Estos mingitorios convierten la orina en fertilizante para granjas locales

En Amsterdam, el gobierno está convirtiendo la orina de sus ciudadanos en fertilizante para las granjas alimenticias de la ciudad.

Ámsterdam otra vez está a la cabeza de las buenas ideas verdes del mundo. Hace algunas semanas, los oficiales holandeses dispusieron algunos mingitorios en un parque de la ciudad e invitaron a los transeúntes a pasar y participar. Todo esto fue hecho en nombre del medio ambiente: en lugar de mandar la orina directo por las tuberías, el distrito de agua local pretende convertirlo en fertilizante para granjas locales.

El fósforo extraído de estos mingitorios irán a un techo verde en la ciudad. De acuerdo con los expertos, la orina de la ciudad de Ámsterdam puede fertilizar al equivalente de 10 mil campos de futbol en plantas.

La idea comenzó porque el fósforo de la orina estaba causando problemas; forma cristales que estaban tapando las tuberías. “Pensamos que si teníamos que removerlo, ¿por qué no hacerlo de la manera correcta?”, apuntó Peer Roojimans, autoridad en asuntos de agua de la ciudad. “El fósforo se necesita para la sobrevivencia de todo en la vida, pero es un producto limitado, y las minas están agotadas. Y Ya que todos lo llevamos con nosotros todos los días, quisimos desarrollar un dispositivo que pudiera reusarlo”.

Después de que los desperdicios lleguen a la planta de recuperación, el fósforo y el nitrógeno de la orina serán separados, limpiados y transformados en estruvita, un fertilizante de lenta liberación. Nuevas leyes holandesas permitieron que se comience a usar oficialmente desde el primero de enero de 2014.

Aquí el video (en inglés):



Comunidades menonitas deforestan más de 1 440 hectáreas de selva en Quintana Roo, Campeche y Yucatán

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo.

De acuerdo con la data brindada por la Comisión Nacional Forestal –Conafor–, el casi 90 por ciento de la deforestación del país sucede en zonas selváticas, principalmente en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas. Entre las principales causas de la deforestación en México se encuentra el cambio de uso de suelo en zonas forestales, con el objetivo de dedicarlo a actividades agrícolas, habitaciones o de infraestructura de comunicaciones y servicios. Recientemente, por ejemplo, se anunció que En Bacalar, Quintana Roo, se han apreciado huellas de deforestación: alrededor de 1 440 hectáreas devastadas de la selva mexicana. 

Una parte de la comunidad menonita se ha señalado como responsable de dicha deforestación, los cuales, según la Profepa, realizaron la devastación ambiental sin poseer los permisos correspondientes para cambiar el uso de suelo. Frente a esto, la Profepa presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República –PGR– contra integrantes de la comunidad que se encuentran en el municipio de Bacalar, como San Fernando, El Bajío y Paraíso. 

En palabras de Ignacio Millán, subprocurador de Recursos Naturales de Profepa, “Al haber deforestado las superficies, y por selva, se tipifica como un delito de carácter penal; hasta el momento no han exhibido ningún tipo de autorización.” De este modo que aún se pueda salvar la zona para ayudar a reducir hasta 20 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero –GEI–. 

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo. Estas comunidades utilizan estas tierras para cultivar maíz, soya, entre otros productos, para así venderlos en las regiones locales. 

 

Desde el 2010, la Conafor estableció un esquema, la REDDPLUS, que reduciría la deforestación en distintas zonas de México. Se asumían como “responsables del cambio climático por su manejo forestal, tema que podría convertirse en una forma de cumplir obligaciones ecológicas, y al mismo tiempo impulsar el desarrollo económico.” Por esta razón, cuando numerosas comunidades de diferentes ejidos –salvo la de la comunidad de Salamanca– han deforestado sin permiso de las autoridades, la Conafor ha implementado actividades de planeación, conservación, manejo forestal para preparar tanto a la sociedad como a organismos gubernamentales, realizar arreglos legales y políticas necesarias para fortalecer los esfuerzos en materia de coordinación del cambio climático.

 



Escucha la sinfonía de la vida de un árbol (VIDEO)

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia?

Las artes y la naturaleza son partes indispensables en la vida del ser humano; pues son dos elementos que llegan hasta la profundidad de las dendritas de nuestras neuronas cerebrales. Sin embargo pocas son las ocasiones que al juntarlos, se alcanza un nivel de interconexión que facilita la comprensión de la unidad histórica entre ambos. Un ejemplo de estas contadas ocasiones es la creación del artista Bartholomäus Traubeck, quien desarrolló una pieza que captura el paso del tiempo y lo traslada a un territorio musical: una tornamesa que lee las líneas y texturas de los anillos del os árboles. 

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia? La edad de los árboles se descubre al interior de sus troncos en forma de anillos, las cuales se forman y se acumulan pasando los años de vida: fuerte y hermoso, con surcos y deformaciones que ostenta la resiliencia “de años flacos y años frondosos, los ataques superados y las tormentas sobrevividas” (Hermann Hesse).

El resultado, además de conmovedor, es una sinfonía de la vida, implacable, coherente, hermoso, cuyo compositor es la naturaleza misma. Conócelo: 

 



Situaciones extraordinarias que pueden verse en Amsterdam, la ciudad de las bicicletas (VIDEO)

Su adopción de las bicicletas como máximas de transporte han originado inercias culturales especiales.

Foto: blogs.lanacion.com.ar

Amsterdam, la ciudad de las bicicletas. El sitio que a simple vista es como la utopía de la democratización del transporte sin importar las clases sociales. En esta ciudad de unos 811.185 residentes, existen más bicicletas, próximas a un millón, que personas: por sus calles estrechas y canales, al menos en el centro de la ciudad, las bicicletas son la gran prioridad de la cultura vial.

Personas de todas las edades; mamás, de la tercera edad, ejecutivos, fashionistas, prácticamente todos, se transportan en bicicletas, y de hecho cada vez es más mal visto hacer uso del auto, sobre todo por una población que crece aceleradamente )para el 2030 se calcula que habremos 9 mil millones de habitantes en la Tierra) y el auto abarca un espacio, innecesario, individualista.

Esta ciudad es también la que cuenta con un mayor número de museos en el mundo, existe un movimiento interesante cultural; también se dice que en Europa, ahora se está convirtiendo en la ciudad del amor. Otra de sus curiosidades es que es la única urbe en el mundo con un barco público, financiado por las personas, que es el hogar de cientos de gatos callejeros.

Amsterdam querida. El siguiente video muestra escenas curiosas en la vida de bicicleta de esta apasionante y efervescente ciudad. 



TOP 11: los mejores abonos orgánicos para nutrir tu tierra

Podemos continuar con el ciclo de la materia, respetando al medio ambiente e incentivando la proliferación de aquellos nutrientes necesarios

La tierra, base de la cadena alimenticia, cuenta con nutrientes indispensables para la salud de las plantas y, por consiguiente, del medio ambiente. A través de la vitalidad del agua y la presencia de algunos animales e insectos, la tierra recibe sustancias que fortalecen el ciclo de la vida. Sin embargo, ante el consumo imparable de los recursos de la naturaleza, la biodiversidad ha ido perdiendo terreno, y en consecuencia el suelo ha perdido estas propiedades orgánicas, como el oxígeno en las raíces.

Cuando las plantas no tienen acceso a alguno de los materiales que les permiten sobrevivir, tales como luz, agua, dióxido de carbono, macronutrientes y micronutrientes, entonces el suelo pierde vida. Por consiguiente es necesario algún abono que otorgue esos nutrientes necesarios para la perpetuación del ciclo de la vida.

Dado que el abono químico deteriora al sistema, ya que destruye a los microorganismos indispensables, es prudente hacer uso de abonos orgánicos. De modo que podemos continuar con el ciclo de la materia, respetando al medio ambiente e incentivando la proliferación de aquellos nutrientes necesarios. Además es un método ideal para retener los niveles de humedad para el perfecto sustento tanto de las plantas como de la tierra, requiriendo un menor gasto energético.

¿Cuáles son los mejores abonos orgánicos?

–       El estiércol y el compost. Es un fertilizante poderoso que le proporciona a la tierra todos los nutrientes necesarios.

–    Excremento de aves y animales marinos. Rico en fósforo, este abono ayuda a reducir el gasto energético que supone el transporte.

–       Harina de huesos.

–       Algas marinas. Con altos niveles de minerales, oligoelementos, vitaminas y enzimas, las algas son fáciles de encontrar.

–       Cenizas de materia orgánica. Ayudan a corregir el pH de la tierra.

–       Posos de café. Rico en nitrógeno, fósforo y potasio, el café ayuda a controlar el pH de la tierra.

–       Cabello. Gracias a sus altos niveles de nitrógeno, el cabello estimula la actividad bacteriana de la tierra.

–       Orina humana. Lo mejor es mezclar una parte de orina y otra de agua.

–       Cáscaras de huevo o de plátano.

–       Melaza o composta de tés. Incrementa los niveles de microorganismos.

–       Comida de perros y gatos. Ricos en proteínas y micronutrientes, estos productos mejoran la composición de la tierra. 

Fotografía principal: Jardín Plantas



Amsterdam puso a alcohólicos a limpiar la ciudad a cambio de cerveza

La ciudad necesita limpieza, los alcohólicos necesitan alcohol. Esto es lo que hizo la ciudad de Amsterdam para solucionarlo:

Holanda es sin duda un país extraño. Pero su extrañeza ha probado ser increíblemente funcional y creativa. Lo último que implementó ha dejado al mundo asombrado.

 Buscando una manera de calmar los disturbios que estaban causando algunos alcohólicos en uno de los parques de Ámsterdam, el proyecto Rainbow Foundation, el cual es patrocinado por el gobierno y donaciones, decidió ponerlos a limpiar la ciudad a cambio de cervezas.

“Este grupo de alcohólicos crónicos estaba causando problemas en el Oosterpark, Ámsterdam: peleas, ruido, comentarios desagradables a mujeres”, comentó Gerrie Holterman, jefe de la Fundación Rainbow. “El propósito es mantenerlos ocupados, ponerlos a hacer algo para que dejen de causar problemas en el parque”.

v2-amsterdam-street-alcoholicsLos hombres empiezan en día con dos cervezas, trabajan hasta la hora de la comida, se les da una comida caliente con dos cervezas más, continúan trabajando y luego terminan jornada con 10 euros, otra cerveza y la mitad de un paquete de tabaco para liar.

“Tienes que ver la cosa así: todos se benefician”, apunta Holterman. “Ya no están todo el día en el parque, beben menos, comen mejor y tienen algo que los mantiene ocupados durante el día”.

Sin duda esta ocupación le da un poco de estructura a sus vidas. Después de todo, la ciudad necesita limpieza y los alcohólicos necesitan alcohol. El proyecto es definitivamente controversial para otros países pero, si somos honestos, nadie salvará a los alcohólicos del alcohol, y ponerlos a trabajar por él es la mejor manera de ayudar tanto a ellos como a la ciudad entera.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca