ECO-RECETA: ensalada de quinoa, lentejas y feta

Receta para una deliciosa e increiblemente saludable ensalada de quinoa, el grano andino que está revolucionando al mundo de la salud.

La quinoa se ha convertido en un gran aliado para la salud, ya que tiene propiedades increíbles para el organismo. Una ensalada de quinoa, que sustituye al arroz o al cous cous y es saludable y delicioso a la vez, es una gran idea para preparar cualquier día de la semana. Esta receta te tomará alrededor de treinta minutos de preparación.

Receta para una ensalada de Quinoa, lentejas y feta:

 

Ingredientes

200g de quinoa

1 cda de aceite de oliva

1 eschalot o media cebolla finamente picada

2 cda de estragón levemente picado

14oz 400g de lentejas enjuagadas y escurridas

½ pepino pelado levemente y cortado en cuadritos

100g de queso feta hecho migajas

6 cebollas de cambray rebanadas finamente

Ralladura y jugo de una naranja

1 cda de vinagre de vino blanco

Método

1. Cocina la quinoa en un sartén grande de agua hirviendo de10 a 15 minutos o hasta que los granos estén tiernos, escurre bien y luego pon a un lado para enfriar.

2. Mientras tanto calienta el aceite en un sartén pequeño y luego cocina el eschalot o cebolla por algunos minutos hasta que se suavicen. Añade el estragón, mueve bien y luego retira el sartén del fuego.

3. Agrega el eschalot ya suavizado y el estragón a la quinoa fría junto con las lentejas ya cocidas, el pepino, el feta, las cebollas de cambray, la ralladura de naranja y el jugo y el vinagre.

TIP

Para agregar un poco de sabor a la quinoa, prueba agregándole un cubo orgánico de caldo de verduras mientras está hirviendo.



EcoReceta: Sushi de aguacate y quinoa

El resultado, como intuirás, es frescura al por mayor.

Foto:thesmartcookieblog.com

Uno de los motivos que mantuvieron vivo a uno de los hombres más longevos de los últimos años, al boliviano Carmelo Flores, fue el consumo de quinoa. Es indudablemente uno de los superalimentos favoritos de la década, en parte porque cada vez más se ha estudiado sus beneficios. Además su sabor sobrio, y aún así exquisito, puede combinarse en todo tipo de recetas como ensaladas vegetarianas o snacks saludables.

La quinoa equilibra tus niveles de colesterol, revierte el estreñimiento y te da energía por sus minerales, hidratos complejos y proteínas. El aguacate, por su parte, previene enfermedades cardiovasculares, mejora tu vista y piel, aumenta la absorción de nutrientes en tu organismo, es un antioxidante, etc.

Por ser el aguacate y la quinoa un combo perfecto, hoy te compartimos esta receta de lo más original:

Sushi de aguacate con quinoa:

Quinoa+Sushi+5+8-7-2013+3-28-12+PM

Foto:thesmartcookieblog.com

Ingredientes

1 taza de quinoa

2 tazas de agua

3 cucharadas cafeteras de aceite de arroz negro

1 cucharada cafetera de jarabe de maple

1 pellizco de sal

1 pepino pequeño

1 manojo de espinacas

1 aguacate

4 sábanas de alga para envolver sushi

 

Instrucciones

Pon la quinoa en una olla y agrégale agua, hierve hasta que la quinoa la haya absorbido y quede cocida.

Mientras, corta el aguacate y el pepino en tiras delgadas

En un recipiente mezcla de vinagre, jarabe de maple y un poco de sal

Agrega esa mezcla a la quinoa

Esparce la quinoa sobre el papel de sushi 

Sobre la quinoa coloca la espinaca, un par de trozos de pepino para cada sushi y un par de trozos de aguacate

Envuelve y luego corta los sushis

[thesmartcookieblog]



Poderosos motivos para empezar a comer más ensaladas

¿Quién dijo que no son platillos principales?

Seamos sinceros, no todo mundo disfruta de las ensaladas. Las menosprecian tildándolas de “comida de mi comida”, “eso no llena nada”, “siento que no como nada si sólo como ensaladas”. Sin embargo, la realidad es que las ensaladas, en sus dosis adecuadas y balanceadas, son los súperalimentos que todo el cuerpo requiere para su funcionamiento óptimo y saludable.

Cuando se trata de un alimento nutritivo, no todas las ensaladas son iguales; por lo que es importante reconocer cuáles son los nutrientes indispensables para el cuerpo según sus necesidades.

Por ejemplo, una ensalada puede ser la mejor manera de disfrutar una increíble variedad de sabores: lechugas moradas y verdes, espinacas, coles, arúgulas, combinación de brotes, entre otras más; las cuales, al consumirlas regularmente, el cuerpo está recibiendo toda una serie de nutrientes como vitaminas, minerales, carotenoides y fibra celulosaica. Además, en caso que se le agregue semillas de girasol, nueces tostadas, rebanadas de durazno o arándanos, queso feta o de cabra, brotes de alfalfa, aderezos caseros, aguacate, maíz, pimienta, pepinos, entre otros más, es probable que esa ensalada se convierta en un potencializador de crecimiento y desarrollo óptimo.

Y así como cualquier platillo ofrecido en los restaurantes, las ensaladas no sólo ofrecen una versión saludable de cada ingrediente, también una experiencia culinaria que pretende realizar explosión de sabores en un bocado. Además no olvidemos que las ensaladas son una alternativa ecológica, que permite cuidar al medio ambiente de desperdicios tóxicos, contaminación, consumo eléctrico, entre otros.

En caso que todavía no te convenzas de los beneficios de la ensalada, te compartimos algunas opciones deliciosas para que, al menos al probarlas, te dejes convencer por el sabor:

Esta ensalada vegetariana te dará un punch de energía

5 ensaladas que no te dejarán hambriento

ECO-RECETA: ensalada de quinoa, lentejas y feta

ECO-RECETA: ensalada de pimientos asados

ECO-RECETA: ensalada Waldorf

 



Esta ensalada vegetariana te dará un punch de energía: de quinoa con aguacate y espinaca

Las propiedades nutricionales del conjunto que hace esta receta son extraordinarias.

La quinoa es sumamente proteica, está de moda, pero una moda que parece que se quedará con nosotros para la posteridad. Anteriormente ya te habíamos recomendado eco recetas con esta especie de cereal andino, como la leche de quinoa, o una ensalada de quinoa, lentejas y feta. 

Hoy te traemos una opción que es conocida como una ensalada super energética, pues su combinación te dará el empujón que necesitas. Hacértela al menos una vez cada quince días será muy bueno para tu salud: ensalada de aguacate, quinoa y espinacas cortesía de hegardengrazer.

Necesitas:

 

Ingredientes:

1 taza de quinoa seca

1 aguacate 

3 onzas de espinaca bebés

8 onzas de tomates cereza

3 cebollas verdes

 

Para aderezar se recomienda:

2 dientes de ajo molidos

2 cucharadas de vino tinto 

2 cucharadas de aceite de oliva

1/8 de cucharada de sal

 

Modo de preparación:

Cocina la quinoa según las intrusiones del empaque.

Pica los demás ingredientes en trozos medianos y revuélvelos en un recipiente.

Una vez cocinada la quinoa espárcela sobre el tomate, espinacas y aguacate picados. El calor de la quinoa suavizará deliciosamente a las espinacas. 

Finalmente esparce sobre la ensalada los aderezos antes mencionados.



TOP: 5 recetas deliciosas para integrar la chía a tu dieta diaria

La chía es una semilla con múltiples beneficios para el cuerpo humano

La chía, cultivada desde hace siglos en Centroamérica, es una semilla que ha ganado popularidad en los últimos años. Desde 1991, varios científicos se han encargado de descubrir sus increíbles propiedades:

Combate la diabetes tipo 2, ya que regula los ritmos de digestión y controla los niveles de azúcar en la sangre; fortalece los dientes y huesos gracias a sus altos niveles de fibra, calcio y fósforo; ayuda a tener un abdomen plano pues controla la cantidad de grasa abdominal que acumulas; regula el apetito y el sueño, manteniéndote satisfecho y feliz; y finalmente, mejora la presión sanguínea de los diabéticos, incrementando los niveles de colesterol sano y disminuyendo los del colesterol dañino.

En caso de que ya la hayas conseguido pero no tengas idea de cómo integrarla a tu dieta, te compartimos cinco maneras divertidas de hacerlo:

1. Pudín de chía con kiwi y granada. Vierte 350ml de leche de almendras y 3 cucharadas de chía en una jarra y agítala hasta que las semillas estén completamente inmersas en el líquido. Deja que se asiente durante 15 minutos. Después, añade 1 cucharadita de azúcar de coco. Finalmente, sirve en un tazón con kiwi y granada.

2. Mousse de chocolate y chía. Vierte en la licuadora 1 lata de crema de coco, ¼ taza de chía, ¼ de jarabe de maple y 1/3 de cacao en polvo. Deja que se revuelva durante 10 minutos, y durante otros 10 minutos deja que se asiente. Una vez que tenga una consistencia similar a la tapioca, revuelve durante 30 segundos, hasta que esté suave. Sírvelo en tazas y deja reposar durante 4 horas. Bonus: decóralo con cerezas.

3. Barras de cereza y chía. En un procesador de comida, añade 1 taza de nueces crudas, ½ taza de cerezas secas, ¼ taza de semillas de calabaza, 2 cucharadas de chía, 1/3 de taza de mantequilla de almendras, 2 cucharadas de jarabe de maple y ¼ taza de coco rallado. Machaca los ingredientes hasta formar una pasta. Coloca la mezcla en una bandeja para hornear e introdúcela al refrigerador durante 2 horas. Después corta la masa en barras y sirve.  

4. Nieve de cacao y chía. En la licuadora coloca ¼ de chía, 1 lata y media de crema de coco, 2 cucharadas de cacao en polvo, 3 cucharadas de jarabe de maple, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 30ml de chocolate amargo derretido y 3 dátiles deshuesados. Después de convertir los ingredientes en una sustancia homogénea, déjala reposar durante 15 minutos. La mezcla debe estar cremosa y espesa. Viértela en una máquina para hacer helados y sigue su instructivo. Congela la mezcla hasta que esté lo suficientemente firme como para que se sostenga en una cuchara. 

5. Paletas heladas de frambuesa y coco. Vierte 350ml de leche de coco y 3 cucharadas de chía en una jarra y agítala hasta que las semillas estén completamente inmersas en el líquido. Añade 1 cucharada de azúcar de coco y ¾ de frambuesa. Revuelve. Deja que se asiente durante 2 horas, luego vierte el líquido en moldes para paletas y congélalo.



¿Sabes por qué debes incluir las semillas de cáñamo en tu dieta?

Aquí te contamos los múltiples beneficios del cáñamo, el complemento ideal que fortalecerá tu dieta.

En los últimos años ha habido un boom en torno a los “súper alimentos” como la quínoa, la chía, las almendras y la cúrcuma (entre muchos otros), por lo que incluir otra semilla en tu dieta puede parecerte un poco difícil; sin embargo, las semillas del cáñamo son el suplemento ideal para cualquier dieta.

Estas semillas han sido utilizadas milenariamente en la medicina tradicional, aunque principalmente como aceite. Un estudio finlandés encontró que tanto las semillas como el aceite son excelentes fuentes de nutrición y, además, los niveles de THC, la sustancia que causa los efectos asociados con la marihuana, son prácticamente inexistentes. La semilla contiene altísimos niveles de ácidos grasos como el omega-6 y omega-3, dietas que contienen altos niveles de estos ácidos y menos grasas saturadas se asocian con una mayor salud cardiaca.

Nuevos estudios comienzan a trazar una relación entre el aceite del cáñamo y tratamientos para enfermedades cardiacas, sin embargo, estos apenas se encuentran en sus primeras etapas. Este estudio sugiere que todavía no comprendemos bien la relación entre el cáñamo y las enfermedades cardiacas, y además que el correcto uso de este todavía no es claro.

¿Cómo puedes consumirlo?

El sabor del cáñamo es un poco como el de las nueces, por lo que sus semillas pueden ser utilizadas en cereales o alimentos horneados como pan o pasteles. El aceite se puede incluir en aderezos pero no vale la pena cocinar con él porque al alcanzar ciertas temperaturas pierde su valor nutricional. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca