Los niños entienden la importancia de alimentarse sanamente si se les explica por qué

Nuevos estudios revelan que la mejor fórmula para que los niños coman más vegetales es explicándoles por qué deben hacerlo, sin miedo a que no comprendan el concepto (sí lo hacen).

strawberry girl

Con frecuencia las personas asumen que las explicaciones complejas de conceptos abstractos son demasiado confusas para que los niños las entiendan. Pero lo cierto es que los niños tienen una curiosidad natural y quieren saber cómo funcionan las cosas. Generalmente entienden perfectamente los argumentos razonables, y además tienen la intuición de su lado para saber qué es importante y qué no lo es.

 Contando con esto, Gripshover y Markman, académicos de Stanford, crearon cinco  libros narrativos que tratan el tema de la alimentación. Los libros enfatizan en conceptos clave sobre la comida y la nutrición, incluyendo la importancia de la variedad; cómo funciona la digestión; los diferentes grupos de comida,; las características de los nutrientes y cómo los nutrientes ayudan al funcionamiento del cuerpo.

 “Buscamos promover la curiosidad creando un marco de trabajo para guiar a los niños a comprender más a fondo por qué deben comer una variedad de alimentos nutritivos”, apuntaron.

 Un libro distinto fue leído cada semana en dos clases de preescolar durante la hora del lunch por alrededor de tres meses, mientras otras dos clases tuvieron su hora del lunch sin intervenciones.

 Los científicos encontraron que los niños que escucharon la lectura sobre nutrición doblaron su ingesta voluntaria de vegetales durante el recreo, y la cantidad de vegetales que comieron los niños que no escucharon las lecturas se quedó igual.

 “Lo que hace a nuestro material distinto de los demás es el cuidado que pusimos en explicarles a los niños por qué sus cuerpos necesitan diferentes tipos de comida saludable. No entrenamos a los niños a comer específicamente más verduras”, añadieron.

 Este estudio reconfirma la idea de que los niños pueden manejar la información de manera óptima, y se puede llevar a la practicar en la comodidad del hogar. Los niños comprenden mucho más de lo que los dejamos comprender algunas veces.

[Stanford News]



¿Cómo mejorar el aprendizaje? Consejos de la neurociencia para lograrlo

De acuerdo con un reciente estudio de Nature Neuroscience, se requiere un poco de manipulación de los neurotransmisores, forzado por la práctica, para fortalecer el aprendizaje en el día a día.

El aprendizaje, junto con la atención y la memoria, ayuda al ser humano a desarrollar numerosas herramientas para la supervivencia y la cotidianidad. Y de acuerdo con un reciente estudio de Nature Neuroscience, se requiere un poco de manipulación de los neurotransmisores, forzado por la práctica, para fortalecer el aprendizaje en el día a día. 

Para los investigadores, el comprender el efecto del sobreaprendizaje sobre el desarrollo de un nuevo recurso, fue un proceso vital para un mejor entendimiento del cerebro. Para lograrlo dividieron en dos grupos a los voluntarios. 

El primero fue expuesto a ejercicios de aprendizaje sobre un tema, al haber mejoría en la habilidad en práctica tomaban un descanso de 30 minutos y regresaban para más ejercicios de aprendizaje sobre otro tema. Al día siguiente realizaban una post-prueba, en donde los individuos tenían buenos resultados en último tema practicado y pésimos en el primero. Estos resultados fueron como si el grupo no hubiese sido entrenado en nada.  En palabras de Takeo Watanabe, profesor de Ciencias Cognitivas, Lingüísticas y Psicológicas en Brown University, en EE.UU., y autor del estudio, “Cuando uno deja de entrenar inmediatamente después de haber adquirido una habilidad nueva, el área del cerebro asociada con esta habilidad aún es plástico”. Es decir, débil. El cerebro es flexible y se adapta en función del aprendizaje de nuevas herramientas; por lo que si uno se detiene justo después de haber adquirido una de ellas, el cerebro está en un estado plástico, en un estado “preparado-para-el-aprendizaje”, y absorberá la información del segundo conocimiento –y no del primero–. 

El segundo grupo practicó el tema por más tiempo y más repeticiones, un descanso de 30 minutos y un nuevo tema que aprender. Al día siguiente, en el post-test, los individuos obtuvieron mejores resultados en aquellos temas que pasaron un poco más de 20 minutos extras en practicar, sin que un tema pudiese interferir con el otro. 

De modo que aunque el primer grupo no “sobreaprendió”, tuvo un mejor resultado en el último tema; el segundo mostró un una mejoría global con un lapso mayor de práctica y aprendizaje. Para comprender las causas, Watanabe y sus colegas realizaron fMRI, escanografías del cerebro mediante el registro de oxígeno; es decir que requirieron ver las áreas cerebrales que se activaban usando más oxígeno, carbono y nitrógeno –traducido en la presencia de neurotransmisores– permitiendo deducir cuáles químicos incrementan en niveles durante el proceso de aprendizaje.

Fue así que repitiendo el experimento con la máquina MRS, con dos cambios principales –uno, que los dos grupos estarían entrenando la misma cantidad de veces sin el segundo entrenamiento; dos, antes y durante tanto del entrenamiento como la prueba se estaría escaneando la actividad cerebral. El resultado fue sorprendente: si uno no “sobreaprende”, el cerebro consigue niveles altos de glutamato-dominante –el cual facilita al cerebro a entrar en modo plástico o “preparado-para-el-aprendizaje”–; pero si se sobre carga de información, los niveles de glutamato disminuyen y los de GABA incrementan –encargado de estabilizar el cerebro–. Para Watanabe, “Si se sobreaprende la habilidad, el estado del cerebro cambia muy rápido de ser plástico a estable”, lo cual significa que el cerebro tiene más tiempo de “congelar” la habilidad previniendo de olvidarla. 

Es decir que para aprender un tema es recomendable “sobreaprender” –repetir y repetir– la base para comprender así lo complejo. Si bien se dice que hay un riesgo del olvido con el paso del tiempo, la realidad es que existen numerosas técnicas para mantener el conocimiento en un periodo a largo plazo; como por ejemplo, dar tiempo a que suceda el aprendizaje sin necesidad de mezclar los temas. 



Biblioteca eco-digital: cientos de libros en español gratis

Si amas leer y te quieres informar sobre ecología, permacultural, agroecología, bio-construcción y otros temas similares, la página de Nicolás Di Ruscio es para ti.

Una de las ventajas de nuestra era es el fácil acceso a la información, sin embargo, muchas veces cuando buscamos algo en línea nos sentimos un tanto agobiados. Afortunadamente, hay proyectos que se encargan de revisar toda esa información y nos presentan solamente los mejores contenidos, simplificando nuestra búsqueda y, en un espacio limitado, nos abren los ojos a información que nos hubiera tomado mucho tiempo encontrar. Una de estas páginas es la de Nicolás Di Ruscio, quien se ha encargado de curar una de las mejores colecciones de textos sobre ecología en español.

La biblioteca digital se divide en cuatro partes: Temario general de ecología, Bioconstrucción y arquitectura sustentable, Permacultura y agricultura ecológica, y Más libros y manuales.

Entre su riquísima colección podemos encontrar todo tipo de libros, desde los más básicos como La historia de las cosas de Annie Leonard, Compostaje y Biogas y un Manual de tintes naturales, hasta temas más especializados como Techos verdes de Gernot Minke, Manual de tratamiento de aguas grises entre muchos más.

Este, por ejemplo, es un manual de recolección de agua de lluvia: 

La introducción a la permacultura de Bill Mollison:

Un manual práctico de la lombricultura:

Si quieres informarte sobre cualquier tema ecológico en español, es posible que esta página sea tu mejor opción. 



Red para mariposas en 3D que las escanea (en vez de matarlas)

El E-catch Net brinda tecnología 3D a las redes para atrapar mariposas, y con esto educa a los niños a cuidar la naturaleza mientras juegan y exploran.

e_catch_net2.jpg.662x0_q100_crop-scale

El E-catch-Net, diseñada por Zhang Cheng, Tuo Jin, Lin en Wang & Xiaoneng Jin es un concepto que combina la exploración lúdica de los niños con la más alta tecnología de aprendizaje.

Se trata de una red que escanea a las mariposas cuando estas pasan a través del aro, y le dice a los niños todo sobre el insecto que acaban de encontrar, permitiéndoles imprimir el modelo de la mariposa (y hasta hacer origami con él). El atributo de este aparato, además de la tecnología en 3D, es que brinda la posibilidad de atrapar a un animal sin matarlo.

Es un increíble medio para proteger a la naturaleza, al tiempo que insta a los niños a explorarla mediante el juego. Uno de los diseños de juguetes más sorprendente y ético hasta ahora.

e_catch_net3.jpg.492x0_q85_crop-smart

 

[treehugger]



Cáncer, daño cerebral, ceguera: algunos de los daños a la salud provocados por el fluoruro

El documental Fluoridegade. An American Tragedy revela que el fluoruro no aporta nada a nuestra salud dental, pero sí merma nuestra salud. La razón por la que se promueve su uso es porque se trata de un desecho industrial que se produce en exceso.

El Dr. David Kennedy es Bioquímico y Fisiólogo, fue residente de la International Academy of Oral Medicine and Toxicology, está doctorado por la Universidad de Missouri, da una cátedra acerca de seguridad de los materiales dentales en el cuerpo humano a profesionales alrededor del mundo, incluyendo la Organización Mundial de la Salud. Este experto produjo y dirigió un documental acerca de los peligros del fluoruro, llamado Fluoridegade. An American Tragedy.

El objetivo de Dr. David Kennedy es comunicar que el fluoruro, que se ha estado utilizando para la prevención de caries, es un desperdicio industrial altamente tóxico, que no ofrece absolutamente ningún beneficio para la salud y que, debido al costo que representa para la industria la eliminación de esta sustancia, se deposita en los suministros de agua de EU.

El documental incluye varios testimonios de profesionales distinguidos, científicos, doctores y académicos. Entre ellos el Dr. Bill Marcus, antiguo jefe toxicológico de la Office of Drinking Water.

El gobierno estadounidense realizó un estudio sobre el papel del fluoruro en el cáncer y el Dr. Bill Marcus descubrió que los datos iniciales no coincidían con los resultados. Escribió un reporte para que se reabriera el estudio y se investigaran los huecos de dicho estudio. El reporte llegó hasta la prensa, lo que le costó el trabajo al Dr. Marcus.

Fluoridegade documenta que:

El floruro es un desperdicio industrial tóxico, es veneno para el cuerpo y de ninguna manera es un nutriente ni ofrece beneficios a la salud.

El fluoruro agregado a los suministros de agua puede ser contaminado con arsénico, radionucleoides, aluminio y otros contaminantes industriales.

El fluoruro se encuentra en el agua de la llave, en la mayoría de las pastas dentales y en muchos antibióticos, incluyendo los que son para animales, o sea que existen varios niveles de exposición.

La exposición a esta sustancia puede fácilmente alcanzar niveles tóxicos, por ejemplo, un cuarto de miligramo de fluoruro de la pasta de dientes provocaría intoxicación.

El fluoruro es un veneno acumulativo que aumenta la absorción de plomo, mata células, interrumpe la síntesis de colágeno, aumenta el tamaño de tumores cancerígenos, daña al sistema inmune, inhibe la producción de anticuerpos, daña el sistema endocrino, produce daño cerebral, daño muscular y ceguera.

[Waking Times]



La jardinería vuelve a los niños más inteligentes

Los niños que están en contacto con el cuidado de las plantas, los cultivos y las flores, desarrollan mejor habilidades que son fundamentales para vivir bien en un futuro

Un estudio realizado por la Royal Hoticultural Society, que entrevistó a 1,300 maestros y analizó diez escuelas de distintos contextos, confirmo que los niños que están en contacto con la naturaleza y desempeñan labores de jardinería y cultivo de la tierra, desarrollan habilidades fundamentales para enfrentar con éxito los retos de su vida futura.

El reporte resultante de este estudio enfatiza en que estos niños muestran mejores aptitudes para leer y comprender textos, para manejar operaciones numéricas, y entender los procesos científicos así como los ciclos bajo los cuales se rige la naturaleza. Además, estos niños que trabajan en hortalizas y jardines escolares, son más propensos a un comportamiento alegre y proactivo, a manejar un vocabulario más amplio y preciso, así como a consolidar un sentido de la responsabilidad, del trabajo colectivo, y de sus habilidades motoras.

Y como increíble desdoblamiento de esta misma actividad, que prácticamente todos los niños estudiados afirmaron disfrutar enormemente, el entusiasmo que les genera los ha llevado a incentivar a sus padres a disponer de áreas en sus hogares para arrancar sus propias hortalizas y jardines.

Debido a los efectos tan positivos que estas prácticas han demostrado tener sobre los niños, la National Gardening Association, en Estados Unidos, ha desarrollado un portal de internet que provee información práctica para que maestros y padres de familia puedan incluir la jardinería como una actividad elemental en los programas educativos.

via Treehugger

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca