¿Sufres de insomnio? Un tiempo bajo el sol puede ayudarte

Un estudio reciente demostró que aquellas personas que pasan más tiempo en el sol duermen mejor, son más saludables y tienen una vida más plena.

Muchas personas sufren de insomnio, indudablemente muchos de los lectores de este artículo han tenido problemas conciliando el sueño en algún punto de sus vidas. Para encontrar una solución natural a este problema, el sitio Tree Hugger reporta que científicos en Estados Unidos estudiaron la calidad del sueño de 49 oficinistas, 27 de ellos se sentaban en espacios con ventanas y 22 de ellos en espacios sin ventanas. En promedio las personas con ventanas no sólo recibían 173% más de luz natural que los otros, pero en promedio también dormían 46 minutos más cada noche.

Disfrutar más luz natural también se veía reflejado en los hábitos diurnos de las personas, aquellas que recibían más luz natural durante su día también reportaban estar más sanos en general, hacer más ejercicio y eran más felices. Aquellos que no tenían ventanas se enfermaban más seguido, tenían menos energía y la calidad de su sueño era baja.

El sol y la luz natural afectan nuestros patrones y calidad del sueño porque son elementos esenciales para nuestro ritmo circadiano. El sol es la mejor fuente de vitamina D, fundamental para nuestro sistema inmune y nuestra salud emocional. Pasar tiempo en el sol representa una solución mucho más sana y natural a tomar pastillas para dormir, Forbes reporta que aproximadamente 60 millones de estadounidenses tomaron pastillas para dormir en el 2012, una cifra completamente alarmante tomando en cuenta los riesgos que estas conllevan.

Entonces, para las miles y miles de personas que tienen la desventaja de tener que trabajar en un sitio sin ventanas, sugerimos simplemente salir a caminar en el sol por las mañanas: antes de ir a trabajar o en el camino a la oficina, o durante la hora de la comida –aunque es más eficiente para nuestro cuerpo hacerlo por la mañana. En poco tiempo podrán notar que no sólo duermen mejor, sino también se sienten más felices y sanos, haciendo algo tan sencillo como disfrutar  del medio ambiente que nos rodea.



Estos son los alimentos que NO debes consumir antes de ir a dormir

La falta de sueño altera los niveles de endocannabinoide en el cerebro, lo cual provoca mayores niveles de antojos y ganas de comer –principalmente aperitivos dulces o salados altos en grasa–.

En algunos estudios se ha demostrado que dormir poco altera la salud global de una persona. Por ejemplo, en la revista Sleep, se publicó una investigación en donde la falta de sueño altera los niveles de endocannabinoide en el cerebro, lo cual provoca mayores niveles de antojos y ganas de comer –principalmente aperitivos dulces o salados altos en grasa–.

Sin embargo, pese a los cuidados que podamos procurar a nuestras horas de sueño, la realidad es que el estilo de vida en una ciudad reduce considerablemente este preciado tiempo de renovación celular y mental. Es decir que si no dormimos las horas suficientes, nuestro cuerpo no será capaz de regenerar células que permitan no sólo quemar calorías, también protegernos de virus y gérmenes que perjudican a nuestra salud. De hecho, de acuerdo con Matt Walker, investigador de la Universidad de Berkley, una de las principales afectaciones del no dormir es un desempeño mediocre en las funciones cognitivas y corporales. 

Si bien existen algunos hacks para dormir mejor, como colocar algunas de estas plantas en la recámara, también hay algunas actividades y alimentos que necesitas evitar antes de dirigirte a los brazos de Morfeo; por ejemplo, dormir con alguna mascota o usar algún gadget electrónico antes de dormir –dale click aquí para leer la lista completa–. A continuación te compartiremos la lista de alimentos que NO debes consumir antes de ir a descansar realmente: 

 

Cafeína. Es un estimulante del sistema nervioso, por lo que reduce la calidad de sueño. El café, té o chocolate son sólo algunos de los alimentos que contienen cafeína. 

cafeina

Alcohol. De acuerdo con John Shneerson, cabeza del centro de sueño en Papworth Hospital en Cambridge, el alcohol no fomenta el movimiento REM de los ojos a la hora de dormir. Por tanto, reduce la capacidad restaurativa del sueño profundo, y por tanto, al despertar, se tiene una mayor sensación de cansancio. 

 

 Michelada

Curry. Los alimentos muy condimentados provocan una serie de procesos digestivos, logrando que el cuerpo se enfoque más en esos procesos que en el del sueño y su restauración. Además que eso hará que te pares a mitad de la noche para ir al baño. 

curry

Comidas altas en grasa. La famosa junk food, hamburguesas, pizzas, tacos, entre otros alimentos, están relacionados con pocas horas de sueño y descanso al provocar reflujo e indigestión. 

Fast food hamburgers



Científicos aseguran que la inteligencia surge en épocas de calor

Parece ser que durante los meses más calurosos, las funciones del cerebro tienen un mejor desempeño –como si este miembro se confiara del reloj interno más que de los rayos solares–.

¿Alguna vez te ha sucedido que de pronto tanto el cuerpo como la mente están más lentos de lo normal? Parece ser que esto se debe a una diferencia estacionaria. De acuerdo con un estudio reciente de la Universidad de Liege, en Bélgica, el cerebro tiene una mayor actividad neurosecuencial durante el verano, y por tanto gozamos de una mayor capacidad de atención y memoria.

Parece ser que durante los meses más calurosos, las funciones del cerebro tienen un mejor desempeño –como si este miembro se confiara del reloj interno más que de los rayos solares–. Para llegar a esa conclusión, el equipo de investigadores observó y analizó a 28 participantes jóvenes, quienes realizaban mensualmente dos diferentes tareas cognitivas: uno sobre sus capacidades de atención y el otro sobre sus capacidades de memoria.

Para asegurarse que los resultados no estuvieran influenciados por factores externos, los participantes se encontraron en un cuarto apenas iluminado durante cuatro días y medio antes de sus pruebas. A continuación, realizaban las pruebas mientras que se tomaban fMRI para comprender qué partes del cerebro se estaban activando.

¿Los resultados? Los cerebros parecen presentarse un poco más perezosos durante épocas más frías: las pruebas de atención se mostraron más altas durante el solsticio de verano y más bajas durante el solsticio de invierno.

tumblr_inline_o2cnw4nWs21svp9l1_500

Las respuestas cerebrales en ambas tareas variaron significativamente a lo largo de las estaciones del año, pero la fase de los ritmos anuales fue realmente diferente. Esto habla de un impacto complejo en función de la estación en cada funcionamiento del cerebro humano.

Según la data científica, las estaciones del año afectan el estado de ánimo; sin embargo esta investigación demuestra que también los ciclos naturales de la Tierra también pueden impactar en el funcionamiento cognitivo. Esta acepción puede surgir desde la Antigüedad, en donde nuestros ancestros eran más activos durante el verano que en invierno; por lo que su cerebro evolucionó para reflejar esa tendencia.

Si bien aún hay una larga serie de preguntas que responder, parece ser que la luz es realmente una increíble fuerza de vitalidad y trascendencia tanto al ser humano como a su hábitat. Por lo que, ¿por qué no entrar en una mayor conectividad con la naturaleza de nuestras raíces humanas?



¿Por qué hoy debes dormir las horas que necesitas?

Sin las suficientes horas de sueño, tanto el cuerpo como la mente no son capaces de regenerar y renovar células, quemar calorías y descansar de todas las actividades de la vigilia

Ante la presión de una deadline, muchos de nosotros sacrificamos horas de sueño para cumplir responsablemente con el objetivo. Somos capaces de sentir un flujo de adrenalina (a veces mezclado con un poco de fatiga) por nuestro cuerpo, como si nos supiéramos invencibles con un cuerpo y una mente inquebrantables.

No obstante, sin las suficientes horas de sueño, tanto el cuerpo como la mente no son capaces de regenerar y renovar células, quemar calorías y descansar de todas las actividades de la vigilia; ya que, como recordaremos, con esta actividad pasiva el cuerpo genera energía que nos protege de virus y gérmenes que perjudican a nuestra salud integral.

De acuerdo con el investigador Matt Walker, de la Universidad de Berkley, es muy fácil medir las discapacidades en el funcionamiento del cerebro y del cuerpo en caso que durmamos menos de, al menos, siete u ocho horas por cada ciclo de 24 horas. Y es que dormir es un hecho biológico necesario que se vio perjudicado por premisas culturales como la asociación del trabajo excesivo y el éxito, así como la invención de la electricidad (y ahora del internet) para mantenernos despiertos durante más tiempo en la oscuridad.

Desgraciadamente, las horas de sueño perdidas son difíciles de recuperar después. Sin importar cuántas horas duermas al día siguiente, no podrás retroceder el daño al cuerpo… En especial cuando se trata del aspecto cognitivo. Y es que, el buen dormir juega un papel importante en la consolidación de las memorias. En su libro The Organized Mind, Daniel Levitin explica que si no dormimos (bien) durante tres noches seguidas, probablemente nos cueste trabajo recordar eventos que vivimos en ese lapso de tiempo. Esto se ve mayormente afectado cuando el cerebro está en pleno desarrollo, como es en el caso de los niños.

Otra de las afectaciones de la falta de sueño es la alta incidencia de enfermedades. De hecho, de acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud), el trabajo nocturno incrementa el riesgo en mujeres de contraer cáncer de mama. Esto sucede ya que el cuerpo interrumpe la producción de melatonina, este antioxidante capaz de reducir el nivel de estrógeno y, por tanto, del cáncer de mama. Así mismo, el sistema inmune pierde su vitalidad hasta en un 70 por ciento si sólo consigues dormir cuatro horas de sueño por noche: se vuelve cada vez más difícil para tu cuerpo el metabolizar los carbohidratos, desencadenando un cuadro de diabetes.

Por estas razones es indispensable adquirir horarios estables de sueño, donde permitamos relajarnos y renovar la energía invertida en el día. A veces sacrificamos nuestro autocuidado por preocupación o exceso de trabajo, provocando sensación de insomnio. En caso que lo sufras o te interese el tema, te compartimos los siguientes enlaces para combatir las pocas horas de sueño:

¿Quieres ser una persona sana? Entonces necesitas dormir más 

¿Cuántas horas necesitas dormir según tu edad?



¿El sol puede sentirnos? (Te sorprenderás de la respuesta)

La influencia del sol sobre la Tierra es vital, pero ¿Cómo afectamos tú y yo al sol?

La enorme influencia que ejerce el Sol sobre nuestras vidas es fácil de percibir. Solo es necesario abrir los ojos o tocar un cuerpo para sentir, directa o indirectamente, su influencia. Pero, ¿puede el Sol sentir a la Tierra? ¿Puede sentirnos a nosotros?

La artista Olga Panades, convencida de que en toda relación existe una bidireccionalidad —“cuando un cuerpo afecta a otro existen consecuencias en ambas direcciones, aunque estas sean asimétricas”—, se dio a la tarea de averiguar hasta qué punto nuestro planeta afecta al Sol. Para hacer esto preguntó a 50 reconocidos astrofísicos sobre una hipotética sensibilidad solar. Aquí algunas de las respuestas:

 

Steven J. Shwartz, profesor de Física Espacial del Imperial College de Londres

El Sol siente a la Tierra a través de un ligero “jalón” gravitacional, esto significa que el Sol no se mantiene quieto ni gira exactamente en su centro (pero el efecto de Júpiter es mayor). Si pudieras alzar la mirada desde el Sol, podrías ver la Tierra brillando con luz solar reflejada. Pero creo que, respondiendo a tu pregunta, depende de si crees que “ver” es “sentir”. Finalmente, aunque hay un gas ionizado que fluye del Sol a la Tierra, la Tierra no puede comunicar su presencia vía ondas de sonido a través del viento porque es supersónico. Así que cualquier “grito” que haga la Tierra es arrastrado al fondo del sistema solar.

 

Mitchel Berger, profesor de Física de la Universidad de Exeter

El Sol no está precisamente en el centro del sistema solar: orbita el centro como los planetas. Ya que el Sol es extremadamente masivo en comparación con los planetas, su propio centro es muy cercano al centro del sistema solar. Así que el movimiento del Sol es afectado por la atracción gravitacional de los planetas. Júpiter ejerce la mayor atracción, pero la Tierra (y tú y yo) también ejerce atracción.

 

El Sol es fluido, por lo que tendrá pequeñas mareas causadas por la atracción gravitacional de la Tierra.

Y si astrónomos extraterrestres están observando el Sol y su estrella es parte de una constelación zodiacal (cerca del plano elíptico de la órbita de la Tierra), estarán observando el tránsito de la Tierra a través del Sol. La Tierra bloqueará un poco de la luz del Sol, y esto puede ser observado. La atmósfera de la Tierra absorberá algunas longitudes de onda de luz y esto también puede observarse. Hay astrónomos haciendo esto actualmente, buscando planetas extraterrestres.

 

Larry Esposito, profesor de Astrofísica de la Universidad de Colorado

Por la Tercera Ley de Newton la atracción gravitacional de la Tierra al Sol es idéntica a la atracción gravitacional del Sol a la Tierra. Debido a esto el Sol ejecuta un pequeño círculo cada año, un millón de veces más pequeño que la órbita de la Tierra. Esto sería visible a astrónomos de planetas distantes con telescopios suficientemente potentes. La luz solar me calienta y eleva mi estado de ánimo. La radiación de la Tierra resulta en un infinitesimal empujón en el Sol, demasiado pequeño para observarse.

 

Daniel Brown, Catedrático de Física y Matemáticas de la Universidad de Central Lancaster

Una analogía podría ser: supón que estás empujando una carreta llena de tierra por tu jardín, oculto en la tierra hay un gusano. ¿Sientes el gusano? Técnicamente uno podría trazar un modelo sobre cómo se sentiría el gusano, pero sería insignificante comparado con el resto de la tierra. Esto sería un sentimiento mucho mayor comparado con cómo el Sol nos siente.

Alternativamente a estas explicaciones científicas sobre los efectos que ejerce el Sol sobre la Tierra podríamos considerar, en la frontera entre la ciencia y la espiritualidad, la teoría de Gaia de James Lovelock, en donde la Tierra es un ser complejo que se organiza a sí mismo y que puede considerarse como un ente vivo. Igualmente lo expuesto por el biólogo de la Universidad de Cambridge Rupert Sheldrake, que en su libro La Física de los Ángeles explora la posibilidad de que los planetas y las estrellas sean entidades autoconscientes. Si esto es así y los cuerpos celestes de alguna manera integran una conciencia unitaria, es plausible pensar que son capaces procesar estímulos sensoriales y posiblemente comunicarlos. Tal vez entonces, aunque evidentemente nos estamos alejando de la ciencia establecida, la Tierra es para el Sol mucho más que una sorda e inane luz en la distancia sideral.



¿Cómo protegerte del sol desde tu alimentación?

Además del bloqueador solar algunos alimentos proveen de propiedades que te protegerán.

Está probado científicamente cómo los protectores solares son realmente funcionales, sin embargo, ¿Sabías que puedes proteger tu cuerpo desde su interior tomado ciertas vitaminas y otras propiedades? 

Sobre todo, especialmente las personas que son altamente sensibles al sol, deben asegurarse de consumir ciertos aditamentos para reforzar su protección. 

 

¿Cuáles son? 

Vitamina E: puedes encontrarla en semillas de girasol, pimentón, almendras, piñones, cacahuates, albahaca, orégano, aceituna verde,  brócoli, mango, tomates y espárragos. 

Licopeno: tomate, sandía, gazpacho, salmorejo, pipirrana,etc.

Betacaroteno: verdolaga, espinaca, zanahoria, berros, borrajas, calabazas, tomates, espárragos, diente de león, acelgas, papaya, nísperos, etc.

Polifenoles: semillas de uva, manzana, cacao, corteza de pino, frutas (albaricoques, cerezas, arándanos, granadas, etc); y en bebidas como en el vino tinto. También están presentes en los frutos secos, la canela, el té verde, el chocolate y en algunas semillas de leguminosas.

Si tienes alergia al sol: 

El uso de ciertos probióticos que contienen bacterias como Lactobacillus johnsonii (La1) o cepas de e. coli, reducen el riesgo de la aparición de alergias al sol y aumentan la capacidad de regeneración de la piel.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca