Close

El árbol que vuelve a las hormigas adictas a su nectar

Mucho tiempo se pensó que la hormiga Pseudomyrmex ferruginea y el árbol acacia vivían en una relación simbiótica. El árbol proporcionaba su dulce néctar y las hormigas lo protegían de hierbas y otros animales. Pero ahora sabemos que, más bien, la relación es totalmente unilateral.

Screen shot 2013-11-13 at 4.49.04 PMEl árbol no sólo causa que las hormigas se vuelvan adictas a su néctar, sino también daña a las hormigas de manera que no puedan digerir ninguna otra comida. Martin Heil, investigador de la Unidad Irapuato en México encontró que las hormigas nacen con la habilidad de digerir un número variado de azúcares pero luego pierden su enzima invertasa, la cual ayuda a romper los azúcares.

Así, después de haber probado el dulce néctar del acacia, las hormigas dañadas sólo pueden vivir de él. El árbol las ha esclavizado para que lo protejan de sus enemigos, y a cambio les regala su néctar, sin el cual ellas sufrirían delirium tremens y después morirían.

Ver Más
Close