Las plantas absorben menos ozono durante las olas de calor

Durante las olas de calor, las plantas tienden a absorber menos contaminación del aire; esto conlleva un mayor riesgo para la población humana de desarrollar enfermedades respiratorias.

UrbanTrees

Un estudio publicado en la prestigiosa Atmospheric Chemistry and Physics encontró que durante las olas de calor, las plantas tienden a absorber menos contaminación del aire; esto conlleva un mayor riesgo para la población humana de desarrollar enfermedades respiratorias. Lisa Amberson y sus colegas creen que hasta 460 personas pudieron morir durante la oleada de calor que sacudió al Reino Unido durante el 2006.

El estudio describe la función de las plantas para limpiar la contaminación del aire: las plantas absorben ozono, y aunque el ozono es bueno en la atmósfera para contrarrestar los rayos que vienen del espacio exterior, cuando el ozono se queda en la superficie de la Tierra es el principal componente del smog y fuente de enfermedades respiratorias.

El ozono se produce en la superficie debido a la oxidación fotoquímica de dióxido de carbono, metano y otros compuestos orgánicos –en otras palabras, nuestros combustibles y emisiones industriales. Usualmente las plantas ayudan a contener las emisiones de ozono a través de las stomata, pequeñas ranuras en las hojas; pero durante las olas de calor las plantas cierran sus stomata para evitar perder el agua necesaria para seguir vivas. Mientras más seco el suelo, más cuidarán las plantas su agua, cerrando las stomata.

El peligro de esto es que al absorber menos ozono, las plantas no evitan que el ozono inunde las poblaciones. Es preciso contener y limitar al máximo las emisiones de dióxido de carbono, especialmente durante la temporada de calor.

[NatGeo]



Conoce al científico mexicano que descubrió el agujero de la capa de ozono

Mario Molina estudió, desde los años setenta, el himen que permite la proliferación de la vida: la capa de ozono posibilita la fotosíntesis, el origen de la diversidad.

Hoy, el consenso sobre el calentamiento climático es un hecho. Lo que pareciera una obviedad, tomó décadas para que fuese considerado seriamente. En el descubrimiento de este dramático hecho, un mexicano jugó un esencial eslabón: Mario Molina, ganador del Premio Nobel por sus estudios sobre la capa de ozono.

Antes de Molina se desconocía que la atmósfera tuviera una capa de gases que nos protegía de los rayos ultravioleta, mucho menos se sabía de la formación de un agujero que nos expondría a los rayos del sol. Molina desde 1975, realizó una serie de estudios sobre la capa de ozono, que hoy son imprescindibles para dimensionar la importancia de este fenómeno en el aumento de enfermedades como cáncer de piel.

La capa de ozono es el filtro entre las radiaciones nocivas y las benéficas. La fotosíntesis y por lo tanto la vida en el planeta es consecuencia de la radiación ultravioleta que llega a la superficie terrestre en dimensiones justas gracias a la capa de ozono.

El calentamiento global está relacionado estrechamente con la capa de ozono. El mejor llamado cambio climático es provocado por los gases de efecto invernadero que se quedan en la atmósfera (metano, dióxido de carbono, óxido nitroso y gases fluorados) que son los responsables de la apertura en la capa de ozono. La retención de estos gases impide que los rayos ultravioletas, que de por sí entran con mayor intensidad por el agujero de la capa de ozono, no salgan de vuelta al espacio. De esta manera se está promoviendo un aumento en la temperatura mundial: se prevé que este siglo la temperatura aumente de 3 a 4 grados.

Gracias a Mario Molina se atendió un problema que será cada vez más ineludible. Mientras el mundo juzgaba de fanatismo el cambio climático, el cosmos científico ha reconocido la inminente necesidad de disminuir los gases que llegan a la atmósfera, en gran parte, gracias a los descubrimientos de este mexicano y su persistencia ante un escepticismo generalizado.



Descubren cuatro nuevos gases que están destruyendo la capa de ozono

A pesar de las restricciones ambientales, investigadores del tema han detectado cuatro nuevos gases, generados por el ser humano, que están destruyendo esta capa.

La capa de ozono, aquella protección que goza el planeta en contra de los rayos ultravioleta que provocan cancer en la piel y cataratas en los ojos, se ha recuperado poco a poco de su ruptura química desde hace más de 30 años. En aquel entonces se tomaron medidas para evitar que la destrucción continuara: se prohibieron ciertos químicos como aerosoles para el cabello, espumas y refrigerantes.

Sin embargo, y a pesar de las restricciones ambientales, investigadores del tema han detectado cuatro nuevos gases, generados por el ser humano, que están destruyendo esta capa. Un estudio reciente señala que este suceso se debe a los productos industriales, como pesticidas y refrigerantes; los cuales se encontraron en el hielo de Groenlandia, y en el aire de Tasmania, Australia.

El autor del estudio, Johannes Laube, de la Universidad de East Anglia, en Inglaterra, explica que:

Las concentraciones no son todavía un riesgo para la capa de ozono. Sin embargo, se encontraron tres tipos de CFC (clorofluorocarbón) y un HCFC (hidroclorofluorocarbón); primero en Groenlandia, después en Tasmania. Esto indicó que los gases se produjeron en el hemisferio norte y luego volaron al sur. Estamos planeando investigar más a profundidad, tomar muestras de aire alrededor del mundo, quizá eso pueda ayudarnos a encontrar las fuentes.

De acuerdo con el periódico Nature Geoscience, se estima que se han liberado en la atmósfera más de 74 000 toneladas de estos gases; de los cuales, ninguno se encontraba en la Tierra durante la década de los 60. Mientras que Laube menciona que las emisiones del gas CFC ha incrementado rápidamente en los últimos 20 años.

Por el otro lado, el mismo autor también aclara que estos mismos también pueden ser potentes gases del efecto invernadero, aunque sea en pequeñas cantidades: “El CFC es cien veces más poderoso que el dióxido de carbono al atrapar el calor en la atmósfera.”

Por consiguiente, y aunque aclaren que estos gases no son tan nocivos (por el momento), es importante mantener el dedo en el renglón en la cuestión de investigación e impacto ambiental. Es más factible prevenir el problema que contenerlo durante la crisis.



¿Por qué el olor de la lluvia es agradable a nuestro olfato?

Debido a reacciones químicas, es posible anticipar que viene una tormenta por medio del olfato.

rain

El olor de la lluvia es agradable al olfato. De hechos, algunos científicos creen que disfrutamos ese olor debido a que nuestros ancestros aprovechaban el clima lluvioso para su supervivencia.

Pero ¿qué hace a la lluvia oler tan bien? Hay varios olores en la lluvia que agradan a las personas. Uno de éstos es el “pretichor”, que se deriva de reacciones químicas.

Algunas plantas secretan aceites durante los periodos secos, y cuando llueve, estos aceites se evaporan. Otra reacción ocurre cuando se liberan químicos producidos por bacterias conocidas como actinomycetes.

Otra esencia asociada con la lluvia es el ozono. Durante una tormenta, los rayos pueden derramar oxígeno y moléculas de nitrógeno en la atmósfera, y éstas se vuelven óxido nítrico. Esta sustancia interactúa con otros químicos en la atmósfera para formar ozono, el cual tiene un olor agudo.

Es posible oler la lluvia cuando el viento de una tormenta que se avecina contiene ozono proveniente de las nubes.

[Live Science]

 



Diseño disidente y verde: colección de carteles en defensa del medio ambiente (IMÁGENES)

Parte de una colección que nos muestra como el arte es capaz de concientizar al mundo y protegerlo al hacer uso de recursos atractivos y llamativos.

Un cartel representa una infinidad de cosas en pocas palabras o a través de una imagen ingeniosa. Ideas aparentemente sencillas son capaces de hacernos caer en cuenta de un mensaje universal o personal, evocan en un espacio limitado emociones que parecerían infinitas y que le dan vuelta al mundo por su capacidad de expresar una conciencia colectiva. Ahora, en la era tecnológica en la que vivimos una buena idea cuenta con el impulso del Internet para llegar de manera prácticamente instantánea a todos los rincones del mundo. Graphic Advocacy: International Posters for the Digital Age 2001-2012 es una colección de carteles de la última década que reúne las mejores creaciones que el diseño y el arte han dado al mundo, centrándose en la idea de conservación ambiental.

Como lo explica la curadora de la colección, Elizabeth Resnick, profesora de  Massachusetts College of Art and Design en Boston:

Un cartel es disidencia hecha visible —nos comunican, abogan, instruyen, celebran y advierten mientras nos impulsan a reacción con mensajes audaces e iconografía impresionante. Un cartel también es una indicación reveladora del compromiso que un diseñador gráfico tiene con la sociedad cuando carteles que no han sido comisionados son creados para servir como un vehículo para recaudar dinero y apoyar causas políticas y humanitarias.

La colección será exhibida del 8 de julio al 28 de Agosto del 2013 en Pratt Manhattan Gallery en Nueva York. En la galería se pueden apreciar algunos de los carteles.

[Graphic Advocacy]



Para 2030, 100 millones de personas podrían morir por el cambio climático

El cambio climático ya contribuye a 400,000 muertes cada año. Para el final de la próxima década estos números se incrementarán, por lo que se pronostica que para 2030 habrá cobrado las vidas de 100 millones.

Un nuevo reporte de DARA, una organización no gubernamental de España, pronostica que el cambio climático acumulado hasta 2030 podría provocar la muerte de 100 millones.

El cambio climático ya cobra la vida de 400,000 personas cada año en promedio, principalmente por la falta de alimentos o por enfermedades relacionadas a los contaminantes del aire y al calor. Tan solo en Estados Unidos se han contado 220 muertes por causa del clima extremo.

Para el final de la próxima década, estos números se incrementarán sustancialmente. El mayor impacto será en países en desarrollo y en los sectores más pobres. Además, quienes resultan más perjudicados son los niños o personas de la tercera edad.

[Alternet]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca