Poetree: la urna fúnebre que te permite plantar un árbol en las cenizas

El proyecto Poetree es una iniciativa poética de devolverle a la tierra lo que es suyo: nuestro cuerpo. En esta urna biodegradable puedes plantar un árbol de cerezo que crecerá alimentado por las cenizas del difunto.

Muy rara vez la muerte es un evento ecológico. Todo lo contrario, los ataúdes de metal y los químicos de embalsamamiento provocan que no pueda haber biodegradación, algo sumamente absurdo si pensamos que la tierra podría sacar mucho provecho de nuestro cuerpo. Y sin embargo, tomando en cuenta que todos vamos a morir y que el ciclo de descomposición es fundamental para la vida vegetal, cada vez hay más iniciativas inteligentes y ecoamigables en torno a las prácticas fúnebres.

Uno de los proyectos más lindos y sencillos es el diseñado por la francesa Margaux Ruyant, llamado Poetree. Se trata de una urna fúnebre que infunde un espíritu poético al proceso de duelo. Poetree es una urna que evoluciona con el tiempo, permitiendo que los seres queridos planten un árbol en las cenizas del difunto.

poetree3

La urna está hecha de un anillo de cerámica con los detalles de la persona muerta, un contenedor de corcho y un corcho que sella. Los familiares pueden poner las cenizas del difunto en la urna y llevarla a casa junto con un árbol de cerezo en una maceta biodegradable. Cuando están listos quitan el corcho y agregan tierra dentro de la urna, y el pequeño árbol puede ser plantado en las cenizas.

Después de haber dado al árbol un poco de tiempo para crecer, la urna puede plantarse en un jardín, en dónde el contenedor de corcho puede comenzar su proceso de degradación, dejando solamente el anillo de cerámica en la superficie como una marca conmemorativa del difunto y un hermoso árbol de cerezo emergiendo de él. Esta idea transforma la visión “estática” que tenemos de la muerte hacia una fluida, agradecida y viva.

Poetree-by-Margaux-Ruyant-3-537x379



Descubre los asombrosos e insólitos beneficios de abrazar a un árbol y a su energía revitalizadora

Los árboles brindan no sólo oxigeno y madera, también una importante fuente de energía sanadora que interactúa entre sí.

Numerosos estudios han demostrado que la naturaleza es un factor determinante en la salud de las personas. Sin marcar una diferencia contundente, la naturaleza brinda una especie de alivio a enfermedades tanto físicas como psicoemocionales; se trata realmente de un proceso en el que se regresa a la fuente del espíritu para renovarse.

Si bien no es sólo de entrar en contacto con espacios verdes, también de volvernos conscientes de las propiedad energéticas que los árboles y plantas proveen. Los árboles brindan no sólo oxigeno y madera, también una importante fuente de energía sanadora que interactúa entre sí.

treehug

En su libro Blinded by Science, Matthew Silverstone comprobó que la energía vibracional de los árboles y plantas brindan una serie de beneficios a la salud de los humanos. Por ejemplo, los árboles poseen energía de grounding permitiendo usar la fuerza para extenderla positivamente hacia los demás. Es decir, un árbol cuando se toca –o se abraza– tiene una vibración única que afecta nuestro cuerpo en maneras maravillosas al entrar en contacto con energía de vida de la naturaleza.

Como mencionamos con anterioridad, no se trata sólo de ver árboles para sentirse bien; si no de conllevar un vínculo de cuidado, en donde se permiten crecer tal cuales son. Esto permitirá recibir toda la fuerza y estabilidad que el cuerpo encarna. Envía energía positiva al agradecerle –verbal o mental– nutrir la tierra; planta un árbol para continuar con el ciclo positivo; ten plantas en tu trabajo u hogar; disfruta de más actividades en el exterior.

[Fractal Enlightment]



¿Cuántos árboles hay en la Tierra?

El inventario forestal más ambicioso a la fecha nos dice que, aproximadamente, por cada ser humano existen unos 420 árboles.

Hacer un inventario confiable sobre la cantidad de árboles que pueblan el planeta no es una tarea sencilla. Hasta hace poco, se creía que en la Tierra existen unos 400 mil millones de árboles, pero en un nuevo sondeo, el más ambicioso a la fecha, las cifras han arrojado un aproximado de 3 billones (es decir, unos 3 millones de millones); 8 veces más grande que la cifra antes estimada.

Un equipo de la Universidad de Yale encabezado por Thomas Crowther llegó a esta aproximación que supone 420 tres árboles por persona en el mundo, gracias a las fotografías satelitales, a partir de las cuales los científicos pueden encontrar las zonas donde existe más densidad de ellos.

Luego entrecruzaron datos de Parques Nacionales y bosques, muchos de los cuales cuentan con inventarios individuales y así es posible conocer, por unidad, la cantidad de árboles en las zonas más pobladas.

Sobre la deforestación, el mismo equipo calcula que cada año estamos cortando unos 15 mil millones de árboles y únicamente reforestando unos 5 mil millones. La frase sobre plantar un árbol como una manera de trascender el mundo es quizá una de las más atinadas ahora; aunque tres billones parecieran una descomunal cifra para imaginar, lo cierto es que hace unos once mil años, un par de miles antes de que existiese la agricultura, se cree que el número doblaba al de hoy.

[BBC News]



6 tips que debes conocer para plantar tus árboles frutales

Son muy básicos pero estas aparentes obviedades podrían salvar tus esfuerzos en los decisivos primeros días de crecimiento.

Tener árboles propios es una deliciosa entrada al mundo de la naturaleza y a la autosustentabilidad. Son una de las partes más elaboradas de los huertos urbanos y te causará un inefable placer el comer tu misma producción orgánica.

Hoy te presentamos 6 tips básicos para crecer árboles sanos; recuerda que las primeras semanas son definitivas en su supervivencia y que la cantidad de agua, fertilizantes (orgánicos) y plaguicidas orgánicos dependen mucho de la zona en que te encuentres.

Espacio:

2 metros y medio son necesarios entre cada árbol para que puedan crecer sanos.

 

Polinización:

Investiga muy bien cuáles son los árboles que se dan en tu zona para que así puedas preparar mejor el terreno. Algunos árboles son autopolinizadores pero mucho otros requieren de toda clase de abejas y mariposas, por  ejemplo. Por lo anterior sería positivo si sembrases esas plantas que también propician el acercamiento de esos polinizadores.

 

Tiempo:

Podría sonar como una obviedad pero es básico que indagues qué árboles puedes sembrar en tu área y en qué época del año para que no se aun trabajo frustrado.
 

Hoyo:

Asegúrate de hacer un hoyo lo suficientemente amplio para que puedan crecer las raíces de tu árbol, mientras más amplio será mejor.

 

Limpia los derredores:

Cuando termines de hacer el hoyo, sembrar y luego taparlo, asegúrate de remover la tierra que ha quedado en los bordes; este es un error muy común (no remover esta tierra) ya que impide el crecimiento de las raíces.

 

Estacas:

Son usadas para que el tronco de tu árbol crezca derecho o tenga un soporte si lo vez muy débil. No todos los árboles las necesitan para crecer, haz uso de ellas solo cuando veas que tu árbol se vea muy frágil.



¿Quieres convertirte en un árbol después de morir? Ahora es es posible

Capsula Mundi, empresa italiana que propone crear cápsulas orgánicas que sustituirán a los ataúdes.

Uno de los temas que más ha enviciado al ser humano es la muerte. La incógnita del más allá nos permite crear soluciones viables para la aceptación de este fin desconocido; como por ejemplo, terapias asociadas con la tanatología, facilitaciones económicas para los preparativos legales, el porvenir tanto de nuestras propiedades como nuestro cuerpo, entre otras.

Sin embargo, en contadas ocasiones se ha tomado en consideración el efecto que tiene un cuerpo inerte en el planeta. Aún muerto, un cuerpo continúa dejando una huella de carbono en el planeta. Por lo que se han desarrollado proyectos que posibilitan la posibilidad de generar vida a partir de la muerte; es decir, plantar árboles con base en las cenizas de los cuerpos. Por ejemplo, Urban Death Project es un diseño de Katrina Spade, quien convirtió a los cuerpos en material nutritivo para la tierra en granjas, jardines comunitarios y plantíos cercanos. Otro proyecto es el de la francesa Margaux Ruyant, quien utilizó una urna fúnebre fundida en el proceso del duelo a fin de plantar un árbol en las cenizas del difunto. Estas ideas planean transformar la visión “estática” de una muerte a una fluida, agradecida, ecológica y viva.

bebf2589-c8ac-48b9-a6cb-d729a72a7fe9.quality_lighter.inline_yes1De ahí surge Capsula Mundi, empresa italiana que propone crear cápsulas orgánicas que sustituirán a los ataúdes. La cápsula, hecha con materiales biodegradables, contendrá al cuerpo en posición fetal para así enterrarla debajo de un árbol, el cual se alimentará de los desechos orgánicos creciendo y fortaleciéndose en los próximos diez y 40 años.

Este proyecto pretende colocar una cápsula a lado de la otra, de modo que se pueda sustituir un cementerio con un bosque en honor a los difuntos.



TOP: los sorprendentes y múltiples beneficios de los árboles

No siempre comprendemos las razones por las que un árbol, aunque sea muy pequeño, es importante para nuestra existencia

Numerosos artículos hablan acerca de la importancia de los árboles, de las razones y métodos para cuidarlos, entre otros. Se habla de que el planeta está sin recursos naturales, sufriendo del exceso de gases metanos que contaminan al medio ambiente. Se enfatiza en la contención educativa para el bienestar del medio ambiente. Sin embargo, no siempre comprendemos las razones por las que un árbol, aunque sea muy pequeño, es importante para nuestra existencia:

Los árboles combaten el efecto del gas invernadero. Los árboles absorben el dióxido de carbono (CO2), removiendo el carbón y liberando el oxígeno en el aire.

Los árboles limpian el aire al absorber olores y gases contaminantes filtrando partículas del aire, a las cuales atrapan con sus plantas.

Los árboles brindan oxígeno.

Los árboles ambientan las calles y la ciudad.

Los árboles conservan energía. Al colocar árboles de manera estratégica, se puede reducir el aire acondicionado hasta en un 50%.

Los árboles cuidan el agua a través de la evaporación. La mayoría de los árboles nuevos necesitan sólo 15 galones de agua a la semana.

Los árboles previenen la contaminación del agua.

Los árboles previenen la erosión del suelo.

Los árboles protegen a los niños de los rayos ultravioleta.

Los árboles brindan comida.

Los árboles sanan síntomas de trastornos emocionales, así como de fatiga mental.

Los árboles reducen el riesgo de violencia.

Los árboles marcan las temporadas del año.

Los árboles crean oportunidades económicas.

Los árboles son maestros y compañeros de juego.

Los árboles proveen diversidad, uniendo a las personas.

Los árboles otorgan unidad a la humanidad.

Los árboles incrementan los valores de las propiedades.

Los árboles brindan madera.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca