Eco-receta: Crema de Espinaca

Esta deliciosa crema es ideal para cualquier clima y además es muy sana.

Las espinacas son uno de los alimentos más sanos del planeta. Estas hojas ricas en hierro y fibra son excelentes para la concentración y la digestión. Las espinacas además se pueden consumir de muchas maneras, en ensaladas, guisados, caldos y cremas. Aquí les presentamos una deliciosa (y fácil receta):

Ingredientes:

  • 5 tazas de fondo de verduras
  • 1 o 2 papas cortadas en trozos pequeños
  • 350 gramos de espinacas (desinfectadas)
  • Jugo de medio limón
  • ½ taza de crema o leche entera (omitir en versión vegetariana)
  • Sal y pimienta al gusto

crema de espinacas

Método

  1. Calentar en una olla grande el fondo, hasta que esté a punto de hervir. Añadir las papas hasta que estas estén prácticamente suaves (unos 10 minutos).
  2. Agregar las espinacas hasta que se marchiten y las papas estén completamente cocidas. Licuar hasta tener una mezcla suave.
  3. Agregar el jugo de limón y la crema. Probar y después sazonar al gusto. Puede servirse con un chorrito de aceite de olivo y queso parmesano.



EcoReceta: Sushi de aguacate y quinoa

El resultado, como intuirás, es frescura al por mayor.

Foto:thesmartcookieblog.com

Uno de los motivos que mantuvieron vivo a uno de los hombres más longevos de los últimos años, al boliviano Carmelo Flores, fue el consumo de quinoa. Es indudablemente uno de los superalimentos favoritos de la década, en parte porque cada vez más se ha estudiado sus beneficios. Además su sabor sobrio, y aún así exquisito, puede combinarse en todo tipo de recetas como ensaladas vegetarianas o snacks saludables.

La quinoa equilibra tus niveles de colesterol, revierte el estreñimiento y te da energía por sus minerales, hidratos complejos y proteínas. El aguacate, por su parte, previene enfermedades cardiovasculares, mejora tu vista y piel, aumenta la absorción de nutrientes en tu organismo, es un antioxidante, etc.

Por ser el aguacate y la quinoa un combo perfecto, hoy te compartimos esta receta de lo más original:

Sushi de aguacate con quinoa:

Quinoa+Sushi+5+8-7-2013+3-28-12+PM

Foto:thesmartcookieblog.com

Ingredientes

1 taza de quinoa

2 tazas de agua

3 cucharadas cafeteras de aceite de arroz negro

1 cucharada cafetera de jarabe de maple

1 pellizco de sal

1 pepino pequeño

1 manojo de espinacas

1 aguacate

4 sábanas de alga para envolver sushi

 

Instrucciones

Pon la quinoa en una olla y agrégale agua, hierve hasta que la quinoa la haya absorbido y quede cocida.

Mientras, corta el aguacate y el pepino en tiras delgadas

En un recipiente mezcla de vinagre, jarabe de maple y un poco de sal

Agrega esa mezcla a la quinoa

Esparce la quinoa sobre el papel de sushi 

Sobre la quinoa coloca la espinaca, un par de trozos de pepino para cada sushi y un par de trozos de aguacate

Envuelve y luego corta los sushis

[thesmartcookieblog]



Poderosos motivos para empezar a comer más ensaladas

¿Quién dijo que no son platillos principales?

Seamos sinceros, no todo mundo disfruta de las ensaladas. Las menosprecian tildándolas de “comida de mi comida”, “eso no llena nada”, “siento que no como nada si sólo como ensaladas”. Sin embargo, la realidad es que las ensaladas, en sus dosis adecuadas y balanceadas, son los súperalimentos que todo el cuerpo requiere para su funcionamiento óptimo y saludable.

Cuando se trata de un alimento nutritivo, no todas las ensaladas son iguales; por lo que es importante reconocer cuáles son los nutrientes indispensables para el cuerpo según sus necesidades.

Por ejemplo, una ensalada puede ser la mejor manera de disfrutar una increíble variedad de sabores: lechugas moradas y verdes, espinacas, coles, arúgulas, combinación de brotes, entre otras más; las cuales, al consumirlas regularmente, el cuerpo está recibiendo toda una serie de nutrientes como vitaminas, minerales, carotenoides y fibra celulosaica. Además, en caso que se le agregue semillas de girasol, nueces tostadas, rebanadas de durazno o arándanos, queso feta o de cabra, brotes de alfalfa, aderezos caseros, aguacate, maíz, pimienta, pepinos, entre otros más, es probable que esa ensalada se convierta en un potencializador de crecimiento y desarrollo óptimo.

Y así como cualquier platillo ofrecido en los restaurantes, las ensaladas no sólo ofrecen una versión saludable de cada ingrediente, también una experiencia culinaria que pretende realizar explosión de sabores en un bocado. Además no olvidemos que las ensaladas son una alternativa ecológica, que permite cuidar al medio ambiente de desperdicios tóxicos, contaminación, consumo eléctrico, entre otros.

En caso que todavía no te convenzas de los beneficios de la ensalada, te compartimos algunas opciones deliciosas para que, al menos al probarlas, te dejes convencer por el sabor:

Esta ensalada vegetariana te dará un punch de energía

5 ensaladas que no te dejarán hambriento

ECO-RECETA: ensalada de quinoa, lentejas y feta

ECO-RECETA: ensalada de pimientos asados

ECO-RECETA: ensalada Waldorf

 



La col Vs la espinaca ¿Cuál es la más sana? (Infográfico)

Las propiedades de las verduras de hojas verdes son magníficas. Conoce la diferencia entre algunas de ellas.

Las verduras de hojas verdes son esenciales en tu dieta. El brócoli, la col, lechuga, las acelgas, etc., debieran formar parte de al menos la mitad de tus alimentos diarios (recordemos el famoso método del plato).

Ricas en fibra, antioxidantes o  hierro quizá su principal problema es su sutil sabor, que a muchos podría parecerles aburrido, aunque no es un pretexto válido pues siempre encontrarás la manera de aderezar las verduras de hojas verdes.

El sitio de salud prevention ha elaborado un infográfico para conocer las distintas ventajas y desventajas de los tipos de hojas verdes. En esta ocasión nos presenta la col vs la espinaca.

 

 

Traducción:

Porción

Col 1.5 tazas

Espinacas 3 tazas

 

Calorías: es el tema menor para las hojas verdes (suelen tener muy pocas) pero por conocimiento, la col tiene el doble que las espinacas con 50 Vs 30.

Fibra: es más alta en la espinaca.

Proteína: la col tiene tienen 14% más que la col.

Recomendaciones Diarias nutricionales (RDA): la col es más alta en calcio, la espinaca tiene más hierro. La espinaca contiene el 15% de las recomendaciones nutricionales diarias; de ella puedes conseguir 1/4 del magnesio que requieres al día por ejemplo.

La espinaca tiene 2% más de potasio pero la col tiene 4% más de vitamina C; también la col tiene más vitamina A. Por su parte la col cumple con el 900% de los requerimientos diarios de vitamina K.

Según este análisis y los puntajes otorgados, la col es la ganadora nutricional.

 

kale-spinach-B



1 gramo de esta especia mejorará tu memoria en solo 6 horas

Añadir a tu desayuno un poco de esta especia podría resultar en un mejoramiento diario de tu memoria.

La cúrcuma, esta planta oriunda de la India, cuya raíz es muy parecida al jengibre, y es usada como un condimento muy común en Asia, en estudios recientes ha comprobado tener múltiples propiedades como fortalecer el sistema inmunológico, ser un anticancerígeno e incluso un antioxidante

Un nuevo análisis publicado por el Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition ha probado cómo al añadir 1 gramo a cada desayuno en pacientes con pre-diabetes (quienes son proclives a desarrollar demencia) estos mejoraron sus cualidades de memoria cada día solo después de seis horas de haberla consumido. 

La curcumina que forma del 3 al 6% de la cúrcuma es la responsable de reducir los problemas de memoria asociados a la demencia. La memoria es imprescindible pues está ligada a casi todos los demás aspectos cognitivos como el hacer planes, raciocinios o resolver problemas. 



TOP: 5 recetas deliciosas para integrar la chía a tu dieta diaria

La chía es una semilla con múltiples beneficios para el cuerpo humano

La chía, cultivada desde hace siglos en Centroamérica, es una semilla que ha ganado popularidad en los últimos años. Desde 1991, varios científicos se han encargado de descubrir sus increíbles propiedades:

Combate la diabetes tipo 2, ya que regula los ritmos de digestión y controla los niveles de azúcar en la sangre; fortalece los dientes y huesos gracias a sus altos niveles de fibra, calcio y fósforo; ayuda a tener un abdomen plano pues controla la cantidad de grasa abdominal que acumulas; regula el apetito y el sueño, manteniéndote satisfecho y feliz; y finalmente, mejora la presión sanguínea de los diabéticos, incrementando los niveles de colesterol sano y disminuyendo los del colesterol dañino.

En caso de que ya la hayas conseguido pero no tengas idea de cómo integrarla a tu dieta, te compartimos cinco maneras divertidas de hacerlo:

1. Pudín de chía con kiwi y granada. Vierte 350ml de leche de almendras y 3 cucharadas de chía en una jarra y agítala hasta que las semillas estén completamente inmersas en el líquido. Deja que se asiente durante 15 minutos. Después, añade 1 cucharadita de azúcar de coco. Finalmente, sirve en un tazón con kiwi y granada.

2. Mousse de chocolate y chía. Vierte en la licuadora 1 lata de crema de coco, ¼ taza de chía, ¼ de jarabe de maple y 1/3 de cacao en polvo. Deja que se revuelva durante 10 minutos, y durante otros 10 minutos deja que se asiente. Una vez que tenga una consistencia similar a la tapioca, revuelve durante 30 segundos, hasta que esté suave. Sírvelo en tazas y deja reposar durante 4 horas. Bonus: decóralo con cerezas.

3. Barras de cereza y chía. En un procesador de comida, añade 1 taza de nueces crudas, ½ taza de cerezas secas, ¼ taza de semillas de calabaza, 2 cucharadas de chía, 1/3 de taza de mantequilla de almendras, 2 cucharadas de jarabe de maple y ¼ taza de coco rallado. Machaca los ingredientes hasta formar una pasta. Coloca la mezcla en una bandeja para hornear e introdúcela al refrigerador durante 2 horas. Después corta la masa en barras y sirve.  

4. Nieve de cacao y chía. En la licuadora coloca ¼ de chía, 1 lata y media de crema de coco, 2 cucharadas de cacao en polvo, 3 cucharadas de jarabe de maple, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 30ml de chocolate amargo derretido y 3 dátiles deshuesados. Después de convertir los ingredientes en una sustancia homogénea, déjala reposar durante 15 minutos. La mezcla debe estar cremosa y espesa. Viértela en una máquina para hacer helados y sigue su instructivo. Congela la mezcla hasta que esté lo suficientemente firme como para que se sostenga en una cuchara. 

5. Paletas heladas de frambuesa y coco. Vierte 350ml de leche de coco y 3 cucharadas de chía en una jarra y agítala hasta que las semillas estén completamente inmersas en el líquido. Añade 1 cucharada de azúcar de coco y ¾ de frambuesa. Revuelve. Deja que se asiente durante 2 horas, luego vierte el líquido en moldes para paletas y congélalo.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca