que es el antiguo lugar de la aventura. Los exploradores del mar en los siglos XVI y XVII subían a los barcos sin una idea clara de lo que habrían de encontrar al otro lado del mundo. En nuestros días es fácil buscar “Kirguistán” en Google y hacernos una idea aproximada de ese lugar, pero visitarlo –incluso a través de los ojos de un explorador como Dempster– es una experiencia que compete solamente a nuestros sentidos, que modifica nuestras expectativas y que nos da un nuevo acercamiento a lo desconocido en nuestro mundo. Recorrerlo en bicicleta, además, confiere a este vehículo un valor que lo sitúa como uno de los inventos que más empata con la naturaleza.



La increíble historia de la bicicleta, el medio de transporte más ecológico del mundo

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar.

Sobre una silla de montar y dos ruedas, se presentó lo que hoy se considera la primera bicicleta en el mundo, un medio de transporte no contaminante que se ha convertido en todo un deporte de alto impacto.

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar, pesaba 20 kilogramos, se dirigía con un sistema rudimentario de manillar y el impulso se lograba con los pies. Fue bautizado como Draisine o hobby horse (caballos de batalla), ya que fue una alternativa a los caballos que transportaban carga.

Algunos aristócratas londinenses adquirieron este invento como un medio de transporte, sin embargo, años más tarde se prohibió su uso debido a que se consideraba un peligro para los peatones.

La bicicleta regresó al mercado en 1860 con el nombre de “velocípedo”, la cual contaba con un mecanismo de dos ruedas de acero, pedales y un sistema de engranaje. El alemán Karl Kech se atribuyó la invención, pero el francés Pierre Lattent fue quien consiguió la patente.

En Latinoamérica, la bicicleta tardó algunos años en llegar, pero poco a poco fue sustituyendo en algunas regiones a los caballos, burros y mulas como transporte. Incluso, se convirtió en una herramienta muy útil de trabajo para algunos oficios, como vendedores de pan, carteros y repartidores de periódicos.

bicicleta

A lo largo de los años, la bicicleta ha sufrido varios cambios, especialmente en el tamaño de las ruedas y los materiales para su fabricación. Al inicio de su comercialización era un artefacto caro, sin embargo, su producción masiva ha reducido los costos al público.

El nacimiento del ciclismo como un deporte popular se remite al 31 de mayo de 1868, cuando los hermanos Olivier se asociaron con la empresa fabricante Michaux para organizar una carrera de “velocípedos” en Saint Cloud, París. Se presentaron 7 ciclistas para recorrer 1,200 metros de distancia. El ganador fue el británico James Moore que hizo el recorrido en 3 minutos y 50 segundos. Años más tarde, el primer Tour de Francia se efectuaría en 1903 y contaría de un trayecto de 2,428 kilómetros.

Actualmente, la bicicleta es una opción de transporte ecoamigable, ya que no emite gases contaminantes y disminuye la presencia de vehículos en las calles, por lo que reduce congestionamientos viales. Además, montar en bici es una actividad física que trae consigo excelentes beneficios a la salud, como fortalecer el sistema cardiovascular, bajar de peso y reducir el estrés.

Te invitamos a rodar entre la naturaleza, ya que es una experiencia muy relajante y divertida.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



La única manera válida de rebasar un ciclista es dándole el espacio de un auto (VIDEO)

Aún si se trata de una sola bicicleta, su lugar de tránsito es el mismo que el de cualquier auto.

Jeremy Corbyn es un conocido y apasionado activista del ciclismo y suele recorrer en bicicleta muchos parajes del mundo. Entusiasmado por el crecimiento exponencial de la reincorporación de este medio de transporte, su tarea es cada vez llevar más cultura sobre el uso y respeto a los ciclistas.

¿Cómo rebasar a un ciclista? Crobyn lo deja por demás claro en el siguiente video: únicamente es válido otorgando al ciclista el espacio cabal que ocuparía un automóvil. Como apunta, no es solo ya un asunto de respeto o de ética; en muchos países es ya una afortunada condición legal.

En el siguiente video explica meticulosamente la mejor manera de rebasar una bicicleta. 



La evolución de la bicicleta en 6 siglos de historia (Infográfico)

En su sobriedad y simpleza, este invento ha revolucionado notablemente la vida humana.

Hay inventos complejos que revolucionan la vida y el pensamiento humano, como el internet. Existen también otros que parecieran de lo más sencillos; pero que desde su simpleza, desde hace siglos y hasta hoy, siguen revolucionando la cotidianidad de millones de personas.

Uno de los más icónicos ejemplos de lo anterior es la bicicleta. Con su antecedente más arcaico en 1493, este invento consiguió que miles de personas con pocos recursos pudieran hacerse de un medio de transporte efectivo más allá de su par de piernas.

Una velocidad media en bicicleta es de 16 km/h, en contraste con una caminata promedio que es de 6 km/h. Lo anterior significó un cambio revolucionario en la manera en que miles de personas se movían. Hoy, en la era del automóvil, miles están volviendo a usar la bicicleta como un medio más efectivo de transporte en las ciudades, ya que no contamina, te hace más feliz, aumenta tu tiempo de vida y te mantiene más delgado y sano. Lo anterior aunado a que estas suelen ir más rápido que cualquier automóvil en los embotellamientos viales cotidianos.

Por todo lo anterior, la bicicleta ha sido uno de los inventos más revolucionarios de la humanidad. Hoy te presentamos un infográfico elaborado por VisitIOM que nos devela la historia detrás de este cotidiano medio de transporte, tan querido y aprovechado por tantas personas por más de 600 años.

 

evolution-bicycle



En Francia pagarán a los empleados que vayan al trabajo en bicicleta

Una nueva ley contempla una indemnización a los empleados que hagan uso de la bicicleta para ir al trabajo

Aunque no con la premura requerida, muchas ciudades en el mundo están aplicando algunas estrategias que aceleren el cambio energético, para disminuir las emisiones de carbono a la atmósfera y para cambiar el paradigma colectivo hacia las energías más sustentables.

Entre esos experimentos que se están haciendo para disminuir, por ejemplo, la dependencia del automóvil, el gobierno francés inició un programa piloto para pagar indemnizaciones a al menos 308 empleados de 18 empresas para que asistieran por un tiempo determinado al trabajo en bicicleta. 

En esta prueba se pagó 0.25 euros a los inscritos en el programa por cada kilómetro pedaleado. El resultado fue que cada uno de ellos aumentó los kilómetros promedio que suelen pedalear los trabajadores: de 3.5 a 5km diarios; es decir, el experimento ha detonado motivación para trasladarse por un segmento más amplio en bici. 

El programa también resultó en que el uso de la bicicleta por parte de los empleados aumentó 50% con el pago de las indemnizaciones. También, al menos 1/3 de los nuevos ciclistas comenzó a emplear la bici para usos ajenos al trabajo.

Una nueva ley sobre transición energética que aún está en trámite en el parlamento francés incluye esta indemnización a quienes vayan al trabajo en bicicleta, lo que también tendrá repercusiones benéficas en el sistema de salud pública.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca