Close

Oso polar muere de hambre debido al calentamiento global

A male Polar Bear (Ursus maritimus) starved to death due to climate change, Svalbard, Norway
Fotografía: Ashley Cooper/Global Warming Images

Un oso polar muerto de hambre se encontró en Svalbard debido a falta de hielo en el cual esta especie casa focas.

El cambio climático ha reducido significativamente el hielo en el Ártico. Dr. Ian  Stirling, que ha estudiado los osos por casi 40 años y ha examinado al animal, dijo que la falta de hielo hizo vagar al oso en busca de comida.

“Por su posición, el oso parece simplemente haber muerto de hambre.” dijo Stirling “No muestra señales de grasa, su cuerpo estaba reducido a piel y hueso.”

El mismo oso fue examinado años atrás por científicos del Instituto Polar Noruego en Abril, en la parte sur de Svalbard, una archipiélago y parecía estar saludable. Encontrar su cadáver a más de 250 km de Svalbard en julio, significa que estaba muy lejos de su rango normal de desplazamiento.

Los osos polares se alimentan casi exclusivamente de focas y necesitan el hielo para capturar a su presa. Pero en 2012 se registró la menor cantidad de hielo en el ártico. Prond Robertson, del Instituto Meteorológico Noruego, dijo: “El hielo se rompió alrededor de Svalvbard en 2013, rápida y anticipadamente.” Dijo que en los últimos años la cantidad de hielo cercano a las islas, ha disminuido.

Una investigación publicada en mayo mostró que la pérdida de hielo en el mar ha influido en la salud, éxito de reproducción y tamaño de la población de los osos polares de Hudson Bay, en Canadá. Otro estudio demostró que el peso de esta especie está declinando.

La red más importante de conservación de especies, International Union for the Conservation of Nature, predijo que la reducción del hielo significará la reducción de más de un tercio de la población de osos polares en las próximas tres generaciones, o sea, los próximos 45 años.

Douglas Richardson, del Highland Wildlife Park cerca de Kingussie, dijo: “No se trata de un sólo oso. Hay un número en ascenso de osos en estas condiciones: no consumen la grasa necesaria para sobrevivir el ayuno de verano. Este oso polar es la última evidencia del impacto del cambio climático.”

Richardson también dijo que un oso polar de 16 años, edad calculada al cadáver encontrado, no es particularmente viejo y que cuando esta especie alcanza su edad adulta es muy poco probable que mueran de enfermedad, y que no hay duda de que el cambio climático está afectando la vida de estos animales.

[the guardian]

 

Ver Más
Close