Espectacular nacimiento de una isla en japón (FOTOS)

Este mes un volcán submarino en el mar Pacífico hizo erupción y la lava engendró un nuevo territorio en los océanos de Japón.

Producto de la erupción de un volcán submarino, acaba de aparecer una nueva isla en el Océano Pacífico, mil kilómetros al sur de Japón. La espectacular erupción hizo que el mar hirviera y lanzó fragmentos de lava 600 metros en el aire. La isla está formada alrededor del volcán, con un diámetro de 200 metros.

Según la Agencia Meteorológica de Japón, la actividad del volcán podría continuar durante un tiempo, por lo que aún no es seguro mandar buques o aviones a investigar el recién nacido territorio. Es increíble pensar que la Tierra sigue cambiando pese a que parece que todo ha sido igual por siglos. Una razón más para pensar que el mapa no es el territorio.

 



Las razones por las que Japón es el país más longevo del mundo (como hacer jardinería)

Solo un tercio de tu información genética influye en qué tan viejo serás, lo demás depende altamente de tus hábitos cotidianos.

En Japón la esperanza de vida es la segunda más alta del mundo con 91,8 años. Ahí, concretamente en la isla de Okinawa, viven las mujeres más longevas del mundo; solo tiene un 5% de obesidad (en comparación del 33% de E.U.). También es el país con más centenarios del mundo, con unos 40 mil registrados. 

Pero, ¿Qué es lo que hace que este país sea tan sano? Algunos estudios prueban que la longevidad tiene qué ver solo en un tercio con la genética y lo demás depende de los hábitos, así de poderosos son. 

El micrositio BuenaVida del diario el País ha hecho un recuento de aquellos hábitos, justo, que han influido en que los habitantes de Japón puedan llegar a la ancianidad en tan buenas condiciones, y que la salud de sus habitantes sea aún loable. Aquí algunos preciosos motivos: 

La mayoría hace una dieta vegetariana: aunque algunos comen pescado, la mayor parte de la dieta japonesa es vegetariana. Algunos de sus alimentos altamente comunes como verduras salteadas, patatas dulces, tofu y soja, son bajos en calorías, pero altos en nutrientes, y buenos luchadores contra el colesterol. 

Hacen jardinería: se ha comprobado cómo la mayoría de los centenarios en este país aún realizan jardinería, lo que les obliga a la actividad física y a los beneficios de tener contacto con la naturaleza

Tienen un sentido de comunidad: ahora que el individualismo permea a la sociedad, el sentimiento de soledad y de aislamiento puede ser emocionalmente muy dañino. En Japón las personas tienen algunos rituales colectivos como tomar té, que hace que se sientan parte de un grupo. Asimismo, como sociedad suelen cuidarse, reduciendo con ello su estrés y ansiedad. 

Suelen pasar mucho tiempo al aire libre: esto les ayuda a absorber vitamina D que ayuda a evitar la osteoporosis. 

Su postura y actividad física: el hecho de que usen pocos muebles como el tatami, que carece de respaldo, obliga a sentarse con la columna erguida y el abdomen tenso, evitando posturas perjudiciales. Los dolores tardan, así, mucho más en aparecer.



Fotografías de la vida y muerte de islas volcánicas

Las islas son porciones de tierra que llevan un proceso de vida: nacen, se desarrollan y, eventualmente, regresan al fondo del océano.

Gracias al internet, hace unos cuantos meses, el mundo entero fue testigo del nacimiento de una nueva isla en Japón. Videos e imágenes del evento se convirtieron en fenómenos virales en todas las redes sociales y noticieros.

Sin embargo, ¿te has preguntado cuál es el proceso de este acontecimiento natural? Pareciera que las islas volcánicas se manifiestan de pronto, emergiendo del océano como un Kraken, criatura marina de la mitología escandinavia y finlandesa. Pero en realidad, son porciones de tierra que llevan un proceso de vida: nacen, se desarrollan y, eventualmente, regresan al fondo del océano.

De acuerdo con la científica canadiense Mika McKinnon, hay volcanes que hacen erupción debajo del agua, formando una tierra que sale a la superficie como una nueva isla; las cuales evolucionan y cambian conforme pasa el tiempo:

Las islas volcánicas nacen debajo de las olas, creciendo como un piso marino a través de incontables erupciones. El volcán rompe con la superficie, y una nueva tierra saluda al sol.

Por ejemplo, en 1974, la isla Nishino-shima adquirió una nueva área a partir de pequeñas erupciones marinas. Con el paso del tiempo, la tierra empezó a ser habitada por plantas. Para noviembre 2013, nació una isla vecina, Niijima, la cual se unió finalmente con Nishino-shima.

Nishinoshima (1973)

Entonces, conforme las erupciones continúan, una nueva isla emerge. Puede suceder que las erupciones sigan marcando su camino a través de la tierra: la lava recorre sus costados, liberando gases nocivos.

No obstante, las erupciones eventualmente cesan y dan paso a un estado de inactividad. Es así cuando la tierra se convierte en el hogar de diversas especies de corales, quienes protegen sus bordes. Al no formarse ninguna roca nueva, empieza a surgir la vida en esa tierra. Y conforme la erosión gradualmente adhiere la roca a la tierra, ésta inicia un proceso de enfriamiento.

Un ejemplo de este fenómeno es Tahití, isla que se creó a partir de erupciones volcánicas y adoptó su forma a través de la lluvia. El volcán más antiguo de Tahití data de 1.4 millones de años, cuyo domo era originalmente simétrico; dado que sus flancos al norte y al sur colapsaron (hace 860 000 años), un nuevo volcán surgió dirección septentrional, inundando las cuencas de lava; en consecuencia, las montañas del norte resultaron ser más altas que las del sur. Después, las fuertes lluvias tropicales erosionaron los valles, forjando cañones de hasta un kilómetro de profundidad. De pronto, las plantas surgieron, ocultando la roca volcánica del suelo.

Tahití

Y es así cuando diversas colonias de corales prosperan al borde de la isla, manteniéndose cerca aún si la tierra regresa al fondo del océano, con el fin de formar alrededor una barrera protectora. Un modelo de esta situación es Maupiti, la punta de un volcán de 213 metros por encima del mar. Está rodeada por una barrera de islas y arrecifes de coral. De hecho, cuando Tahití no era más que un basalto volcánico, Maupiti ya era un área de arena blanca, fragmentos de coral y de conchas.

Maupiti, Tupai

Y finalmente, de pronto, la isla regresa al fondo del océano. Los arrecifes y un atolón se quedan en su lugar para enterrarlo, haciendo memoria de lo fue una maravilla natural.



Erupción de mega volcán en Yellowstone será tan potente que afectará a todo el mundo (ESTUDIO)

Este estudio sugiere que la erupción de un volcán ubicado en el parque Yellowstone en E.U.A podría cambiar el mundo como lo conocemos.

La última erupción de un súper-volcán sucedió hace 70 mil años, tuvo lugar en lo que ahora es el Lago Toba en Sumatra y su ceniza bloqueó la luz del sol por un periodo que duró entre 6 y 8 años; el resultado fue un enfriamiento global que duró mil años. Ahora científicos advierten que otra erupción de este tipo es posible, el volcán se encuentra en el Parque Nacional Yellowstone en Estados Unidos.

El súper-volcán de Yellowstone hizo erupción por última vez hace 600 mil años, y liberó más de mil kilómetros cúbicos de lava y cenizas en la atmósfera, para poner esto en perspectiva, esta última erupción fue 100 veces más fuerte que la del Monte Pinatubo en las Filipinas en 1982, que causó un enfriamiento global notable (unos 0.4°C por varios meses). Una erupción súper-volcánica podría causar que las temperaturas caigan 10°C por una década —cambiando por completo la vida en el planeta.

La caldera de Yellowstone es una caverna que mide 88 kilómetros,contiene entre 200 y 600 kilómetros cúbicos de magma. Para medir cambios en la temperatura y la presión de la cueva (con la esperanza de determinar y prevenir las catástrofes causadas por una erupción), el grupo de científicos usó una fuente de rayos X de la universidad de Grenoble en Francia. El doctor Jean-Philippe Perrillat de la Universidad de Grenoble mencionó que el volcán no requiere de ningún factor externo, por ejemplo de un temblor, para hacer erupción ya que bastaría con la acumulación de presión para atravesar su corteza.

6a0105371bb32c970b017ee8ace643970d-750wi

El estudio fue publicado en la revista Nature Geoscience y concluye que, aunque prevenir la erupción de un súper-volcán es imposible, el equipo se encuentra desarrollando métodos para monitorear la presión subterránea con el fin de predecir la inminencia del fenómeno.



Monte Fuji: amenazado por el turismo

Este emblema natural de Japón sufre una erosión sin precedentes a causa de los más de 300 mil turistas que visitan y contaminan la zona.

Este volcán inactivo de casi 4 kilómetros de altura es uno de los sitios más sagrados de Japón. Este año la UNESCO lo declaró un patrimonio de la humanidad, sin embargo estas noticias no fueron del todo bien recibidas por aquellos que buscan preservar su imponente belleza.

El Monte Fuji recibe  más de 300 mil visitas al año, entre los meses de julio-agosto. El impacto ambiental de los turistas es enorme, ya que al escalar erosionan el suelo y los caminos milenarios y lo que es más preocupante aún, producen y dejan muchísima basura —este año 40 mil voluntarios recogieron casi 900 toneladas de basura—.

El gobernador del estado en el que se encuentra Fuji-San piensa que el gigante recibirá aún más visitas ahora que este ha sido declarado Patrimonio de Humanidad. Aunque esto representa más turistas para apoyar la economía local, los habitantes de la zona reconocen que también habrá más tráfico, daños al medio ambiente y personas lesionadas (el año pasado 70 personas sufrieron heridas mientras escalaban y otras 7 murieron).

mount fuji

Por el momento el gobierno Japonés busca nuevas maneras de limitar el número de personas con acceso al monte, advirtiendo a los turistas que toma todo el día llegar a la cima y que las alturas pueden causar mareos si las personas no tienen cuidado y en julio limitaron el acceso de automóviles, de manera que las personas tenían que tomar un autobús para llegar al monte.

Es realmente lamentable que un monumento natural de este tipo sufra una enorme erosión y contaminación ambiental a causa del turismo irresponsable. Si bien viajar es una de las experiencias que más ilustra al ser humano, no debe ser a costa del medio ambiente. El antiguo proverbio japonés dice “Un hombre sabio sube el Monte Fuji una vez en su vida solo un necio lo sube dos veces”, quizá un hombre sabio evalúa su impacto como turista antes de viajar a sitios vulnerables.

[Mother Nature Network]



Somos lo que comemos: hacia una ética alimentaria

¿Es más escandalizante enterarnos que hay personas en China que comen animales vivos o saber que hay otros miles de personas en nuestras propias ciudades que no cuentan ni siquiera con lo básico para cubrir sus necesidades alimentarias cotidianas?

Día a día, de manera cotidiana y mayormente inconsciente, decidimos con qué alimentar nuestro cuerpo. No puede ser de otro modo: nuestra misma supervivencia depende de ello. Incapaces de dejar de tomar esta importante decisión, el ser humano promedia la necesidad de alimento con otras variables o modalidades, como el exotismo de los platos o la simple practicidad y economía. Sin embargo, esta relación entre lo que comemos y lo que somos está atravesada de decisiones éticas que dan forma a las sociedades donde nos desarrollamos.

Por ejemplo, en Occidente los exóticos hábitos alimenticios de Oriente nos parecen por lo menos raros e incluso perturbadores. En China se tiene una larga tradición de comida viva (esto es, literalmente viva), donde incluso se premia la maestría de los cocineros en platos como el de pez Ying Yang, donde el animal debe seguir respirando en el plato a pesar de haber sido descamado, sazonado y sumergido en aceite hirviendo.

Otras “delicias” de la gastronomía china incluyen platos rebosantes de rodajas de serpiente que aún se mueve, y en Japón tenemos el ejemplo del pulpo ikizukuri (ilegal en muchos países europeos donde, sin embargo, no tienen empacho en cocinar langostas vivas), donde los tentáculos literalmente se mueven mientras son masticados por los comensales. Además de las consideraciones éticas por los derechos de los animales y del inimaginable sufrimiento de ser comidos vivos, platos orientales como los Camarones Ebrios (camarones bañados en baijiu, un licor destilado) podrían provocar Paragonimiasis, una enfermedad producida por parásitos que afecta a 22 millones de personas en el mundo.

El siguiente video muestra la preparación de muchos de estos platillos en una competencia de Speed Cooking. Las imágenes incluyen animales vivos siendo cocinados. Se recomienda discreción en el espectador.

Sin embargo, cabría considerar qué perspectiva culinaria es más cruel: la Oriental, donde el placer subordina a todas las demás consideraciones morales pero los comensales son conscientes de que su comida los está observando, o la Occidental, donde los niños crecen pensando que la carne molida se produce en una fábrica y que los animales son una especie de “producto” manufacturado. ¿Les dirías a tus hijos que los nuggets que se comen en los restaurantes de comida rápida en realidad son pollos que han sido molidos vivos?

En su famoso Dictionaire, el filósofo francés Gilles Deleuze afirma que, aunque no siente ninguna simpatía por las corridas de toros, le parece que la relación humano-animal en la fiesta brava acepta la animalidad del toro sin tratar de cambiarla. Lo verdaderamente monstruoso para Deleuze no es que un hombre mate un toro dentro de una celebración sacrificial y comercial, sino que la gente tenga perros y gatos en sus casas y que les suprima precisamente su ser-animal, tratándolos como personas.

Activistas a favor del vegetarianismo y el trato ético de los animales como Gary Yourofsky hablan en términos de una colonización entre especies: los animales no necesitan el mismo tipo de derechos que las personas, sino que las personas reconozcan sus derechos en tanto animales. Un perro no necesita una licencia de conducir ni un pasaporte, pero si coexistimos con uno, debemos proveer los entornos adecuados para que, filosóficamente, el perro pueda ser un perro y no una ridícula marioneta o extensión egótica de sus “dueños”, ni un juguete para los niños.

Somos lo que comemos no solamente en un sentido nutricional, sino también espiritual. Paul Valéry decía que “el león no es más que oveja digerida” (probablemente corregiríamos que es “cebra digerida”, pero la metáfora se entiende), implicando que nuestra alimentación no cubre solamente nuestras necesidades alimenticias, sino que también implica una consideración ética sobre nuestra responsabilidad para con otras especies, además de para con la nuestra propia.

¿No es ridículo pensar que más de 2 mil millones de toneladas de comida se desechen cada año porque preferimos comprar comida de microondas que cocinar lo que tenemos en el refrigerador? Esto sin contar las prácticas de las grandes cadenas de supermercados, que desechan comida en buen estado porque su fecha de caducidad ha expirado. Activistas del freeganism, suerte de anarquistas-humanitarios, rescatan mucha de esa comida para distribuirla entre los desposeídos, pero el desperdicio sigue siendo el parámetro para medir la riqueza en nuestra sociedad.

Dime cuánto desechas y te diré qué tan rico eres. No necesitamos almacenar comida comprada en tiendas como Costco sólo porque son más baratas, como si se tratara de prepararse para el apocalipsis zombi: necesitamos hacernos conscientes de que nuestras decisiones en cuanto a alimentación afectan no sólo a los animales de los que nos aimentamos, sino también a la economía que permite (o no) que otras personas se alimenten.

Videos como el anterior suelen recibir miles de comentarios negativos por parte de los internautas, pero pocas veces nos ponemos a pensar que nuestra sociedad está estructurada de tal modo que consideramos “natural” tirar a la basura comida empacada habiendo millones de personas que no tienen que comer. No se trata sólo de la culpa cristiana de cuando nuestras madres decían que había niños que comerían gustosos este mismo plato de sopa: se trata de preparar las condiciones mismas para la sobrevivencia de la especie. Claro, comer pescados vivos es una brutalidad, pero denunciar esto es hipócrita si no va acompañado de una ética sobre las prácticas alimentarias que tenemos en nuestras propias sociedades.

[Disinfo]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca