¿Es la moringa el alimento más nutritivo que existe en el planeta?

La moringa es un árbol cultivado en tres continentes desde hace milenios, pero sus beneficios potenciales deben ser contrastados y apoyados por investigaciones rigurosas antes de poder comercializarlo o utilizarlo para combatir el hambre en el mundo.

Moringa es el nuevo super alimento para combatir el hambre del mundo –al menos según sus impulsores. Y es que aunque el árbol moringa oleifera se menciona en antiguos textos egipcios, griegos y romanos, e incluso a pesar de que hoy en día su consumo está muy extendido en el norte de África y la India, hace falta mucha investigación para separar la realidad del mito.

La moringa se utiliza en las regiones antes mencionadas tanto para alimentación humana como de ganado. Se trata de un árbol con una flexibilidad impresionante para crecer en gran variedad de regiones de clima tropical; su cultivo se extiende de África al sureste asiático, e incluso a Centro y Sudamérica (el gobierno de Honduras promueve en este momento la moringa como solución potencial a la deforestación del país.)

El entusiasmo nace porque la moringa contiene más vitamina A que las zanahorias, más calcio que la leche, más hierro que la espinaca, más vitamina C que las naranjas, más potasio que los plátamos y calidad proteínica comparable a la leche o los huevos. Sin embargo, su comercialización desmedida (incluso en forma de shampoo y jabón) puede plantar falsas esperanzas, al menos hasta que la investigación respalde plenamente su potencial.

El doctor Jed W. Fahey de la John Hopkins School of Medicine argumenta que a pesar de que existe mucha evidencia para estar emocionados sobre el potencial de la moringa, aún quedan por ser plenamente verificadas sus aplicaciones como potencial antibiótico y como arma contra el cáncer. A la lista de pendientes se suman las de la investigación sobre su consumo en mujeres embarazadas o en lactancia, procesos que la moringa podría complicar.

[MNN]



Comunidades menonitas deforestan más de 1 440 hectáreas de selva en Quintana Roo, Campeche y Yucatán

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo.

De acuerdo con la data brindada por la Comisión Nacional Forestal –Conafor–, el casi 90 por ciento de la deforestación del país sucede en zonas selváticas, principalmente en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas. Entre las principales causas de la deforestación en México se encuentra el cambio de uso de suelo en zonas forestales, con el objetivo de dedicarlo a actividades agrícolas, habitaciones o de infraestructura de comunicaciones y servicios. Recientemente, por ejemplo, se anunció que En Bacalar, Quintana Roo, se han apreciado huellas de deforestación: alrededor de 1 440 hectáreas devastadas de la selva mexicana. 

Una parte de la comunidad menonita se ha señalado como responsable de dicha deforestación, los cuales, según la Profepa, realizaron la devastación ambiental sin poseer los permisos correspondientes para cambiar el uso de suelo. Frente a esto, la Profepa presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República –PGR– contra integrantes de la comunidad que se encuentran en el municipio de Bacalar, como San Fernando, El Bajío y Paraíso. 

En palabras de Ignacio Millán, subprocurador de Recursos Naturales de Profepa, “Al haber deforestado las superficies, y por selva, se tipifica como un delito de carácter penal; hasta el momento no han exhibido ningún tipo de autorización.” De este modo que aún se pueda salvar la zona para ayudar a reducir hasta 20 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero –GEI–. 

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo. Estas comunidades utilizan estas tierras para cultivar maíz, soya, entre otros productos, para así venderlos en las regiones locales. 

 

Desde el 2010, la Conafor estableció un esquema, la REDDPLUS, que reduciría la deforestación en distintas zonas de México. Se asumían como “responsables del cambio climático por su manejo forestal, tema que podría convertirse en una forma de cumplir obligaciones ecológicas, y al mismo tiempo impulsar el desarrollo económico.” Por esta razón, cuando numerosas comunidades de diferentes ejidos –salvo la de la comunidad de Salamanca– han deforestado sin permiso de las autoridades, la Conafor ha implementado actividades de planeación, conservación, manejo forestal para preparar tanto a la sociedad como a organismos gubernamentales, realizar arreglos legales y políticas necesarias para fortalecer los esfuerzos en materia de coordinación del cambio climático.

 



Escucha la sinfonía de la vida de un árbol (VIDEO)

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia?

Las artes y la naturaleza son partes indispensables en la vida del ser humano; pues son dos elementos que llegan hasta la profundidad de las dendritas de nuestras neuronas cerebrales. Sin embargo pocas son las ocasiones que al juntarlos, se alcanza un nivel de interconexión que facilita la comprensión de la unidad histórica entre ambos. Un ejemplo de estas contadas ocasiones es la creación del artista Bartholomäus Traubeck, quien desarrolló una pieza que captura el paso del tiempo y lo traslada a un territorio musical: una tornamesa que lee las líneas y texturas de los anillos del os árboles. 

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia? La edad de los árboles se descubre al interior de sus troncos en forma de anillos, las cuales se forman y se acumulan pasando los años de vida: fuerte y hermoso, con surcos y deformaciones que ostenta la resiliencia “de años flacos y años frondosos, los ataques superados y las tormentas sobrevividas” (Hermann Hesse).

El resultado, además de conmovedor, es una sinfonía de la vida, implacable, coherente, hermoso, cuyo compositor es la naturaleza misma. Conócelo: 

 



Descubre cuál es la planta que se convirtió en el superalimento del año

Tras una radiografía a la Moringa oleifera, una especie de la familia de los Moringaceae –árbol de clima tropical o subtropical–, se descubrió que se trata de otro superalimento ideal para integrarlo a nuestra dieta.

En los últimos años se ha popularizado el uso de “superalimentos” para definir aquella comida –con frecuencia de origen natural que trae múltiples beneficios a la salud y a la nutrición de la persona que la consuma. La chía, el salmón, los arándanos, las nueces, son sólo algunos de estos superalimentos que influyen positivamente en nuestra dieta diaria.

Tras una radiografía a la Moringa oleifera, una especie de la familia de los Moringaceae –árbol de clima tropical o subtropical–, se descubrió que se trata de otro superalimento ideal para integrarlo a nuestra dieta. De acuerdo con los análisis nutricionales del National Institute of Health, las hojas de la Moringa oleifera son más ricas en vitaminas, minerales y proteínas que gran parte de las legumbres; lo cual permite luchar contra la malnutrición y sus enfermedades asociadas.

De hecho, las hojas de la moringa contienen dos veces más de proteínas que el yogurt, tres veces más de potasio que el plátano, cuatro veces más de calcio que la leche, siete veces más de vitamina C que las naranjas y cuatro veces más de vitamina A que las zanahorias, además de ocho aminoácidos esenciales.

nutritional_profile_of_moringa

 

Y la moringa no sólo cuenta con un perfil nutricional impresionante, también tiene la habilidad de purificar el agua y volverla potable… Gracias a la sabiduría de la medicina tradicional ayurvédica, se descubrió que la planta tiene la habilidad de curar 300 enfermedades (tales como la anemia, úlceras gástricas, reumatismo, artritis y diarrea; lucha contra las bacterias e inflamación por problemas epidérmicos) así como mejorar la lactancia materna. Sencillamente, es la mejor planta del año.



25 formas de reciclar una tarima de madera y convertirlas en muebles para el hogar

EL ingenio y la imaginación nos llevan a crear objetos sorprendentes, en esta ocasión recolectamos formas de reciclar pallet´s de madera y hacer muebles para tu casa, económicos y bonitos.

Muchas personas hemos utilizado o visto por lo menos estas bases de madera, pero nunca nos imaginamos que estos objetos podrían formar parte de la decoración de nuestro hogar.

La madera es un recurso natural no renovable, por lo que tenemos que cuidar la tala desmedida de árboles, y si tienes pensado comprar una mesa, un sillón o  algún otro mueble para tu casa, qué mejor que reciclar esta paletas. Verás que su aspecto algo frío y simple se puede convertir en un increíble aditamento hogareño que sorprenderá a tus vistas, además de ayudar a que el planeta siga siendo verde.

A continuación 25 ejemplos de paletas de madera que se convirtieron en artículos para el hogar.

Si quieres conocer más formas de utilizar estas tarimas de madera sigue este enlace.

 



Moringa Oleifera: árbol milagroso para la salud humana

El árbol conocido como Moringa Oleífera tiene extraordinarias propiedades nutricionales y constituye una de las fuentes más maravillosas de proteínas y vitaminas que el ser humano tiene a su disposición

Ya sea para atenuar el peso de sentirse absurdo al recaer en hábitos obsoletos, o simplemente por prudencia, todo ciudadano puede reducir drásticamente su producción de basura plantando una moringa oleífera en su jardín. El valor nutricional de este árbol es tan extraordinario que su mera existencia confirma que la ignorancia es más mortífera que el hambre: desde que se descubrieron las propiedades de la moringa hace dos décadas la organización Trees For Life International ha emprendido una amplia campaña informativa en Senegal, uno de los países nativos del árbol, y en el que hasta el año pasado 25,000 personas seguían muriendo de hambre diariamente.

Con 4 veces más vitamina A que la zanahoria, 7 veces más vitamina C que la naranja, 4 veces más calcio que la leche, 3 veces más potasio que el plátano, 25% de proteína (más que el huevo), los 8 aminoácidos esenciales para el humano y cantidades significativas de hierro, fósforo, magnesio y otros nutrientes, la hoja de moringa es un alimento completo en sí. Su semilla, madurada en vainas, contiene todas las vitaminas del complejo B en grandes cantidades. Estas semillas (que también son usadas en la India para tratar la disfunción eréctil) se componen de 35-40% de aceite dulce comestible, muy similar al de olivo; pero si se dejan secar en su vaina y luego se trituran en polvo, se obtiene una harina con propiedades floculantes, es decir que aglutina y sedimenta el 90-99% de bacterias y residuos en el agua, lo que clarifica incluso el agua más negra, bastando hervirla para que sea potable. Si a esto añadimos las propiedades medicinales, el rápido crecimiento (hasta 4 metros en un año), la resistencia a la sequía (aunque no a la helada) y una flor extremadamente melífera, se entenderá por qué la comunidad científica habla del ‘árbol milagro’.

La única parte del árbol que no debe ingerirse es la raíz, pues contiene una elevada dosis de un alcaloide que puede ser fatal. Todo lo demás es una excelente alternativa ante los alimentos enlatados, empacados, embotellados y procesados que la insensatez de la vida urbana tantas veces nos empuja a consumir. Las semillas pueden conseguirse en Xochimilco, y aunque se dice que el árbol no se da a más de 1800m, está comprobado que, con suficiente atención y mucho sol, germina y crece en el DF. Esta es una oportunidad para quienes no tengan jardín de aprovechar todos esos cajetes vacíos que hay en las aceras.

Via Pijama Surf

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca