Construye tu propio generador eléctrico con una bicicleta (VIDEO)

En tan solo seis minutos el artista Chris Hackett te enseña cómo construir un generador de energía para emergencias.

Chris Hackett es un artista de Brooklyn, Estados Unidos que dedica su vida al eco-arte y reutiliza la basura para crear objetos útiles. Cuando el Huracán Sandy azotó Estados Unidos, dejo a más de 7 millones de personas sin electricidad, evento que lo inspiró a crear una fuente de electricidad utilizando objetos caseros.

Materiales para el generador:

  • Una batería de ciclo profundo
  • Un convertidor
  • Un motor magnético permanente
  • Una bicicleta
  • Un eje de metal
  • Un marco de metal
  • Circuito de carga de corriente

Hackett menciona (1.40) que la pieza central del cargador casero es el motor magnético permanente y recomienda buscar uno de los que se usa para sillas de ruedas eléctricas (unos 250 watts). El eje de metal se conecta al motor y la rueda de la bicicleta se coloca sobre el eje: la hace girar y alimenta el motor. Hackett utiliza el marco de metal para fijar la bicicleta (3.06), explica que para evitar desperdiciar energía el eje y la rueda de la bicicleta deben estar montados de manera inmóvil y ajustada. El circuito de carga de corriente se conecta a la batería, y ayuda a determinar la cantidad de volts del sistema, según Hackett, rebasar los 13-14 volts creará un corto circuito.

Aunque el sentido del humor del artista es un tanto oscuro, refiriéndose a un apocalipsis sin fuentes eléctricas, su sistema es útil y sencillo de construir.



¿Utilizarías un incinerador de heces caninas como alternativa ecológica?

Luis Eduardo Carrillo, especialista ambiental, explica que “permitir que exista [este tipo] de basura en la vía pública, siempre será un daño contra la ecología y la salud.

MediaTrends

En los últimos años, 50 toneladas de excrementos caninos han diariamente flotado en el aire de la ciudad. Estos deshechos, al combinarse con otros contaminantes, tienen el potencial de inocular parásitos y hongos tanto al ser humano como a otros perros; tales como parvovirus, parasitosis, neumonías y problemas alérgicos.

Luis Eduardo Carrillo, especialista ambiental, explica que “permitir que exista [este tipo] de basura en la vía pública, siempre será un daño contra la ecología y la salud. […] Se convierten en focos de riesgo en la transmisión de la rabia, sarna, fecalismo, agresiones físicas y contaminación de mercados o basureros.”

Para Carrillo, entre las alternativas de solución se encuentran:

Implementar en la materia de ecología de primaria y secundaria, aspectos sobre la polución por desechos animales y su eliminación. En tal sentido diversas instancias gubernamentales deben realizar campañas educativas. […] El ciudadano debe tirar los materiales orgánicos de sus mascotas por medio de vías rutinarias, como son el camión de la basura o el drenaje.

Para reducir la infestación de bacterias en el aire, Israel Oded Shoseyoy, de la Universidad Hebrea de Israel, y Paulee Cleantec, desarrollaron un dispositivo capaz de aspirar los excrementos de la mascota y convertirlos en ceniza. Lo llamaron AshPoopie.

 

Este dispositivo pretende no sólo ayudar a acabar con la contaminación por desechos fecales, también a reducir el consumo de bolsas de plástico. En palabras de Shoseyoy, “las bolsas de plástico son mucho más perjudiciales para el medio ambiente que las heces convertidas en cenizas, por lo que sería una buena opción para contribuir en el cuidado de nuestro entorno.”

El funcionamiento es aparentemente sencillo: AshPoopie recoge los excrementos del perro como si fuera una aspiradora y los devuelve convertidos en polvo. Esto funciona gracias a un cartucho, que contiene una especie de cápsula, que desintegra el desecho a 95ºC. El resultado es sólo ceniza.

El objetivo de este dispositivo es hacer consciencia ambiental, reduciendo así el riesgo de expandir infecciones tanto en humanos como en animales. ¿Utilizarías tú AshPoopie?

Gadget Feast
Gadget Feast


Las bicicletas como el medio de transporte más eficiente de todos

La bicicleta reduce la dependencia a energía no renovable para el cuidado del medio ambiente, la seguridad social y la competitividad económica. Además, es un excelente ejercicio para la generación de endorfinas y serotonina

Coches, aviones, trenes, transporte público y bicicletas; estos son los medios de traslado más comunes para recorrer una metrópoli a la hora de llegar a un encuentro profesional, escolar o casual. Sin embargo no son, forzosamente, los más efectivos…

De acuerdo con David Banister, profesor en estudios de transporte, la bicicleta es, entre todos los posibles, el medio de transporte más efectivo a nivel energético. Esto, evidentemente, en términos de megajoules de energía expandida por kilómetro viajado.

Bikes_Most_Efficient.png.662x0_q100_crop-scale

 

Mientras que los automóviles o autobuses requieren de energía contaminante para su funcionamiento, la bicicleta (y la caminata) sólo requiere cierta cantidad de calorías (conseguidas a través de la comida), menor a la gasolina, de modo que la bicicleta reduce la dependencia a energía no renovable para el cuidado del medio ambiente, la seguridad social y la competitividad económica. Además, es un excelente ejercicio para la generación de endorfinas y serotonina (hormonas del bienestar, la felicidad y la recompensa).



Este pequeño pueblo alemán produce 6 veces más energía de la que consume

Desde 1999 este lugar cuenta con siete aerogeneradores en sus colinas, así como paneles solares en los techos de casas y establos

Desde hace unas décadas, el planeta está pidiendo el apoyo de cada ser vivo para sobrevivir a como dé lugar. Este sitio cada vez encuentra más complicado encontrar balance con la contaminación ambiental, el uso excesivo de recursos naturales imposibilitando la homeostasis del medio ambiente, la proliferación de químicos nocivos en nuestras fuentes de vida y la desaparición descontrolada de varias especies, entre otras catástrofes.

Sin embargo, pequeños esfuerzos del humano han logrado neutralizar este camino caótico. Uno de ellos se ubica en Wildpoldsried, un pueblo en Alemania cuyos 5 mil habitantes producen seis veces más energía sustentable de la que consumen.

Desde 1999 este lugar cuenta con siete aerogeneradores en sus colinas, así como paneles solares en los techos de casas y establos. Además, con sólo el estiércol del ganado consiguen calentar el agua de cada uno de los inmuebles. De este modo, el mismo pueblo se ha convertido en su productor, con un costo de 0.57 euros (0.80 dólares) el kilovatio.

La iniciativa pretendía alcanzar un apoyo sustentable de energía renovable, en especial desde el desastre de Chernobil. La meta puesta al principio fue lograr ser autosustentables para 2020: la sorpresa fue que, para 2012, ya habían impuesto su marca.

¿Y qué pasa con la energía que sobra? Empresas como Siemens, así como varias universidades, buscan colaborar con este pueblo para aprovechar esta energía libre y limpia.
Esta parte de Alemania debería mostrarse como un ejemplo a seguir y una motivación para generar un cambio proambiental.



Microcultivos caseros te permitirán cosechar todo lo que comes

¿Te imaginas poder cultivar fresas, lavanda, hierbas de olor y demás cultivos desde tu casa? SproutsIO te permite hacerlo de la manera más fácil posible.

Cualquier jardinero sabe que cada cultivo tiene su estación. Dependemos en gran parte del sol, clima y lluvia cuando sembramos y cuidamos de plantas. Los cultivos urbanos son aún más dependientes del clima de la ciudad (al menos que cuenten con un sistema acuapónico sofisticado), y muchas frutas y verduras que nos gustaría cosechar en casa sencillamente no se dan. Unos estudiantes de MIT han decidido cambiar esto y han creado un sistema de microcultivo que te permite cosechar todo tipo de plantas, todo el año, en casa.

SproutsIO es un sistema que utiliza tecnología de punta para cuidar de cultivos en una escala pequeña. Utiliza aeropónicos para regar las plantas con una brisa nutritiva, y todo se controla a través de una aplicación para smartphones.3031326-slide-sproutsioprofessional

Uno de los creadores de SproutsIO explicó al sitio FastCo. que otro factor que lo inspiró a crear este producto fue la cantidad de energía y recursos que son desperdiciados durante la producción de alimentos, desde su cultivo, su transportación y hasta que llegan a nuestra mesa. El SproutsIO utiliza 90% menos agua y 60% menos fertilizantes. Adicionalmente, el diseño es elegante, blanco y plateado, una ecológica adición al hogar.

Estas microgranjas inteligentes estarán a la venta dentro de un año. El SproutsIO es uno de esos gadgets que nos podría ayudar a apreciar el origen de los alimentos, transparentando un mercado que hoy en día explota a muchos trabajadores y al planeta.

 



En México generan electricidad con excremento de vaca

Académicos de la Universidad Autónoma Chapingo generan electricidad con excremento de vaca que mantiene encendidos hasta 4 mil focos por hora

Uno de los potentes contaminantes, aunque parezca irrisorio, son los desechos y eructos de las vacas. Según un informe de la FAO de 2006, el 18% de las emisiones de efecto invernadero provienen de los desechos del ganado. El gas metano que emite el excremento de vaca es 23 veces más dañino para la atmósfera que el CO2.

Un proyecto de la Universidad Autónoma Chapingo (la institución educativa agrícola más importante de Latinoamérica), genera energía eléctrica en uno de sus establos, usando los residuos fecales de las vacas. El proceso funciona así: se dirigen los desechos a unas celdas de captación, conducidas por ductos de plástico, hacia un pozo. Después, una máquina separa los sólidos y líquidos. El agua y las pequeñas partículas son alojadas en un biodigestor, y los sólidos son almacenados como composta. A partir del gas metano emitido de los sólidos, se genera energía eléctrica capaz de proveer de luz a 4000 focos por hora.

Los inventores están asesorando a pequeños productores lecheros de Zumpango, Estado de México, para que produzcan su electricidad. La medida reduce los efectos contaminantes de las emisiones de metano y también las generadas por la electricidad producida por quema de fósiles (el 73% del CO2 en este país se origina por este proceso).

Según investigaciones, una vaca contamina más que un auto. Cifras del gobierno mexicano apuntan a que en este país existen el doble de cabezas de vacas que de autos. Las medidas que proponen los científicos para disminuir la contaminación por ganado es implementar una dieta más digerible para las vacas, que generen menores cantidades de metano. Otra, aprovechar estas emisiones para generar electricidad.

El hallazgo en la contribución al calentamiento global por los excrementos del ganado es relativamente nuevo. Las medidas para paliar este efecto apenas comienza. Quizá la propagación de la cultura de aprovechamiento de los excrementos entre los productores de los países incrementará la conciencia en los campesinos que hasta hace poco, en su mayoría, no tenían idea del fenómeno.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca