Ciclistas desnudos en la Ciudad de México, una manera peculiar de crear conciencia

Un grupo de ciclistas desnudos recorrieron la Ciudad de México a manera de protesta.

cliclistas

En la Ciudad de México miles de ciclistas se desnudaron para captar atención en un intento por crear conciencia sobre la importancia de suplir el uso de automóviles por bicicletas.

Este movimiento tuvo origen en Canadá y se lleva a cabo cada año en varias ciudades del mundo.

Los organizadores también dijeron que montar bicicletas desnudos resalta la fragilidad del cuerpo humano y la necesidad de que los automovilistas sean más cuidadosos cuando manejan.

La caravana de ciclistas desnudos pasó por varios importantes de la ciudad y terminaron el recorrido en la plaza del Zócalo.

Los ciclistas mexicanos afirman que aunque en la ciudad ya existen varias políticas en pro de los ciclistas y poco más de infraestructura, los automovilistas siguen hacen del ciclismo un proeza.

Una ciclista llamada Mila dijo que desnudarse era una buena forma de enviar el mensaje: “En México es una pesadilla montar una bicicleta. Es casi como si uno no existiera, eres como un fantasma.”

Se estima  que 300 ciclistas formaron parte de este evento.

[BBC]



¿Por qué el gobierno de Nepal quemó pieles de animales?

Históricamente, la última vez que Nepal quemó los trofeos de cazadores furtivos fue en 1998; y ahora se vuelto a realizar como medio de reafirmación de compromiso con la naturaleza y de combate a la caza furtiva.

Como gesto simbólico de compromiso contra la caza furtiva y el comercio de vida silvestre, Nepal decidió quemar 4 012 pieles de diferentes animales, cientos de cuernos de rinocerontes y restos de escamas de pangolín después de ser requisadas a los traficantes y cazadores. La hoguera tuvo lugar en el parque nacional de Chitwan el pasado Día Internacional de la Diversidad Biológica.

Este proyecto fue implementado por las autoridades nepalíes y diplomáticos extranjeros, como un mensaje de que “estas partes del cuerpo de los animales en peligro de extinción no están destinados para el comercio”. Incluso Maheswor Dhakal, del Departamento de Parques Nacionales y Conservación de Vida Silvestre, estableció que “en total son 4 012 pieles de 48 especies de animales diferentes, entre ellas 67 de tigre en peligro de extinción y 48 de leopardo; 357 cuernos de rinoceronte y 352 pangolines; también están pelo de cola de elefante, glándulas de ciervos, caparazones de tortugas y caballitos de mar.” Cada pieza lleva incluso casi 20 años almacenada. 

Dhakal agrega que la hoguera no sólo fue un símbolo de compromiso hacia la biodiversidad; también de liberación al país de una carga económica que suponía el almacenamiento de los restos de estos animales. Sin embargo se han resguardado para investigación unas cuantas piezas; como por ejemplo, diez cuernos de rinoceronte y cinco pieles de tigre. 

Históricamente, la última vez que Nepal quemó los trofeos de cazadores furtivos fue en 1998; y ahora se vuelto a realizar como medio de reafirmación de compromiso con la naturaleza y de combate a la caza furtiva. 



Sobre la Narcodeforestación o cómo la cocaína está acabando con la biodiversidad

La narcodeforestación se ha encargado de convertir los bosques y las selvas en granjas, en tierras de especulación, en espacios para operaciones ilegales.

La producción y venta de drogas, como la cocaína, ha generado numerosas tensiones políticas entre países. Se ha tratado de una actividad ilegal que no sólo ocasiona una serie de consecuencias tanto económicas como sociales, también ambientales a gran escala. De acuerdo con un estudio publicado en Environmental Letters, la “cocaína está acabando con las selvas y los bosques de América Latina”. 

Los investigadores usaron estadísticas para calcular la correlación entre la pérdida de biodiversidad y el tráfico de drogas en el camino de la cocaína hacia su venta. ¿Acaso es posible que entre el 30 por ciento de la deforestación anual de los bosques guatemaltecos, nicaragüenses y hondureños en los últimos años se deba al narcotráfico? 

Si bien cada país ha tratado de proteger sus bosques y selvas, el equipo descubrió que entre el 30 y 50 por ciento de la pérdida de la biodiversidad tuvo lugar en áreas que protegidas por leyes nacionales o internacionales; y la cual presenta un mayor riesgo a los esfuerzos locales para proteger y restaurar la selva, a su diversidad, sus derechos y sus recursos naturales. A este fenómeno se le denominó “narcodeforestación”. 

La narcodeforestación se ha relacionado principalmente con la producción de cocaína en Colombia, con el aumento de granjas de coca y almacenes económicos. De acuerdo con los investigadores, “la deforestación sucede no por la presencia de las granjas, sino por la necesidad de los traficantes de usar el dinero generado por la venta de las drogas.” De alguna manera, los narcotraficantes usan el espacio –antes plena de un bosque– para lavar dinero: “Parece ser que la mejor manera de lavar dinero ilegal por drogas es destruir la cerca de la naturaleza: cortar los árboles y construir un rancho con ganado.”

La guerra que EE.UU. declaró en contra de las drogas, expandió la deforestación hacia regiones de México y el Caribe. En otras palabras, la narcodeforestación se ha encargado de convertir los bosques y las selvas en granjas, en tierras de especulación, en espacios para operaciones ilegales; lo cual ha provocado que “mientras más y más bosques se usan, se requieren cada vez más y más caminos y ciudades –y eso reduce el espacio del bosque aún más.” Frente a la pérdida de áreas verdes, los impactos sociales están afectando también a las comunidades indígenas y su supervivencia.

La solución inmediata es disminuir el consumo de estas drogas; sin embargo, ¿el mundo, especialmente EE.UU., será capaz de reducir su demanda de cocaína para reducir el daño causado en los bosques latinoamericanos? 



Nosotros, la salud y la contingencia ambiental atmosférica

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud.

La Contingencia Ambiental Atmosférica no es ninguna novedad en la Ciudad de México, ya que durante varios años ha sido una estrategia para disminuir las concentración de partículas contaminantes en el aire, sin embargo, esta medida correctiva es una acción aislada que no forma parte de ninguna estrategia integral que contemple la permanencia de un programa de mejora en la calidad del aire.

Si bien es cierto que la vida en las grandes ciudades es divertida, interesante y dinámica, la mala planeación de su infraestructura, el desabasto o poca respuesta de servicios, la carencia de recursos naturales, así como el crecimiento desmedido de la población se ven reflejadas en la calidad de vida de las personas, principalmente en la salud.

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud. En las grandes ciudades, como la Ciudad de México, la contaminación sonora, visual e incluso lumínica son una constante, sin embargo, una de las más constantes y peligrosas es la contaminación atmosférica.

La Organización Mundial de la salud reveló que la contaminación del aire está vinculada con muertes prematuras por enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y diversas enfermedades respiratorias. Incluso se estimó que las muertes prematuras han incrementado de 2 a 3.7 millones en sólo 5 años.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre Cáncer de la OMS dio a conocer que la contaminación del aire es cancerígena para los humanos y las partículas contaminantes del aire están estrechamente relacionadas con el cáncer de pulmón, e incluso de vías urinarias y vejiga.

Un dato interesante revelado por la OMS es que una de las principales fuentes emisoras y contaminantes del aire en las zonas urbanas son las fuentes móviles, como los vehículos. Es por ello que cuando se detectas altos niveles de contaminantes se activa la Contingencia Ambiental Atmosférica para reducir el flujo de vehículos.

Sin embargo, aún cuando no se ha activado esta alarma, en la Ciudad de México los índices de contaminantes en el aire permanecen elevados, más allá de lo que podría resultar un poco menos peligroso a la salud de las personas. Lamentablemente, las afectaciones a la salud están directamente relacionadas con el nivel de exposición a dicha contaminación.

En diversos estudios se ha identificado que las mujeres embarazadas tienen hijos con bajo peso, altamente vulnerables a enfermedades e incluso expuestas a la mortalidad perinatal.

De acuerdo con la OMS y la Coalición del Clima y Aire Limpio, en el mundo fallecen 6.5 millones de personas por contaminación atmosférica. Tan solo en México mueren 16,798 personas por esta misma causa.

Lamentablemente la contaminación atmosférica es tan común que parce que las personas dejan de notarla a simple vista o se acostumbran a vivir de esa manera. La única reacción parece manifestarse cuando hay una Contingencia Ambiental Atmosférica, donde a pesar de peligrar la salud de todos, las personas emiten quejas quejas por no poder utilizar su vehículo, sin estar dispuestos a llevar una vida cotidiana más amigable con el medio ambiente.

Si bien es cierto que la mayor cantidad de contaminantes al aire es por los vehículos en la Ciudad de México, es importante que el cuidado de la calidad del aire sea una actividad cotidiana para todas las personas, a fin de que todos los días gocemos de una mejor calidad de vida y salud. ¿Qué haces tú a diario para reducir la contaminación del aire?

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Ciclistas exigen redes de monitoreo del aire en el D.F.

Existe una norma incumplida que dicta que las ciudades con más de 500 mil habitantes deberán instalar centros de monitoreo de la calidad del aire.

Los ciclistas en las ciudades no solo enfrentan una cultura que es producto de años en los que el automóvil ha sido privilegiado en las ciudades. Ello implica el peligro de que la importancia del ciclista aparentemente lleva un valor menor en relación al automovilista. Además de los obstáculos y la mala cultura, naturalmente también los ciclistas enfrentan los estragos de una mala calidad del aire de una manera más directa en comparación con los automovilistas.

En días pasados decenas de ciclistas en el D.F han hecho una protesta muy puntual. Lejos de las generalizaciones, como el mejorar las condiciones para los ciclistas, exigieron que se cumpla la Norma Oficial Mexicana 156 con el fin de que existan redes de monitoreo del aire en las más de 34 ciudades del país con más de 500 mil habitantes.

En México cada año la mala calidad del aire causa la muerte, directa o indirectamente, de hasta 14 mil 700 personas en el país.

Esta protesta es considerada una de las más directas respecto a los derechos, tanto del peatón como de los ciclistas, como miembros de una cuidad que habría de ser pensada en relación a todos.

[La Jornada]

Fotografía principal: indeporte.mx



Activistas se encargan de mejorar las condiciones para ciclistas en Seattle

Al ver las condiciones viales a las que se exponían, un grupo de ciclistas de Seattle decidió usar activismo “cortés” para proteger su carril en una vía pública.

DIY_Safer_bike_lane.png.662x0_q100_crop-scale

En abril, un admirable grupo de ciclistas de Seattle decidió tomar acciones para remarcar lo importante que es garantizar la seguridad de ciclistas, y a la vez, lo fácil que es hacerlo. El grupo, que se hace llamar los Reasonably Polite Seattleites, invirtió $350 USD y un poco de trabajo manual gratuito para instalar torres reflectantes a lo largo del carril para bicicletas de Cherry Street.

La intención de este grupo no era dedicarse a mejorar las calles de Seattle al hacerlas más seguras para los ciclistas y conductores, más bien, era llamar la atención del gobierno —cosa que lograron. Después de instalar las torres con almohadillas desmontables, el grupo escribió una carta al Departamento de Transporte de la ciudad, explicando que las torres eran necesarias ya que mejoraban el tránsito al advertir a los conductores que debían respetar el carril para bicicletas, y además, prevenían que autos y camiones se estacionaran en él.

El gobierno respondió a dicha manifestación pacífica y removió las torres de los ciclistas para instalar unas permanentes de menos altura (ya que estás les ofrecían a los ciclistas más espacio).

Los Reasonably Polite Seattleites ejemplifican el potencial de una iniciativa ciudadana; demostraron que el papel de toda persona es mejorar el espacio en el que viven, e inspiraron al gobierno a actuar, siguiendo su ejemplo.

[Treehugger]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca