TOP: 9 formas de generar menos basura en tu vida cotidiana

El problema de la basura en el mundo está ligado indisociablemente con nuestros hábitos cotidianos, por eso en Ecoosfera te compartimos 9 consejos para contribuir a solucionarlo.

Como sabemos bien, la basura es uno de los grandes problemas de la vida civilizada. Desde el momento en que la especie humana se separó ya irremediablemente de la naturaleza, su modo de vida generó residuos que si bien en un principio todavía guardan cierto equilibrio con el entorno, conforme se tecnificó su cotidianidad esta misma situación se volvió insostenible.

A continuación compartimos 11 maneras para que, con tus acciones cotidianas, contribuyas a reducir este problema.

1. Lleva a casa menos empaques

En tus compras procura reducir los empaques de las cosas que adquieres. Puedes usar bolsas de reuso, moldes plásticos también reutilizables, cajas de cartón o algún otro objeto que te permita reducir aquello que finalmente terminará en la basura.

2. Recurre a la composta

composta

Las partes no comestibles de frutas y verduras, los restos del café o del té, las flores marchitas, cascarones de huevo y otras cosas que resultan de tu vida diaria no tienen por qué terminar desechadas. Con un recipiente a modo y el cuidado adecuado puedes elaborar una composta casera que después encontrará utilidad, por ejemplo, como abono de tus plantas. También puedes recurrir a programas de composta locales que sin duda recibirán tus residuos orgánicos.

3. Recicla

El reciclaje es una de las formas más efectivas de convertir la basura en algo útil. Puedes separar tus desechos por material y después llevarlos a un depósito, donde además recibirás algo de dinero a cambio.

4. Reusa

Ese frasco de mermelada que está a punto de terminarse puede servir para alguna otra cosa: para guardar objetos, sembrar una planta o algo más que haga falta en tu rutina diaria. Antes de tirar algo piensa si quizá puede tener otro uso.

5. Reflexiona antes de comprar

Algunos productos están decididamente diseñados para convertirse en basura. ¿Por qué no llevar tu taza a la cafetería donde todas las mañanas compras tu café? Si así lo haces, habrás evitado tirar un vaso de cartón. Igualmente puedes hacer una mezcla de vinagre y agua para limpiar los vidrios y espejos de tu hogar y así no tener que, eventualmente, deshacerte de la botella de ese limpiador que adquieres en el supermercado. O tener servilletas de tela y pañuelos en vez de desechables de papel.

6. Gasta en productos de calidad

Regularmente los productos más baratos son también los que menos duran, desde un pantalón hasta un electrónico. Es posible que gastes más, pero a largo plazo comprobarás los beneficios.

7. Coopera

Este esfuerzo no tiene por qué ser individual. Por el contrario, es mucho mejor cuando más personas contribuyen. Busca la ayuda de tus amigos y vecinos, tal vez algunos de ellos compartan tu preocupación por el problema de la basura, además de que puede ser el inicio de otros proyectos comunitarios.

zapatos

8. Repara

Si algo se descompone, es posible que tenga reparación. Aunque en nuestra época se ha asentado, lamentablemente, una dinámica social y económica basada en el desecho, el hábito de la reparación permite romper con este ciclo. Además, en muchos casos reparar extiende la vida útil de los objetos.

9. Compra usado, vende usado, dona lo usado

En algunas situaciones conviene más comprar algo usado en vez de algo nuevo. También hay cosas que aun sirven y que si bien puedes pensar en arrojarlas al bote de la basura, también podrías venderlas en una tienda de segunda mano o, mejor aún, donarlas a quien todavía puede servirse de ellas.

También en Ecoosfera: La sociedad del desperdicio: 11 datos increíbles sobre la basura

[MNN]



¿Cuántos productos consumirás a lo largo de tu vida? (LISTA)

Ser consciente de lo que se consume y desecha implica una serie de pequeñas decisiones día con día, ¿beber café en vaso de unicel?, ¿reutilizar o no el papel?, ¿qué envoltura utilizar para envolver un regalo?

Todos los días consumimos, ya sea alimentos, ropa, tecnología, papelería, agua o cualquier otro artículo que nos resulte necesario para sobrevivir. El planeta nos brinda todos estos elementos con la materia prima para transformarlos a nuestra utilidad.

Sin embargo, actualmente se consumen recursos naturales más rápido de lo que se pueden volver a generar y se desechan residuos más rápido de lo que pueden ser degradados. Se calcula que actualmente el medio ambiente tarda 18 meses en recuperarse de lo que los humanos gastan y desechan en un año.

Ser consciente de lo que se consume y desecha implica una serie de pequeñas decisiones día con día, ¿beber café en vaso de unicel?, ¿reutilizar o no el papel?, ¿qué envoltura utilizar para envolver un regalo?, etc.

A lo largo de toda una vida habremos consumido una gran lista de productos naturales y manufacturados, mismos que se traducen en enormes cantidades de residuos, por ejemplo, se calcula que en México existen 65,000,000 de teléfonos celulares y cada año se desechan 15,000,000 de los mismos.

Para hacernos una idea de cuánto consume una persona en toda su existencia, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) hizo el cálculo promedio de una vida de 65 años.

Los resultados son los siguientes:

* 13,345 huevos

* 5,272 manzanas

* 400 cremas

* 5,800 pañales

* 4,280 barras de pan

* 15 cerdos

* 845 latas de alimentos

* 190 shampoos

* 78 cepillos de dientes

* 35 geles para el cabello

* 270 desodorantes

* 2,450 periódicos

* 16 teléfonos celulares

* 1,200 pollos

* 7,550 litros de leche

* 10,866 zanahorias

* 276 pastas de dientes

* 5.6 bronceadores

* 21 borregos

* 4 vacas

* 4,500 litros de cerveza

* 5,600 litros de refrescos de cola

* 4,000 rollos de papel higiénico

* 11,000 toallas sanitarias o tampones

* 10,000 barras de chocolate

A cada habitante del planeta nos corresponde un promedio de 1.8 hectáreas para satisfacer nuestras necesidades, el equivalente a 2.5 canchas de fútbol, sin embargo, actualmente cada persona consume 2.7 hectáreas, es decir, 3.6 canchas.

Sin duda, estas cifras nos hacen considerar integrar prácticas a favor del consumo responsable que pueden resultar muy sencillas como consumir productos locales, frutas de temporada y elegir productos ecoamigables. Con pequeñas acciones se pueden resultar grandes resultados. Y tú ¿cuánto consumes?

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



7 hacks para combatir el cambio climático desde tu vida cotidiana

Recién terminó la cumbre sobre el clima en París, sabemos que avanzan los acuerdos políticos pero los esfuerzos individuales son también elementales.

A veces las acciones individuales parecen poco poderosas cuando las decisiones desde el poder político las boicotean. Un ejemplo de ello podría ser el hecho de que cada uno pongamos de nuestra parte para reducir las emisiones de Co2, mientras el gobierno otorga más concesiones para explotar petróleo en aguas profundas. Lo cierto es que en este mundo capitalista algo pareciéramos tener de ventaja: el consumidor manda.

Si cada uno de nosotros comenzamos a hacer opciones de consumo que indirecta o directamente involucren la demanda de menos emisiones de CO2, y nosotros mismos cada vez más las disminuimos desde nuestras acciones, entonces las mismas grandes empresas comenzarán a adaptarse a las exigencias de nuestro consumo; finalmente en lo que están más interesados es en nuestro dinero ¿no?

Asimismo desde tu casa puedes hacer algunas acciones que colectivamente tienen una gran significación para la salud del planeta. Ahora que acaba de terminar la cumbre sobre el clima en París donde han sido alcanzados los acuerdos más ambiciosos en materia ambiental por 190 países, todo apunta a que la clave está en todos y acá algunos esfuerzos que puedes hacer desde casa:

Come menos carne:

Además de que hará bien a tu salud comer carne solo algunos días a la semana,  la demanda a nivel mundial debe disminuir, ya que el ganado consume gran parte de la superficie agrícola del planeta en forma de granos, por ejemplo. A nivel mundial el 18 % de los gases de efecto invernadero son producidos por el ganado.

Camina, anda en bici o usa el transporte público:

No solo el usar auto genera un tráfico insoportable, también es injusto, sobre todo si eres una sola persona en él, pues el espacio que abarcas es enorme y la ciudad es de todos. 

Compra local:

Es algo no tan obvio  pero la mayoría de los productos que adquieres son transportados desde otros sitios. Mientras más consumas lo local, más apoyarás la economía regional que además suele ser en menor escala y por lo mismo más sana en el caso de los alimentos, por ejemplo.

Si conduces, que sea con todos estos ahorros:

Conduce con la menos velocidad que puedas, evita usar el aire acondicionado, asegúrate de que tus llantas estén lo suficientemente infladas.

Cambia a energías renovables en la medida que puedes:

Instala en tu casa paneles solares en la medida que puedas, a largo plazo te será, además, enormemente redituable. Desconecta además la totalidad de tus aparatos eléctricos por la noche.

Haz decisiones electorales verdes:

Es verdad, la democracia pareciera una simulación que desde cualquier bando parece favorecer únicamente los intereses de las corporaciones pero lo cierto es que existen algunos bandos más verdes que otros. En México, por ejemplo, el presidente actual propuso la Reforma Energética que prioriza la explotación de hidrocarburos en los próximos 30 años; de seguro otro bando político tendrá lo contrario por propuesta.

Cuando compres aparatos o electrodomésticos toma en cuenta el nivel de energía que consumen:

No solo se trata de que tengas el más redituable a simple vista. Parte de la sofisticación que habrías de buscar en tus aparatos habría tener qué ver también con cuánto ahorro de energía hacen respecto al resto. 



¿Volverías a tirar basura al mar o la calle después de ver este video?

Aún si estás en una ciudad, tu basura pude viajar a espacios impensables y causar un sufrimiento intolerable a los animales.

La basura que arrojas fuera de su lugar es capaz de recorrer inesperados parajes y kilómetros sin que tengas la menor idea… Cuando alguien tira, por ejemplo, desechos en las calles de la capital de Chiapas, México, está documentado cómo la lluvia puede arrastrarlos a sitios como el emblemático Cañón del Sumidero. Así, la basura recorre más de 5 km, luego esa agua en algún punto también desembocará en el mar.

Sabemos que la mayoría de los desechos no orgánicos no son biodegradables. Prácticamente cada lata, plástico o vidrio que no es tratado tardará cientos de años en desintegrarse; pero no es solo este fenómeno el peor, sino su tránsito en el que puede mermar la vida de numerosos seres vivientes.

Un video que ha recorrido a internet se ha viralizado, advertimos que es un poco crudo, pero quizá ver este tipo de cosas sean las que nos orillen a jamás arrojar basura fuera de su lugar, sea donde nos encontremos.



Estremecedoras fotografías que te inspirarán a reciclar

¿Te has cuestionado a donde van a parar tus desechos?

En el mundo cada persona genera al rededor de 500kg al año; somos más de 7 mil millones de personas, así, los desechos entonces se convierten en un problema extenuante.

Algunos países cumplen cabalmente con los procesos de reciclaje, como Suecia, que incluso importa basura de otros países para generar energía, pero en muchos otros, quizá en la gran mayoría, la basura no es tratada como debe hacerse. 

Se ha documentando cómo los desechos que no son correctamente aprovechados suelen recorrer enormes distancias y llegar hasta los sitios más insospechados, muchos de ellos, repletos de naturaleza. 

El sitio Alternet ha recopilado fotografías de basura que ha alcanzado los hábitats de animales, causándoles irreparables daños. 

Las imágenes, más que escandalizarte, te invitarán a reciclar de la manera más sugerente que quizá pueda hacerse.



¿Sabías que, de separarse la basura en Latinoamérica, 90% podría reutilizarse?

Como combustible y reciclado, la separación de los desechos sería altamente productiva

En Latinoamérica muchos países tienen el problema de que, tras separase la basura al interior de los hogares, los recolectores, generalmente del gobierno, vuelven a unir los desperdicios; lo anterior, naturalmente, desalienta notablemente la separación de basura. 

En este contexto, según El País, 4 millones de personas en Latinoamérica trabajan separando basura bajo condiciones insalubres, montados en enormes pilas de desechos, intentando encontrar materiales reciclables como cartón, vidrio, latas, etc…  Lo anterior es una realidad, aunque poco a poco van agrupándose iniciativas que buscan dar mejores condiciones a las personas que trabajan separando la basura. 

Según cifras del Banco Mundial, en Latinoamérica una persona produce entre 1 y 14kg de basura por día y, si esta fuera separada desde casa, alrededor de 90% podría ser convertido en combustible o reciclado.

Por lo tanto es indispensable que los ciudadanos comiencen no sólo a separar la basura, sino a exigir a escala local que los desperdicios sean tratados con un sentido ecológico. Si las demandas a nivel regional ponen énfasis en este renglón los gobernantes se verían orillados a incluirlas en sus propuestas de campaña y de gobierno, una forma de comenzar a pensar los desechos de una manera distinta.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca