Nuevo estudio confirma la relación entre la contaminación y el autismo

La contaminación del aire podría estar ligada a los casos de autismo infantil, aunque las causas precisas aún continúan siendo evaluadas por los especialistas.

contaminacion

El autismo continúa siendo un misterio para la neurobiología, la genética y la farmacología –ciencias que se encuentran frente a frente con la perplejidad de quienes lo padecen. Pero un nuevo estudio que toma la perspectiva ambiental en cuenta podría sugerir que existe una conexión entre el autismo y la contaminación del aire.

Estudios previos han sugerido que la contaminación ambiental podría estar involucrada en los casos de autismo, pero su muestra estadística había sido muy pequeña. El estudio que nos ocupa (publicado en el último número de la revista Environmental Health Perspectives) toma en cuenta a niños de los 50 estados de la Unión Americana; sus resultados muestran que la exposición a contaminantes como diesel, plomo, manganeso y mercurio en la etapa fetal incrementa el riesgo de autismo, especialmente en varones.

La metodología trató de observar la incidencia de contaminantes del aire presentes en el lugar y momento de formación en los lugares de nacimiento de los niños. Los investigadores admiten que sus modelos no son ni por mucho exactos: conocer los factores precisos de exposición según el tiempo que se pasa dentro de la casa o en el exterior, variaciones estacionales y factores meteorológicos son difíciles de tomar en cuenta. Sin embargo, el estudio nos demuestra que esta relación entre contaminación y autismo debe ser revisada con mayor cuidado por los investigadores de este misterioso padecimiento.

[Co.Exist]



¿Cuál es el problema de que 1 de cada 7 niños del mundo respiren aire tóxico?

Entre las enfermedades respiratorias vinculadas a la sobrestimulación de tóxicos, se encuentran neumonía, asma y muerte prematura –en niños menores de cinco años–.

Fotografia principal: Radio Nacional 

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia –Unicef–, más de 300 millones de niños –uno de cada siete– respiren aire tóxico, es decir seis veces más de los niveles considerados seguros por la Organización Mundial de la Salud –OMS–. Para la Unicef, esta toxicidad afecta a regiones del sur de Asia, Oriente Medio, África, así como la región del este de Asia y Pacífico; principales a las ciudades como Onitsha –Nigeria–, Zabol –Irán–, la india Gwalior, Riad, la capital de Arabia Saudí, así como Peshawar, en el noroeste de Pakistán. 

Esta declaración ha causado que la Unicef considere con mayor urgencia el riesgo para la salud en los niños debido a las sustancias tóxicas. Incluso, el director de la dependencia, Anthony Lake, ha advertido que es indispensable limpiar el aire para los niños, pues la polución “contribuye de forma decisiva a la muerte al año de unos 600 mil niños menores de cinco años […] Los tóxicos no solamente atacan los pulmones aún inmaduros de los pequeños, sino que pueden afectar a largo plazo el desarrollo del cerebro infantil.”

 

contaminacion efectos niños unicef
Flickr

La polución que ha afectado zonas urbanas de Asia/Pacífico y África se debe principalmente a emisiones de vehículos, fábricas, quema de basura, polvo y fuegos para cocinar o calefaccionar. Cabe mencionar que en estas regiones, existe una mayor incidencia de enfermedades respiratorias así como un aumento en la tasa de abortos, nacimientos prematuros y un peso mucho menor del recomendado. 

Los efectos de la contaminación perduran a lo largo de la vida: “La capacidad pulmonar de los niños que han crecido en este entorno se reduce un 20 por ciento, lo que equivale a crecer en un hogar donde se fume. Los estudios demuestran además que los afectados sufren problemas respiratorios al llegar a la adultez.” Entre las enfermedades respiratorias vinculadas a la sobrestimulación de tóxicos, se encuentran neumonía, asma y muerte prematura –en niños menores de cinco años–. 



3.3 millones de muertes al año se asocian con este fenómeno que está afectando al planeta

Lelieveld sentencia que si la calidad del aire continúa empeorando, para el 2050 habrá un promedio de 6.6 millones de muertes prematuras en todo el mundo –afectando principalmente Asia del Sur y del Este.

La contaminación del aire está cargada de pequeñas partículas de tóxicos asociados con enfermedades del corazón, pulmón y otras afecciones que han generado un impacto a largo plazo en la salud de las personas. De hecho, y según la data científica de Jos Lelieveld, del Max Planck Institute for Chemistry, este tipo de contaminación es la principal causa de más de 3.3 millones de muertes prematuras al año –de las cuales, el 75 por ciento suceden en Asia–. 

Y pese a que se ha procurado generar una mayor consciencia sobre los efectos negativos de la contaminación en el aire, la realidad es que hay regiones en que la calidad del aire tiende a no monitorearse, y en consecuencia no se toma en consideración la diversidad de los tóxicos que se encuentran en las partículas finas de la materia. Por esta razón, Lelieveld y sus colegas estimaron la tasa de mortalidad prematura a causa de la contaminación del aire al combinar modelos de la calidad atmosférica del planeta, la data de sensores satelitales y terrestres y las estadísticas de salud de la población en el mundo. 

Fue así que Lelieveld llegó a la conclusión que el 75 por ciento de las muertes prematuras por la contaminación estaba relacionado con ataques al corazón y paros cardíacos; y el 25 por ciento, a enfermedades respiratorias y a cáncer de pulmón: “En total, la contaminación del aire –la mayoría por partículas finas de la materia y una mínima cantidad de ozono– causa 3.3 millones de muertes prematuras al año en el mundo.” Además de que el 75 por ciento de estas muertes prematuras ocurre en Asia –1.4 millones de muertes en China  y 650 000 en India–; mientras que 55 000 en EE.UU., y 180 000 en la Unión Europea

En estas regiones abundan fuentes principales de contaminantes: quema de carbón y madera para calentar hogares y cocinar; gas de amoniaco liberado por fertilizantes en la agricultura; combustibles fósiles para procesos industriales y plantas de energía; etcétera. 

 Lelieveld sentencia que si la calidad del aire continúa empeorando, para el 2050 habrá un promedio de 6.6 millones de muertes prematuras en todo el mundo –afectando principalmente Asia del Sur y del Este: “Si se pretende evitar que la mortalidad prematura continúe creciendo por la contaminación en el aire, se necesitarán medidas de control de calidad del aire, particularmente en Asia del Sur y del Este. Nuestro estudio muestra que es particularmente importante reducir las emisiones contaminantes en el uso de la energía casera en Asia. Al reducir las emisiones de origen agricultor, la calidad del aire también mejoraría, especialmente en Europa, EE.UU. del Oeste y Asia del Oeste.”

 

[Live Science]



Sencillas acciones para reducir la contaminación y la contingencia ambiental

“Evita usar el automóvil durante “las horas pico”, por lo que se recomienda planear los recorridos para combinar rutas y reducir el número de viajes.”

Imagen: http://static8.objetivobienestar.com/

Desde hace días, la ciudad de México ha registrado altos índices de 192 puntos IMECA –valor que establecen las normas de calidad del aire de cada uno de los contaminantes–, resultando en una mala calidad del aire debido a la copiosa cantidad de ozono en la región. 

imeca

Esta situación trae numerosas consecuencias a la salud, como por ejemplo problemas respiratorios, cardíacos e inclusive muerte prematura (King’s College London, 2010). E incluso según un nuevo estudio de la Organización de la Salud Mundial –OMS–, estima que 7 millones de humanos murieron prematuramente en el 2012 derivados por la polución del aire. Es decir, uno de cada ocho muertes es causada por la contaminación. 

Existen medidas para reducir los niveles de contaminación en la CDMX, tales como la restricción para “la industria de competencia federal y local de los sectores cementero, farmacéutico, químico, hidrocarburos, generación de energía eléctrica”. 

Sin embargo, tener un aire limpio es la responsabilidad de todos los que habitamos y visitamos la CDMX. Es a través de las actividades cotidianas que podemos reducir emisiones contaminantes, el consumo innecesario –y excesivo– de gas, agua, entre otros. A continuación te compartimos otras formas de ayudar a limpiar el aire desde la cotidianidad: 

– Evita usar el automóvil durante “las horas pico”, por lo que se recomienda planear los recorridos para combinar rutas y reducir el número de viajes. 

– Comienza a intercalar entre bicicleta, caminar y transporte público. 

– Comparte el automóvil con otras personas. 

– Evalúa el uso de la luz, gas y gasolina. ¿Realmente es necesario que mantengas la luz prendida de una recámara si estás en otra? 

– Realiza mantenimientos periódicos a pilotos de estufas, tanques estacionarios y calentadores de gas. 

– Evita quemar llantas, cohetes, leña o papel. 

– Aumenta la presencia de plantas en casa o en áreas verdes. Aquí te brindamos opciones que pueden interesarte: 

Aprende aquí a hacer macetas modulares

El infográfico que te desglosa las plantas de media, baja y alta luz para tu casa

6 plantas raras que puedes tener en el interior del hogar

4 plantas que son perfectas para limpiar el aire de tu hogar

Estas 7 plantas te ayudarán a repeler los insectos indeseados

Botánica erótica: algunas plantas afrodísiacas 

– Consume productos orgánicos y locales, los cuales reducen el impacto en el medio ambiente al generar una huella ecológica debido al transporte y usos de tóxicos. 

10 Plantas Purificadoras

 Más en Ecoosfera: 
 
 
 


La increíble historia de la bicicleta, el medio de transporte más ecológico del mundo

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar.

Sobre una silla de montar y dos ruedas, se presentó lo que hoy se considera la primera bicicleta en el mundo, un medio de transporte no contaminante que se ha convertido en todo un deporte de alto impacto.

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar, pesaba 20 kilogramos, se dirigía con un sistema rudimentario de manillar y el impulso se lograba con los pies. Fue bautizado como Draisine o hobby horse (caballos de batalla), ya que fue una alternativa a los caballos que transportaban carga.

Algunos aristócratas londinenses adquirieron este invento como un medio de transporte, sin embargo, años más tarde se prohibió su uso debido a que se consideraba un peligro para los peatones.

La bicicleta regresó al mercado en 1860 con el nombre de “velocípedo”, la cual contaba con un mecanismo de dos ruedas de acero, pedales y un sistema de engranaje. El alemán Karl Kech se atribuyó la invención, pero el francés Pierre Lattent fue quien consiguió la patente.

En Latinoamérica, la bicicleta tardó algunos años en llegar, pero poco a poco fue sustituyendo en algunas regiones a los caballos, burros y mulas como transporte. Incluso, se convirtió en una herramienta muy útil de trabajo para algunos oficios, como vendedores de pan, carteros y repartidores de periódicos.

bicicleta

A lo largo de los años, la bicicleta ha sufrido varios cambios, especialmente en el tamaño de las ruedas y los materiales para su fabricación. Al inicio de su comercialización era un artefacto caro, sin embargo, su producción masiva ha reducido los costos al público.

El nacimiento del ciclismo como un deporte popular se remite al 31 de mayo de 1868, cuando los hermanos Olivier se asociaron con la empresa fabricante Michaux para organizar una carrera de “velocípedos” en Saint Cloud, París. Se presentaron 7 ciclistas para recorrer 1,200 metros de distancia. El ganador fue el británico James Moore que hizo el recorrido en 3 minutos y 50 segundos. Años más tarde, el primer Tour de Francia se efectuaría en 1903 y contaría de un trayecto de 2,428 kilómetros.

Actualmente, la bicicleta es una opción de transporte ecoamigable, ya que no emite gases contaminantes y disminuye la presencia de vehículos en las calles, por lo que reduce congestionamientos viales. Además, montar en bici es una actividad física que trae consigo excelentes beneficios a la salud, como fortalecer el sistema cardiovascular, bajar de peso y reducir el estrés.

Te invitamos a rodar entre la naturaleza, ya que es una experiencia muy relajante y divertida.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Beber agua purificada de aire contaminado? Ahora es posible con este innovador dispositivo

Retezár Kristof, fundador de Fontus, explica que se trata de un proceso simple de condensación de la humedad que hay en el aire:

Como medidas para ecosustentabilizar el consumo del agua y reducir el uso del plástico, el equipo australiano Fontus ha creado un dispositivo de energía solar que condesa la humedad del aire y la convierte en agua bebible.

Se trata de un gadget que usa una superficie hidrófobas para repelar y canalizar las gotas de la condensación en la botella; es decir que cada hora, el dispositivo proveerá 0.5 litros de agua pura siempre y cuando el aire no esté excesivamente contaminado.

Retezár Kristof, fundador de Fontus, explica que se trata de un proceso simple de condensación de la humedad que hay en el aire: “Siempre hay un porcentaje de humedad en el aire, sin importar en dónde estés –inclusive en el desierto–. Eso significa que siempre hay un potencial para extraer esa humedad del aire.”

A través del uso de una bicicleta y una botella de agua, esta innovación pretende beneficiar a 1.2 miles de millones de personas en el mundo que vivan en áreas donde conseguir agua purificada es un problema: “La idea es resolver un problema global: las complicaciones del agua en ciertas áreas del mundo donde hay poca cantidad de agua subterránea pero mucha humedad.”

El dispositivo está hecho con un panel solar, el cual posee una recamara de condensación con las superficies hidrófobas y un filtro básico para atrapar el polvo, tierra y bichos: “Básicamente se está bebiendo agua en un estado vaporoso para convertirlo en un estado líquido.”

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca