Nueva epidemia de dermatitis causada por un químico presente en la mayoría de los cosméticos

La metilisotiazolinona, que siempre ha sido utilizada como preservativo en los productos cosméticos, ha incrementado su concentración desde el año 2005, provocando una fuerte oleada de dermatitis y eczema.

108564416_583

Mientras se supone que la seguridad humana es la prioridad número uno de la industria cosmética, y que todos los productos deben someterse a pruebas rigurosas de seguridad antes de salir al mercado, esto no siempre sucede.

El preservativo llamado “metilisotiazolinona” es utilizado en la mayoría de los champús, cremas hidratantes, geles de baño, maquillajes y toallas para bebé como un ingrediente que evita el crecimiento de bacterias y hongos. Baste tomar una crema y revisar sus componentes para encontrar el nombre. El problema no es que se encuentre en todas partes, ya que no es tóxica, sino que las cantidades que se usan ahora son mucho mayores a las que estaban permitidas antes, y dermatólogos han encontrado que es una causa grave de dermatitis.

Los expertos apuntan que éste químico está en segundo lugar después del níquel en causar alergias por contacto. Uno de doce adultos y uno de cinco niños en el Reino Unido (donde se lleva a cabo la investigación) tienen eczema, uno de los tipos más comunes de la dermatitis.

Algunos de los productos que contienen este químico en grandes cantidades incluyen a la crema Nivea, Wet Ones y el jabón para hombres de marca Boots. Valdría la pena averiguar cuál es la concentración de metilisotiazolinona en los productos que usamos diariamente para evitar ser parte de esta “epidemia” de irritaciones graves en la piel.

Vía The Telegraph



Los 10 químicos tóxicos más peligrosos que se encuentran en el polvo de tu hogar

Tras analizar varios estudios sobre los compuestos del polvo en los hogares, se encontraron químicos tóxicos relacionados con productos de limpieza y la contaminación en el medio ambiente.

Cuando se era pequeño, era fácil jugar en un cuarto con muebles viejos y kilos de polvo. En esa época no importaba cómo quedarían nuestras manos ni lo negra que quedaría nuestra ropa. Sólo era cuestión de imaginar, crear y divertirnos. No teníamos que preocuparnos por la toxicidad del polvo, pues para ese entonces, la vida solía ser más natural. Sin embargo, en la actualidad, de acuerdo con un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de George Washington University, el polvo que alberga en nuestros hogares pueden estar compuestos de químicos tóxicos que podrían afectar la salud de las personas. 

Tras analizar varios estudios sobre los compuestos del polvo en los hogares, se encontraron químicos tóxicos relacionados con productos de limpieza y la contaminación en el medio ambiente. Como por ejemplo: hidrocarburos para prevenir inciendios, antiadherentes, ftalatos, productos químicos fluorados en cosméticos, productos de cocina, muebles, juguetes, envasado de alimentos, jabones líquidos, detergentes, etcétera. 

La mayoría de las personas expuestas durante periodos largos de tiempo a este polvo tienden a enfrentarse a problemas de la salud. Para Veena Singla, autora de la investigación y científica del Natural Resources Defense Council, “el número y niveles de químicos tóxicos se encuentran en cada una de las recámaras de nuestros hogares.” En total son 45 químicos de cinco diferentes clases químicas; de los cuales, 10 son potencialmente tóxicos en el 90 por ciento de las muestras de polvo. Conócelos: 

 

quimicos toxicos en polvo

Pese a que se desconoce aún los impactos específicos sobre los humanos, se sabe que la exposición constante a ellos se ha relacionado con enfermedades hormonales, trastornos del desarrollo, diferentes tipos de cáncer e incluso malformaciones. En palabras de Tracey Woodruff, directora del Programa en Salud Reproductiva y Ambiental en la Universidad de California en San Francisco, no solemos prestarle importancia a esta exposición significativa al polvo lleno de tóxicos, los cuales se derivaron de los constantes productos artificiales que usamos en la limpieza del hogar. 

¿Será momento de regresar a la base, buscando alternativas naturales y efectivas para no sólo la limpieza del hogar, también la salud tanto de uno como de nuestros seres queridos? Todo parece indicar que sí. 

Más en Ecoosfera

Tóxicos ¿en mi ropa? Mira lo que Greenpeace tiene que decir al respecto

3 consejos prácticos (y necesarios) para desinfectar tu habitación

 



4 sencillos hábitos que reducirán notablemente tu huella ecológica

Los seres humanos necesitamos volvernos responsables de nuestro planeta, y por tanto de su sustentabilidad.

Hace alrededor de veinte años el grupo musical Dead Can Dance, cantó cómo el ser humano necesitaba aprender a tratar bien a nuestra madre; y es que: “si le ofrecemos de regreso sus diamantes, ella ofrecerá su perla más preciada”. Sin embargo, ¿cómo las personas podemos volvernos responsables para recibir este regalo de nuestra tierra madre?

Los seres humanos necesitamos volvernos responsables de nuestro planeta, y por tanto de su sustentabilidad. Al reducir nuestra huella ecológica, somos capaces de transitar hacia una sociedad que cuide al medio ambiente a través de la regulación del uso de energía, agua, transporte, residuos del basura, entre otros. Y a través de ciertas actividades, esta acción puede implementarse en nuestro día a día:

– Maneja menos. Cerca de una quinta parte de las emisiones es causada por automóviles que liberan alrededor de 11 kg de cada dióxido de carbono y gases de efecto invernadero por cada cuatro litros. De modo que, para reducir tu huella ecológica, la alternativa más eficiente es disminuir el uso del automóvil (incluyendo taxis) y comenzar a usar el transporte público, caminatas o bicicletas. Una persona que viaja en transporte público alrededor de 32 km de camino, reduce hasta un 2177kg de emisiones de CO2 al año, lo cual equivale a un 10 por ciento de la reducción de los gases de efecto invernadero al año.

– Deshazte de los vampiros de energía. Muchas personas dejamos los cargadores de los teléfonos móviles en el enchufe, lo cual provoca que la energía se consuma aunque no esté conectado con el celular. Este tipo de “vampiros de energía” no sólo incrementa la cuenta de electricidad, también gasta cantidades significativas de energía. Para evitar esto, basta con desconectar los enchufes, apagar la luz, entre otras opciones que sea desconectar la luz cuando se utilice.

– Para reservar el consumo de agua (y por tanto de la energía usada para el calentador y la bomba -lo cual ayuda a prevenir la contaminación del aire), es ideal una técnica usada en la marina. Es una técnica que ayuda a ahorrar agua en botes, y son sólo tres pasos: Primero empapa el cuerpo y el cabello; segundo, cierra la llave para enjabonar; tercero, abre la llave para enjuagar. Esta técnica ahorra alrededor de 56781 litros de agua.

– Compra en línea y de proximidad, y así reducir la huella ecológica que impacta alrededor del 35 por ciento del consumo de energía y de las emisiones del dióxido de carbono. Al poner en práctica estos modos de compra, se disminuye el transporte del automóvil personal así como el impacto de los empaques.

Fotografía principal: Cyclesprog.uk



12 razones para cambiar tus productos de belleza por alternativas naturales

Los cosméticos industriales están colmados de ingredientes químicos artificiales. Te contamos 10 ventajas de cambiar tu consumo a los naturales

Los productos sintéticos tienen una gran desventaja pues son artificiales, creaciones humanas, y muchas de ellas no cuentan con los estudios necesarios para garantizar que son saludables. Existen cientos de químicos insertos en los alimentos, textiles y hasta en los cosméticos y productos higiénicos que empleamos, pero generalmente aún prescindimos del conocimiento sobre cuáles sustancias en ellos pueden ser nocivas.

Paulatinamente somos más conscientes de los productos que adquirimos, luego de que la industrialización rampante llegara a su auge hace pocos años. Es una realidad: la expansión del conocimiento sobre lo que consumimos va permeando la cultura (aunque más lentamente de lo deseable). En este contexto, los productos cosméticos también han sido arrasados por el uso de productos químicos, muchos de ellos tóxicos pero que aún así se permiten, como el dimetil oxazolidino, armilacetato, alquifenol, quaternium, aceite mineral, paraffinum, paraffinum liquidum, petrolatum, etcétera.

En un estudio de Nicolás Olea, catedrático de la Universidad de Medicina de Granada, se probó que en 90% de las biopsias realizadas a mujeres con cáncer de mama se encontraron restos de parabenos (un conservante muy utilizado en productos de cosmética e higiene). Aunque no puede hacerse una relación autoritaria sobre el efecto de los parabenos con el cáncer de mama, es una notable coincidencia que genera escabrosas conjeturas.

También se ha probado que algunos cancerígenos se encuentran en cientos de productos de limpieza y cosméticos como el quaternium 15 (liberador de formaldehído, considerado oficialmente cancerígeno) o la mercadona, que contiene bronopol y trietanolamina, que juntas crean nitrosaminas (consideradas también cancerígenas).

Te presentamos algunas buenas razones para cambiar tus cosméticos artificiales por los naturales:

  1. Los cosméticos industriales contienen sustancias que pueden ocasionar enfermedades autoinmunes, alergias o, incluso, cáncer.
  2. La mayoría de los cosméticos naturales tienen ácidos grasos muy similares a los humanos, que tienen nutrientes imprescindibles para la regeneración celular de la piel y de oligoelementos y nutrientes que retrasan el envejecimiento y  fortalecen el sistema inmunológico.
  3. Los aceites esenciales son relativamente económicos; hay de muchos tipos y tienen propiedades aromáticas y humectantes.
  4. Los aceites vegetales son también muy benéficos para la piel y su precio también es muy económico.
  5. La cosmética natural respeta a los animales.
  6. Casi todos los ingredientes vegetales mejoran tu piel.
  7. Todos los químicos desarrollados en el laboratorio pueden patentarse, lo que ayuda a la proliferación de los monopolios y acrecienta el poder de las empresas, además de que estas defenderán sus creaciones por encima de cualquier criterio de salud. En cambio, la naturaleza no puede patentarse.
  8. Es sencillo desarrollar conservadores y colorantes en los laboratorios, pero mucho más dañino. Recolectar al estilo antiguo las propiedades de la naturaleza es mucho más artesanal y poético pero, sobre todo, sano.
  9. La mayoría de fabricantes incluyen en sus productos elementos o ingredientes que no es necesario especificar, lo que da lugar a que creen productos que prácticamente desconocemos.
  10. Comprando cosméticos naturales ayudarás al comercio justo y local, de menor escala; ayudarás a cuidar tu salud, la del planeta, los animales y a que se propague esta cultura.
  11. Muchos de los ingredientes empleados en los cosméticos naturales, por cierto retomados desde tradiciones milenarias en la estética e higiene, tienen propiedades que no sólo no te dañarán sino que acrecentarán tu belleza y salud, tales como el aloe vera que es antiinflamatorio, hidratante, calmante y protector o el argán, un hidratante y reafirmante que promueve la renovación celular y la luminosidad, es antiarrugas, etcétera.
  12. Es un combo ecoamigable: la mayoría de los cosméticos naturales se elaboran bajo criterios ecológicos que van más allá de los ingredientes, como el uso de energías renovables en su generación.

 



¿Qué tienen en común tu mat de yoga, el pan del Subway y otros 499 alimentos?

Casi 500 alimentos comúnmente vendidos alrededor del mundo contienen un compuesto químico que también se usa en pieles sintéticas y mats de yoga.

El mes de febrero, la cadena de restaurantes Subway se enteró de que a sus clientes no les gusta comer un químico que se encuentra en los mats de yoga, las suelas de zapatos y la piel sintética. La cadena ahora planea retirar el ingrediente, llamado azodicarbonamida, o ADA,  de su pan.

Este ingrediente se utiliza como un “acondicionador de masa” que permite una mayor producción de esta y hace que el producto final sea más “esponjoso” y firme. Pero mientras Subway, después de una ruidosa difamación, decidió retirar el químico de su empresa, más de 450 empresas la siguen utilizando en su pan; entre ellas Starbucks, Wendy’s, McDonalds, Arbys, Burger King y Dunkin Donuts (puedes ver la lista completa aquí).

Los peligros de consumir este químico están vinculados con problemas respiratorios, alergias y asma, según el World Health Organization. Pero la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos aún sigue aprobando su uso comestible, siempre y cuando no exceda el 0.0045 por ciento del peso de la harina usada.

La buena noticia es que, después de la miríada de notas y artículos escritos al respecto y difundidos en redes sociales, y de una exitosa recolección de firmas, el Senador estadounidense Charles Schumer (NY) pidió a la FDA prohibir por completo el azodicarbonamida. Veremos cómo evoluciona el retiro de este químico de productos que no sólo se consumen en EU sino en todo el mundo.



¿Qué hay en un nugget de pollo?

Breve autopsia a dos nuggets de pollo de distintas compañías de comida rápida revelan el verdadero contenido de estos productos.

Recientemente unos investigadores de Mississippi descubrieron qué había dentro de dos nuggets de pollo de diferentes restaurantes de comida rápida: 50% o menos de tejido muscular de pollo (lo que nos imaginamos cuando pensamos en “pollo”: pierna o muslo) y 50% de otra variedad de cosas.

El primer nugget, apuntaron el American Journal of Medicine, era mitad músculo y el resto era una mezcla de grasa, arterias y nervios. La inspección detallada reveló células que revisten la piel de los órganos internos del pájaro.

El segundo nugget sólo era 40% músculo y el resto una mezcla de grasas, cartílago y pedazos de hueso.

“Todos sabemos que la carne blanca del pollo es una de las mejores fuentes de proteína pura disponible y alentamos a nuestros pacientes a que la coman”, apuntó el doctor deShazo para Reuters. “Lo que ha pasado es que algunas compañías han elegido usar una mezcla artificial de partes del pollo en lugar de la carne blanca, baja en grasa del pollo; la envuelven en pan y la fríen y le llaman pollo”.

En realidad el nugget es un subproducto del pollo alto en calorías, sal, azúcar y grasa que no es una opción  sana. Y lo peor de todo es que a los niños les encanta y está diseñado para ellos.

DeShazo apuntó que está bien comerlos de vez en cuando, pero que le preocupa que porque son baratos, convenientes y saben bien los niños los comen demasiado seguido. “Esta breve exploración de los nuggets de pollo no pretende “exponer a la industria del pollo o de la comida rápida en general”, dice deShazo, “sino un recordatorio de que no todo lo que sabe bien es bueno para ti”.

La mejor manera de comer nuggets de pollo sería, entonces, preparándolos en casa con pollo orgánico y limpio, y freírlos en muy poco aceite. Así el antojo de los niños puede satisfacerse sin recurrir a lugares dudosos que producen alimentos que dañan a la salud.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca