Microplásticos de exfoliantes contaminan los Grandes Lagos

Granos de plástico utilizados en productos de belleza plagan los Grandes Lagos de EUA, según explica un estudio sobre impacto ambiental.

Desde hace varios meses, científicos advirtieron la presencia de grandes cantidades de microplásticos del tipo que utilizan los exfoliantes en la Región de los Grandes Lagos. Las partículas son tan pequeñas que son imposibles de remover.

En un artículo publicado en ScienceDirect, los investigadores Marcus Eriksen y Sherri Mason explican lo siguiente: “Las altas concentraciones de microplásticos [en esta región] rebasa la mayoría de las muestras en océanos de todo el mundo”. Según sus resultados, se pueden encontrar hasta más de 450 mil partículas que miden menos de un milímetro por kilómetro cuadrado. Y agrega: “Los granos de plástico utilizados en muchos exfoliantes no son filtrados adecuadamente por el tratamiento de aguas residuales”.

El investigador explica que puede haber hasta 6,000 granos de plástico en un miligramo de exfoliante, por lo que los peces pueden, debido a su tamaño, confundir una partícula con un huevo de pez y tragárselo. También es posible que químicos insolubles se adhieran a las mismas envenenando a la flora marina.

o-MICROPLASTICS-570

Las marcas Unilever, Johnson & Johnson, The Body Shop, L’Oreal y Colgate-Palmolive son algunas que han prometido dejar de utilizar los microplásticos. Algunas alternativas biodegradables para exfoliar son las semillas de chabacanos y sal marina.

Eriksen concluye: “Productos desechables que utilizan un material diseñado para durar miles de años son inaceptables en el siglo XXI.”

Por todo lo anterior, es importante recordar que todas nuestras acciones se ven reflejadas en nuestro medio ambiente; por ello, es esencial buscar siempre una opción natural.



¿Por qué Eslovenia dejará de comercializar el agua potable?

Para Miro Cerar, primer ministro, esta medida pretende proteger el agua, “el oro líquido del siglo XXI”, a nivel legal.

Eslovenia se ha convertido en el primer país europeo en lograr que el agua bebible se convierta en derecho fundamental para todos sus ciudadanos. Esto significa que dejará de ser comercializada por decreto de la constitución del país. 

Al ser un país rodeado de montañas y bosques, Eslovenia es un lugar rico en agua y otros recursos primarios. Este recurso acuífero es un servicio público administrado por el estado, de modo que se usa para suministro de sus habitantes con agua potable. Esta medida evitará que el mercado saque provecho de este recurso natural. 

En palabras de Miro Cerar, primer ministro, esta medida pretende proteger el agua, “el oro líquido del siglo XXI“, a nivel legal: “El agua de Eslovenia es de una calidad alta y, por lo mismo será próximamente el foco de atención de países extranjeros y el apetito de corporaciones internacionales.” Con ello, y otras medidas tomadas en temas de ecosustentabilidad, Eslovenia ha  sido declarado como el primer “destino verde” en el mundo por la organización Green Destinations” –cuya capital es Ljubljana–. 

Esta nueva enmienda en la constitución de Eslovenia permite que cada ciudadano tenga el derecho al agua potable, desarrollando una solución para las 12 000 personas Roma que actualmente no tienen acceso este tipo de agua. Si bien apenas es el inicio desde un ámbito legal, se requieren de acciones físicas que aseguren la inocuidad del agua, la reducción del uso de botellas de plástico y el bienestar de una minoría. 

 



Solvente come-plástico, ahora es posible gracias a estas dos estudiantes

Canadá, Miranda Wang y Jeanny Yao, desarrollaron un proceso que usa un solvente que primero disuelve el plástico y luego lo elimina con enzimas.

En la actualidad, usamos el plástico para muchísimas cosas; sin embargo, después de su uso, lo tiramos sin saber específicamente el lugar en donde termina. Sin darnos cuenta, termina en todos lados, principalmente en los océanos. Esto ha generado un impacto negativo en el planeta, afectando ecosistemas y estilo de vida de animales. Por ello, se ha reforzado la invitación a generar consciencia acerca de la contaminación en el planeta y fomentar las tres R’s ecológicas –reducir, reusar y reciclar–. 

Frente al problema de que el plástico no es un producto que se degrade en pocos años, las estudiantes Magee Secondary en Vancouver, Canadá, Miranda Wang y Jeanny Yao, desarrollaron un proceso que usa un solvente que primero disuelve el plástico y luego lo elimina con enzimas. En otras palabras, optimizaron el proceso de esta bacteria que come plástico –pftalatos–.  

Al analizar la bacteria en un río cerca de sus hogares, las estudiantes encontraron que la bacteria no sólo puede ser una solución para la contaminación del plástico, también que se trata de una puerta de oportunidades para descubrimientos inesperados. Pues, de acuerdo con un equipo de investigadores de Stanford University y Beihang University, la bacteria no sólo come plástico, también espuma de poliestireno. 

Ahora el objetivo de Wang y Yao es desarrollar un biodigestivo gigante que pueda vivir en un barco y que puedan comer y degradar el plástico en los océanos. Para ello, están lanzando una campaña llamada BioCellection, la cual espera crear un tanques digestivos móbiles que utilicen la bacteria en el campo.  

 

Más en Ecoosfera:

Científicos japoneses descubren bacteria que sólo come PET



3.3 millones de muertes al año se asocian con este fenómeno que está afectando al planeta

Lelieveld sentencia que si la calidad del aire continúa empeorando, para el 2050 habrá un promedio de 6.6 millones de muertes prematuras en todo el mundo –afectando principalmente Asia del Sur y del Este.

La contaminación del aire está cargada de pequeñas partículas de tóxicos asociados con enfermedades del corazón, pulmón y otras afecciones que han generado un impacto a largo plazo en la salud de las personas. De hecho, y según la data científica de Jos Lelieveld, del Max Planck Institute for Chemistry, este tipo de contaminación es la principal causa de más de 3.3 millones de muertes prematuras al año –de las cuales, el 75 por ciento suceden en Asia–. 

Y pese a que se ha procurado generar una mayor consciencia sobre los efectos negativos de la contaminación en el aire, la realidad es que hay regiones en que la calidad del aire tiende a no monitorearse, y en consecuencia no se toma en consideración la diversidad de los tóxicos que se encuentran en las partículas finas de la materia. Por esta razón, Lelieveld y sus colegas estimaron la tasa de mortalidad prematura a causa de la contaminación del aire al combinar modelos de la calidad atmosférica del planeta, la data de sensores satelitales y terrestres y las estadísticas de salud de la población en el mundo. 

Fue así que Lelieveld llegó a la conclusión que el 75 por ciento de las muertes prematuras por la contaminación estaba relacionado con ataques al corazón y paros cardíacos; y el 25 por ciento, a enfermedades respiratorias y a cáncer de pulmón: “En total, la contaminación del aire –la mayoría por partículas finas de la materia y una mínima cantidad de ozono– causa 3.3 millones de muertes prematuras al año en el mundo.” Además de que el 75 por ciento de estas muertes prematuras ocurre en Asia –1.4 millones de muertes en China  y 650 000 en India–; mientras que 55 000 en EE.UU., y 180 000 en la Unión Europea

En estas regiones abundan fuentes principales de contaminantes: quema de carbón y madera para calentar hogares y cocinar; gas de amoniaco liberado por fertilizantes en la agricultura; combustibles fósiles para procesos industriales y plantas de energía; etcétera. 

 Lelieveld sentencia que si la calidad del aire continúa empeorando, para el 2050 habrá un promedio de 6.6 millones de muertes prematuras en todo el mundo –afectando principalmente Asia del Sur y del Este: “Si se pretende evitar que la mortalidad prematura continúe creciendo por la contaminación en el aire, se necesitarán medidas de control de calidad del aire, particularmente en Asia del Sur y del Este. Nuestro estudio muestra que es particularmente importante reducir las emisiones contaminantes en el uso de la energía casera en Asia. Al reducir las emisiones de origen agricultor, la calidad del aire también mejoraría, especialmente en Europa, EE.UU. del Oeste y Asia del Oeste.”

 

[Live Science]



BPS, el sustituto del BPA en plástico, es igual de tóxico en animales y humanos

Tras realizar un estudio en peces zebra, los embriones se desarrollaron más rápido que la norma cuando estaba presente el BPA o BPS.

El BPA, bisfenol A, es un químico que se encuentra dentro de los plásticos que usamos para botellas de agua, contenedores o juguetes de los niños. En las últimas décadas estudios han demostrado que este químico es un factor desencadenante de enfermedades, como cáncer, o trastornos en el sistema reproductivo. Sin embargo, ¿las medidas de prevención han sido realmente útiles?

Empresas y fábricas de plástico han sustituido el BPA por el BPS, bisfenol S, otro químico igual de tóxico que su antecesor. La diferencia radica que ahora no sólo afecta a humanos, también a animales. De acuerdo con estudios realizados en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), bajos niveles de BPA o BPS, de tan sólo 25 horas, puede provocar la alteración fisiológica en animales desde estadios embrionarios.

Tras realizar un estudio en peces zebra, los embriones se desarrollaron más rápido que la norma cuando estaba presente el BPA o BPS. De manera que el equipo de investigación descubrió que la exposición a estos químicos puede sobrestimular el sistema reproductivo de los animales, incrementándolo hasta un 40 por ciento: “La exposición a dosis bajas de BPA tiene un impacto significativo en el desarrollo embrionario de las células cerebrales, las cuales controlan los genes reproductivos de la vida.”

Pese a encontrar data acerca de la toxicidad del plástico, la US Food and Drug Administration –FDA–, afirma que el BPA es seguro, por lo que aprueba usar contenedores y empaques de plástico. De modo que las personas se encuentran diariamente expuestas a pequeñas dosis de BPA, sufriendo consecuencias relacionadas con la toxicidad de estos químicos.

[ScienceAlert]



¿Beber agua purificada de aire contaminado? Ahora es posible con este innovador dispositivo

Retezár Kristof, fundador de Fontus, explica que se trata de un proceso simple de condensación de la humedad que hay en el aire:

Como medidas para ecosustentabilizar el consumo del agua y reducir el uso del plástico, el equipo australiano Fontus ha creado un dispositivo de energía solar que condesa la humedad del aire y la convierte en agua bebible.

Se trata de un gadget que usa una superficie hidrófobas para repelar y canalizar las gotas de la condensación en la botella; es decir que cada hora, el dispositivo proveerá 0.5 litros de agua pura siempre y cuando el aire no esté excesivamente contaminado.

Retezár Kristof, fundador de Fontus, explica que se trata de un proceso simple de condensación de la humedad que hay en el aire: “Siempre hay un porcentaje de humedad en el aire, sin importar en dónde estés –inclusive en el desierto–. Eso significa que siempre hay un potencial para extraer esa humedad del aire.”

A través del uso de una bicicleta y una botella de agua, esta innovación pretende beneficiar a 1.2 miles de millones de personas en el mundo que vivan en áreas donde conseguir agua purificada es un problema: “La idea es resolver un problema global: las complicaciones del agua en ciertas áreas del mundo donde hay poca cantidad de agua subterránea pero mucha humedad.”

El dispositivo está hecho con un panel solar, el cual posee una recamara de condensación con las superficies hidrófobas y un filtro básico para atrapar el polvo, tierra y bichos: “Básicamente se está bebiendo agua en un estado vaporoso para convertirlo en un estado líquido.”

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca