La contaminación también enferma a las computadoras

En algunos lugares de Asia, las computadoras están empezando a fallar debido al ambiente podrido que las rodea. Esto es una llamada de emergencia para reducir la polución ambiental de esos lugares, ya que las implicaciones para las personas son evidentes.

Los síntomas de la contaminación industrial permean todo Asia, donde los transeúntes tienen que utilizar máscaras para filtrar el aire y el smog urbano es a veces tan denso que la Ciudad Prohibida de Beijing desaparece tras una capa de polución.

Las implicaciones para la salud urbana son obvias; estudios muestran que en el Norte de China la contaminación reduce el tiempo de vida por cinco años o más.

Pero además de ello, ingenieros de Oregón están descubriendo que el aire podrido también esta teniendo consecuencias en aparatos electrónicos en China e India. El sulfuró corroe los circuitos de cobre que proporcionan sistemas neurales para las PCs y los servidores y destruyen las tarjetas madre que operan sistemas completos. Así, cientos de computadoras están fallando debido a la intensa suciedad del ambiente que las rodea.

“Tuvimos la tarjeta y fue muy evidente. Si abres el chasis puedes ver el material negro en todas la superficies”, apuntó Anil Kurella, el científico que lleva la investigación de Intel. Y mientras los dispositivos de computadora se fabriquen cada vez más pequeños, las computadoras serán cada vez más vulnerables.

Intel está planeando una solución para que sus computadoras se sigan vendiendo y piensan quizá reemplazar el cobre por el oro, que es menos corrosivo, pero sería demasiado caro. La preocupación inminente es, más bien, cómo reducir la contaminación de estos lugares ya que, si el ambiente destruye así los electrónicos, qué no hará con los sistemas internos de las personas que lo respiran.



Nosotros, la salud y la contingencia ambiental atmosférica

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud.

La Contingencia Ambiental Atmosférica no es ninguna novedad en la Ciudad de México, ya que durante varios años ha sido una estrategia para disminuir las concentración de partículas contaminantes en el aire, sin embargo, esta medida correctiva es una acción aislada que no forma parte de ninguna estrategia integral que contemple la permanencia de un programa de mejora en la calidad del aire.

Si bien es cierto que la vida en las grandes ciudades es divertida, interesante y dinámica, la mala planeación de su infraestructura, el desabasto o poca respuesta de servicios, la carencia de recursos naturales, así como el crecimiento desmedido de la población se ven reflejadas en la calidad de vida de las personas, principalmente en la salud.

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud. En las grandes ciudades, como la Ciudad de México, la contaminación sonora, visual e incluso lumínica son una constante, sin embargo, una de las más constantes y peligrosas es la contaminación atmosférica.

La Organización Mundial de la salud reveló que la contaminación del aire está vinculada con muertes prematuras por enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y diversas enfermedades respiratorias. Incluso se estimó que las muertes prematuras han incrementado de 2 a 3.7 millones en sólo 5 años.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre Cáncer de la OMS dio a conocer que la contaminación del aire es cancerígena para los humanos y las partículas contaminantes del aire están estrechamente relacionadas con el cáncer de pulmón, e incluso de vías urinarias y vejiga.

Un dato interesante revelado por la OMS es que una de las principales fuentes emisoras y contaminantes del aire en las zonas urbanas son las fuentes móviles, como los vehículos. Es por ello que cuando se detectas altos niveles de contaminantes se activa la Contingencia Ambiental Atmosférica para reducir el flujo de vehículos.

Sin embargo, aún cuando no se ha activado esta alarma, en la Ciudad de México los índices de contaminantes en el aire permanecen elevados, más allá de lo que podría resultar un poco menos peligroso a la salud de las personas. Lamentablemente, las afectaciones a la salud están directamente relacionadas con el nivel de exposición a dicha contaminación.

En diversos estudios se ha identificado que las mujeres embarazadas tienen hijos con bajo peso, altamente vulnerables a enfermedades e incluso expuestas a la mortalidad perinatal.

De acuerdo con la OMS y la Coalición del Clima y Aire Limpio, en el mundo fallecen 6.5 millones de personas por contaminación atmosférica. Tan solo en México mueren 16,798 personas por esta misma causa.

Lamentablemente la contaminación atmosférica es tan común que parce que las personas dejan de notarla a simple vista o se acostumbran a vivir de esa manera. La única reacción parece manifestarse cuando hay una Contingencia Ambiental Atmosférica, donde a pesar de peligrar la salud de todos, las personas emiten quejas quejas por no poder utilizar su vehículo, sin estar dispuestos a llevar una vida cotidiana más amigable con el medio ambiente.

Si bien es cierto que la mayor cantidad de contaminantes al aire es por los vehículos en la Ciudad de México, es importante que el cuidado de la calidad del aire sea una actividad cotidiana para todas las personas, a fin de que todos los días gocemos de una mejor calidad de vida y salud. ¿Qué haces tú a diario para reducir la contaminación del aire?

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



19 insólitas imágenes que evidencian la contaminación y el deterioro del medio ambiente

Si bien este hecho, el de la invasión empresarial, no ha tenido un eco de consciencia colectiva, tiene numerosas posibilidades para motivar a las personas a buscar alternativas ecosustentables y así reducir su impacto en el medio ambiente.

Las cámaras de artistas y activistas han puesto en evidencia las manifestaciones del neoliberalismo capitalista, en donde las empresas transnacionales han mermado los recursos naturales del planeta.

Entre las manifestaciones más evidentes de la crisis capitalista se encuentra el conflicto ambiental, generalmente desconocido por los ciudadanos promedio de las urbes. Sin embargo existen instituciones y activistas que buscan resaltar el saqueo de las empresas poderosos que han provocado un deterioro ambiental y social.

Por ejemplo, México ha sufrido en las últimas décadas una innumerable serie de apropiaciones de los recursos naturales por parte de las corporaciones. La corrupción ha generado que los empresarios tanto nacionales como extranjeros inunden de su ambición los espacios de la naturaleza y de sus habitantes rurales.

Si bien este hecho, el de la invasión empresarial, no ha tenido un eco de consciencia colectiva, tiene numerosas posibilidades para motivar a las personas a buscar alternativas ecosustentables y así reducir su impacto en el medio ambiente. Por ello, busca información, cambia tu estilo de vida por uno más ecoresponsable, goza de una relación más integrativa con la naturaleza, conscientiza que esto, las 19 fotografías, es lo que sucede si no nos volvemos más activos a favor de nuestro planeta: 



Estos son los países que más reciclan en el mundo

Con el propósito de un consumo responsable y el reciclaje activo, varios países han logrado generar un cambio positivo a través de una educación proambientalista

En los últimos años, el reciclaje ha formado parte del actuar diario de muchos países, de modo que el compromiso con el cuidado del ambiente ha influido en cada sector de una población: niños, adolescentes y adultos. Los programas educativos, industriales y ciudadanos han tomado medidas para lograr un impacto positivo en este planeta que habitamos.

Con el propósito de un consumo responsable y el reciclaje activo, varios países han logrado generar un cambio positivo a través de una educación proambientalista; y de una manera sumamente sencilla: transformar la basura en un nuevo material útil.  

Estos son los países que han logrado un cambio benéfico para sus ciudadanos, creando electricidad a través del reciclaje de su basura:



7 días de desperdicio: alarmantes retratos de personas junto a su basura (FOTOS)

Esta inteligente e incisiva serie fotográfica expone exactamente cuánta basura producimos en tan sólo una semana.

La mayoría de nosotros estamos conscientes de la crisis de contaminación que el planeta enfrenta: nuestros mares son víctimas de derrames petroleros, de islas de basura, la tierra sufre de polución, esmog y zonas enteras —donde habitan las personas más pobres— son vertederos tóxicos. Pero, dada la idiosincrasia humana, tendemos a ignorar que el problema y la solución somos nosotros.

Para exponer el enorme impacto de este problema el fotógrafo Gregg Segal decidió retratar a grupos de personas, de diferentes clases sociales, junto a la basura que producen en una semana. El resultado es chocante. Al retratar a sus personajes dentro de ambientes naturales, la contaminación se vuelve más evidente y más desagradable: una reflexión en torno a la fragilidad de nuestro planeta y la alarmante huella que estamos dejando en él.

Según el fotógrafo: “La serie obliga a las personas a confrontar el exceso que forma parte de sus vidas. Espero que se den cuenta de que mucha de la basura que producen es innecesaria.”

¿Cuánta basura crees producir en una semana?



¿Cómo te afecta la contaminación acústica?

La exposición prolongada a la contaminación acústica se asocia con la pérdida de sueño, presión sanguínea elevada, dolor de cabeza, problemas digestivos y cardiovasculares, entre otros.

El término se refiere al ruido, sonido excesivo y molesto, provocado por las actividades humanas (tráfico, industrias, construcciones de obras públicas, fiestas, aviones, locales de ocio, etcétera), que ocasiona efectos negativos en la salud física y mental de las personas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el límite superior de acústica al aire libre es de 55 decibeles; sin embargo, en lugares como la ciudad de México o Berlín, los niveles oscilan entre 70 y 99 decibeles. En consecuencia, desde 1972, la OMS reconoció al ruido como un agente contaminante y como una falta cívica.

Investigaciones alrededor del mundo, en especial del Chalmers University of Technology, en Suecia, sugieren que la exposición prolongada a la contaminación acústica se asocia con la pérdida de sueño, presión sanguínea elevada, dolor de cabeza, problemas digestivos y cardiovasculares, insomnio, estrés, irritabilidad, bajo rendimiento, pérdida de años de vida así como de audición.

Esta situación es el segundo problema ambiental, después de la contaminación, que repercute en la población a nivel emocional y de salubridad. Sin embargo, las reformas legislativas en relación a la contaminación acústica son insuficientes: “El número de personas expuestas a este tipo de contaminación en nuestras ciudades se mantiene en un alto nivel. Actualmente, el ruido del tráfico se relacionada con problemas de la salud ocasionados por el estrés, como las enfermedades cardiovasculares.” Tor Kihlman, profesor en Chalmers University y autor de la investigación.

Para él, no existen soluciones técnicas sencillas para resolver el problema del ruido causado por el tráfico, así como tampoco una prevención para proteger a nuestros oídos:

La división de las responsabilidades no está clara. Muchas de las medidas necesarias son ideales para implementarse en ciudades densas. Son, en su mayoría, lo necesario para abordar el cambio climático. Por lo que es doble el beneficio para luchar contra este tipo de contaminación. […] Los problemas relacionados con el ruido del tráfico de las calles no pueden ser resueltos efectivamente con tan sólo tomar acciones con la fuente del ruido, tampoco con tecnología previsible. Por consiguiente, el estudio también se enfoca en planificar y construir medidas. Sin embargo, los métodos actuales, de medir y describir las emisiones del ruido, tampoco son suficientes ni adecuados desde el punto de vista del ciudadano afectado.

8080_3186_outlaw_bikers_hells_angels-4_04700300_pec6h7ytenr4mwgxehecgrp6ilncurxrbvj6lwuht2ya6mzmafma_610x389

Entonces, ¿de qué manera podemos reducir el ruido como parte del proceso de desarrollo de una ciudad? De acuerdo con el estudio, existen cinco posibles acciones:

  1. Orientar adecuadamente los edificios altos, con el fin de que actúen como escudos contra el ruido.
  2. Implantar un límite de velocidad que no rebase los decibeles indicados por la OMS, en especial durante la noche.
  3. Mejorar la pavimentación de las calles, ya que ayudan a reducir el ruido causado por el tráfico.
  4. Motivar a las personas a que caminen o anden en bicicleta, reduciendo así el ruido automovilístico.
  5. Regular el transporte público, con el fin de que genere al menos el mismo nivel de decibeles que el flujo automovilístico.

 

 

            

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca