Los suplementos alimenticios en el tratamiento natural de la osteoporosis (Segunda parte)

La osteoporosis es una enfermedad que se previene fácilmente por medio de una alimentación adecuada, conociendo los nutrientes y vitaminas que se encuentran en alimentos cotidianos que nos ayudarán a evitarla.

osteoporosis_06A diferencia de los fármacos, los suplementos no actúan inhibiendo funciones del organismo, sino restableciéndolas y fortaleciendo los órganos. Pero, a pesar de que existe ya gran cantidad de respaldo científico acerca de su eficacia, su uso continua estando prácticamente restringido a las medicinas alternativas. En mi opinión, debemos recurrir siempre a los suplementos antes que a los fármacos.

Son numerosos los suplementos alimenticios útiles para combatir la osteoporosis, amén de los más conocidos y recomendados, como el calcio y la vitamina D,  hay que mencionar varios más, como: el ácido fólico, la vitamina B6 y la B12, el Boro, el magnesio, la vitamina K, el Silicio natural, la Lisina, la vitamina C, la vitamina E, el manganeso, el cobre, el zinc, el fósforo, el omega 3, etc. Muy posiblemente, su ginecólogo jamás se los ha mencionado. Por desgracia, aunque la evidencia científica que apoya el uso de estos nutrientes está a la vista, la mayoría de los médicos continúa recetando básicamente calcio y estrógenos, más algunos fármacos, para tratar la osteopenia y la osteoporosis.

Llama la atención, a cualquiera que revisa la literatura especializada sobre el tema,  la rápida evolución de los conocimientos sobre el papel fundamental , insospechado hasta hace poco, de numerosos nutrientes en la salud de nuestros huesos. La consecuencia que inmediatamente se deriva de tal observación es la importancia de llevar una dieta saludable, rica en frutas, verduras y cereales integrales, que son la base nutricional para el aporte de vitaminas y minerales y otros elementos , que tal vez en futuro próximo,  podrán ser catalogados como fundamentales para nuestros huesos. Lo que la naturaleza actúa, la ciencia apenas comienza a comprenderlo. Ante todo, es necesario, pues retomar una forma de vida acorde con nuestra propia naturaleza.

Insisto en este punto, para subrayar el hecho de que si bien el consumo de suplementos puede optimizar nuestra salud, no puede de ninguna manera sustituir una dieta saludable.

A continuación ofrezco la información básica sobre las vitaminas más comúnmente recomendadas para combatir y/o prevenir la osteoporosis.

LAS VITAMINAS PARA LA SALUD ÓSEA.

LA VITAMINA D

Puede ser considerada más como una hormona que  como vitamina. Esto es debido a que nuestro cuerpo la puede obtener de los alimentos pero también la puede producir con ayuda de los rayos solares (las vitaminas son por definición sustancias que el cuerpo no puede producir y debe obtener de los alimentos).

Solo hasta 1920 se identificó esta vitamina.

La vitamina D es de vital importancia para facilitar la absorción intestinal del calcio y del fósforo, nutrientes esenciales para la salud de huesos y dientes.

Para que la vitamina D lleve a cabo su acción debe ser activada. Esto es así tanto si la vitamina D es obtenida de los alimentos, como también si es sintetizada por la piel. Dicha activación ocurre en dos pasos: primero en el hígado, en donde sufre un cambio químico y después en los riñones, donde adquiere su forma activa definitiva:

1) COLECALCIFEROL: vitamina D proveniente de los alimentos o sintetizada por la piel:

es transformada por el hígado en:

2) 25 HYDROXYCOLECALCIFEROL (5 veces más potente que la forma anterior).

que a su ves, es transformada por los riñones en:

3) 1.25 dihidroxicolecalciferol por los riñones (10 veces más potente que la forma anterior)

 

 De modo que las disfunciones del hígado y de los riñones pueden alterar estos procesos.

En los pacientes con osteoporosis es frecuente encontrar bajos niveles de la forma activa de la vitamina D, lo cual habla de una disfunción de la activación renal de dicha vitamina.

La investigación moderna ha relacionado esta disfunción con déficit de magnesio y de estrógenos, y más recientemente con deficiencia de boro.

Hay que señalar que la vitamina D, contribuye también a mantener estables los niveles de calcio en la sangre, lo cual regula de tres formas:

  1. Ayudando a la absorción del calcio y el fósforo presente en los alimentos.
  2. Bloqueando la eliminación renal del calcio y del fósforo a través de la orina.
  3. Puede estimular la liberación de calcio desde los huesos hacia el torrente sanguíneo.

FUENTES

Naturales: aceite de hígado de bacalao, peces de aguas frías como el salmón, la macarela y las sardinas, mantequilla, yema de huevo. Los vegetales son pobres en vitamina D, las mejores fuentes vegetales son las hortalizas de color verde.

Alimentos fortificados: en los productos lácteos (leche, yogurt, etc.). encontramos vitamina D adicionada. También la contienen algunos cereales de caja, cuyo consumo es poco recomendable.

Las dietas excesivamente bajas en grasas pueden crear mayor riesgo de déficit de vitamina D, pues este nutriente requiere de la presencia de grasa en los intestinos para ser absorbido.

EXPOSICIÓN A LOS RAYOS SOLARES

La exposición a los rayos solares es la fuente principal de adquisición de la vitamina D para la mayoría de la población. Se requiere exponer por lo menos la cara, los brazos y las manos unos 15 minutos al día a los rayos ultravioleta de la luz solar, varias veces a la semana. Las personas de piel más morena requieren mayor tiempo.

La utilización de filtros solares, con factor de protección solar mayor a 8, bloquean la penetración de los rayos ultravioleta en la piel e impiden la síntesis de la vitamina D. Exponerse al sol a través de un cristal tampoco es útil  pues el cristal bloquea los rayos ultravioleta.

DEFICIENCIA DE VITAMINA D

El déficit de vitamina D genera raquitismo en los niños y osteomalacia en los adultos.

El raquitismo se caracteriza por retraso del crecimiento infantil, y alteraciones del esqueleto y los dientes. La osteomalacia consiste en un reblandecimiento de los huesos por falta de calcio.

Durante la vejez  disminuye la capacidad de la piel para sintetizar vitamina D.

Las personas que deben evitar la exposición a la luz solar por problemas de la piel, o que presentan padecimientos hepáticos, renales o de la tiroides, pueden presentar déficit de vitamina D.

FÁRMACOS Y VITAMINA D

Otros factores que pueden producir déficit de vitamina D son algunos fármacos:

Los esteroides (cortisona, hidrocortisona, prednisona, y dexametasona), alteran el metabolismo de dicha vitamina y pueden contribuir al desarrollo de la osteoporosis. Su uso a largo plazo debe acompañarse del consumo de suplementos de vitamina D.

DOSIS RECOMENDADAS DE VITAMINA D

  • Ante todo debe exponerse al sol: una exposición de 20 min. diarios, al aire libre, durante 4 meses puede mejorar completamente los niveles de vitamina D.
  • La dosis recomendada al usar suplementos es de 400 UI ( Unidades Internacionales). Se puede incrementar hasta 800 UI en casos extremos, por períodos breves.

EFECTOS SECUNDARIOS

La vitamina D es la que posee mayor potencial de toxicidad entre todas las vitaminas.

Dosis mayores a 1000 UI al día no se recomiendan. La capacidad de almacenamiento del hígado es muy limitada, y cuando se rebasa, genera hepatotoxicidad y síntomas como: nauseas, vómitos, pérdida del apetito, estreñimiento, dolor de cabeza, sed excesiva e irritabilidad, que retroceden al interrumpir la ingesta.

Un exceso de vitamina D, puede elevar la concentración del calcio en la sangre y hacer que se fije en los órganos internos como los riñones (piedras), o las paredes de los vasos sanguíneos endureciéndolas.

Diversos investigadores han  correlacionado el sobre consumo de vitamina D proveniente de los alimentos fortificados, con la epidemia de ateroesclerosis y de enfermedad cardiaca, generado no solo por los depósitos de calcio sino también por baja absorción de magnesio.

¿TOMAR MUCHO SOL PUEDE GENERAR TOXEMIA POR EXCESO DE VITAMINA D?

No. Cuando nos exponemos mucho al sol, el cuerpo almacena vitamina D y una vez satisfecha la necesidad de almacenamiento de la vitamina se detiene su producción en la piel. Asimismo es difícil alcanzar dosis toxicas de la vitamina a través del consumo de alimentos, salvo que se consuman muy altas cantidades de aceite de hígado de bacalao.

EL ÁCIDO FÓLICO (VITAMINA B9), LA PIRIDOXINA (VITAMINA B6) Y LA  COBALAMINA (VITAMINA B12)

Estas tres vitaminas actúan en conjunto como reguladoras del metabolismo de un aminoácido llamado metionina. Cuando existe déficit de dichas vitaminas, o de alguna de ellas, algo común en las personas de edad avanzada, se pueden incrementar los niveles de homocisteína en el organismo (la homocisteína es un producto intermedio en el proceso de transformación de la metionina en cisteína, otro aminoácido).

Los niveles elevados de homocisteína en la sangre se han asociado con un incremento notorio del riesgo de infartos, de mala circulación y también de osteoporosis.

Durante la postmenopausia es frecuente que las mujeres presenten niveles elevados de homocisteína en su sangre. Se ha propuesto que la homocisteína promueve la osteoporosis al interferir con la formación de las fibras de colágeno que conforman la matriz del hueso.

Mencionemos otras funciones de estas tres vitaminas en relación con la salud ósea.

La B6  es necesaria para la producción del ácido clorhídrico a nivel estomacal, el cual a su vez es importantísimo para la absorción del calcio. Dicha vitamina también interviene en los procesos de producción de las fibras de colágeno, importantes para la matriz del hueso. Señalemos también que esta vitamina resulta esencial para el buen funcionamiento de las glándulas adrenales, que producen numerosas hormonas (30 o más), una de cuyas funciones consiste en mantener el equilibrio de los minerales en nuestro organismo.

La deficiencia de B6 es más común entre quienes sufren de fracturas de cadera, en comparación con quienes no se ven afectados por dicha afección. Estudios con animales han demostrado que la deficiencia de B6 conlleva a un déficit y a una mala calidad en la formación de hueso. En ratas, una dieta baja en B6 genera osteoporosis.

Dosis: 50 mg dos o tres veces por día.

Es recomendable combinarla con complejo B y magnesio.

Efectos secundarios: dosis mayores de 2000 mg al día pueden producir neurotoxicidad, y a largo plazo daño neurológico.

FUENTES

Está presente en muchos alimentos. las mejores fuentes de B6 son la levadura de cerveza, las semillas de girasol y el  germen de trigo.  Pero también la encontramos en el frijol de soya, diversas legumbres y cereales integrales, en frutas, verduras y carnes. Sin embargo las dosis terapéuticas no se alcanzan a través de la dieta.

 sun

ÁCIDO FÓLICO (B9)

Esta vitamina resulta esencial para el metabolismo de las proteínas y la división y el crecimiento de las células.

La suplementación con B9 regula los niveles de homocisteína en mujeres postmenopáusicas, aun cuando presenten niveles normales de dicha vitamina.

Hay que recordar que la medicación con estrógenos, casi universalmente recomendada para tratar la osteoporosis,  genera déficit de ácido fólico. También otros fármacos como los barbitúricos, y el consumo excesivo de  bebidas alcohólicas, interfieren con el metabolismo de dicha vitamina, al igual que el metrotexate y los fármacos anticonvulsivos.

El déficit de B9 es de las deficiencias vitamínicas más frecuentes en el mundo.

FUENTES: está presente en una amplia gama de alimentos de origen vegetal, especialmente en hojas de color verde como espinacas, acelgas, hojas de betabel, etc. De echo, su nombre, ácido fólico, deriva del latín “folium” que quiere decir follaje. La cocción lo destruye casi totalmente.

DOSIS: 400 mg por día.

EFECTOS SECUNDARIOS: el ácido fólico es bien tolerado.

Se recomienda consumirlo acompañado de B12, para evitar que el consumo de ácido fólico oculte una deficiencia de B12.

fresh-spinach

LA COBALAMINA (B12)

Esta vitamina también forma parte del complejo B y resulta esencial para la salud de los huesos.

La B12, junto con el ácido fólico (B9) interviene en los procesos de producción del ADN.   Si existe déficit de B12 las células encargadas de producir huesos (osteoblastos) no pueden realizar bien dicha labor.

Las personas con problemas gastrointestinales crónicos, aquellas que fuman o que no consumen ningún alimento  de origen animal ( régimen vegano), pueden presentar deficiencia de B12. Sin embargo, como el hígado almacena cantidades importantes de esta vitamina, y nuestros requerimientos son mínimos, dicha deficiencia puede tardar hasta 5 años en manifestarse.

FUENTES

Esta vitamina se caracteriza por estar presente en alimentos de origen animal: vísceras, carnes, pescado, huevo, lácteos.

Algunos alimentos como la soya, la spirulina, la levadura de cerveza; contienen B12, pero bajo una forma inactiva que el organismo humano no puede absorber.

DOSIS Y EFECTOS SECUNDARIOS

2000 microgramos al día, durante un mes, y después 1000 mcg. por día.

No se han reportado efectos secundarios.

LA VITAMINA C

Sin duda la más conocida de todas las vitaminas, la vitamina C es fundamental para la síntesis de la colágena, la proteína más abundante del cuerpo, que entre otras funciones, juega un papel crítico en la conformación de diversos tejidos, entre ellos, la estructura interna de los huesos, llamada matriz ósea.

Algunos autores han señalado la asociación entre buen aporte de vitamina C, buen nivel de masa ósea y menor riesgo de fracturas, aunque no hay estudios que corroboren esta asociación.

FUENTES

El consumo regular de frutas y de verduras crudas asegura un aporte cotidiano de vitamina C. Curiosamente, muchos alimentos contienen más vitamina C que los cítricos, como por ejemplo: el chile verde, las guayabas, el perejil, el pimiento morrón verde, el brócoli, y las acelgas, entre otros. La vitamina C se destruye con la cocción.

DOSIS

500 mg. tres veces por día.

EFECTOS SECUNDARIOS

Esta vitamina, por ser soluble en agua, es muy segura. Algunos textos señalan el riesgo de formar cálculos renales de oxalato de calcio al tomar dosis elevadas de esta vitamina, pero no hay estudios que confirmen esta suposición.

LA VITAMINA K

Todos hemos oído hablar de la vitamina K, útil para promover la coagulación de la sangre, pero seguramente no sabía usted, amable lector, que esta vitamina puede ayudarle a prevenir e inclusive tratar, la osteoporosis.

TRES TIPOS DE VITAMINA K 

Existen tres diferentes clases de vitamina K:

  1. La K1, llamada filoquinona o fitomenadiona, que es la vitamina K de origen vegetal.
  2. La K2, menaquinona que es sintetizada por las bacterias de la flora intestinal. En Japón, la bacteria bacillus natto, tradicionalmente utilizada para preparar el “natto” (un alimento típico a base de soya fermentada), se recomienda como suplemento para incrementar la síntesis de vitamina K2 en los intestinos en pacientes con osteoporosis.
  3. la K3, menadiona, es la forma sintética, obtenida en laboratorios y tiene la particularidad de que puede generar toxicidad, a diferencia de la K1 y la K2.

LA VITAMINA K: AMIGA DE LOS HUESOS

Es relativamente reciente el descubrimiento de la utilidad de la vitamina K para la salud de los huesos: hoy en día se sabe que esta vitamina es indispensable para prevenir la osteoporosis y las fracturas en personas de edad avanzada.

La vitamina K1 es importante para los huesos porque ayuda a que una proteína del hueso, llamada osteocalcina,  adopte su forma activa, lo cual le permite adjuntarse al calcio y así promueve que este importante mineral se fije en los huesos. La vitamina K activa también otras proteínas del hueso, y contribuye al crecimiento ordenado y bien estructurado del tejido óseo, lo cual, por supuesto, le confiere a este solidez.

Por otra parte, mencionemos que la vitamina K2 ha demostrado, en estudios de laboratorio, ser capaz de inhibir la destrucción del hueso mejorando la acción del osteoblasto (célula formadora de hueso).

En experimentos con animales, la K2 ha demostrado inhibir la pérdida de hueso en ratas a las cuales se les han extirpado los ovarios.

En el famoso estudio norteamericano, conocido como el estudio de salud de las enfermeras,  que incluyó a 72327 mujeres, con edades de 38 a 63 años, abordó diversos aspectos de la salud y monitoreó la dieta y la incidencia de fracturas de cadera a lo largo de 10 años , identificó el consumo de lechuga, entre otros alimentos ricos en vitamina K, como una clave en la protección contra fracturas de cadera. Las mujeres que consumían lechuga (romanita o “iceberg”) una o más veces al día,  presentaban un riesgo 45% menor de sufrir  fracturas de cadera en comparación con aquellas que sólo la consumían una vez por semana o menos.

Diversos estudios han demostrado que la administración de vitamina K en mujeres postmenopáusicas, disminuye de forma importante (en promedio 30%), la expulsión de calcio a través de la orina y disminuye el riesgo de fracturas. Lo cual indica un aprovechamiento del mineral para los huesos.

Así por ejemplo, en un estudio realizado en Holanda, el 25% de un grupo de mujeres postmenopáusicas sanas, presentaba niveles elevados de excreción urinaria de calcio. además, los chequeos demostraron que su osteocalcina no atraía bien el calcio. Después de tomar 1000 mcg. de vitamina K durante dos semanas, la función de la osteocalcina  se normalizó, y la pérdida de calcio por la orina disminuyó un 30% (lo cual sugiere que en esa misma proporción mejoró la fijación de calcio en los huesos).

En estudios con ratones, las fracturas de huesos de estos animales se curan más pronto cuando reciben vitamina K, que cuando no la reciben.

Se sabe que en los seres humanos durante el proceso de curación de las fracturas los niveles de vitamina K circulante en la sangre disminuyen, lo cual indica su utilización en el área de la fractura.

Señalemos también, que  diversas vías de investigación recientes, indican que la vitamina K es necesaria para un buen metabolismo del calcio, y que un déficit de dicha vitamina puede no solo incrementar el riesgo de sufrir osteoporosis y fracturas en la edad avanzada, sino también generar depósitos de calcio en diversos órganos (arterias, riñones, vesícula biliar). Pero hace falta más investigación al respecto.

REQUERIMIENTOS Y DEFICIENCIAS

Los requerimientos de vitamina K son muy bajos y su deficiencia es poco común. Esto se debe principalmente a dos razones:

1. Porque nuestra flora intestinal es capaz de sintetizar la vitamina (K2), aproximadamente el 50% de lo que necesitamos es aportado por esta vía. Lo cual habla, digamos de paso, de la importancia del reequilibrio de la flora intestinal, para el cuidado del paciente con osteoporosis.

2. Porque la vitamina K se reactiva en lugar de simplemente destruirse en nuestro organismo.

Los requerimientos diarios se miden en microgramos ( mcg, milésimas de gramo), y son los siguientes:

HOMBRES ADULTOS 85
MUJERES ADULTAS 65
ADULTOS 1MCG X KG DE PESO.
BEBES 5MCG
NIÑOS ( 1-10 AÑOS) 15-30 MCG.
JÓVENES (11-25 AÑOS). 45-65 MCG.

Por supuesto que las dosis terapéuticas pueden ser mucho más altas , hasta 1000 mcg por día.

FUENTES NUTRICIONALES

Con excepción del hígado, los alimentos más ricos en vitamina K, son los vegetales verdes, como lechuga, espinacas, col de bruselas, brócoli, nabos y el té verde, que aportan 100 mcg. o más por cada 100 gr. de alimento. También las algas marinas son ricas en vitamina K, y los alimentos que contengan clorofila, como el alga  spirulina.

te_verde

LA CLOROFILA Y LA VITAMINA K

La clorofila, en su forma liposoluble es una de las mejores fuentes de vitamina K. La clorofila, es un pigmento verde presente en los vegetales de ese color, que participa en la fotosíntesis, la transformación de la energía electromagnética solar en energía química. La clorofila en su forma natural es liposoluble. Sin embargo la clorofila que usualmente encontramos como bebida en el mercado de suplementos es hidrosoluble y  para obtenerla se debe alterar la composición química de la clorofila natural. De suerte que la clorofila hidrosoluble no se absorbe por vía intestinal, y por lo tanto no sirve como suplemento para el aporte de vitamina K. 

¿Cómo podemos obtener la clorofila en estado liposoluble? muy fácil: tomando zumos verdes  (ver más abajo).

 Como ya lo dije más arriba, en cuanto al aporte de vitamina K se refiere, las mejores fuentes son:

–          Lechuga romanita (o “iceberg”)

–          Brócoli

–          Col de Bruselas

–          Acelgas

–          Espinacas

–          Berros

–          Espárragos

LA DEFICIENCIA DE  VITAMINA K

La deficiencia severa de vitamina K es rara, pues la flora intestinal, según vimos, es capaz de sintetizar dicha vitamina. Pero algunos estudios recientes han señalado que la ingesta alimentaria de  vitamina D puede estar por debajo de los niveles hasta hoy considerados como el mínimo necesario. Requerimientos. Pero además, la investigación en torno a la función de esta vitamina  en la salud ósea, comienza a demostrar que los valores hasta ahora señalados como  requerimiento diario,  pueden estar por debajo de las verdaderas necesidades corporales. Así lo señala la nutrióloga Sarah Booth, del Laboratorio de Vitamina K, del Centro de Investigación Sobre Nutrición Humana del Envejecimiento, de la Universidad de Tufts en Boston, quién, entre otras cosas ha estado investigando el aporte de vitamina K a través del consumo de vegetales verdes.

 Sin embargo existen algunos casos en los cuales puede presentarse déficit de esta vitamina.

USO DE ANTICOAGULANTES

El uso prolongado de fármacos como la warfarina o la cumarina. puede producir deficiencia de vitamina K, pues inhibe la activación y el reciclamiento de la vitamina. Se sabe que el uso prolongado de warfarina produce osteoporosis.

OTROS FÁRMACOS 

Los antibióticos de amplio espectro y los salicilatos ( aspirina), pueden producir déficit de vitamina K. En el caso de los antibióticos esto se debe a su efecto destructor sobre la flora intestinal. Las cefalosporinas, por su parte, inhiben la activación hepática de dicha vitamina y su reciclamiento. El abuso de laxantes también puede generar déficit de vitamina K, así mismo, la quimioterapia y la mayoría de los fármacos contra la epilepsia pueden producir déficit de vitamina K.

ALTERACIONES GÁSTRICAS Y HEPÁTICAS

En síndromes de mala absorción intestinal, (Enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerativa, Síndrome de Kuzi, etc.) o en pacientes con padecimientos hepáticos severos, puede presentarse déficit de vitamina K.

VITAMINAS

La ingesta de dosis elevadas de vitamina E (más de 600 UI), y de vitamina A, durante varios meses, puede producir déficit de vitamina K. La vitamina E porque bloquea su acción, la vitamina A porque inhibe su absorción.

Las mujeres con osteoporosis presentan niveles de vitamina  K 75% más bajos que mujeres sanas de esa misma edad.

Los síntomas de la deficiencia de vitamina K incluyen sangrado gastrointestinal o nasal, formación de moretones, presencia de sangre en la orina y sangrado menstrual excesivo. la deficiencia puede asociarse a largo plazo con la osteoporosis.

EFECTOS SECUNDARIOS. 

La vitamina k1, y la k2, son bien toleradas. en un estudio, por ejemplo, se administraron 90 mg. al día de vitamina K2, durante 24 semanas. Sólo unos pocos efectos secundarios fueron observados: en algunos pacientes se elevaron los valores de los exámenes de perfil hepático, lo cual volvió a la normalidad al retirar los suplementos.

Resulta muy importante señalar que la vitamina K no tienen efectos coagulantes en las personas que no presentan déficit de dicha vitamina.

Por el contrario la vitamina K3 (su forma artificial) puede producir anemia  y elevación de la bilirrubina.

DOSIS 

Los requerimientos diarios señalan dosis muy bajas, de 150 á 500 mcg. al día.  Pero en los diferentes estudios se reportan dosis de 1000 mcg por día. Si se consumen complementos deben asociarse a un incremento del consumo de vegetales de color verde.

Las mujeres embarazadas y los pacientes que toman anticoagulantes deben tomar la vitamina K sólo bajo supervisión médica.

LOS ZUMOS VERDES 

En la medicina natural los zumos verdes son considerados como uno de los alimentos más depuradores y terapéuticos. Entendemos por zumos verdes los extractos líquidos obtenidos al pasar por el extractor de jugos plantas de color verde, ricas en clorofila.

 Vale la pena señalar algunas indicaciones para su consumo adecuado:

  1. Si se inicia de golpe el consumo de grandes cantidades de jugos verdes pueden producirse molestias como diarrea, dolor de cabeza, náuseas e inclusive vómito.
  2. Por lo tanto se recomienda iniciar su consumo diluyendo los zumos verdes con otro jugo, que pueda ser de zanahoria, de manzana, de piña, de naranja, u otro.
  3. En los que respecta a las cantidades se recomienda iniciar tomando 3 veces por día un pequeño volumen de jugo verde (1/8 de 1 vaso) mezclado con otro jugo. Día con día se puede incrementar la cantidad de jugo verde, hasta alcanzar por lo menos ½ vaso (125 ml.) por toma. Si el consumidor lo tolera puede incrementar esa dosis.
  4. Para pasar las hojas verdes por el extractor y evitar que atoren la centrifuga deben añadirse poco a poco empujandolas con zanahorias. La clorofila natural (liposoluble)  proporciona diversos beneficios, como:

– Aporte de vitamina K1.

– Mejora la producción de glóbulos rojos y de hemoglobina (por la similitud entre la molécula de clorofila y la porción hemo de la hemoglobina)

– Ayuda a controlar el flujo menstrual excesivo.

– Aporta una amplia gama de carotenoides, cuyo consumo regular protege contra los padecimientos cardiovasculares y contra el cáncer.

– Como otros pigmentos vegetales la clorofila tiene también propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

– Además, los vegetales verdes son buenas fuentes de otros nutrientes básicos para la salud ósea como  vitamina C y magnesio.

En su forma hidrosoluble, la clorofila no proporciona todas estas ventajas, pues no se absorbe a nivel intestinal , actúa pues solo a nivel del tubo digestivo, por el contrario, la clorofila natural (liposoluble) sí se absorbe. Mencionemos además, que  en ambas formas (hidro y liposoluble), la clorofila ejerce un efecto desinfectante (se utiliza para combatir mal aliento, mal olor fecal urinario y corporal) y es un agente promotor de la cicatrización (uso externo).

pina

JUGOS VERDES Y OTROS JUGOS PARA LA SALUD ÓSEA.

-Pasar por el extractor 2 zanahorias, 1 rebanada de piña, 10 ramitas de perejil y 10 hojas de lechuga, poner el jugo en la licuadora y licuar con 2 cdas sop. de ajonjolí crudo.

-Pasar por el extractor un brócoli crudo ( es una pieza de brócoli completa) , 2 manzanas, 10 ramas de perejil y 2 zanahorias.

-Pasar por el extractor 2 zanahorias, 2 rebanadas  de piña y una manzana, poner el jugo en la licuadora , añadir 6 hojas de espinaca, 2 cdas. Sop. de ajonjolí crudo y licuar. Tomar sin colar.

– Halva: moler ½ taza de ajonjolí crudo, sin agua, en la licuadora o en un molcajete y mezclarlo con media taza de miel. Conservar en el refrigerador la pasta obtenida. Se puede utilizar para endulzar bebidas, para aderezos, o consumirlo directamente a razón de 2 o 3 cdas. Sop. por día.

BIBLIOGRAFÍA

-Nutr Rev. 2011 Oct;69(10):584-98,Vitamins and bone health: beyond calcium and vitamin D.

Ahmadieh H, Arabi A. 

-Crit Rev Food Sci Nutr. 2001 May;41(4):225-49, Delay of natural bone loss by higher intakes of specific minerals and vitamins, Schaafsma A, de Vries PJ, Saris WH.

-Am J Clin Nutr. 2005 May;81(5):1232S-1239S, Osteoporosis: the role of micronutrients, Nieves JW.

 – Bone. 2007 Dec;41(6):987-94. Epub 2007 Aug 17, Effect of dietary B vitamins on BMD and risk of fracture in elderly men and women: the Rotterdam study, Yazdanpanah N, Zillikens MC, Rivadeneira F, de Jong R, Lindemans J, Uitterlinden AG, Pols HA, van Meurs JB. 

-Calcif Tissue Int. 2008 Jan;82(1):1-11, Dietary intake of folate, but not vitamin B2 or B12, is associated with increased bone mineral density 5 years after the menopause: results from a 10-year follow-up study in early postmenopausal women, Rejnmark L, Vestergaard P, Hermann AP, Brot C, Eiken P, Mosekilde L.

 -http://www.ars.usda.gov/is/AR/archive/jan00/ “Vitamin K: Another Reason To Eat Your Greens” was published in the January 2000 issue of Agricultural Research magazine).

-Geriatr Gerontol Int. 2013 Mar 26, Vitamin K: Novel molecular mechanisms of action and its roles in osteoporosis, Azuma K, Ouchi Y, Inoue S.



Los pensamientos también pueden curar enfermedades, Bruce Lipton

Sus descubrimientos han demostrado que el medicamento, por sí solo, puede causar muchos problemas en el cuerpo, pues la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo.

De acuerdo con una nueva ola de la medicina, en donde se busca reducir los niveles de toxicidad farmacológica como un plan de cuidado hacia el cuerpo y el medio ambiente, Bruce Lipton declaró la importancia de aunar ciencia y espíritu. Este hombre, doctor en Biología celular y pionero en la investigación con células madre, explica la influencia de las experiencias vivenciales en la expresión fenotípica o genética –la epigenética–.

Sus descubrimientos  han demostrado que el medicamento, por sí solo, puede causar muchos problemas en el cuerpo, pues la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo: “Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados ‘efectos secundarios’. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos. No entienden que el efecto de las drogas no solo crea un efecto sino múltiples.” 

Su investigación lo ha llevado a correlacionar las 50 trillones de células y el entorno celular –la sangre–, en donde la composición de la sangre cambia el destino de la célula. Es decir que la sangre controla el sistema nervioso, creando una química diferente según el sistema exterior, como si la célula y la totalidad del ser humano fueran la misma cosa. Por ello, explica Lipton, “si pongo al ser humano en un entorno nocivo, igual que la célula, también enferma. Si lo trasladas a un entorno sano, entonces sana.” Es decir que la medicina farmacológica que culpa a las células por la enfermedad y trata de cambiar la química de las células, no está llegando a nada más que el consumo excesivo de un tóxico. El problema es el entorno, “y si cambias a la persona de entorno, sin medicamentos, el cerebro cambia la química. El cerebro de la célula y el de la persona leen y entienden el entorno.”

medicina cuantica

Sin embargo las cosas no son tan fáciles como se pintan, pues puede suceder que se vive en un entorno muy sano pero la mente lo interpreta como uno negativo o perjudicial. En consecuencia, se crea una química que provocará que el cuerpo se enferme: “Si metes un programa con errores en la mente, entonces la química que genera no está en armonía con la vida.” Es así como funciona el efecto placebo: “Cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, tomo una píldora porque creo que esto me va a traer salud, y me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de azúcar, en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo.”

Como resultado, Lipton se rebeló en contra de la medicina tradicional, “porque los médicos no saben cómo funcionan las células.” Para él, la mente es energía: “cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química.”. De ahí el nombre de “medicina cuántica”, en donde la ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no a la newtoniania: “la medicina dice que quiere cambiar la química del organismo con drogas y la nueva medicina dice que hay que cambiar la energía. Y esta nueva medicina, la cuántica, es mucho más poderosa, porque responde primero el campo energético que el físico.”

Se trata de considerar que las propias creencias, más que como medicamento de emergencia, es un estilo de vida que se convierten en un campo energético, una transmisión y en una señal que es capaz de cambiar el organismo: “Y así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina. La gente sanaba con los chamanes, con las manos… pero eso no puede vender y por eso la medicina no quiere ir por ese camino.”

“En realidad, no es que sea positivo o negativo, es la manera de pensar. Si el médico te dice que tienes cáncer, aunque no tengas cáncer, si lo crees, crearás la química que generará cáncer. Por tanto, el problema no es tanto el entorno real sino el que tú interpretas”, afirma Lipton. 

[Autoconocimientointegral]

 



El cardo mariano, un verdadero aliado del hígado

Disminuye la producción de los radicales libres a nivel hepático (que son resultado forzoso de la labor destoxificante del hígado, pero que a su vez pueden autodestruirlo.

Imagen: http://www.cardomariano.net/

Esta planta, crece en Europa, África y Asia, y ha sido utilizada desde el siglo XVII como hepatoprotector. En 1965 fue aislado su principio activo más importante: La silimarina, cuyas propiedades hepatoprotectoras han sido confirmadas por numerosos estudios científicos modernos.

La “Comisión E”, es un grupo de científicos que fue encargado por el gobierno alemán de estudiar y regular en dicho país el uso de las plantas medicinales. Después de investigaciones que se prolongaron por más de 15 años este organismo generó un cuerpo de más de 300 monografías científicas sobre las plantas y sus usos, que ha servido de guía para la legislación sobre plantas medicinales en numerosos países.

En 1986 la “Comisión E” aprobó el uso medicinal del Cardo Mariano. Dicha comisión considera que la intoxicación por alcoholismo crónico representa el 71% de los casos de hepatotoxicidad, seguida por la intoxicación por fármacos (18%) y de la intoxicación con diversas sustancias (11%). El Cardo Mariano fue aprobado por la comisión E, después de la revisión exahustiva de la literatura científica existente, como un tratamiento adecuado y no tóxico para problemas digestivos y hepatobiliares (nauseas, recargo del hígado, congestión de la vesícula biliar, cálculos biliares, etc.), para daño del hígado por sustancias tóxicas y como coadyuvante en casos de inflamación del hígado, hepatitis y cirrosis.

Una anécdota ilustra las fabulosas propiedades hepatoprotectoras de esta planta. Esta historia fue publicada en el diario Santa Cruz Sentinel, el 14 de enero del 2007 y reportada en le revista Herbagram #74, (agosto 2007).

https://biocuidados.files.wordpress.com
https://biocuidados.files.wordpress.com

Una familia de 6 miembros resultó intoxicada en Santa Cruz, California luego de consumir unos tacos elaborados con hongos venenosos, que ellos mismos habían recolectado en el campo. Al ingresar al Hospital Dominicano, en dicha localidad, rápidamente fue establecido que los pacientes sufrían de intoxicación generada por el hongo llamado Amanita phalloides, que puede dañar el hígado y causar la muerte en cuestión de días.

El Dr. encargado del caso, Tod Michell, sabiendo de la gravedad del caso, y a d falta de un buen tratamiento farmacológico, tuvo la buena idea de hacer una búsqueda en internet sobre el tema. Por fortuna, dio con información sobre el Cardo Mariano, y sus efectos (hepatoprotectore. Finalmente, el Dr. Mitchell contactó una compañía fitofarmaceutica, Madeus Pharma, en Bélgica, que elabora un extractó de Cardo Mariano para aplicación intravenosa. La compañía accedió ante el llamado del Dr. Mitchell, a donar producto suficiente para tratar a esos 6 pacientes.

Mientras se llevaron a cabo los tramites para introducir el producto en los E.E.U.U. [se requería una licencia especial como “Nueva Droga en Investigación”] los pacientes recibieron Cardo Mariano por vía oral. Y aunque las posibilidades de obtener dicha licencia eran de 1 en 1000, ocurrió que en el lapso de unas cuantas horas el Hospital Dominicano de Santa Cruz fue autorizado a administrar el tratamiento intravenoso proveniente de Bélgica. El producto se llama <<Legalon-sil>>.

Los pacientes fueron tratados con dicho extracto, combinado con, carbón activado (que ayuda a eliminar tóxicos por vía intestinal), penicilina y un antídoto contra la sobredosis de tylenol (paracetamol, que a dósis altas genera daño hepático).

En pocos días 5 de los 6 pacientes fueron dados de alta y se recuperaron totalmente. Solo una señora de 83 años de edad falleció a causa de una insuficiencia renal aguda, a pesar de que su hígado estaba en franca recuperación.

Lo más probable es que todos hubieran fallecido si no se hubiese aplicado el Legalon-Sil.

Antes de pasar a explicarles a mis lectores como actúa a nivel hepático el cardo mariano, quisiera resaltar la importancia de este caso: una muestra clara de lo que puede ser la medicina del futuro: una amalgama entre los recursos naturales y la ciencia moderna, entre la farmacología y la medicina natural.

http://www.ortoflor.com/
http://www.ortoflor.com/

Acción antitóxica del Cardo Mariano.

La silimarina ha mostrado efecto protector de las células hepáticas contra diversas sustancias tóxicas como los componentes venenosos del hongo amanita muscaries, y otras variedades de hongos tóxicos, del paracetamol (fármaco que a dosis elevadas destruye a la célula hepática) y otros medicamentos, la galactosamina (una sustancia que produce hepatitis en ratas), el tetracloruro de carbono (cancerígeno) y otras.

Además de inhibir el ingreso de los tóxicos a las células del hígado la silimarina protege a este órgano por otros caminos:

* Disminuye la producción de los radicales libres a nivel hepático (que son resultado forzoso de la labor destoxificante del hígado, pero que a su vez pueden autodestruirlo. Así se produce, por ejemplo, la muerte por consumo del venenoso hongo amanita muscaries: en su intento por neutralizar los tóxicos, el hígado genera tal cantidad de radicales libres, destructores de las células hepáticas, que termina autodestruyéndose).

* Inhibe la producción de sustancias proiflamatorias al interior del hígado.

* Incrementa la producción del glutatión por parte del hígado, los intestinos y el estomago. El glutatión es un poderoso antioxidante, protector celular y estimulante del sistema inmunológico (encargado de nuestras defensas).

* La silimarina, en estudios con animales, ha demostrado que estimula la síntesis del ADN y por lo tanto, la regeneración de las células hepáticas.

¿EN QUÉ CASOS ESTÁ INDICADO RECURRIR AL USO DE ESTA PLANTA?

Por su efecto como hepatoprotector el cardo mariano alcanza una amplia gama de indicaciones:

* Recargo hepático y biliar.

* Congestión de la vesícula biliar, y/o cálculos biliares, Icteticia.

* Consumo de alcohol.

* Exposición a tóxicos medio ambientales (Como antídoto vs intoxicación por amanita muscaries).

* Hepatitis.

* Cirrosis hepática.

* Todo tipo de padecimientos en los cuales tenga sentido mejorar la destoxificación hepática, como problemas cutáneos e intestinales.

* También es útil en el tratamiento del colesterol elevado.

* En Europa se le han atribuido tradicionalmete los siguientes usos:

* Hepatoprotector y digestivo hepático(colagogo).

* Para tratar el estreñimiento crónico.

* Para combatir los cálculos biliares y la ictericia.

* Para combatir alergias.

* Para combatir el asma.

* Para mejorar la circulación y combatir las hemorroides.

* Como tónico cardiaco.

¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS EL CARDO MARIANO?

El Cardo Mariano es una planta muy segura.

La literatura no reporta efectos secundarios.



¿Qué pasaría si cada día masajeas los dedos de tus manos?

Estimular estos puntos del cuerpo puede aliviar numerosas dolencias, como dolor de espalda y de cuello, estreñimiento, gastritis, dolores menstruales, asma, cefalea, etcétera.

La medicina alternativa es una vía para curar malestares sin necesidad de llenar al cuerpo de fármacos que pueden generar consecuencias realmente negativas. Entre ellas se encuentra la reflexología –o terapia zonal–, la cual es una práctica que estimula ciertos puntos en los pies, manos, nariz u orejas –llamadas zonas de reflejo– para tener un impacto positivo en diversas regiones del cuerpo. 

Estimular estos puntos del cuerpo puede aliviar numerosas dolencias, como dolor de espalda y de cuello, estreñimiento, gastritis, dolores menstruales, asma, cefalea, etcétera.  Te compartimos los efectos que tiene estar acariciando ciertas zonas de las manos: 

 

http://rolloid.net/
http://rolloid.net/

reflexología 2

Y ahora te compartimos algunas técnicas para aplicar un poco de esta terapia alternativa: 

 



¿Ciruelas pasas para combatir la osteoporosis?

Las ciruelas pasas han demostrado ser una excelente alternativa en esta área: proporcionan cantidades importantes de fibra, potasio, vitamina K, rutina, boro y diversos compuestos antioxidantes.

En las últimas décadas se ha acumulado evidencia científica suficiente para considerar a las ciruelas pasas como el mejor alimento para el tratamiento de la osteoporosis.

La osteoporosis es una de las grandes pandemias actuales, afecta a personas mayores, sobretodo a mujeres y a pesar del desarrollo de diversos tratamientos farmacológicos, muchas veces costosos y/o riesgosos, continúa siendo una enfermedad de difícil tratamiento, como lo señala el Dr. Halloran, uno de los líderes de estas investigaciones. Además, el cambio demográfico a nivel mundial apunta a un incremento de la proporción de población mayor de 50 años, de suerte que la búsqueda de terapias alternativas, útiles para la prevención y el tratamiento de esta enfermedad y que no resulten lesivas, reviste una enorme importancia.

Las ciruelas pasas han demostrado ser una excelente alternativa en esta área: proporcionan cantidades importantes de fibra, potasio, vitamina K, rutina, boro y diversos compuestos antioxidantes, todos ellos potencialmente benéficos para los huesos. Tanto en estudios con animales como en estudios clínicos con humanos las ciruelas pasas han demostrado su utilidad para prevenir y tratar la osteoporosis.

75bbdbeaf35e7486d56b9f3fa1431363

LOS ESTUDIOS CON ANIMALES.

En modelos con animales se ha demostrado que la suplementación con ciruelas pasas protege al tejido óseo. Básicamente se han desarrollado estudios en tres áreas:

1. Protección de la pérdida de hueso generada por la extirpación de los ovarios o de los testículos de los animales,

2. Recuperación del tejido óseo perdido a consecuencia de dicha extirpación,

3. Prevención y tratamiento de la pérdida ósea asociada con el envejecimiento.

Uno de los estudios pioneros fue publicado por el Dr. Bharam H. Arjmandi, profesor y Director del Departamento de Ciencias de la Nutrición, la Alimentación y el Ejercicio de la Universidad Estatal de Florida, y su equipo de colaboradores. Dicho estudio demostró que las ciruelas pasas detenían el deterioro del tejido óseo en ratas a las cuales se les habían extirpado los ovarios. Y lo más interesante fue que las ciruelas pasas no sólo mejoraban la densidad mineral de los huesos sino también el tejido fibroso (*). Este estudio también demostró que el consumo de dicha fruta incrementaba la presencia en sangre de un compuesto llamado IGF-1 que, entre otros efectos, estimula la formación del hueso (1). Posteriormente estos investigadores demostraron el mismo efecto protector de las ciruelas pasas sobre los huesos de ratas machos que habían sufrido la extirpación de los testículos.

En otro estudio publicado en 2005, el Dr. Arjmandi y su equipo de colaboradores demostraron que una dieta rica en ciruelas pasas contribuía no sólo a prevenir la pérdida del tejido óseo sino que podía revertir la pérdida de hueso en ratas a las cuales se les habían extirpado los ovarios. Las ciruelas pasas produjeron incremento en el volumen del hueso, mejoraron el tejido fibroso y generaron cambios microestructurales favorables (2). Este equipo de investigadores ha confirmado y ampliado estos hallazgos en varios estudios con modelos animales de osteopenia y ha demostrado que en el tratamiento de ratas que pierden densidad ósea al ser inmovilizadas, las ciruelas pasas muestran una eficacia cercana al tratamiento con hormona paratiroidea; también han encontrado que las ciruelas pasas son superiores a las isoflavonas de soya para tratar la osteopenia en ratas a las cuales se les han extirpado los ovarios y que su efecto se incrementa al combinar ciruelas pasas con fructooligosacáridos, un tipo de fibra que regenera la flora intestinal.

Mermelada Ciruelas Pasas y Pedro Jiménez4

Otro grupo de investigadores que ha contribuido en esta investigación es aquel encabezado por el Dr. Halloran, del Departamento de Medicina de la Universidad de California . En 2010, publicaron un estudio basado en un modelo animal, para investigar si la suplementación con ciruelas pasas podía prevenir la pérdida de masa ósea asociada con la edad y/o revertir la pérdida de hueso una vez que ésta ya se había presentado. El estudio demostró que las ciruelas pasas ayudaban no solo a prevenir la pérdida de hueso concomitante al envejecimiento sino también a recuperar el hueso perdido. En las conclusiones de su estudio los investigadores señalan que: “Las ciruelas pasas contienen factores que pueden incrementar dramáticamente el volumen del hueso y restaurar la pérdida ósea que ya se ha producido debido al envejecimiento” y consideran que a la vista de este y otros estudios, las ciruelas pasas pueden ser consideradas “como un agente efectivo para la prevención y el tratamiento de la osteoporosis” (cursivas mías). Para que el lector pueda comprender mejor estas contundentes afirmaciones, me permito compartir algunos otros datos de este interesante estudio. Los animales que no recibieron ciruelas pasas perdieron un 24% de masa ósea (entre los 6 y los 12 meses de edad, ratas adultas) y hasta un 28% de pérdida se registró (entre los 18 y los 24 meses de edad, ratas viejas), cifras normales en este modelo animal.

prunesssssssssssssssssssssssssssssssssssssssEn contraste, los animales que recibieron ciruelas pasas experimentaron un incremento muy notorio de la densidad del hueso: 48% en las ratas adultas y 34% en las ratas viejas. Estos cambios se observaron al 3er mes y se mantuvieron constantes a lo largo de los 6 meses que duró el estudio (3). Mas recientemente este equipo de investigadores demostró, en un estudio con animales, que las ciruelas pasas protegen a los huesos del efecto deletéreo de las radiaciones ionizantes, a las cuales se ven expuestos algunos grupos humanos como los pacientes sometidos a radioterapia, los trabajadores de unidades de radiografías, los astronautas, las víctimas de accidentes nucleares, etc. Al comparar las ciruelas pasas contra otros agentes potencialmente protectores para estos casos, las ciruelas pasas resultaron ser más efectivas. De nuevo los resultados sólo pueden ser calificados como espectaculares: mientras que las ratas sometidas a radiación presentaron una deterioro de diversos parámetros de medida de la densidad del hueso ( del 32% al 13%, de disminución según el parámetro) aquellas sometidas a radiación pero que consumían ciruelas pasas no experimentaron ningún daño del tejido óseo. Se trata de resultados muy interesantes, dado que algunos de los daños producidos por la radiaciones en el tejido óseo son irreversibles. Vale la pena comentar que si bien estos resultados no se han confirmado en humanos, el hecho de que ya han sido demostrados los beneficios de las ciruelas pasas para combatir la osteoporosis en mujeres, permite suponer que también puedan protegernos de los daños óseos generados por las radiaciones (4).

Paralelamente se han realizado diversos estudios en tubos de ensayo que, por un lado, han demostrado cómo los antioxidantes (polifenoles) de las ciruelas pasas mejoran la producción del tejido óseo al inhibir procesos de oxidación y/o de inflamación que pueden disminuir dicho crecimiento y, por el otro, han observado que dichos polifenoles también actúan disminuyendo la reabsorción del tejido óseo(**).

Tarta de Ciruela Pasa

ESTUDIOS CON HUMANOS CONFIRMAN LOS BENEFICIOS DE LAS CIRUELAS PASAS PARA LA SALUD ÓSEA.

Para los investigadores involucrados en esta apasionante indagación, el paso crucial era averiguar si los mismos resultados obtenidos con animales podían replicarse en estudios con seres humanos; por fortuna, varios estudios realizados con mujeres han demostrado que las ciruelas pasas ejercen un efecto benéfico para la salud de los huesos también en los seres humanos.

El primer estudio realizado en esta área fue dirigido por el ya citado Dr. Arjmandi (5). En este estudio 58 mujeres postmenopáusicas, que no estaban tomando hormonas, fueron divididas en dos grupos: uno recibió 100 gr al día de ciruelas pasas ( 10 o 12 ciruelas pasas) y el otro 75 gr de manzana deshidratada al día, durante 3 meses. Ambos suplementos representaban una cantidad igual de calorías, grasas, carbohidratos y fibra. Los investigadores midieron al inicio y al final del estudio los niveles de algunos marcadores biológicos de la salud ósea en orina y en sangre. Sólo las mujeres que habían consumido las ciruelas pasas presentaron una elevación de dichos marcadores, lo cual indica una mayor formación de tejido óseo.

En otro estudio, más amplio y de mayor duración, este grupo de investigadores confirmó los resultados obtenidos anteriormente. El estudio incluyó 160 mujeres postmenopáusicas que presentaban osteopenia y que no tomaban ningún tipo de medicación para los huesos. Fueron divididas en 2 grupos: uno que consumía 100 gr de ciruelas pasas al día y otro que consumía 75 gr de manzana deshidratada por día, durante 12 meses. Todas las participantes recibieron también 500 mg de calcio, y 400 UI de vitamina D al día. Al inicio y al final del estudio se midió la densidad mineral de los huesos de las pacientes en la columna lumbar, la cadera y el antebrazo. También se checaron marcadores biológicos de la densidad ósea en sangre al inicio del estudio y a los 3, 6 y 12 meses y se tomaron en cuenta otras variables que pudieran afectar la densidad ósea como el ejercicio y la dieta. Las ciruelas pasas mostraron un efecto marcadamente superior al de las manzanas: generaron un incremento significativo de la densidad mineral del hueso a nivel de la columna lumbar y del cúbito, en comparación con la manzana deshidratada y disminuyeron también significativamente los niveles sanguíneos de marcadores biológicos de la pérdida del tejido óseo. En las conclusiones de su estudio los autores señalan que su investigación confirma la capacidad de las ciruelas pasas para combatir la osteopenia en mujeres posmenopáusicas (cursivas mías).

Tarta de ciruelas y Pedro Ximénez 003

En otra rama del mismo estudio, los investigadores avanzaron en la dilucidación de los mecanismos bioquímicos a través de los cuales las ciruelas pasas mejoran la densidad de los huesos y encontraron que esta fruta ayuda tanto al activar la producción del hueso como también al inhibir la reabsorción del tejido óseo (6). Posteriormente, este equipo de científicos indagaría los efectos de una dosis menor de ciruelas pasas: 50 gr al día. El estudio incluyó 48 mujeres de 65 a 79 años de edad, que presentaban osteopenia. Fueron divididas en 3 grupos: uno consumía 50 gr por día de ciruelas pasas, el segundo consumía 100 gr al día y el tercero 75 gr al día de manzana deshidratada, durante 6 meses. Al igual que en el estudio anteriormente citado, se midió la masa ósea al inicio y al final del estudio y se checaron diversos marcadores de la salud ósea a lo largo del estudio. Se demostró que ambas dosis de ciruelas pasas (50 o 100 gr al día) ayudaron a prevenir la pérdida de masa ósea en las mujeres y mejoraron algunos marcadores de la salud ósea (7).

¿CÓMO ACTUAN LA CIRUELAS PASAS SOBRE LA SALUD ÓSEA?

El mecanismo de acción de las ciruelas pasas no ha sido dilucidado claramente. Por un lado, se ha subrayado que la ciruelas pasas son una de las frutas más ricas en polifenoles (180 mg/100gr). Mencionemos los más importantes (hasta ahora identificados): ácidos cafeíco, ácido clorogénico y neoclorogénico, ácido cumárico, ácido cafeolquínico y rutina. Se han reportado algunos mecanismos de acción de estos compuestos, según lo señala el Dr. Halloran: el ácido clorogénico protege de los daños causados por el estrés oxidativo a los osteoblastos, las células encargadas de la producción del hueso, la rutina ayuda a incrementar los niveles sanguíneos de la osteocalcina (una proteína que ayuda a la fijación del calcio en los huesos) y mejora la densidad mineral del hueso, se sabe que de conjunto estos polifenoles ejercen una actividad antinflamatoria y antioxidante que puede contribuir a mejorar el metabolismo óseo y, como ya dijimos, se ha observado que los polifenoles de las ciruelas pasas ayudan a mejorar la producción del tejido óseo y a disminuir su reabsorción. Por otra parte las ciruelas pasas aportan otros nutrientes que también contribuyen a la salud ósea, como el potasio, el boro y la vitamina K. Todo parece indicar una actividad simultánea de los diversos compuestos de esta fruta.

sveske

CONSEJOS PRÁCTICOS.

De acuerdo con estas investigaciones podemos consumir de 6 a 12 ciruelas pasas al día, a largo plazo (6 meses o más) como parte esencial de la prevención y/o tratamiento natural de la osteoporosis. Las investigaciones han demostrado que el consumo regular de ciruelas pasas no altera negativamente los niveles de glucosa, ni tampoco nos hace subir de peso; por el contrario genera sensación de saciedad, de suerte que si las consumes entre comidas te pueden ayudar a combatir el apetito compulsivo. Lo mejor sería remojarlas antes de consumirlas y cuidar que estés ingiriendo suficiente agua si comienzas a consumirlas regularmente. Vale la pena recordar los demás beneficios para la salud que puede darnos el consumo de las ciruelas pasas, todos ellos confirmados por el conjunto de las investigaciones realizadas en los últimos 15 años: mejoran la salud cardiovascular, protegen al hígado, por su riqueza en polifenoles combaten la oxidación crónica y la inflamación silenciosa (que son, digamos de paso, la raíz común de todas las enfermedades crónico degenerativas), combaten el estreñimiento y ayudan a prevenir el cáncer de colon.

Por si fuera poco: ¡Saben deliciosas y no tienen efectos secundarios nocivos!

NOTAS.

(*) Hay que recordar que el tejido óseo se compone de minerales y un entramado de fibras sobre las cuales se depositan los minerales. En la osteopenia y la osteoporosis disminuye no solo la densidad mineral del hueso sino que también se empobrece el tejido fibroso.

(**) El tejido óseo es dinámico, de manera permanente se genera y se reabsorbe (destruye), en la osteoporosis ocurre que se altera el balance entre ambos procesos de suerte que se destruye mucho más de lo que se produce.

BIBLIOGRAFÍA.

1. Journal of the American Nutraceutical Association 4 (2001): 50–56 Arjmandi, B.H., Lucas, E.A., Juma, S., Soliman, A., Stoecker, B.J., Khalil, D.A., Smith, B. J.

2. DP Prevents Bone Loss in an Osteopenic Rat Model of Osteoporosis, Menopause (2005)12:755-762.Deyhim F, Stoecker BJ, Brusewitz GH, Devareddy L, and Arjmandi BH and Wang, C.

3. Dried Plum Restores Bone in Aging Mice, J. Nutr. October 1, 2010 vol. 140 no. 10 1781-1787.Halloran BP et al.

4. Schreurs, A.-S. et al. Dried plum diet protects from bone loss caused by ionizing radiation. Sci. Rep. 6, 21343; (2016).

5. Arjmandi BH, Khalil DA, Lucas EA, Georgis A, Stoecker BJ, Hardin C, et al. Dried plums improve indices of bone formation in postmenopausal women. Journal of Women’s Health and Gender-Based Medicine. 2002;11:61–68.

6. Br J Nutr. 2011 Sep;106(6):923-30. E pub 2011 May 31, Arjmandi BHComparative effects of dried plum and dried apple on bone in postmenopausal women.Hooshmand S1, Chai SC, Saadat RL, Payton ME, Brummel-Smith K, Arjmandi BH.

7. Osteoporos Int. 2016 Feb 22, The effect of two doses of dried plum on bone density and bone biomarkers in osteopenic postmenopausal women: a randomized, controlled trial, Hooshmand S1, Kern M, Metti D, Shamloufard P, Chai SC, Johnson SA, Payton ME, Arjmandi BH.



Estos extractos naturales podrían sustituir medicamentos industriales

Las píldoras sintéticas son cada vez más cuestionadas por la medicina alópata, dando prioridad a elementos presentes en la naturaleza

Foto: pycnogenol.com

En los últimos años, profesionales expertos en medicina natural como el médico Sayer Ji, intentan posicionar las medicinas elaboradas con elementos químicos del mundo natural. Para Ji, existen algunos elementos orgánicos como el ácido salicílico, el pycnogenol y el polycosanol, que podrían sustituir a las medicinas comunes como la aspirina.

Aquí un desglose de sus propiedades:

Ácido salicílico: 

Es considerado un deshinibidor de dolor, por lo tanto un analgésico. Es propicio para el tratamiento de acné, callosidades, caspa, y verrugas. También es útil para curar la fiebre.Los vegetarianos ostentan más niveles de este elemento, pues se encuentra en frutas y verduras. Este, ancestralmente era extraído de la corteza del sauce en forma de polvo.

Pycnogenol:

Se extrae de la corteza Pinus Pinaste. Este refuerza los capilares sanguíneos, por lo que es útil para disminuir inflamaciones.

El Policosanol: es un elemento natural extraído de la caña de azúcar. Entre sus beneficios están la reducción del colesterol dañino y el aumento en la absorción del colesterol benéfico.

La medicina natural es cada vez más popular. Si anteriormente el médico familiar conocía nuestros padecimientos, hoy en día acudimos a citas médicas cada vez más rápidas y “frías”, automatizadas. Entre otras cosas, lo anterior provoca que más personas se interesen en conocer las propiedades naturales de diversos ingredientes, ya que así no solo evitas exponerte a los famosos ‘efectos secundarios”, también te encuentras en posibilidad de auto-medicarte con algo de orientación, sin correr los riesgos que tradicionalmente implicaba esta práctica.

[wakingtimes]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca