Los lobos aullan para estar en contacto con los que extrañan

La melancolía de los lobos ha sido probada por un reciente estudio que midió sus aullidos cuando eran separados de sus amigos.

Muy poco se sabe acerca del significado de los aullidos de los lobos o qué información contienen. Sabemos que aúllan en las lunas llenas y que eso debe ser algo importante, pero no sabemos por qué. Sin embargo, un reciente estudio llevado a cabo por el Centro de Ciencias de los Lobos, en la Universidad de Viena,  podría haber encontrado algo interesante. Los investigadores, tras algunos experimentos en que separaban a los lobos unos de otros por alrededor de 45 minutos, encontraron que los lobos aullaban con más frecuencia hacia miembros de la jauría con los que pasaban más tiempo. Es decir, la fuerza de la relación entre lobos predecía cuántas veces iba a aullar uno de ellos. Como si aullaran por extrañamiento.

gray-wolf-snow

En las investigaciones que realizaron cayeron en cuenta de que el índice de aullidos estaba directamente relacionado con cuánta “calidad de tiempo” el aullador y el lobo removido habían pasado juntos. El índice de aullidos también estaba relacionado con el estatus de cada lobo dentro de la jauría; los índices de aullido de la jauría eran mayores cuando animales más dominantes dejaban al grupo.

Así, la extraña melancolía que se traspasa en los aullidos de los lobos ha demostrado ser real y genuina. Los lobos aúllan más cuando se les separa de alguien querido.

[MNN]



Nace la primer familia de lobos mexicanos salvajes, tras su casi desaparición

Se liberó una pareja en la Sierra Madre Occidental, que alumbró a la primera camada de lobos en estado salvaje desde hace treinta años.

Allá por las décadas de los 80 y 70, desaparecieron casi la totalidad de los lobos mexicanos en estado salvaje. Los pocos lobos restantes fueron atrapados para reproducirlos en cautiverio y luego soltarlos en sus hábitats naturales para salvar a esta especie en E.U.

En México esta medida se inició en el 2011, y apenas en diciembre pasado, se liberó a una pareja para que se reprodujera en libertad. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas anunció que un grupo de investigadores develó que ya ha fue vista la primer camada de lobos nacidos en estado salvaje en la Sierra Madre Occidental. En un comunicado la Comisión informó lo siguiente:

“Esta primera camada de lobos mexicanos nacidos en vida libre, reviste un avance importante en el marco del programa de recuperación, pues serán ejemplares que nunca habrán tenido un contacto con seres humanos, como inevitablemente lo tienen los ejemplares nacidos en cautiverio”.

En Estados Unidos, entre 1977 y 1980, se atraparon los últimos cinco lobos ubicados en los estados de Arizona y Nuevo México, y en 1998 se liberaron las primeras parejas para su reproducción.

Los motivos por los que el lobo mexicano estuvo a punto de desaparecer, fueron usuales absurdos como la cacería, trampas y envenenamiento. Cuando sus presas habituales disminuyeron en sus hábitats, que pueden ir desde un desierto hasta el bosque templado, los ganaderos iniciaron una campaña de exterminio, temiendo por la vida de sus animales. La noticia del nacimiento de los lobos, renueva una era de protección a estos seres y de recuperación de su especie en México.



Los lobos utilizan la mirada para comunicarse y coordinarse entre sí

Entre los lobos y otras especies de cánidos la mirada parece ser un recurso fundamental para la transmision de data y la coordinación social.

 

Quien no comprende una mirada aún

menos comprenderá una larga explicación.

Proverbio árabe

 

Indudablemente la mirada es uno de los vehículos expresivos más tajantes y directos que tenemos a nuestra disposición. De manera conciente, o no, este recurso constituye un rico metalenguaje que tiene la capacidad de transmitir una gran cantidad de data.

En el caso de los seres humanos la mirada, o mejor dicho el cruce de miradas, representa una especie de desdoblamiento sintetizado de los pensamientos que están pulsando en ese momento. Pero curiosamente, a pesar de que nos obstinamos en descartar que los animales acceden a formas de pensamiento estructurado, ellos también podrían, en particular los cánidos, comunicarse entre si por medio de miradas.

Un equipo de investigadores japoneses se dedicó a estudiar el intercambio de miradas entre miembros de prácticamente todas las especies de cánidos. Una de las cosas que notaron es que aquellas con mejor coordinación social generalmente coincidían con fisionomías que favorecen el contacto de miradas, es decir, aquellas en las que los ojos se presentan más visibles.

“Lo que demuestra este estudio es que existe una correlación entre las señas faciales, la sociabilidad, y la necesidad de comunicar”, advierte la zoóloga de la Universidad Wisconsin-Madison.

Durante el estudio los científicos segmentaron a miembros de 25 especies salvajes de cánidos de acuerdo a sus características faciales y consultaron investigaciones previas para definir los patrones conductuales de cada grupo. A continuación confirmaron que aquel segmento que incluía a las especies con irises más claros y contrastantes con la pupila, y que además tienen marcas faciales que facilitan el ubicar los ojos, corresponde a las especies más sociables y mejor coordinadas, por ejemplo el lobo gris y el coyote.

En pocas palabras, aquellas especies que tienen mayor cruce de miradas demuestra una mayor eficiencia colectiva, lo cual sugiere que la comunicación por esta vía es particularmente efectiva.

La riqueza expresiva de los perros, lobos, y otros cánidos, así como de los animales en especial, aún mantiene innumerables secretos ante la ciencia humana. Sin embargo, cada vez que logramos penetrar un poco más en ella, confirmamos que la sofisticación con la que se comunican y transmiten data entre sí pareciera, en algún sentido, muy superior a la nuestra. A fin de cuentas quizá sus lenguajes resuenan con el eco que todo lo abraza, el ritmo natural.



Los perros y gatos sienten el amor como los humanos

De acuerdo con el estudio de Paul Zak, tanto las mascotas (en especial los perros) como los humanos también secretan oxitocina después de haber jugado juntos.

Desde hace más de 10 mil años, el hombre empezó a relacionarse con otras especies animales, con un interés más allá de la supervivencia. Con el paso del tiempo, y por necesidad básica, apareció la domesticación, “acción de acostumbrar a la vista y compañía del hombre al animal fiero y salvaje” (RAE, 2014).

Podríamos decir que esta relación, a base de favores mutuos, ha generado diferentes tipos de reacciones: por ejemplo, hay quienes optan por mantenerse alejados de cualquier interacción con animales; o, por el contrario, aquellos individuos quienes generan un apego similar al de una relación marital o filial. E incluso, en ocasiones llegamos a considerar que la mascota reacciona de una manera especial sólo con uno mismo; cuando, en realidad, y de acuerdo con la ciencia, se trata de un condicionamiento ante ciertos estímulos.

Con todo, estudios neuroquímicos recientes comprueban que ciertos animales, como los perros y los gatos, secretan la misma hormona, la oxitocina, que los humanos durante circunstancias íntimas y afectivas. La oxitocina, del griego ὀξύς,”rápido”, y τόκος, ”nacimiento”, es una hormona   relacionada con el afecto, el reconocimiento y establecimiento de las relaciones interpersonales; razón por la cual, se le ha llegado a apodar “molécula del amor” o “molécula afrodisíaca”.

Mientras que en las mujeres, la oxitocina se libera durante la actividad sexual, la gestación y el parto para establecer vínculos afectivos, en los humanos en general, esta hormona aumenta la confianza y autoestima, reduciendo el miedo social. Esto es debido a que la molécula inhibe la amígdala, área cerebral encargada de las respuestas al miedo y a la agresión.

De acuerdo con el estudio de Paul Zak, tanto las mascotas (en especial los perros) como los humanos también secretan la oxitocina después de haber jugado juntos; Por consiguiente, conforme esta hormona aumenta en el animal, incrementa sus años de vida. A diferencia de los gatos, los perros parecen tener un vínculo más fuerte con sus dueños, secretando más de esta molécula. Por el otro lado, también se descubrió que los perros ayudan a reducir el estrés (más que los gatos). En consecuencia, sus dueños tienden a confiar más en extraños, evitando emitir prejuicios.

tumblr_n4hmy2po651trrowpo1_400

El estudio se llevó a cabo en un refugio de animales en Arkansas, EE.UU. Ahí se tomaron muestras de sangre de un perro doméstico y una cabra, quienes solían jugar entre ellos. El objetivo era dejar que jugaran libremente para que, después de 15 minutos, se pudieran obtener las muestras. Así se descubrió que el perro tuvo un incremento del 48% en sus niveles de oxitocina; lo que quiere decir que se sentía cierta cercanía con la cabra, considerándolo como su “amigo”. Mientras que la reacción de la cabra fue un incremento del 210%, permitiendo especular que ella estaba ciertamente enamorada del perro. De hecho, el autor de la investigación explica que: “La única vez que he visto un rápido aumento de la oxitocina en humanos es cuando alguien ve a un ser amado, se siente atraído por alguien o muestra una enorme bondad.”

En consecuencia, así como los humanos también pueden sentirse atraídos y amar genuinamente a alguien, es posible que los animales (en especial los perros) también lo sientan. Por ello, es indispensable poder tanto respetarlos como ofrecerles el mayor cariño posible. Es poder regresar aquello que ese ser vivo nos ofrece humilde y desinteresadamente.



Documentan desde el aire espectacular estampida de delfines (VIDEO)

La costa sur de California fue el escenario de esta imponente estampida de delfines surcando las olas.

Tan épica como la música que acompaña las imágenes, aunque mucho más fina, así podríamos calificar esta masiva desbandada de delfines. Cada vez que un delfín avanza deja a su paso un espectro blanco –producto de la espuma que brota al remover el agua–, y el resultado es una especie de infinito campo azul con flores blancas que nacen para disolverse gradualmente.

El espectáculo se registró cerca de Dana Point, al sur de California, y fue captado utilizando un drone –pequeño ‘robot’ volador manejado con control remoto–, lo cual permite una movilidad increíble, perfecta para documentar una extasiante estampida marina. Durante la misma sesión, el Capitán Dave Anderson, quien se dedica a organizar safaris en la costa de California, aprovechó para grabar tres ballenas grises migrando conjuntamente cerca de San Clemente. Finalmente, el video cierra con una escena en la que se observa a una ballena jorobada junto a su cría recién nacida.

De acuerdo con la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), la costa sur de California es la región del mundo con mayor densidad de delfines, y pueden observarse grupos de hasta diez mil ejemplares.



En cuatro minutos aprenderás cómo los lobos pueden cambiar el curso de un río

Este video pone en cuestión lo que la mayoría de las personas piensan acerca de los depredadores feroces, y de paso ilustra la maravillosa narrativa del sistema alimenticio del planeta.

Nada, absolutamente nada, es lo que parece. Este video es un gran testimonio de ese antiguo axioma. Aquí vemos cómo los lobos, que fueron reintroducidos al parque nacional de Yellowstone (después de haber estado ausentes por casi setenta años), crearon el fascinante fenómeno denominado “cascada trófica”, y a partir de ello cambiaron el curso de un río.

La cascada trófica es una serie de efectos indirectos amplificados que los animales que están en la cima de la cadena alimenticia ejercen sobre aquellos organismos que están en niveles inferiores. Mucho tiempo se ha pensado que los grandes depredadores, debido a que son pocos, no afectan demasiado la biodiversidad que los rodea. Hoy, sin embargo, sabemos que no sólo producen cambios en el comportamiento de sus presas, sino que también influyen decisivamente sobre los depredadores más pequeños. Esto, a su vez, aumenta el número de herbívoros y produce una disminución de biomasa vegetal. Las cascadas tróficas, en otras palabras, regulan la densidad de sus presas y el bienestar del ecosistema. En la naturaleza todo está íntimamente relacionado y cualquier animal que quite da de regreso mucho más de lo que toma. Baste ver el documento.

Lo más destacable de este video es que hace de los lobos, los ciervos y la cascada trófica que los atañe, una narrativa maravillosa que nos muestra las entrañas del perfecto sistema alimenticio de la Tierra. Nos recuerda de paso el desequilibrio que nosotros los humanos hemos logrado imponer en nuestro sistema de vida.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca