Alimentación cósmica: un tomate orbita la Tierra

Esta fotografía no es un truco de Photoshop, es en verdad un tomate fresco y jugoso flotando en el espacio sideral.

Las delicias que nosotros, humanos en la Tierra, tomamos por sentado, pueden ser un lujo improbable para aquellos que flotan en el espacio sideral. Aunque rica en nutrientes, la comida de astronauta no parece ser muy apetitosa y mucho menos fresca. Es una serie de alimentos deshidratados enriquecidos con vitaminas y minerales. Es por ello que esta fotografía causó conmoción en la Red. ¿Cuándo hemos visto un vegetal flotando sin gravedad a 370 kilómetros sobre nuestras cabezas?

Se trata de hecho de una fotografía tomada por el astronauta japonés Kiochi Wakata a bordo de la Estación Espacial Internacional. Wakata tuiteó la foto diciendo: “Un tomate fresco para cenar nos hace felices en el espacio”.

La imagen no es una manipulación de Photoshop, ni un fotomontaje de ningún tipo. Pero sí es una de las imágenes más placenteras que veremos en algún tiempo porque de alguna manera compartimos la felicidad de Wakata al ver su tomate orbitando la Tierra a 7.710 kilómetros por segundo.



Asombrosas fotos captadas por un astronauta en sus primeros 6 meses en el espacio

Su atino para encontrar composiciones especulares le ha ido abriendo también un espacio artístico.

A una astronauta quizá lo imaginamos como un tipo meramente técnico. Con inclinaciones hacia el conocimiento y tal vez a la aventura, pero, ¿un astronauta con sensibilidad artística? Eso sí que sería un verdadero regalo; y lo cierto es que existe: su nombre es Scott Kelly.

Actualmente lleva un año viviendo en el espacio; mucho en la Estación Espacial Internacional y mucho en otras expediciones. Su acervo de imágenes de la Tierra desde el espacio no solo están enmarcadas por una natural vista espectacular; Kelly verdaderamente pareciera encontrar la manera especial de darnos un pedazo de la experiencia estética que ellos viven ahí arriba.

Hoy presentamos una selección de imágenes que invitan a sentir la Tierra desde texturas y patrones novedosos:

1432205699600492173 1432205699959850637 1432205700368696461 1432205701902131597 1432205702568348813 1432205704329094541 14322057051308742531432205702874744717 1432205700873719437

 

[space.io9]

 

 

 

 



La primer lechuga cultivada en el espacio es probada por astronautas

A través de Twitter la NASA anunció este hecho e hizo una transmisión especial por su canal de TV.

El hombre lleva más de medio siglo visitando el espacio, sin embargo las condiciones continúan siendo temerosas para muchos. Las misiones al espacio cada vez mas pueden hacerse con robots y sin la ayuda presencial de los humanos, pero muchas de ellas son también cada vez más arriesgadas y demandan más días allá afuera, lo que a su vez representa un mayor reto energético para las naves y para los humanos en relación a su suministro alimenticio (un ejemplo es la Estación Espacial Internacional).

Este 10 de agosto, la NASA anunció por medio de su cuenta de Twitter, y documentó en su canal de TV, el suceso de la primer lechuga cultivada y probada por astronautas en el espacio. Ya hace poco habían sido cultivadas lechugas pero no fueron ongeridas por los astronautas, fueron llevadas a la Tierra para su análisis para estudiar su fiabilidad.

¡Nuestros primeros vegetales fueron cosechados y consumidos por astronautas en el espacio!, escribió la NASA en su cuenta de Twitter.

La lechuga de la especie conocida como morada fue cultivada en una caja especial Veg-01 que llegó a bordo de la nave de carga SpaceX Dragon. Las semillas fueron “activadas” por el astronauta estadounidense Scott Kelly el 8 de julio, indicó la NASA. Las plantas crecieron durante 33 días antes de ser cosechadas. Los científicos describieron este paso como uno más en la carrera de las misiones humanas a Marte.

[La Jornada]



The Junk Food Project Cafe, el proyecto que pretende alimentar a todo el mundo

Toda la comida que se sirve en ese lugar son productos etiquetados erróneamente, por lo que se busca cuál es el alimento comestible para ofrecerlo a personas en condición de calle.

A lo largo de la historia de la humanidad, pueblos enteros han desaparecido a causa de la hambruna. Actualmente, alrededor de 24 000 personas mueren cada día de hambre.

Expertos han tratado de comprender y ofrecer soluciones viables que exterminen esta situación derivada a la falta de recursos alimenticios. Muchos se enfocan en programas que puedan expandir los alimentos a zonas marginadas; otros, hacer donaciones para exportar e importar la comida a África, India, Asia, etcétera. Sin embargo, ¿qué pasa en las zonas donde sí hay comida (y hasta de sobra)?

Cuando dejamos restos de un platillo, tiramos a la basura comida cuya fecha de caducidad ya está vencida, o se nos echa a perder las frutas o las verduras… ¿qué haces con todo ese desperdicio de comida?

Se estima que  1 320 860 978 234 kg de comida se desperdicia en el mundo entero, significando prácticamente el 40 por ciento de la producción global. Tan sólo en un país del primer mundo, se desperdicia anualmente 15 240 703 600 kg de comida comestible, debido a una confusa legislación de inocuidad.  

Por ello el Real Junk Food Project Cafe, cafetería de Johanna Hewitt y Adam Smith, pretende cambiar poco a poco esa situación con un esfuerzo social entre profesionales y activistas. Toda la comida que se sirve en  ese lugar es “interceptada”; es decir, Smith y su equipo buscan los alimentos “pasados” en negocios locales de Reino Unido, después observan cuáles son los productos comestibles y ofrecen platillos para personas en condición de calle.

El concepto se maneja de acuerdo con lo que las personas deseen pagar; por lo que algunos clientes, de todas las edades, pagan con servicios, tiempo o dinero. El menú cambia diario, después de catar todo para prevenir alergias o problemas nutricionales. Les compartimos un video para conocer más del proyecto: 

 



Descubre cuál es la hamburguesa vegana cercana a la perfección

Un grupo de estudiantes de ingeniería crearon una nueva especie de hamburguesa, la cual ha sido considerada como “la más perfecta”.

Muchas personas que han probado una hamburguesa vegana comentan que las hamburguesas veganas tienden a ser “secas” o que “les hace falta un algo” para ser un placer culinario. Explican que la masa, debido a que la mayoría está a base de frijol, avena, lentejas, soya o setas, puede dar la sensación de aridez entre dos pedazos de pan.

No obstante, estudiantes de ingeniería de la Universidad Lund, en Suecia, crearon una nueva especie de hamburguesa, la cual ha sido considerada como “la más perfecta”.

Al parecer no sólo eliminaron la carne del alimento, sino también el huevo y productos lácteos. En su lugar, utilizaron coliflores (hervidas durante cinco minutos a 85°C) y semillas como suplementos para generar una textura crujiente; e incluso, en vez de amasar todos los vegetales, dejaron algunos pedazos para mejorar la consistencia de la masa. De acuerdo con Jannika Timander, una de las estudiantes encargadas del proyecto, en vez de utilizar el huevo para estructurar todos los ingredientes en pedazos comestibles, tuvieron que usar almidón.

Con el fin de que el público pudiera comentar acerca de esta hamburguesa vegana, el equipo creó tres prototipos; de ese modo, los catadores escogerían cuál sería la mejor opción, tanto por su sabor como por su consistencia. Y entonces nació la hamburguesa beet chilli, la cual está hecha con betabel amarillo, papas, zanahorias, coliflores, chile fresco, limón, pimienta, semillas de calabaza, semillas de sésamo y sal.

¿Te gustaría intentar cocinarla en la comodidad de tu hogar?



Propone PETA que los futuros colonos de Marte sean veganos

La idea ha sido vista con agrado por las compañías que se encargan de organizar este tipo de expediciones espaciales, sobre todo por el hecho de que emprender proyectos que impliquen el asentamiento de ganado en otro planeta, resulta aún improbable y se perfila como sumamente costoso.

1342634168_8699_nasa

Según el fundador de Space X, Elon Musk, a partir del año 2018 será ya una realidad que civiles “comunes y corrientes” (que estén dispuestos a desembolsar 500,000 dólares por persona) puedan visitar Marte.

Ante dicho anuncio, la asociación en defensa de los animales PETA, mandó un mensaje para Space X donde promueven que todos aquellos humanos que pisen el planeta rojo deben ser veganos. “Podemos empezar con el pie derecho en la nueva biosfera, asegurándonos de que las provisiones que ingresen a Marte por SpaceX sean solamente comida vegetariana, y que los viajeros y futuros colonos del planeta se comprometan a disfrutar de una dieta libre de productos animales una vez que hayan aterrizado”, dice el comunicado.

Asimismo, instaron a asegurarse de que Marte sea un planeta vegano, protegiendo así a los animales de los horrores que tienen que soportar en la Tierra, producto de las industrias de la carne, huevo y productos lácteos.

La idea ha sido vista con agrado por las compañías que se encargan de organizar este tipo de expediciones espaciales, sobre todo por el hecho de que emprender proyectos que impliquen el asentamiento de ganado en otro planeta, resulta aún improbable y se perfila como sumamente costoso.

Dicha iniciativa se une a la de la NASA que ha preparado menús vegetarianos para todos sus astronautas desde el año pasado, además que los tripulantes de las naves que viajan al espacio, han asegurado sentirse mucho mejor teniendo plantas a su alrededor y les hace extrañar menos el planeta Tierra.

[Huffington Post]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca