¿Qué es el fracking y cómo afecta al medio ambiente?

Aquí te explicamos el panorama general de esta técnica de extracción de gas metano del subsuelo. Información que todos debemos saber.

La fracturación hidráulica o fracking es una técnica que permite extraer el llamado gas de esquisto, un tipo de hidrocarburo no convencional que se encuentra literalmente atrapado en capas de roca, a gran profundidad. Luego de perforar hasta alcanzar la roca de esquisto, se inyectan a alta presión grandes cantidades de agua con aditivos químicos y arena para ampliar las fracturas existentes en el sustrato rocoso que encierra el gas metano. Cuando el gas comienza a fluir de regreso lo hace con parte del fluido inyectado a alta presión. La mejor manera de entender esta técnica es viendo el siguiente video:

La fracturación hidráulica no es nueva. Pero, a pesar de ser una tecnología controvertida por sus posibles daños a la salud humana y al medio ambiente, se ha propagado increíblemente en Estados Unidos y ha tenido un fuerte impacto, a tal punto que este país podría lograr autosuficiencia energética en 2035, según la Agencia Intenacional de Energía.

Pero el fracking sigue generando protestas no sólo en EUA sino en otras naciones como el Reino Unido y Argentina, y está prohibido en Francia y en el propio estado de Nueva York. (Se recomienda ver este documental sobre el fracking en Argentina)

Los detractores de la técnica advierten sobre la posible contaminación del agua, fugas de metano y sismos, entre otros riesgos. Respecto al componente inyectado, está basado en un 95 % de agua, un 4,5 % de arena y entre 0,5 %3 y 0,79 %4 de aditivos químicos. Son éstos los que generan más polémica, pues sus detractores afirman que incluyen sustancias tóxicas, alergénicas y cancerígenas, dejando el subsuelo en condiciones irrecuperables. Su finalidad es generar las vías necesarias para extraer el gas de esquisto, mantener los canales abiertos y preservar a los hidrocarburos para evitar que se degraden durante la operación. Anthony Ingraffea, profesor de ingeniería de la Universidad de Cornell en EUA, apuntó que “las mejores prácticas operacionales sólo pueden minimizar riesgos, no eliminarlos”, y agregó que “aún hoy vemos que al menos el 5% de los nuevos pozos que están siendo construidos en Estado Unidos tienen fugas de metano”.

07-contaminated-tap-water-670

Pero a pesar de la objeción pública masiva al fracking, la mayoría de los gobiernos están desenrollando la alfombra roja para la industria. Veremos qué sucede en los próximos años y hasta dónde se extiende la perforación de pozos, mientras tanto estos videos nos informan de la revolucionaria tecnología que podría cambiar absolutamente el suministro de energía del mundo, al igual que el medio ambiente.



¡Excelentes noticias! Cuetzalan prohibe la entrada a PEMEX para fracking

“No se dará ningún tipo de permiso para exploración o extracción de minerales”, sentenció el edil del municipio de la región de Cuetzalan del Progreso, en Puebla.

Imagen principal: http://www.wikipuebla.poblanerias.com/

El Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial de Cuetzalan –POET– ha prohibido a Petróleos Mexicanos –PEMEX– la actividad de exploración y producción de hidrocarburos –fracking– en este territorio poblano. En especial después de que PEMEX solicitó autorización ambiental del Proyecto Regional Petrolero Poza Rica –Alta Mira y Aceite Terciario del Golfo 2013-2035, para extraer minerales de los territorios que componen la región de Cuetzalan.  

POET fungió entonces como un instrumento legalmente normativo, fundado por la paraestatal en el Manifiesto de Impacto Ambiental –MIA–, publicado en la Gaceta Ecológica en marzo 2016 por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales –Semarnat–, para regular las actividades de fracking por parte de PEMEX. 

Según MIA, el proyecto de PEMEX es continuidad del “Proyecto Integral Activo Poza Rica 2001–2016” y del “Proyecto Zona Norte de Chicontepec”, autorizados por la dependencia federal de manera condicionada en 2002 y 2005 respectivamente. El proyecto refiere la intención de explotar y explotar pozos de gas natural no convencional, lo que implica su extracción a través de la técnica de fracking, sin mencionar las coordenadas precisas de dichos puntos. Además traza un polígono de 2 235 224.15 hectáreas entre Hidalgo, Veracruz y Puebla, sobre 99  municipios –entre ellos, Cuetzalan–, para realizar diversas actividades vinculadas a la exploración y producción de hidrocarburos y gas natural. Frente a esto, PEMEX estima que sólo se estaría afectando 16 436.9 hectáreas de suelo; sin embargo, se desconocen las áreas puntuales a afectar a través de las obras. 

El texto fue enviado al presidente del municipio, el panista Óscar Paula Cruz; y su respuesta fue la siguiente.  

cuetzalan pemex fracking

[…] El fracking es una técnica de extracción de hidrocarburos en yacimientos de lutitas, pizarra o esquisto que se realiza a partir de la inyección de un fluido (agua con una mezcla de más 700 sustancias químicas altamente tóxicas) a alta presión con el propósito, de fracturar la roca impermeable en que se encuentran los hidrocarburos.

[…] En la MIA se hace mención del vínculo del proyecto con instrumentos de planeación y ordenamientos jurídicos aplicables. Refiere al artículo 133 Constitucional para mencionar que el proyecto acatará en todas y cada una de sus etapas los tratados y convenios internacionales en materia ambiental y demás aplicables en los cuales México sea participe, pero no hace mención de la reforma al artículo Segundo Constitucional hecha en 2011, en la que se privilegia el cumplimiento de los tratados firmados por México relacionados a Derechos Humanos. 

[…] Es de destacarse que la paraestatal reconozca la importancia de velar por el cumplimiento del Convenio 169 de la OIT, sin embargo la manera en que plantea resolver sus indicaciones violenta al propio Convenio, pues menciona que el promovente (Pemex) es la obligada a realizar la consulta a los pueblos indígenas, lo cual viola los procedimientos de consulta que establecen que es obligación del Estado (no de una empresa, aunque sea paraestatal), el consultar a los pueblos indígenas, de manera libre, previa e informada.

[…] El estudio se refiere a varios planes de desarrollo estatales y municipales para justificar su armonía con el proyecto. El empleo y el desarrollo económico son los argumentos centrales para evidenciar coadyuvancia del proyecto con la región. Pero esto no ocurre así en la realidad para el fracking, técnica que ha presentado una seria oposición, sobre todo por sus efectos nocivos para la naturaleza y la población, pero también por sus adversos efectos económicos. Algunos de estos daños ya han sido bastante documentados, entre los que se reportan el agotamiento o contaminación de los acuíferos, lo cual es saldado por los pueblos y comunidades que ven violado su Derecho Humano al Agua. Al verse contaminada el agua, la salud de la población se ve vulnerada. La disposición inadecuada de residuos y las emisiones de gases de efecto invernadero son otros de los costos que la industria no absorbe. 

[…] Es de hacer notar que la MIA presentada por Pemex enumera Ordenamientos Ecológicos Territoriales involucrados en el desarrollo del proyecto, dentro de los cuales ubica al General del Territorio, de la Cuenca del Río Bobos y del Río Tuxpan, el Ordenamiento Ecológico Territorial de Puebla e Hidalgo y el Ordenamiento Ecológico Territorial de Cuetzalan. Este último representa un importante elemento de análisis. La MIA reconoce que el Ordenamiento Ecológico de Cuetzalan, establece lineamientos y restricciones permitiendo únicamente la microindustria y pequeña industria, lo que es retomado de los criterios de regulación ecológica, que aplican al sector industria, artesanía y comercio.

El documento presenta un mapa en el que se evidencian las zonas que Pemex pretende utilizar y cómo el polígono correspondiente a Cuetzalan. […] El mapa anterior muestra un análisis realizado por el promovente sobre los ordenamientos vigentes, que expresa áreas geográficas que restringen la actividad propia del proyecto. Nótese el señalamiento para todo el polígono de Cuetzalan. El ordenamiento citado por la propia paraestatal es contundente en la prohibición de cualquier actividad del proyecto, por lo cual debería estar ausente del polígono de Pemex Exploración y Producción. En resumen, el cambio de uso de suelo y los permisos para exploración de hidrocarburos, no pueden realizarse en el municipio de Cuetzalan del Progreso. Es por esto que resulta indispensable que las autoridades municipales y los habitantes conozcan y comprendan la problemática expresada. Pero además, es importante entender que el territorio municipal de Cuetzalan es un componente de una multiplicidad de territorios de carácter geográfico, hidrológico, social y ambiental, de los cuales depende para que sus habitantes gocen de un bienestar colectivo. Esto indica que el impacto de las obras es de carácter regional, y aunque no realice ninguna acción dentro del municipio de Cuetzalan, no significa que evite su afectación. Ante ello, el COTIC ha ingresado una solicitud ante la Semarnat para una reunión pública informativa del proyecto.

El tema es preocupante, efectivamente, porque estos proyectos no benefician a la población porque son monopolios, son grupos que desgraciadamente lo único que buscan es un beneficio, es enriquecerse: el más rico más rico y el más pobre mucho más pobres. Estos proyectos nunca van a ayudarnos. Si bien es cierto que dicen que van a industrializar y van a hacer que tengamos mayores recursos, más empleos y oportunidades de trabajo, desgraciadamente en la práctica acabarían con el poco medio ambiente que aún nos queda, y ese es un tema que nosotros lo entendemos perfectamente.

 cuetzalan fracking pemex  

Por estas razones, tanto el edil del municipio y el Comité de Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan –COTIC–, se manifestaron en contra de la apertura de una mina del grupo Autlán – en la región de la Sierra Nororiental poblana. En consecuencia, “no se dará ningún tipo de permiso para exploración o extracción de minerales”. Esto propone defender los recursos naturales y de salud de los habitantes de la región de Cuetzalan del Progreso y Tlatlauquitepec, perjudicados o amenazados por las compañías mineras. 



4 megacorporaciones petroleras van tras territorios mexicanos

Las cuatro megacorporaciones han comenzado un proceso de precalificación para el concurso de contratos de exploración y explotación de hidrocarburos por un plazo máximo hasta de medio siglo.

Tóxicos inyectados en el suelo, cantidades descomunales de agua contaminada y desperdiciada, elementos radioactivos y metales pesados liberados desde el subsuelo, liberación de sustancias cancerígenas en el aire, contaminación en el aire, tierra y ganado. Son sólo algunas de las consecuencias del fracking en los mantos friáticos del mundo. 

El fracking de tan sólo un pozo entre 9 y 29 millones de litros de agua, lo cual supondría un volumen de agua equivalente al necesario para cubrir el consumo doméstico –100lts/pers/día– de entre 1.8 y 7.2 millones de personas en un año. Esto genera entonces la disminución de la cantidad de agua disponible, poner en riesgo los ecosistemas y la realización del derecho humano a la alimentación y agua; principalmente en estados como Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. 

Y pese a que el fracking de PEMEX se redujo considerablemente en el último año, ahora las cuatro megacorporaciones petroleras internacionales –BP, Shell, Chevron y ExxonMobil– buscan regresar a territorios mexicanos. De acuerdo con el periódico nacional La Jornada, las cuatro de las “Siete Hermanas”, junto con Repsol, Statoil y Total, forman parte de las 21 petroleras inscritas para la subasta de 10 bloques en aguas territoriales del Golfo del México. 

 

Las cuatro megacorporaciones han comenzado un proceso de precalificación para el concurso de contratos de exploración y explotación de hidrocarburos por un plazo máximo hasta de medio siglo. De acuerdo con Comisión Nacional de Hidrocarburo –CNH–, las compañías ganadoras explotarán los yacimientos petroleros a cambio del pago de regalías e impuestos con una tasa máxima predefinida en el contrato.  

Antes de la expropiación petrolera en 1938 por el presidente Lázaro Cárdenas del Río, siete compañías extranjeras –cinco estadounidenses y dos británicas– eran propietarias del petróleo mexicano. Entre ellas estaba ESSO –Standard Oil of New Jersey, que eventualmente se convertiría en ExxonMobil–, Royal Dutch Shell, Anglo-Iranian Oil Company –ahora British Petroleum–, Standard Oil of New York –más tarde se cambió al nombre de Mobil– y Standard Oil of California –Chevron–. Con el paso del tiempo, sólo sobrevivieron cuatro de las “Siete Hermanas”, ExxonMobil, Chevron, Royal Dutch Shell y BP, cuyos capital en conjunto es considerablemente superior a las originales. 

La CNH mencionó que entre los requisitos que tendrán que cubrir las empresas para ser operadoras es contar con un capital contable de por lo menos 2 000 millones de dólares o activos totales con un valor mínimo de 10 000 millones de dólares y una calificación crediticia de grado de inversión emitida durante 2014 o 2015. Sólo de este modo, las empresas podrán tener acceso a la explotación de tierras mexicanas por un periodo máximo de hasta 50 años…

En caso que esto se lleve a cabo, las consecuencias en el medio ambiente serán catastróficas, pues no sólo la contaminación afectaría los ecosistemas de la región, también se reduciría significativamente la biodiversidad con la que coexistimos tanto animales, plantas como humanos…

RioSonora-638x300

*Si te suena, puedes unirte a la campaña contra el fracking acá.



¿Qué son las columnas de gas metano que salen del Ártico?

Han sido encontradas en el Ártico y, aunque poco conocidas, tienen en realidad mucho qué ver con tu vida.

En 2011 Igor Semiletov, científico ruso de la Academia Rusa de Ciencias en el Lejano Oriente, quien lleva al menos 20 años estudiando el océano del Ártico frente a la placa continental de Siberia oriental, sorprendió al mundo, junto con su equipo, por sus declaraciones a The Independent.

Un tiempo atrás habían encontrado columnas de gas metano (gas de efecto invernadero 20 veces más potente que el dióxido de carbono) que salían del mar y del hielo. Sin embargo el hallazgo de 2011 fue mucho mayor (con hasta 300 fugas), aunque encontraron cientos, Semiletov concluyó que podrán haber miles.

¿Por qué ocurre esto?

Sin hielo y con altas temperaturas en el verano el metano atrapado es liberado, lo que conduciría a un cambio climático veloz. Estos puntos de inflexión, como producto del calentamiento global, aceleran el calentamiento asimismo este fenómeno.

En 2013 otro grupo de investigadores de la NOAA (la Administración Nacional estadounidense Oceánica y Atmosférica) también encontraron una veintena de escapes de gas en el fondo oceánico frente a la costa atlántica de Estados Unidos.

Lo que sigue

Aún falta que se investigue más este fenómeno, aunque se considera ya como uno confirmado. Este sería la  exacerbación de un inercia de calentamiento global que está emitiendo señales de urgencia. Por lo pronto Avaaz está haciendo una campaña para que este tema (los vórtices de gas) sean considerados por los tomadores de decisiones en el mundo en la próxima cumbre de París que será celebrada en cinco meses, y a la que puedes apoyar, si te suena, acá.

bubbles_of_methane_locked_in_s

 



Una dieta basada en la carne contamina más que un automóvil: estudio

La res, de hecho, parece generar un mayor impacto que los demás como seres vegetarianos y rumiantes; es decir, ese animal es menos eficiente con lo que consume.

Existen cuantiosas razones por las que una persona toma la decisión de adquirir un estilo de vida más ecológica e, inclusive, vegetariano (o vegano). A veces puede surgir por una motivación de salud; en otras, por una preocupación por el medio ambiente. De modo que, a la hora de adquirir este estilo de vida, debemos realizar investigaciones en fuentes confiables para tomar las decisiones correctas.

Entre las investigaciones más contundentes al respecto, y probablemente la que cuenta con la fuerza suficiente para cambiar nuestro estilo de vida, es el del profesor Gidon Eshel, del Bard College en Nueva York (EE.UU.). En este estudio se descubrió que la carne del ganado (principalmente, de las vacas) genera un mayor impacto negativo en el medio ambiente que la del pollo o del puerco, e inclusive que el uso de un automóvil.

Y es que, de acuerdo con The Guardian, una dieta con base en el consumo de carne de res produce el doble de emisiones de gas metano. De hecho, de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Oxford, donde se analizaron las dietas de 30 000 carnívoros, 16 000 vegetarianos, 8 000 consumidores de pescado y 2 000 veganos, una dieta rica en carne (dígase, consumir alrededor de 100 gramos al día), resulta en 7.2 kg de emisiones de dióxido de carbono; mientras que, en contraste, una dieta con base en vegetales y pescado, generan sólo 3.8 kg de CO2 al día; y, finalmente, las dietas veganas sólo producen 2.9kg.

Para Eshel, la agricultura es una de las principales causas del calentamiento global, provocando el 15 por ciento de todas las emisiones de gas metano. Actualmente existen cantidades exuberantes de grano y agua para criar al ganado, cuando hay una creciente preocupación de que, para el 2050, haya 2 miles de millones de personas necesitando esa cantidad de alimento. En consecuencia, las personas cada comen menos carne de res con el fin de ayudar al medio ambiente, o preservar el stock de granos. Entonces, ¿cuáles son las consecuencias en el medio ambiente?

El equipo de Eshel analizó cuánta cantidad de tierra, agua y fertilizante de nitrógeno se necesitaba para criar a las reses en comparación de los pollos, puercos, huevos y producción diaria. La res, de hecho, parece generar un mayor impacto que los demás como seres vegetarianos y rumiantes; es decir, ese animal es menos eficiente con lo que consume: “Sólo un minuto de fracción del alimento consumido por la res se va directamente al flujo sanguíneo, perdiendo entonces gran parte de la energía.” En otras palabras, al alimentar al ganado con grano, en vez del pasto, exacerba su ineficiencia, provocando huellas que dañan al medio ambiente.

De acuerdo con el profesor de Tim Benton, de la Universidad de Leeds, la intervención más importante para reducir la huella de carbono es, más allá de abandonar los automóviles, comer menos carne roja: “En otro estudio reciente se explica que la intervención más fuerte para liberar las calorías que podría usarse para alimentar a personas, es dejar de alimentar al ganado con semillas y granos.” Pero, por supuesto, se trata de un tema muy controversial.

Se trata realmente de un mensaje importante, el cual se deberá prestar atención en caso que se desee mejorar la eficiencia de la producción y, así, reducir los impactos ambientales. Para el profesor Mark Sutton, del Centre for Ecology and Hydrology del Reino Unido, se trata realmente de que: “EE.UU. y Europa usan una cantidad excesiva de tierras en sistemas de ganado ineficientes; mientras que la tierra fértil es de alta calidad, se usa principalmente para alimentar animales y no humanos.”



¿Cuántos pozos de Fracking hay en México y en dónde están?

Desde 2003 existen al menos 924 pozos ya funcionando en este país.

El Fracking se ha convertido en las últimas décadas en una de las técnicas de extracción de hidrocarburos más peligrosas. En países como Francia, Alemania, Bulgaria e Irlanda se ha prohibido esta técnica para extraer gas shale  por sus implicaciones en la formación de sismos, la detección de cancerígenos en la mezcla que se aplica para quebrar las capas del suelo, y la contaminación del agua circundante, entre otros motivos. 

En México la Reforma Energética recién aprobada promueve la extracción de gas shale por medio del Fracking. Por ello organizaciones sociales han estado denunciando las nefastas implicaciones de esta técnica, como la Alianza Mexicana contra el Fracking. 

Por las descomunales cantidades de agua usadas en el Fracking, este líquido es uno de los recursos naturales más afectados por esta práctica; por lo que se trata además de una amenaza para la salud, y la seguridad alimentaria y de consumo de la población.

La Alianza Mexicana contra el Fracking dio a conocer recientemente que desde 2003, años antes de la Reforma Energética, ya habían sido perforado al menos 924 pozos.

 

¿Dónde se encuentran?

Coahuila (47 pozos)

Nuevo León (182 pozos) 

Puebla (233 pozos) 

Tabasco (13 pozos) 

Tamaulipas (100 pozos)  

Veracruz (349 pozos)

También en Ecoosfera: Focos Rojos: las zonas que más afectará el Fracking en México.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca