El azúcar es adictiva y la droga más peligrosa de la historia

El oficial de salubridad de Ámsterdam tomará medidas legales e implementará advertencias sobre los peligros del consumo de azúcar.

“Esto podría parecer exagerado y fuera de proporción, pero el azúcar es la droga más peligrosa de los tiempos y aún puede conseguirse en cualquier lugar”, comenta el jefe del servicio de salud de Ámsterdam, Paul van der Velpen, quien está haciendo un llamado de emergencia a regular la venta de azúcar en Holanda, la capital dónde el cannabis es legal y se efectúan los más grandes esfuerzos por llevar una vida sana y sustentable.

“Así como el tabaco y el alcohol, el azúcar es en efecto una droga. Existe un papel importante para el gobierno: el uso de azúcar debe ser desalentado. Y los usuarios deben estar informados sobre sus peligros”, escribió Velpen en el blog oficial de salubridad.

El jefe de salubridad cita investigaciones que declaran que el azúcar, a diferencia de las grasas y otros alimentos, interfiere con el apetito del cuerpo creando un deseo insaciable a seguir comiendo, un efecto que es responsabilidad de la industria alimentaria por utilizarlo para incrementar el consumo de sus productos.

“El azúcar descompone ese mecanismo. Quienquiera que coma azúcar quiere más y más, incluso cuando ya no tienen hambre. Dale unos huevos y dejará de comer en cualquier momento. Dale unas galletas y comerá y comerá sin importar si le duele el estómago”.

Lo anterior resuena claramente ya que todos nosotros hemos experimentado esto, aunado al rush del azúcar, que nos prende inmediatamente y luego nos deja caer. El azúcar, por lo tanto, es una forma de la adicción. Es tan difícil luchar contra un antojo de dulce como lo es por un cigarrillo. Es por ello que las dietas funcionan temporalmente. La terapia de adicción sería más adecuada.

Van der Velpen propone impuestos al azúcar y límites legales que regulen la cantidad que puede ser añadida a los alimentos procesados. También quiere poner mensajes de advertencia en dulces y refrescos que le digan a los consumidores que “el azúcar es adictiva y mala para la salud”.

“Los aseguradores de la salud tendrán que financiar terapia de adicción para sus clientes obesos. Las escuelas ya no podrán vender dulces y refrescos. Los productores de bebidas deportivas que están repletas de azúcar serán sancionados o demandados por su publicidad engañosa, etcétera”, apuntó.

El número de personas obesas no sólo aumentó al doble en las dos últimas décadas en Holanda, sino que este fenómeno está sucediendo en todo el mundo (México siendo el primer lugar en obesidad mundial, en gran medida gracias al consumo desbordado de azucares).

Quizá estamos lejos de tomar las medidas necesarias que limiten el consumo de azúcar en otras partes del mundo, pero Holanda siempre ha sido un pionero en materias de salud y sustentabilidad.

[The Tepegraph]



Consumir azúcar provoca los mismos efectos de la cocaína, estudio

Esta investigación apoya la teoría de que los alimentos altos en azúcar y grasa estimulan al cerebro de la misma manera que las drogas

En los últimos años, numerosos estudios han observado una peligrosa relación entre el consumo excesivo de azúcar y numerosas enfermedades crónico degenerativas a nivel mundial. Principalmente cuando la suma de factores como la vida sedentaria, el estrés y la ingesta excesiva de alimentos chatarra, contribuyen a la merma sanitaria causada por el hiperconsumo de este ingrediente blanquecino. 

Entre las enfermedades asociadas con el consumo excesivo de azúcar se encuentra el Síndrome Metabólico –SM–, el cual contiene en sí mismo cardiopatías, sobrepeso y obesidad, diabetes II, algunos tipos de cáncer y deterioro renal; así como problemas en el hígado graso, disfunción endotelial, inflamación silenciosa, estrés oxidativo, enfermedades renal, poliquistosis ovárica, entre otras. 

OreoResearch-1024x683

Sin embargo, de acuerdo con un estudio realizado el 2013 en Connecticut College, en EE.UU., el consumo del azúcar también tiene un impacto en las funciones neuronales similar al de la cocaína y morfina. Este equipo de investigadores observó tanto la conducta como la respuesta neuronal de un grupo de ratas a la hora de elegir entre galletas Oreos, ricas en grasa y azúcar, y pasteles de arroz. El resultado demostró que la presencia de la proteína c-Fos –marcador de la activación neuronal que controla la sensación de placer– es significativamente más alta al consumir Oreos que cocaína o morfina. 

Joseph Schroeder, director del programa de neurociencias del comportamiento de Connecticut College, explicó que esta investigación apoya la teoría de que los alimentos altos en azúcar y grasa estimulan al cerebro de la misma manera que las drogas: “Esto podría explicar por qué algunas personas no pueden resistirse a este tipo de comidas aunque sepan que son nocivas o tóxicas para su salud.” Inclusive, este tipo de alimentos pueden ser mucho más peligros desde que son más accesibles y costeables para el público en general. 

Al realizar tomografías PET en humanos, las cuales te compartimos a continuación, se descubrió cómo el azúcar y la cocaína reactivan las mismas regiones del cerebro.

scanner

Se notará que en el funcionamiento normal del cerebro, predomina una activación rojiza –la dopamina–, asociada con la sensación de recompensa. Esta zona rojiza se activa mientras se consume un platillo realmente bueno. Sin embargo, cuando se trata del cerebro de un individuo adicto, la dopamina se eleva sólo en anticipación de la recompensa; y esta reacción ocurre tanto con las drogas como con el azúcar. 

 dbb0f9fcd9e7f8ae0bdff287e5cbbc04

scanner 3

[Connecticut College]

Más en Ecoosfera

Azúcar: dulces sabores, amargas consecuencias



¿Reducirá venta de bebidas azucaras en México por impuesto?

De modo que los hallazgos mostraron que la reducción se enfatizó a lo largo del año, alcanzando una reducción del 12 por ciento en el mes de diciembre del 2014.

De acuerdo con estudio publicado en el British Medical Journal, una de las cinco mejores revistas médicas del mundo, la compra de bebidas azucaradas ha disminuido desde el impuesto establecido sobre estos productos.

El estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el Centro de Población de la Universidad de Carolina del Norte (UC), se reunió un compendio de información del 2012 al 2014 en donde se recolectaron datos de 6 253 hogares en 53 ciudades. Esto permitió concluir que el volumen promedio de las bebidas con impuesto vendidas durante el 2014 fue 6 por ciento menor, en comparación con las ventas esperadas con la ausencia del impuesto.

De modo que los hallazgos mostraron que la reducción se enfatizó a lo largo del año, alcanzando una reducción del 12 por ciento en el mes de diciembre del 2014. Cabe mencionarse que la reducción fue mayor para hogares de nivel socioeconómico más bajo –pasando del 9.1 por ciento al 17.4 por ciento–.

Asimismo se encontró que hubo una mayor reducción en la compra de bebidas azucaradas no carbonatadas. Se cree que esto se debe a la alza de los precios en estos productos, y por ende una mayor elasticidad en el precio de la demanda.

Durante esta época se documentaron numerosas estrategias de promoción y marketing por parte de la industria de bebidas azucaradas, como realizar presentaciones más chicas y así generar que los consumidores prefieran las versiones más grandes para reducir el efecto del impuesto a corto y largo plazo.

Ante este artículo, Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, considera que las políticas públicas que se diseñen e implementen en el país deben estar sustentadas con rigor metodológico. De modo que se espera que en México haya un mayor descenso en la compra de las bebidas con impuesto, y un incremento de venta en aquellas que no están gravadas. Sin embargo, se aclara, esto dependerá de numerosos factores como las estrategias de mercadotecnia que implemente la industria.

Mientras que Fiorella Espinosa, investigadora en Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, explica que el consumo de bebidas azucaradas genera daños a la salud, principalmente en la población de estrato socioeconómico bajo. Entre las consecuencias más evidentes o inmediatas son la disminución de la productividad y muertes prematuras, las cuales provocan disparidades tanto en la salud como la estabilidad económica.



Los tips de una bloggera que renunció al azúcar

Hacer algunas listas según Sarah Wilson es clave en el proceso para dejar el azúcar.

Todos sabemos que el azúcar fue convirtiéndose en una droga silenciosa en el siglo XX. Para este siglo, hay ya mucha mayor conciencia de que esta no es del todo buena para tu organismo, sobre todo si está incluida en la mayor parte de los alimentos que consumes.

Deshacerte del azúcar parece prácticamente imposible considerando que se encuentra en la mayoría de los productos, por ello, una experiencia previa, un testimonio, puede servirte como una guía en estos tiempos postmodernos en que el azúcar podría ser considerada con mucha más responsabilidad por parte de la población.

Para la bloggera Sarah Wilson las listas son muy importantes pues necesitas tener clara cierta información para que esta te sirva de soporte y de sentido, todo el tiempo, a tu objetivo.

Acá la información crucial que deberás tener:

Deberás hacer un programa de 8 semanas de desintoxicación con cosas muy puntuales por alcanzar por semana. Es decir, en un principio no solo deberás dejar de comer azúcar, también encontrar algunos métodos para ir limpiando tu organismo de ella, como el tomar agua y algunos jugos depurativos.

2. Haz una lista de los beneficios de dejar el azúcar. Busca algunos estudios científicos, por ejemplo. Ello te dará la fortaleza moral para terminar con tu proceso.

3. Elabora una lista de snacks y recetas donde prescindas del azúcar y tenla a la mano.

4. Haz una lista de hierbas y suplementos naturales endulzantes para conseguirlos y conocerlos.

5.  Investiga y escribe una lista con alimentos básicos que debes tener en tu despensa que no contengan azúcar. 

 

Picture-1



Una dieta sin azúcar arroja beneficios casi inmediatos en niños; estudio

Aunque algunos de ellos consumieron una alta cantidad de calorías, el hecho de que no proviniesen del azúcar tuvo resultados muy positivos.

Las generaciones de los últimos 50 años de historia en el mundo nos acostumbramos como nunca a la presencia omnipresente del azúcar pero lo cierto es que ello ha sido completamente inédito.

Jamás en otra época el azúcar había estado tan presente y disfrazada de inofensiva. Por fortuna en los últimos años cada vez más sabemos que el azúcar además de estar ligada a la obesidad y con ello a enfermedades como hipertensión, nivel de azúcar alta, y colesterol anormal, también está asociada a efectos nocivos psíquicos y físicos. Lo que los científicos desconocen es si estos son resultados en sí de la obesidad, o bien, de la presencia de azúcar en la sangre.

Para resolver el enigma, un grupo de científicos ha hecho un estudio publicado en The Journal Obesity en el que fueron analizados un grupo de 27 niños latinos y afroamericanos. El estudio se trató de seguir dando la misma cantidad de calorías a los niños, sin embargo unas provenientes del azúcar y otras específicamente de otros alimentos.

El estudio que se hizo durante 9 días encontró que, rápidamente, durante los primeros días, los niños que estaban recibiendo el mismo número de calorías, pero no proveniente del azúcar, mejoró notablemente su salud respecto a una disminución en los niveles de colesterol. También disminuyeron sus niveles de azúcar en la sangre en 5 puntos, y sus triglicéridos en 33 puntos.

El objetivo no fue eliminar los carbohidratos sino reemplazar los alimentos con azúcar por almidones sin que ello bajase el nivel calórico consumido por los niños. Así, en lugar de yogurt endulzado con azúcar los niños comieron baguettes. En lugar de pasteles chips y en lugar de pollo, teriyaki. La poca azúcar que comieron provenía de fruta fresca.

 

[treehugger]



Con estos cubos, visualiza cuánta azúcar hay en tus alimentos (FOTOS)

Al pie de productos comunes, terrones de azúcar para delatar su alto contenido de endulzantes.

Todas las épocas tienen sus plagas y quizá en la contemporánea la más notable de ellas es la invasión del azúcar. Luego de décadas de haberla incorporado desmedidamente a casi cualquier alimento procesado, vamos haciendo consciencia de la adicción que tenemos como sociedad hacia ella y de los estragos que causa en nuestro cuerpo.

La mayoría de lo productos elaborados que compramos, dulces o salados, llevan azúcar añadido, desde unas empanadillas hasta una salsa de tomate, pasando por los embutidos. El 75 por ciento del azúcar que consumismos viene de este tipo de productos. Nos advierten Laura Villadiego y Nazaret Castro, autores del libro  “Amarga dulzura. Una historia sobre el origen del azúcar”.

Sabemos que los productos procesados contienen grandes cantidades de azúcar, pero ¿realmente lo dimensionamos? Cuando ves una de esas etiquetas, muchas de ellas disfrazadas por cierto con porciones solos proporcionales de su contenido, ¿Podrías visualizar cuánta azúcar estás ingiriendo?

Andrés Sierra, en una colaboración para este medio, nos advierte de los efectos que puede cusar el azúcar en nuestro organismo como hipertensión, estrés oxidativo, elevación del ácido úrico, adicción, obesidad. Según la Organización Mundial de la Salud, al día es recomendado solo 25g de azúcar al día, es decir, solo 6 cucharadas de café.

Te presentamos en imágenes, gracias a un desglose de  sugarstacks, la relación de la cantidad de azúcar contenida en productos comunes que por la globalización están presentes en todo el mundo, enemigos comunes silenciosos.

 

apl_juice

az_tea

big_gulp

capri

frostflakes

chipsahoy

craisins

dbl_gulp

catsup

chipsahoy

oreos_lowfat

redbull

peanuts

twinkies

vit_water

yoplait 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca