Hazlo tú mismo: comida para perros y gatos

Con el nuevo impuesto a la comida de mascotas, alimentar a tus perros y gatos podría ser mucho más caro que antes, te presentamos algunas alternativas para que desafíes tu comodidad, cuides tus ingresos y consientas a tu mascota.

A partir del 1 de enero de 2014 el alimento para perros, gatos y otras pequeñas especies subió un 16 por ciento. Indudablemente muchos dueños estarán buscando alternativas que no impacten tanto su bolsillo como la comida  industrial, que en muchas ocasiones está extremadamente procesada. A continuación te presentamos algunas recetas para que alimentes a tu perro o gato, todas son muy nutritivas, fáciles de hacer y pueden fortalecer el sistema inmune de tus mascotas.

Antes de probar cualquiera de estas recetas consulta con tu veterinario para asegurarte de que sean aptas para tu mascota.

Esta primera receta se le puede dar a cachorros, perros jóvenes, adultos y de edad avanzada. Al añadirle taurina adicional puedes dársela a gatos de todas las edades. Recuerda que los perros no mastican los alimentos como nosotros, entonces asegúrate de que todos los ingredientes estén finamente picados.

Carne molida y verduras

Homemade-Dog-Food

Ingredientes:

  • 1 taza de pollo o pavo cocido (carne molida)
  • Media taza de vegetales al vapor (los congelados funcionan bien)
  • Media taza de arroz
  • 4 cucharadas de caldo bajo en sodio

Tiempo de preparación: 15 minutos

Mezcla todos los ingredientes y dale una porción del tamaño acostumbrado.

Guisado de pollo para perros

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • ½ taza de ejotes finamente picados
  • ½ taza de zanahorias
  • ½ taza de avena
  • 4 tazas de caldo de pollo bajo en grasa
  • Le puedes añadir romero finamente picado para darle un poco de sabor

Preparación:

  1. Quita la grasa de las pechugas y córtales en pedazos pequeños (del tamaño de una moneda de 50 centavos).
  2. Cuece el pollo en un sartén anti-adherente a fuego bajo hasta que ya no estén de color rosa (utiliza la menor cantidad de aceite posible)
  3. Vierte el caldo en una olla grande, agrega todos los ingredientes y cocina hasta que todo esté cocido (unos 15 minutos).
  4. Antes de servir espera a que se enfríe.
  5.  Guarda los sobrantes en el refrigerador y utiliza como sea necesario.

Guisado de res para perros

Ingredientes:

  • Medio kilo de carne de res molida o en trozos pequeños
  • 1 camote
  • ½ taza de zanahorias picadas en trozos pequeños
  • ½ taza de ejotes, finamente picados
  • ½ taza de harina integral
  • ½ taza de agua y una cucharadita de aceite vegetal para cocinar

Preparación:

  1. Cuece el camote en el microondas hasta que este tierno pero firme (de 5 a 8 minutos)
  2. Si la carne está en trozos grandes, córtalos para que queden del tamaño de una moneda de 50 centavos.
  3. Cuece la carne en un sartén. Una vez que esté bien cocida remueve del sartén y quita la grasa adicional con una servilleta desechable. Deja a un lado y guarda el líquido que quedó en el sartén.
  4. Corta el camote en cubos pequeños
  5. Calienta con una flama baja el sartén con los sobrantes, agrega gradualmente la harina y el agua para crear un “gravy” espeso.
  6. Agrega la carne, el camote, las zanahorias y los ejotes en el gravy y mezcla bien.
  7. Cocina todo hasta que las zanahorias estén suaves.
  8. Deja que se enfríe antes de servir. Guarda las sobras en el refrigerador y utiliza en la semana.

Comida para gatos

images (1)

Alimento crudo (esta receta no es adecuada para gatos que sufren de fallos renales crónicos).

  • 2 kilogramos de carne muscular con huesos (muslo o pierna de pollo o pavo, o todo un pollo o conejo. Si no pueden conseguir el animal completo busquen carne oscura).
  • 400 gramos de corazones (el ideal es de pollo, evita usar de res. Si no los puedes conseguir remplázalo con taurina).
  • 200 gramos de hígado crudo (de nuevo, el pollo es ideal).
  • 16 tazas de agua
  • 4 claras de huevo
  • 4 capsulas de suplemento glandular
  • 4000 mg de aceite de salmón
  • 800 IU de vitamina E
  • 200mg de Vitamina B-50
  • 1 ½ cucharadita de sal

Si no planeas utilizar toda la mezcla de inmediato, congélala y cada vez que la sirvas espolvorea una capsula de taurina sobre la comida.

Preparación:

  1. Quita la mitad de la piel de la carne muscular. Corta finamente la carne. No lo licues.
  2. Licua el hígado, la piel sobrante, huesos y el corazón. Una vez que todo esté bien licuado, regresa al congelador.
  3. Llena una bowl con 2 tazas de agua y mezcla todos los ingredientes no cárnicos. Una vez que los suplementos vitamínicos estén disueltos, agrega las otras dos mezclas.
  4. Separa en porciones individuales y congela.
  5. Para servir descongela por 24 horas —y no más de 48— puedes entibiar con un chorrito de agua tibia en el fregadero, nunca la calientes en el microondas. Piensa que a tu gato le gusta la comida a la temperatura de un ratón.


Estas son las señales de que tu gato te quiere

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen.

Pese a que los gatos son mejor conocidos como personajes parcos, fríos, bipolares e interesados, la realidad es que estos seres felinos poseen códigos de comunicación diferente a los del perro. Es cuestión de observarlos atentamente para desplegar una interpretación de sus gestos de amor.

Hay gatos que se tumban en el sofá mientras su dueño esté ahí o inclusive da golpecitos con la cabeza usando estos momentos como vía de compañía. Este tipo de conducta social tiene como finalidad mostrar aceptación, apego y amor. hacia la persona que va dirigido sus sentimientos. Sin embargo hay ocasiones en que necesitará momentos de soledad, por lo que es ideal darle esos tiempos y espacios para él o ella misma.

Mientras que los hay mirones y maulladores, pues son capaces de emitir sus emociones a través de numerosas vocalizaciones; como el maullido, ronroneo, bufido, etcétera.

angry-looking-persian-cat

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen. De acuerdo con el veterinario Marco Villén: “Se trata de una postura de máxima vulnerabilidad para un felino, que es un depredador, así que si te permite acercarte en esa circunstancia, es que gozas de su completa confianza y aceptación”. Asimismo se enrosca entre sus piernas, mulle su regazo y mantiene los bigotes perpendiculares al hocico en su presencia.

O inclusive los hay quienes no han aprendido a no arañar, a amasar con sus zarpas, dar lametazos cuando se le acaricia o mueve la cola lentamente ante su presencia. Se trata de rutinas o prácticas que marcan “su territorio” pues desean mantener a su lado al dueño, evitando su abandono a toda costa: “es un momento de relajo y si, además, comparte ese momento de intimidad con su dueño es que siente apego por él. Sobre todo, si le regala algún que otro lametazo, que en el lenguaje gatuno podría equivaler a un abrazo humano.”

Si bien cada felino es diferente, los gatos pueden llegar a ser apegados, cariñosos y amorosos con sus dueños. Es cuestión de observar, comprender y descifrar la personalidad de cada uno de ellos. Y tu gato, ¿Cómo es?



Descifra la conducta de tus perros con estas pistas

Se sugirió entonces que esta respuesta en perros refuerza la conducta moral, donde ellos son capaces de experimentar un rango de emociones e, inclusive, de reconocer estas mismas emociones en otros caninos.

Los perros son increíblemente sinceros en sus movimientos. Sus saltos juguetones, la mirada vivaz y los mordiscos inofensivos, son simplemente una especie de energía positiva que remueve toda nostalgia, congoja o malestar tanto físico como emocional. Es como si sus movimientos, sus miradas y ladridos, revelaran un lenguaje –¿o un código?–, el cual, de acuerdo con Marc Bekoff, profesor de la Universidad de Colorado, implica una conducta primordialmente de… ¿dominación? 

El científico, tras estudiar la conducta animal en los últimos 40 años, encontró un patrón entre los perros, lobos y coyotes: el doblar sus patas delanteras y el de saltar uno encima del otro. Se sugirió entonces que esta respuesta en perros refuerza la conducta moral, donde ellos son capaces de experimentar un rango de emociones e, inclusive, de reconocer estas mismas emociones en otros caninos.

En especial cuando los perros doblan sus patas delanteras bajando la parte frontal, pues puede considerarse como una invitación a jugar. De modo que cuando veas a tu perro realizar esta posición hacia otros perros, quizá lo que está buscando es un compañero de juegos. No se trata de un acto de agresión, sino de una manera de transmitir que… quiere jugar.

play-bow

 

Otro ejemplo que implica una invitación a jugar es cuando el perro está dejando su vientre hacia el cielo. De hecho este acto puede significar más allá de un gesto de sumisión. Estudios realizados en la Universidad de Lethbridge y la Universidad de Sudáfrica demostraron que, aunque no todos los perros giraban, ninguno de los participantes lo hacía para exhibir sumisión ni disminuir el tiempo de los juegos. Parece ser que los 248 perros de la muestra simplemente lo hacían para facilitar el juego y la diversión 

El juego parecer ser realmente más importante en los caninos, pues, de acuerdo con un estudio realizado en 2008, los cachorros machos frecuentemente dejan que la hembra gane durante el juego –aún cuando él sea más grande y fuerte–. De hecho los machos se colocan inclusive en posiciones más vulnerables al ataque, dejando a las hembras la oportunidad de morderlas fácilmente. ¿La razón? Parece ser que crear un vínculo cercano entre sí ayuda al proceso del juego.

 Así que, quizá lo ideal es que dejemos a los animales disfrutar de su dinamismo nato, de lo que mejor pueden disfrutar: de sólo existir en su inocente jugueteo. ¿Por qué? Porque sólo son así. Sin más.

puppies wrestling.jpg.838x0_q80

 



¿Tienes mascotas? 7 consejos ecoamigables para cuidarlas

Si bien estos animales domésticos traen alegría y compañía, la realidad es que sus cuidados generan ciertos impactos en el medio ambiente.

En muchas civilizaciones, los animales habían fungido el papel de cuidadores, los cuales se encargaban de brindar bienestar tanto de la familia neutral como la de sus ancestros. Estas mascotas, animales domesticados (y hasta algunos teóricos dirían que neurotizados), son capaces de influir positivamente en nuestra salud tanto física como emocional. De hecho, hay algunas especies que, gracias a su sensibilidad empática, fungen como herramientas para tratamientos psicológicos o fisiológicos

Si bien estos animales domésticos traen alegría y compañía, la realidad es que sus cuidados generan ciertos impactos en el medio ambiente. De modo que, si estás en la búsqueda de tornar tu vida a una conscientemente más verde, es importante que leas los siguientes consejos:

– Adopta de un albergue, en vez de comprarlo. Al hacerlo no sólo estás salvando a un ser vivo, también estás ayudando a los albergues a reducir su gastos, los cuales tienden a ser muy limitados.

– Esteriliza a tu mascotas para reducir el número de animales en la calle (en otras palabras, disminuir la sobrepoblación). Cuando los animales callejeros (especialmente los gatos) se reproducen, pueden afectar el ecosistema en el que se encuentran, además que son una de las principales causas de muerte anualmente.

– Consumir productos ecológicos para animales puede generar un cambio positivo.

– Puedes hacer los premios caseros, en vez de comprarlos. Así, no sólo ayudas a reducir el impacto en el medio ambiente, también te aseguras que su alimentación sea libre de químicos. En la página web Dow Treat Kitchen puedes encontrar varias recetas para este tipo de alimentos.

– Elige alimentos más sustentables que estén comprometidos con el bienestar del planeta. En TerraCycle podrás encontrar marcas de comida para animales que tienen programas de reciclaje para las bolsas de la comida.

– Convierte en composta los desechos orgánicos de tus mascotas, los cuales pueden ser un contaminante peligroso (en especial en fuentes acuíferas). De hecho, los caninos son los responsables de generar 10 millones de toneladas de desechos cada año. Existen varios totorales que pueden brindarte una idea de cómo iniciar una composta con desechos animales.

– Considera juguetes ecoamigables. Los animales siempre adoran los rollos de papel de baño, una vieja pelota del garage, una botella vacía, etcétera.



Descubre por qué amamos tanto a las mascotas

Hay una teoría que sugiere que una mascota, tal como un perro, es un símbolo de la riqueza (financiera o emocional) del dueño.

Incontables investigaciones científicas han demostrado que la presencia de las mascotas en el hogar trae múltiples beneficios para la salud tanto física como emocional. Inclusive nuestros antepasados solían compartir su vida con animales como una muestra de la maternidad, una indicación de las cualidades de cuidado y empatía que una futura madre podía brindar.

Sin embargo, ¿por qué deseamos que estos animales se conviertan en nuestros compañeros de vida?

Hay una teoría que sugiere que una mascota, tal como un perro, es un símbolo de la riqueza (financiera o emocional) del dueño; ya que el cuidado implica que se goza de recursos extras para brindar atenciones a otros seres además de uno mismo.

Asimismo, James Serpell, profesor de Animal Ethics & Welfare de la Universidad de Pennsylvania, explica que además de la historia y la cultura, existe otro factor determinante en el deseo de las mascotas y se trata del instinto humano, “el cual solía usarse como un signo honesto de la habilidad de cuidar animales.” Por tanto, el cuidado animal cuenta con beneficios evolutivos, donde el ser humano está en una constante búsqueda de relaciones interpersonales; ya que “los humanos que no cuentan con un apoyo social son más vulnerables a enfermarse o  a contraer una infección.”

Serpell considera que la noción de una mascota puede sostenerse por el simple hecho de que las personas tienen este tipo de relaciones con los animales desde la antigüedad. Se trata de una atracción innata a los animales tiernos.

Sin embargo, esta teoría no se adecúa a las prácticas de algunas sociedades donde no acostumbran tener mascotas o que tratan cruentemente a los animales. Por esta razón, Harold Herzog, profesor de Psicología de la Western Carolina University en EE.UU., explica que estas diferencias muestras que las mascotas son meramente culturales:

Mantenemos a las mascotas porque otras personas lo hacen, porque es ‘socialmente contagioso’ […] Tenemos estas predisposiciones generales de sentirnos atraídos a cosas animadas – tenemos predisposiciones a encontrar a los cachorros y a los gatitos tiernos, pero un cachorro que sólo es tierno en EE.UU. puede ser considerado como comida en Corea del Sur, ¿entonces qué pasa ahí?

Para Herzog las mascotas entran en un ciclo de popularidad, donde, por ejemplo, un perro puede llegar a la cima y luego, casi inmediatamente, caer, y volver a subir en otro ciclo: “Por ejemplo, el bulldog inglés está pasando por un resurgimiento en popularidad, mientras que los perros sin arrugas ya no son tan populares. También ha habido un aumento en perros que fueron rescatados de albergues. Estas tendencias son similares a las tendencias de los ciclos de la moda.”

Cualquiera de ambas teorías explican que, sea una heredabilidad cultural o evolutiva, las mascotas son simplemente seres que merecen cuidados y cariños como cualquier otro ser. Por simplemente existir.



Estos ejemplos cotidianos muestran una relación telepática entre dueños y mascotas

Porque, más allá del condicionamiento y la rutina, la comunicación entre ambos miembros es genuinamente más sutil

La comunicación genuina entre mascotas y dueños es un hecho que derrite el corazón de muchos observadores. Se trata de una relación que sólo sus miembros se atreven a mandar, decodificar, interpretar y hasta expresar de múltiples maneras. 

Hay quienes consideran esta relación corporal como telepatía; por ejemplo, Rupert Sheldrake, biólogo de la Universidad de Cambridge. Él es uno de los pocos científicos con credenciales que se ha encargado de investigar la telepatía, en especial entre mascotas y dueños. 

Sus investigaciones han establecido que, en promedio, 48% de los dueños de perros y 33% de los dueños de gatos afirman haber experimentado una comunicación telepática con sus mascotas. Ejemplos como la anticipación de las mascotas a algunos fenómenos recurrentes como el regreso o la salida del dueño de casa, la excitación de las mascotas antes de que suene el teléfono o cuando apenas se ha pensado en alimentarlos o la súbita desaparición de algunos gatos antes de llevarlos al veterinario, son un hecho cotidiano.

Porque, más allá del condicionamiento y la rutina, la comunicación entre ambos miembros es genuinamente más sutil. Existen conexiones emocionales que vinculan a los campos sociales (los miembros de un grupo social) a pesar de la distancia o del rango de comunicación sensorial. Dichos campos mórficos son estas conexiones que proveen información sobre una dirección, como si se estuviera jalando al animal rumbo a casa (y eso explicaría por qué regresan al hogar  después de perderse). Gracias a este campo de información, basado en la emoción, el animal puede acceder a una distancia con mayor o menor resonancia. 

Así que, ¿qué es lo que te dice tu mascota sin usar palabras?

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca