¿Te gusta beber leche? Entonces debes leer esto

Al beber leche o consumir otros productos lácteos estás también consumiendo hormonas, sangre, colesterol y hasta cancerígenos. Aquí te damos algunas otras razones para evitarlos y algunas nutritivas alternativas.

Muchos de nosotros estamos acostumbrados a acompañar nuestro desayuno con algún lácteo, ya sea la leche en nuestro café o cereal, un poco de queso o yogurt con la fruta. El consumo de lácteos ha sido asociado con ciertos detrimentos para la salud, por ejemplo los lácteos contienen grandes cantidades de grasas, colesterol y lactosa que son muy dañinos.

Estas son algunas razones por las que debes dejar de consumir lácteos (o consumirlos en menores cantidades):

  • Causa inflamación de los tejidos blandos

La caseína, una proteína en la leche que es empleada en la producción de algunos pegamentos produce una inflamación de los tejidos blandos, especialmente en los niños, está asociada con dificultades respiratorias. En particular, médicos recomiendan una dieta libre de caseína para niños con autismo.

  • Se fermenta en el estomago

La lactosa, el azúcar de la leche, es muy difícil de ingerir ya que a partir de los dos años de edad nuestros intestinos producen menos lactasa, la encima que digiere la lactosa. La inflamación estomacal asociada con el consumo de productos lácteos se debe a que estos se fermentan en los intestinos, causando problemas digestivos como hinchazón, gases y otras dificultades.

Estudios han asociado el consumo de productos lácteos con el acné y arrugas en la piel.

  • Contiene sangre animal

Los crueles métodos de ordeñar a vacas comerciales ocupan máquinas que causan heridas en las tetillas, estas sangran y en ocasiones se infectan. La leche comercial por lo tanto contiene sangre y a veces pus. A la leche se le agregan químicos para contrarrestar toxinas adicionales.

  • Está asociada con el cáncer de próstata

Según estudios recientes, hombres que consumen grandes cantidades de lácteos tienen un riesgo mayor del 11% de desarrollar cáncer de próstata según un estudio reciente, para los hombres de más de 60 años el riesgo es mayor.

Claro que no todo está perdido para los amantes de los lácteos, hay muchas deliciosas alternativas a la leche y los riesgos de consumir lácteos generalmente están asociados con grandes cantidades, así que un poco de queso o un yoghurt de vez en cuando probablemente no nos haga daño. Recuerda que para cuidar de tu cuerpo hay que escucharlo y si sientes que algo te cae pesado lo mejor es evitarlo en el futuro.

Estás son algunas recetas para preparar deliciosas (y hasta orgánicas) leches a base de semillas y frutos:

Leche de Almendra

Leche de Amaranto

Leche de Quinoa



4 maneras de usar la quinoa en deliciosos platillos

La quinoa es un ingrediente ideal para dietas para el corazón, el sistema digestivo y la salud emocional.

La quinoa, grano originario de los Andes, es considerado como un super alimento rico en hidratos de carbono, fibra, calcio, magnesio, oligoelementos, proteína y omega 3. Además ha sido seleccionada por la FDA –Food & Drugs Administration, en EE.UU.– como uno de los cultivos con seguridad alimentaria: posee una mayor adaptabilidad a todo tipo de ambientes, así como una composición nutricional bien equilibrada en aminoácidos. 

Gracias a ello, y que posee bajo contenido en grasas, es un ingrediente ideal para dietas para el corazón, el sistema digestivo y la salud emocional. Ya que es un demulcente, antigástrico, antiinflamatorio y cicatrizante natural, se usa como remedio natural para esguinces, torceduras, distensiones musculares, entre otros malestares físicos. 

Estas son algunas recetas ideales con este súper alimento: 

– Tabulé de quinoa. Necesitas: 2 tazas de agua, 1 taza de quinoa, 1 pizca de sal, 1/4 taza de aceite de oliva, 1/2 cucharadita de sal de mar, 1/4 taza de jugo de limón, 3 jitomates cortados, 1 pepino cortado, 1 cebolla picada, 2 zanahorias ralladas, 1 taza de perejil picado. Modo de preparación: En una olla, poner a hervir agua; y una vez hervida, agregar la quinoa, la pizca de sal. Bajando un poco el fuego y tapándolo, dejar que se cocine durante 15 minutos. Pasado el tiempo requerido, dejar que se enfríe a temperatura ambiente. Mientras tanto, agregar aceite de oliva, jugo de limón, sal de mar, jitomates, pepino, cebolla, zanahoria y perejil. Mezclar y servir. 

–Quinoa con frutas. Necesitas: 1 taza de quinoa, 2 tazas agua natural, sal de mar, 4 dátiles, manzana y peras deshidratadas, 1 cucharada de azúcar, 2 tazas de leche de almendras, pasas, 1 plátano, canela, nuez moscabada y 1 cucharada de vainilla. Modo de preparación: Colocar dos tazas de agua y la taza de quinoa en una olla para hervir a fuego medio –hasta que el agua se evapore–. Agregar las dos tazas de leche de almendras, pasas, plátano, canela, dátiles, una pizca de sal de mar, manzanas y peras deshidratadas y azúcar. A medida que se vaya secando, ir acondicionando la leche y volver a cocer aproximadamente durante 10 minutos –hasta que las frutas se ablanden y la mezcla se vuelva cremosa–. Servir con la nuez moscada como adorno. 

– Quinoa basmático con champiñones y vino. Necesitas: 2.5 tazas de arroz basmático integral, 1 taza quinoa, 2 ramas de cebollín, 1 ajo en aceite de oliva, 1 cucharada de aceite, 1/2 caldo de pollo en tableta, 1/2 cucharadita pimienta de cayena, sal de mar, 1/2  cebolla, 1/2 cucharada Bijol, caldo de pollo, 1/2 cucharada de cilantro, 1 ramita de tomillo natural, 1 ramita orégano natural, 1/4 vino blanco. Modo de preparación: Agregar la cucharada de aceite de oliva en un sartén, salteando la cebolla, el ajo y los champiñones. Verter el vino. Adicionando el arroz y la quinoa, agrega los demás ingredientes y, al final, el caldo de pollo. 

– Quinoa con coco. Necesitas: quinoa germinada, leche de coco, sal, ajo, aceite de coco, portobello y cebollín verde. Modo de preparación: En una olla, agrega aceite de coco para sofreír ajo. Mezcla ahí mismo la leche de coco y la quinoa. Mezclar todo con un poco de sal. Taparlo y hasta que hierva, bajar el fuego. Apagar después de 15 minutos. 



EcoReceta: Sushi de aguacate y quinoa

El resultado, como intuirás, es frescura al por mayor.

Foto:thesmartcookieblog.com

Uno de los motivos que mantuvieron vivo a uno de los hombres más longevos de los últimos años, al boliviano Carmelo Flores, fue el consumo de quinoa. Es indudablemente uno de los superalimentos favoritos de la década, en parte porque cada vez más se ha estudiado sus beneficios. Además su sabor sobrio, y aún así exquisito, puede combinarse en todo tipo de recetas como ensaladas vegetarianas o snacks saludables.

La quinoa equilibra tus niveles de colesterol, revierte el estreñimiento y te da energía por sus minerales, hidratos complejos y proteínas. El aguacate, por su parte, previene enfermedades cardiovasculares, mejora tu vista y piel, aumenta la absorción de nutrientes en tu organismo, es un antioxidante, etc.

Por ser el aguacate y la quinoa un combo perfecto, hoy te compartimos esta receta de lo más original:

Sushi de aguacate con quinoa:

Quinoa+Sushi+5+8-7-2013+3-28-12+PM

Foto:thesmartcookieblog.com

Ingredientes

1 taza de quinoa

2 tazas de agua

3 cucharadas cafeteras de aceite de arroz negro

1 cucharada cafetera de jarabe de maple

1 pellizco de sal

1 pepino pequeño

1 manojo de espinacas

1 aguacate

4 sábanas de alga para envolver sushi

 

Instrucciones

Pon la quinoa en una olla y agrégale agua, hierve hasta que la quinoa la haya absorbido y quede cocida.

Mientras, corta el aguacate y el pepino en tiras delgadas

En un recipiente mezcla de vinagre, jarabe de maple y un poco de sal

Agrega esa mezcla a la quinoa

Esparce la quinoa sobre el papel de sushi 

Sobre la quinoa coloca la espinaca, un par de trozos de pepino para cada sushi y un par de trozos de aguacate

Envuelve y luego corta los sushis

[thesmartcookieblog]



Esta ensalada vegetariana te dará un punch de energía: de quinoa con aguacate y espinaca

Las propiedades nutricionales del conjunto que hace esta receta son extraordinarias.

La quinoa es sumamente proteica, está de moda, pero una moda que parece que se quedará con nosotros para la posteridad. Anteriormente ya te habíamos recomendado eco recetas con esta especie de cereal andino, como la leche de quinoa, o una ensalada de quinoa, lentejas y feta. 

Hoy te traemos una opción que es conocida como una ensalada super energética, pues su combinación te dará el empujón que necesitas. Hacértela al menos una vez cada quince días será muy bueno para tu salud: ensalada de aguacate, quinoa y espinacas cortesía de hegardengrazer.

Necesitas:

 

Ingredientes:

1 taza de quinoa seca

1 aguacate 

3 onzas de espinaca bebés

8 onzas de tomates cereza

3 cebollas verdes

 

Para aderezar se recomienda:

2 dientes de ajo molidos

2 cucharadas de vino tinto 

2 cucharadas de aceite de oliva

1/8 de cucharada de sal

 

Modo de preparación:

Cocina la quinoa según las intrusiones del empaque.

Pica los demás ingredientes en trozos medianos y revuélvelos en un recipiente.

Una vez cocinada la quinoa espárcela sobre el tomate, espinacas y aguacate picados. El calor de la quinoa suavizará deliciosamente a las espinacas. 

Finalmente esparce sobre la ensalada los aderezos antes mencionados.



ECO-RECETA: ensalada de quinoa, lentejas y feta

Receta para una deliciosa e increiblemente saludable ensalada de quinoa, el grano andino que está revolucionando al mundo de la salud.

La quinoa se ha convertido en un gran aliado para la salud, ya que tiene propiedades increíbles para el organismo. Una ensalada de quinoa, que sustituye al arroz o al cous cous y es saludable y delicioso a la vez, es una gran idea para preparar cualquier día de la semana. Esta receta te tomará alrededor de treinta minutos de preparación.

Receta para una ensalada de Quinoa, lentejas y feta:

 

Ingredientes

200g de quinoa

1 cda de aceite de oliva

1 eschalot o media cebolla finamente picada

2 cda de estragón levemente picado

14oz 400g de lentejas enjuagadas y escurridas

½ pepino pelado levemente y cortado en cuadritos

100g de queso feta hecho migajas

6 cebollas de cambray rebanadas finamente

Ralladura y jugo de una naranja

1 cda de vinagre de vino blanco

Método

1. Cocina la quinoa en un sartén grande de agua hirviendo de10 a 15 minutos o hasta que los granos estén tiernos, escurre bien y luego pon a un lado para enfriar.

2. Mientras tanto calienta el aceite en un sartén pequeño y luego cocina el eschalot o cebolla por algunos minutos hasta que se suavicen. Añade el estragón, mueve bien y luego retira el sartén del fuego.

3. Agrega el eschalot ya suavizado y el estragón a la quinoa fría junto con las lentejas ya cocidas, el pepino, el feta, las cebollas de cambray, la ralladura de naranja y el jugo y el vinagre.

TIP

Para agregar un poco de sabor a la quinoa, prueba agregándole un cubo orgánico de caldo de verduras mientras está hirviendo.



El tratamiento natural de la osteoporosis: La leche y el calcio (IV/IV)

Andrés Sierra comparte con los lectores de Ecoosfera algunas claves para entender la relación entre consumo de leche y otros lácteos, metabolismo del calcio y desarrollo o prevención de la osteoporosis.

En la cultura occidental hablar sobre el aporte de calcio es hablar sobre la  leche y sus derivados. Este es sin embargo otro de los mitos de la nutrición moderna promovido por los intereses de la industria lechera.

ANTE TODO ALGUNAS NOCIONES DE SENTIDO COMÚN

-Somos el único mamífero que sigue tomando leche después de la dentición.

– No sabemos de ninguna otra especie dentro de los mamíferos que sustituya la leche materna por la leche de otra especie.

-Un ternero nace y se pone de pie lo más pronto posible, en el primer año de vida alcanza un peso 180 Kg. ; para ese fabuloso desarrollo musculo esquelético la naturaleza ha dotado a leche de vaca de los nutrientes apropiados: calcio y proteínas en abundancia. Precisamente por eso, la leche de vaca ha sido exaltada por la nutrición moderna; pero la cría humana no necesita en su primer año de vida semejante desarrollo, lo prioritario es la maduración de su sistema nervioso y de su sistema inmunológico, para eso son la leche y la lactancia maternas.

LAS VENTAJAS DE LA LECHE COMO FUENTE DE CALCIO

Podemos mencionar 3 razones por los cuales la leche ha sido exaltada como buena fuente de calcio:

1) La leche contiene cantidades importantes de calcio: aporta 119mg por cada 100gr.

2) El calcio de la leche se presenta bajo la forma de sales de calcio (caseinatos y fosfatos) lo cual lo hace más absorbible.

3) La lactosa (azúcar) de la leche mejora la absorción del calcio.

Por estas razones la leche ha sido ampliamente exaltada como buena fuente de calcio. Sin embargo existen diversas evidencias en contra de esta afirmación.

LAS DESVENTAJAS DE LA LECHE COMO FUENTE DE CALCIO

1) El calcio de la leche está ligado a sus proteínas lo cual dificulta la absorción del mismo.

2) La proteína láctea genera acidificación sanguínea que debe ser neutralizada mediante la extracción de minerales alcalinizantes de los huesos, incluido el calcio, mismos que posteriormente son eliminados a través de la orina.

3) Este proceso es regulado por la hormona tirocalcina, misma que a su vez inhibe la absorción del calcio.

4) La lactosa de la leche, en las personas con intolerancia intestinal a la misma, genera irritación  intestinal y problemas de absorción.

5) El calcio es asimilado mejor cuando el alimento que lo contiene presenta una proporción de calcio/fósforo  de 2:1; la leche y sus derivados tienen un contenido de fósforo relativamente alto en correlación con el calcio: 119mg. de calcio/93,4mg de fósforo por cada 100gr.

6) La leche es pobre en magnesio y en vitamina C, que mejoran la absorción del calcio.

ALTO CONSUMO DE LÁCTEOS Y MAYOR INCIDENCIA DE OSTEOPOROSIS

El principal efecto de la deficiencia de calcio en la dieta es la osteoporosis, pero contra todas las previsiones estudios recientes han demostrado que, paradójicamente, la osteoporosis es mucho más frecuente entre las poblaciones que tienen alto consumo de leche y lácteos (y  en general un elevado aporte de calcio en su dieta).

Por ejemplo, los Bantúes una etnia sudafricana, que lleva una dieta baja en proteínas y una ingesta de calcio discreta (de 200/300 mg. de calcio al día, cerca de la mitad o un tercio de lo que consume un norteamericano promedio) no presentan casi osteoporosis, a pesar de que las mujeres usualmente son multíparas y amamantan a los niños por varios años. Pero cuando estas mujeres migran a los Estados Unidos y adoptan la dieta norteamericana desarrollan osteoporosis, aunque no tanto como las mujeres caucásicas ó asiáticas.

Los esquimales, por el contrario, llevan una dieta rica en proteína y en calcio (2500mg. al día) y sin embargo presentan uno de los niveles más altos de osteoporosis en el mundo.

lactros

Otro caso bien conocido es el de los chinos: cuando los chinos introducen  la leche en su dieta se genera un aumento en la incidencia de la osteoporosis, esto ocurre a pesar de que los chinos que beben leche tienen una ingesta mayor de calcio que aquellos que no toman leche.

Esta paradoja puede ser explicada por la pérdida  de calcio generada por la acidez que produce la ingesta de las proteínas lácteas y cárnicas: el cuerpo contrarresta la acidez liberando minerales de los huesos en el torrente sanguíneo y el riñón los expulsa posteriormente por la orina. Este efecto se ha observado para todas las personas que sin haber tomado nunca leche, de repente comienzan a tomarla, como lo demostraron los trabajos de los doctores Hsiu y Fun, de las universidades de Taipei y de los Ángeles.

Por su parte, los estudios con poblaciones vegetarianas han mostrado que las personas consumidoras de carne de 65 años de edad tienen 5 a 6 veces mayor pérdida de hueso que los vegetarianos de esa edad. Esto puede deberse tanto a una elevada ingesta de proteína animal (acidificante) cuanto a una baja ingesta  de vegetales.

El Dr. William Ellis, médico norteamericano, afirma basándose en la realización de más de 25000 análisis de sangre, que los niveles más bajos de calcio fueron hallados entre quienes consumían 4 o 5 vasos de leche al día.

Por último, digamos que los bebés alimentados con leche materna desarrollan su estructura ósea de mejor manera que aquellos alimentados con fórmulas a base de leche de vaca, a pesar de que la dieta de estos últimos es más rica en calcio. La explicación estriba en la relación calcio fósforo en la leche humana (2:1), en con comparación con la de la leche de vaca (2:1,6),  lo cual dificulta la absorción, pues  el fósforo se liga al calcio e impide la absorción del calcio.

El asunto es pues el metabolismo del calcio y no simplemente el aporte cuantitativo del mismo. La preocupación por el aporte de calcio como supuesto vector determinante para la prevención y / o tratamiento de la osteoporosis, es un concepto que se ha aplicado de manera mecanicista y errónea en la actualidad.

En la actualidad el verdadero problema lo constituye no tanto el aporte como la pérdida del calci, es decir, que la dieta moderna aporta calcio en abundancia pero genera una mala absorción y una elevada pérdida del mismo.

LA ABSORCION DEL CALCIO

Normalmente absorbemos solo del 20 al 30 % del calcio de nuestros alimentos.

LA ABSORCIÓN DEL CALCIO SE DIFICULTA CON:

-Los antiácidos (inhiben la acidez estomacal lo cual disminuye la absorción del calcio).

-El exceso de fibra (los fitatos de la fibra atrapan el calcio).

-Los fosfatos de los aditivos químicos presentes en los embutidos, quesos fundidos, papas fritas, crema de leche, frutas enlatadas, bebidas carbonatadas, etc. (los siguientes aditivos contienen fosfato: e-442, e450,  e338 al e-343).

-Los carbonatos (inhiben la acidez gástrica, lo cual disminuye la absorción del calcio).

-Los oxalatos, presentes en algunas verduras como la espinaca, se ligan al calcio e impiden su absorción.

-El uso prolongado de laxantes empeora la absorción del calcio.

MEJORA LA ABSORCION DEL CALCIO:

-La buena acidez estomacal que ayuda a solubilizar el calcio.

-La presencia de vitamina D que ayuda a absorber el calcio (tomar sol mejora los niveles de vitamina D).

-La vitamina C incrementa en un 100% la absorción del calcio.

-El magnesio mejora la absorción de la vitamina D, lo cual a su vez optimiza la absorción de calcio y su retención en los huesos.

-El consumo del calcio junto con una gama amplia de minerales como (magnesio, boro, manganeso, fluor, sílice, cobre etc.) optimiza su absorción y su utilización. Para asegurar un amplio aporte de minerales en la dieta es fundamental el consumo de vegetales.

-Los complementos de calcio tan usuales en la actualidad en verdad  no solucionan el problema  y pueden generar depósitos de calcio en las arterias, los riñones y otros órganos.

INCREMENTAN LA EXCRECION DE CALCIO POR VIA RENAL Y OTRA VÍAS:

-Los alimentos que contengan azúcar refinada (acidificante)  incrementan la expulsión urinaria del calcio.

– La  dieta acidificante (alta consumo de   proteínas animales y bajo consumo de vegetales).

-La ingesta elevada de sal. La dieta normal contiene unas 10 a 20  veces más  sodio del necesario lo cual altera el metabolismo del calcio.

Un estudio realizado con estudiantes holandeses, por ejemplo, observó que eliminaban un  20%  más de calcio cuando comían  6000mg. de sodio  al día que cuando sólo comían  3000mg.

-La  elevada ingesta  de fósforo a través de los refrescos  embotellados,  las carnes y los  agroquímicos dificulta la absorción intestinal del calcio.

-El café y las bebidas alcohólicas: el consumo de bebidas alcohólicas  dificulta la absorción del calcio, y el consumo excesivo de café  (8 tazas al día) genera pérdida de calcio.

¿QUÉ HACER ENTONCES RESPECTO DEL CACIO PARA EVITAR Y/O COMBATIR LA OSTEOPOROSIS?

De acuerdo con lo expuesto hasta aquí resulta evidente que la recomendación común, actualmente dominante, para combatir la osteoporosis resulta equivocada y lesiva. En efecto, consumir muchos lácteos y tomar complementos de calcio, no sólo no resuelve el problema sino que puede agravarlo, pues según vimos una dieta rica en lácteos genera acidez sanguínea y contribuye a incrementar la expulsión del calcio y otros minerales a través de la orina. Por su parte, el calcio de los suplementos  es mal absorbido y puede fijarse en las arterias o taponar los riñones.

El asunto en realidad estriba en comprender el metabolismo del calcio y actuar en consecuencia. La dieta moderna aporta cantidades enormes de calcio pero la epidemia de osteoporosis sigue creciendo. Recordemos que la leche aporta 125mg de calcio por cada 100gr., y que a largo plazo el consumo abundante de lácteos genera un balance negativo del calcio: es mayor la pérdida urinaria de calcio generada por la acidificación sanguínea que producen los lácteos, que el aporte de calcio ofrecido por los mismos.

almondsOTRAS FUENTES DE CALCIO

Existen numerosas fuentes de calcio, y muchas de ellas mejores que la leche:

 Las fuentes más ricas en calcio son las algas de mar, que además, contienen poco fósforo, son ricas en minerales, y contienen casi  todos los oligoelementos que el cuerpo necesita, lo cual favorece la absorción del calcio.

El alga hiziqui contiene 1300mg de calcio, y el alga wakame 1250mg. por cada 100gr., lo cual representa unas 14 veces más que la leche.  Puede conseguirlas en tiendas de productos japoneses, y consumirlas remojadas añadiéndolas a las ensaladas, o cocinadas en sopas o guisos de verduras u otros platillos.

Otra fuente interesante de calcio son las semillas oleaginosas:

El ajonjolí contiene 1000mg. de calcio por cada 100gr., las almendras 266mg de calcio por cada 100gr. pero son ricas en fósforo lo cual disminuye la absorción del calcio.

El alga espirulina también es rica en calcio: 100mg por cada 100 gr., aunque también es rica en fósforo. Sin embargo, aporta también cantidades importantes de magnesi, manganeso, complejo B y otros diversos nutrientes valiosos para la salud ósea.

La otra fuente importante son los vegetales de color verde como el brócoli, el perejil, el berro, la ortiga, el diente de león, la berza, todas ellas contienen entre 100 y 200mg. de calcio por cada 100 gramos y son ricas en vitamina C y  magnesio, lo cual mejora enormemente la absorción del calcio (las espinacas y el ruibarbo por su alto contenido de oxalatos dificultan la absorción del calcio.)

Por otra parte, los vegetales verdes son la principal fuente nutricional de vitamina K, de cuya importancia para la salud ósea hablé en una entrega anterior.

Resulta muy importante señalar que la vitamina K no tienen efectos coagulantes en las personas que no presentan déficit de dicha vitamina, es decir, que usted puede consumir cantidades importantes de vegetales verdes sin temer que por un consumo elevado de dicha vitamina se incremente el riesgo de formación de coágulos sanguíneos.

Otras fuentes de calcio (entre paréntesis su aporte de calcio x cada 100gr.):

acelgas (119mg.), tortillas (175mg), alubias (240mg), soja (277mg.), melaza de caña (860mg), yogurt natural descremado (199mg), sardina (240mg), queso camembert (388mg), queso gruyere (1.011mg).). 

En este enlace, las entregas anteriores de la serie “El tratamiento natural de la osteoporis”, además de otras colaboraciones de Andrés Sierra en Ecoofera.


Andrés Sierra es licenciado en Etnología. En 1983,  por necesidades de cuidado de su propia salud, se acercó a las Medicinas Alternas. Desde entonces se ha dedicado  al estudio, la práctica y  la enseñanza de la Medicina Natural, con especial énfasis en  el uso curativo de los alimentos.

Ha participado en numerosos programas de radio, y ha impartido múltiples cursos y diplomados en la materia.

Actualmente funge como subdirector académico de la  Licenciatura en Medicinas Alternativas y Complementarias, impartida en la Escuela de Estudios Superiores en Medicinas Alternativas y Complementarias MASHACH en la ciudad de Puebla, y dirige el Centro Naturista “Naturalmar” en esa misma ciudad.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca