La fascinante historia del aguacate, una fruta que debió extinguirse hace millones de años

El aguacate, debido a su enorme semilla, debió extinguirse cuando se extinguió el único mamífero que podía tragar su semilla sin ahogarse, sin embargo sigue aquí.

Ya que las frutas se propagan por medio de semillas, su progenie no crece lejos del árbol. Por lo tanto, su única oportunidad de esparcir sus semillas a lo lejos es que los animales se las coman y luego las “planten” en otro lado cuando defequen. La semilla enorme del aguacate presenta un riesgo grave o incluso puede producir la muerte de un animal contemporáneo si este la traga pero, aparentemente, los aguacates coevolucionaron con los perezosos terrestres y eran comidas originalmente por los gonfotéridos: criaturas inmensas parecidas a elefantes que vivieron durante el periodo Mioceno y Plioceno, hace miles y miles de años, quienes arrancaban felizmente la fruta con sus fuertes trompas, las masticaban con sus enormes dientes y pasaban las semillas a la tierra, cómodamente.

avocado

El problema, evidentemente, es que los gonfotéridos ya no existen, y, sin embargo, los aguacates sí. En su libro The Ghosts of Evolution, Connie Barlow, explica este fascinante fenómeno denominado “anacronismo evolutivo”:

La estrategia de propagación del aguacate hacía mucho sentido a lo largo de la larga existencia de su linaje; hasta el momento presente. Incluso después de trece mil años, el aguacate no tiene idea de que los grandes mamíferos ya no existen. Para el aguacate, los gonfotéridos y los perezosos terrestres aún son posibilidades reales. Ladrones de pulpa como nosotros cosechamos los beneficios.

En el siguiente video (en inglés), Joe Hanson explica el curioso destino del aguacate y de aquellas frutas parecidas que viven el fenómeno del anacronismo ecológico.



El agua: uno de los recursos más importantes y el menos valorado

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables.

Nuestro Planeta es abundante en recursos naturales y como especie humana dependemos de ellos para sobrevivir. El aire, el suelo, la regulación del clima y el agua, son algunos de los servicios ambientales que podemos obtener de la naturaleza, siempre y cuando seamos responsables en su uso y aprovechamiento.

Uno de dichos recursos, el agua, es fundamental para todas las formas de vida en nuestro planeta y aunque la Tierra posee alrededor de 525 millones de kilómetros cúbicos de agua, en la actualidad los recursos de agua potable se han vuelto escasos con el crecimiento de la población mundial y con el mal manejo de desechos y residuos industriales.

Se estima que sólo el 3% del agua en el Planeta es dulce y de esa cantidad únicamente el 0.007% es potable. Debido a esta situación más de 1,100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.

Hay regiones del planeta donde se debe caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable, lo que causa la muerte de hasta 3 millones y medio de personas al año. El 98% de esas muertes se producen en los países en vías de desarrollo.

El agua es parte de nuestra vida, pero también de nuestra esencia. Se calcula que el cuerpo humano se conforma en un 60% de agua, por ello este líquido es vital para nuestra supervivencia, ya que una persona puede sobrevivir hasta un mes sin alimentos, pero sólo siete días como máximo sin beber agua.

Además, es importante recordar que el ser humano no es el único ser vivo en este Planeta que requiere agua para sobrevivir. Existen millones de formas de especies que también dependen de este valioso líquido y debemos asegurarnos de mantener el abasto de agua en todo el mundo, ya que de no hacerlo la existencia del equilibrio ambiental podría verse afectado y al ser una cadena interconectada de vidas, seguramente la desaparición de alguna especie o alteración climática por falta de agua causaría daños directos en los humanos.

Lamentablemnte las principales fuentes de contaminación del agua están asociadas con la actividad industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial y actividades consecuentes. Se estima que cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas, es decir, el agua residual doméstica y que es el resultado de las actividades cotidianas que realizamos. Por si esto no fuera poco, para diluir esta polución se utilizan 6,000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce.

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables; por ejemplo se necesitan alrededor de 25,700 litros de agua por día para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas, 148,000 litros de agua para fabrica un automóvil, 5,680 litros para producir un barril de cerveza o 200 litros para producir un solo litro de Coca-Cola.

El hecho es que sin el agua no tenemos vida y no es un slogan, es un hecho. Hay que gestionar para proteger el agua y verla no como un producto de consumo, sino como un recurso indispensable para la vida de todos los seres del Planeta.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia.

“De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive.

Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos.”

– Thomas Carlyle.

Todos los días somos testigos de crisis mundiales, nacionales, familiares, individuales. Muchas veces nos cuestionamos ¿cómo es que llegamos a esto? ¿en qué momento dejamos que las cosas se fueran en esta dirección? Todas estas preguntas podrían convertirse en una invitación hacia nosotros mismos de tomar acciones para cambiar esos escenarios; en una invitación a ser agentes de cambio en el mundo, es decir, en nuestras propias vidas.

Dar un paso al frente, estar dispuestos a entregarnos a una causa para realmente influir en la balanza. No hay que perder de vista que todo empieza por uno, querer ser parte de algo más grande. Es ahí donde es más visible el espíritu de los voluntarios quienes cuentan con la intención genuina de hacer algo más por todo lo que les rodea.

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia. Por supuesto, que se debe de pensar de manera estratégica, de modo que las acciones que se realicen sean claras, contundentes y con impacto.

Existe un abanico inmenso de voluntariado. Seleccionar una causa puede ser complicado. Se puede determinar la causa en la que se quiere participar de acuerdo a los talentos que se poseen, de tal modo que se vuelve una experiencia gratificante y de suma relevancia de adquisición de aprendizajes. Teniendo presente que el potencial de cada persona y de cada proyecto con la finalidad de construir una nueva realidad.

Las opciones de voluntariado en el sector forestal son diversas, lo cual nos permite involucrarnos con diferentes causas. Por ejemplo, en Reforestamos México A.C. hay una oferta muy interesante ya que tienen diferentes planes para que personas con diferentes perfiles se puedan unir a la causa.

Sus proyectos están alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSD) para contribuir a la estrategia global, especializándose en el aseguramiento de los bosques para su desarrollo. Dependiendo de los perfiles y del avance de los proyectos se hacen las convocatorias, por lo cual las posibilidades de participación son muy altas. El objetivo es encontrar talento para acercar los bosques a las ciudades y viceversa; desde la analogía filosófica, hasta lo más tangible: la experiencia de las personas que viven tanto en los bosques como en las ciudades.

Como organización, trabajan para transformar la realidad económica, social y ambiental de la gente que vive en los bosques. El reto es: demostrar que los bosques son sinónimo de riqueza y bienestar. Razón que ilustra el gran empuje del voluntariado que promueve Reforestamos México, el talento al servicio de los bosques logrará que se transformen para ser competitivos, multiplicando su riqueza y conservando su biodiversidad.

Con esta propuesta podemos replantearnos la primera pregunta: ¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Autora: Mariana Sordo Moro

Coordinación de Personal

Reforestamos México, A.C.



Esto es lo que recibe tu organismo si le das aguacate todos los días

Su aceptación en el mundo es inusual: esta semilla prehistórica es simplemente fascinante.

 El aguacate, debido a su enorme semilla, debió extinguirse cuando se extinguió el único mamífero que podía tragar su semilla sin ahogarse, sin embargo sigue aquí.

Uno de los alimentos naturales más extraños para clasificarse es el aguacate. Por venir de un árbol, en realidad es un fruta, pero simultáneamente es considerado una semilla, y una que, por cierto, debió de haberse extinto hace miles de años pues sus condiciones fisiológicas estaban hechas, sí, para la era de los dinosaurios.

El aguacate es uno de los alimentos originario de México, su más arcaico vestigio es de de 10 mil años A.C en el estado de Puebla. Además de tener un sabor de lo más único y delicioso es considerado uno de los superalimentas más importantes. Cada vez que comes un aguacate, estás ingiriendo una buena parte de la familia de Vitamina B, pero también la mayoría, de hecho, de los minerales que tu cuerpo necesita.

Mira esta lista elaborada por realfarmacy para que en una ojeada encuentres todo lo que contienen los aguacates:

Vitamin B1

Vitamin B2

Vitamin B3

Vitamin B5

Vitamin B6

Vitamin B9

Vitamin C

Vitamin E

Vitamin K

Calcio

Hierro

Magnesio

Manganeso

Fósfor

Sodio

Zinc



El humano se ha especializado en extinguir animales, estas son las cifras

Antes de la presencia del humano, las especies desaparecidas de la Tierra era sólo 0.1. En la actualidad, el “índice de muerte” de las especies extintas por año, resultó entre 100 y 1 000.

De acuerdo con un reciente estudio, las especies de plantas y animales están extinguiéndose al menos 1 000 veces más rápido que en tiempos anteriores al humano. Además, el mundo está al borde de una sexta extinción significativa. 

Antes de la presencia del humano, las especies desaparecidas de la Tierra era sólo 0.1. En la actualidad, el “índice de muerte” de las especies extintas por año, resultó entre 100 y 1 000. 

El biólogo Stuart Primm, encargado de la investigación en la Universidad Duke, también explica que las tortugas secas están a punto de extinguirse: “Eso dependerá de nuestras acciones.”

La extinción de una especie es el resultado de una combinación de factores, aunque el principal es la pérdida significativa del hábitat. Es decir que tanto animales como plantas no encuentran ya un lugar 100 por ciento natural para establecerse. Esto empeora con el constante cambio climático, la pesca excesiva y el desplazamiento de especies nativas por especies invasoras. 

Por ejemplo, el tiburón de punta blanca solía ser uno de los depredadores más abundantes sobre la Tierra; sin embargo, actualmente es raro verlos después de una caza constante. Boris Worm, un biólogo marino de la Universidad Dalhousie, comenta: “Si no hacemos algo, esto tendrá el mismo fin que el de los dinosaurios.”

La Tierra ha sufrido cinco veces lo que se le llama “extinciones en masa”, es decir la desaparición de la mayor parte de los seres vivos, asociada usualmente con caídas de meteoritos. Hace alrededor 66 millones de años, una de esas extinciones acabó con la vida de los dinosaurios y de otras tres especies. Otra, hace 252 millones de años, provocó la fulminación del 90 por ciento de las especies del mundo. 

No obstante, los investigadores mantienen la esperanza. Explican que el uso de los teléfonos inteligentes y de algunas aplicaciones, puede promover la toma de conciencia acerca de esa problemática. Una vez que las personas regulares se muestren comprometidas, las especies pueden salvarse. 



13 razones para comer la semilla del aguacate

Las propiedades de estas grandes semillas son sorprendentes, y a pesar de no ser parte de nuestra dieta deberían serlo.

El aguacate además de ser delicioso, nos brinda antioxidantes y grasas naturales que ayudan a mantenernos sanos y sentirnos mejor. Las semillas por otro lado contienen fibra y aminoácidos y ayudan a prevenir enfermedades cardíacas —y las semillas del aguacate son lo mejor de ambos mundos. Aquí trece razones para empezar a moler esas semillas e incluirlas en tu dieta diaria:

  1. El 70% de los aminoácidos del aguacate están en la semilla, su aceite reduce los niveles de colesterol y ayuda a defender al cuerpo de enfermedades cardiovasculares y paros cardiacos.
  2. Estudios han comprobado que las semillas de aguacate tienen más fibra soluble que cualquier otro alimento.
  3. La semilla del aguacate es excelente para combatir la inflamación del tracto gastrointestinal así como la diarrea. En Sudamérica utilizan la semilla como un remedio para infecciones y problemas estomacales.
  4. Contienen compuestos fenólicos que previenen ulceras intestinales e infecciones virales y bacterianas.
  5. El flavonol que contienen las semillas previene el crecimiento de tumores.
  6. Fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a prevenir enfermedades debilitantes y sus antioxidantes retardan el proceso de envejecimiento.
  7. Las propiedades antiinflamatorias de las semillas parecen ayudar a personas que sufren de artritis y otras enfermedades.
  8. Efecto rejuvenecedor: estudios han comprobado que incrementan la cantidad del colágeno de la piel, dándole una apariencia tersa y libre de arrugas.
  9. El aceite de las semillas le dará un brillo adicional a tu cabello y ayuda a prevenir la caspa.
  10. Las semillas ayudan a bajar de peso ya que según algunos estudios reduce la glucosa en la sangre.
  11. El rayar, tostar y beber las semillas en té ayuda a control el asma.
  12. Según la medicina QiGong las semillas de aguate contienen niveles altos de energía Qi, que nos ayudan a sentirnos en sintonía con la energía de vida.
  13. Las semillas se pueden consumir de muchas maneras: se pueden secar, rayar, tostar, rostizar y comer. Se pueden comer en ensaladas, beber en tés, smoothies y licuados o consumirse solas (si no les importa el sabor amargo).

El aguacate es el perfecto ejemplo de una fruta que nos gusta comer y sin embargo desechamos la parte más saludable: su semilla. ¿Para qué desperdiciar su semilla si podemos comerla? Sea por salud o vanidad consumir el 100% de un aguacate es lo más responsable que podemos hacer para mantener nuestros cuerpos y mentes alineados mientras aprovechamos al máximo todo lo que nos brinda la naturaleza.

[OM Times]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca