Investigadores construyen chip que se disuelve en agua (VIDEO)

El software tiene una vida útil limitada, ¿por qué el hardware debería quedarse atrás? Si esta tecnología llegara a implementarse, podríamos reducir a cero nuestra basura electrónica.

La obsolescencia programada hace que nuestros dispositivos electrónicos dejen de ser útiles después de un tiempo; si los sistemas operativos terminan su vida útil, ¿por qué seguir guardando los contenedores físicos de la información? Investigadores de la universidad de Illinois imaginan que el futuro de la tecnología, además de seguir siendo rentable para las marcas de software, verá una generación de hardware que puede disolverse y no convertirse en basura.

El objetivo es desarrollar tecnología “que pueda disolverse al final de su vida útil, salvando así espacio en basureros y reduciendo la basura.” Y aunque aún no hayan conseguido deshacer una tablet completa, al menos ya existe un chip hecho de fibras de seda que se disuelve al ser mojado con agua.

John Rogers, profesor en ciencia e ingeniería de materiales, afirmó que “uno no necesita que su celular dure 25 o 50 años. Nadie quiere conservarlo tanto tiempo después de todo.” Aunque no se tiene un panorama de salida al mercado, esta tecnología abre interesantes líneas de investigación, además de planear un futuro sin desechos de procedencia electrónica.

[Tree Hugger]



¿Utilizarías un incinerador de heces caninas como alternativa ecológica?

Luis Eduardo Carrillo, especialista ambiental, explica que “permitir que exista [este tipo] de basura en la vía pública, siempre será un daño contra la ecología y la salud.

MediaTrends

En los últimos años, 50 toneladas de excrementos caninos han diariamente flotado en el aire de la ciudad. Estos deshechos, al combinarse con otros contaminantes, tienen el potencial de inocular parásitos y hongos tanto al ser humano como a otros perros; tales como parvovirus, parasitosis, neumonías y problemas alérgicos.

Luis Eduardo Carrillo, especialista ambiental, explica que “permitir que exista [este tipo] de basura en la vía pública, siempre será un daño contra la ecología y la salud. […] Se convierten en focos de riesgo en la transmisión de la rabia, sarna, fecalismo, agresiones físicas y contaminación de mercados o basureros.”

Para Carrillo, entre las alternativas de solución se encuentran:

Implementar en la materia de ecología de primaria y secundaria, aspectos sobre la polución por desechos animales y su eliminación. En tal sentido diversas instancias gubernamentales deben realizar campañas educativas. […] El ciudadano debe tirar los materiales orgánicos de sus mascotas por medio de vías rutinarias, como son el camión de la basura o el drenaje.

Para reducir la infestación de bacterias en el aire, Israel Oded Shoseyoy, de la Universidad Hebrea de Israel, y Paulee Cleantec, desarrollaron un dispositivo capaz de aspirar los excrementos de la mascota y convertirlos en ceniza. Lo llamaron AshPoopie.

 

Este dispositivo pretende no sólo ayudar a acabar con la contaminación por desechos fecales, también a reducir el consumo de bolsas de plástico. En palabras de Shoseyoy, “las bolsas de plástico son mucho más perjudiciales para el medio ambiente que las heces convertidas en cenizas, por lo que sería una buena opción para contribuir en el cuidado de nuestro entorno.”

El funcionamiento es aparentemente sencillo: AshPoopie recoge los excrementos del perro como si fuera una aspiradora y los devuelve convertidos en polvo. Esto funciona gracias a un cartucho, que contiene una especie de cápsula, que desintegra el desecho a 95ºC. El resultado es sólo ceniza.

El objetivo de este dispositivo es hacer consciencia ambiental, reduciendo así el riesgo de expandir infecciones tanto en humanos como en animales. ¿Utilizarías tú AshPoopie?

Gadget Feast
Gadget Feast


¿Volverías a tirar basura al mar o la calle después de ver este video?

Aún si estás en una ciudad, tu basura pude viajar a espacios impensables y causar un sufrimiento intolerable a los animales.

La basura que arrojas fuera de su lugar es capaz de recorrer inesperados parajes y kilómetros sin que tengas la menor idea… Cuando alguien tira, por ejemplo, desechos en las calles de la capital de Chiapas, México, está documentado cómo la lluvia puede arrastrarlos a sitios como el emblemático Cañón del Sumidero. Así, la basura recorre más de 5 km, luego esa agua en algún punto también desembocará en el mar.

Sabemos que la mayoría de los desechos no orgánicos no son biodegradables. Prácticamente cada lata, plástico o vidrio que no es tratado tardará cientos de años en desintegrarse; pero no es solo este fenómeno el peor, sino su tránsito en el que puede mermar la vida de numerosos seres vivientes.

Un video que ha recorrido a internet se ha viralizado, advertimos que es un poco crudo, pero quizá ver este tipo de cosas sean las que nos orillen a jamás arrojar basura fuera de su lugar, sea donde nos encontremos.



Estremecedoras fotografías que te inspirarán a reciclar

¿Te has cuestionado a donde van a parar tus desechos?

En el mundo cada persona genera al rededor de 500kg al año; somos más de 7 mil millones de personas, así, los desechos entonces se convierten en un problema extenuante.

Algunos países cumplen cabalmente con los procesos de reciclaje, como Suecia, que incluso importa basura de otros países para generar energía, pero en muchos otros, quizá en la gran mayoría, la basura no es tratada como debe hacerse. 

Se ha documentando cómo los desechos que no son correctamente aprovechados suelen recorrer enormes distancias y llegar hasta los sitios más insospechados, muchos de ellos, repletos de naturaleza. 

El sitio Alternet ha recopilado fotografías de basura que ha alcanzado los hábitats de animales, causándoles irreparables daños. 

Las imágenes, más que escandalizarte, te invitarán a reciclar de la manera más sugerente que quizá pueda hacerse.



¿Sabías que, de separarse la basura en Latinoamérica, 90% podría reutilizarse?

Como combustible y reciclado, la separación de los desechos sería altamente productiva

En Latinoamérica muchos países tienen el problema de que, tras separase la basura al interior de los hogares, los recolectores, generalmente del gobierno, vuelven a unir los desperdicios; lo anterior, naturalmente, desalienta notablemente la separación de basura. 

En este contexto, según El País, 4 millones de personas en Latinoamérica trabajan separando basura bajo condiciones insalubres, montados en enormes pilas de desechos, intentando encontrar materiales reciclables como cartón, vidrio, latas, etc…  Lo anterior es una realidad, aunque poco a poco van agrupándose iniciativas que buscan dar mejores condiciones a las personas que trabajan separando la basura. 

Según cifras del Banco Mundial, en Latinoamérica una persona produce entre 1 y 14kg de basura por día y, si esta fuera separada desde casa, alrededor de 90% podría ser convertido en combustible o reciclado.

Por lo tanto es indispensable que los ciudadanos comiencen no sólo a separar la basura, sino a exigir a escala local que los desperdicios sean tratados con un sentido ecológico. Si las demandas a nivel regional ponen énfasis en este renglón los gobernantes se verían orillados a incluirlas en sus propuestas de campaña y de gobierno, una forma de comenzar a pensar los desechos de una manera distinta.



Cada mexicano genera 37kg más de basura que hace 20 años

El nivel de consumo de productos desechables sigue en aumento

Si hacemos una reflexión superficial sobre cuántas cosas desechables consumimos, ¿cuál sería el resultado? Cuando compras comida o bebidas para llevar, ¿estás consciente de que ese empaque será basura? La premura de la vida cotidiana ha hecho que busquemos la eficiencia, la rapidez y sobre todo, la comodidad. Nuestros asuntos personales, como el trabajo o nuestra vida social, nos apabullan en tal magnitud que nuestros pensamientos para con nuestros efectos sobre el entorno natural suelen ser secundarios.

Una mentalidad de consumismo no sólo ha permeado a los países desarrollados, que han llevado por más de un siglo la batuta en este renglón. Hoy, los países en desarrollo también producen cada vez más basura, como producto del consumo. Recordemos por ejemplo que México es el principal comprador de agua embotellada y de Coca-Cola en el mundo, y esto pese a sus niveles de pobreza (la mitad de la población).

El consumismo que a su vez ineludiblemente se traduce en la generación de basura, se refleja en la mayoría de los países. Aludiendo a México, recientes cifras develan cómo es que cada mexicano produce alrededor de 37kg más de basura cada año, en comparación con hace 20 años. 

Aunque la educación en el país incluye temas ecológicos cada vez  más frecuentemente, al parecer la cultura del consumo es aún más fuerte que los cambios de mentalidad que se promueven. ¿Hará diferencia si rellenan tu café en un termo? ¿o si evitas comprar productos desechables lo más que puedas? La respuesta es muy simple: lo más seguro es que cada plástico, cada envase, o producto sintético, tardará más que lo que dure tu vida en desaparecer del entorno. Un cambio de cultura es inexistente si no se culmina en la vida cotidiana.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca