Ciclistas desnudos en la Ciudad de México, una manera peculiar de crear conciencia

Un grupo de ciclistas desnudos recorrieron la Ciudad de México a manera de protesta.

cliclistas

En la Ciudad de México miles de ciclistas se desnudaron para captar atención en un intento por crear conciencia sobre la importancia de suplir el uso de automóviles por bicicletas.

Este movimiento tuvo origen en Canadá y se lleva a cabo cada año en varias ciudades del mundo.

Los organizadores también dijeron que montar bicicletas desnudos resalta la fragilidad del cuerpo humano y la necesidad de que los automovilistas sean más cuidadosos cuando manejan.

La caravana de ciclistas desnudos pasó por varios importantes de la ciudad y terminaron el recorrido en la plaza del Zócalo.

Los ciclistas mexicanos afirman que aunque en la ciudad ya existen varias políticas en pro de los ciclistas y poco más de infraestructura, los automovilistas siguen hacen del ciclismo un proeza.

Una ciclista llamada Mila dijo que desnudarse era una buena forma de enviar el mensaje: “En México es una pesadilla montar una bicicleta. Es casi como si uno no existiera, eres como un fantasma.”

Se estima  que 300 ciclistas formaron parte de este evento.

[BBC]



¿Qué pasará si las orugas empiezan a comer restos de plástico?

Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.

De acuerdo con el sitio web de Phys.org, los científicos descubrieron que una de las orugas más comunes, la Galleria mellonella, se ha estado alimentado de polietileno, un tipo de plástico que es usado principalmente en las bolsas desechables. Sin embargo, ¿qué implica este evento para la conservación del medio ambiente? 

Las orugas de cera son consideradas una peste para la población de las abejas y algunas plantas. Por esta razón, hay quienes usan bolsas de plástico para prevenir su proliferación en jardines y cercanías. Fue así que Bertocchini, la líder de la investigación, se dio cuenta que las bolsas de plástico que había dejado para prevenir a las orugas comenzaban a tener pequeños hoyos; y después de una inspección más cercana, notó que las bolsas estaban siendo consumidas por las orugas para tratar de alcanzar su libertad. 

Al realizar la investigación, Bertocchini y sus colegas, encontraron que las bolsas de plástico se estaban degradando más rápido de lo normal, y esto se debe a que las orugas producen una especie de enzimas que rompe el plástico hasta su desaparición. Gracias a ello, los científicos han considerado un método biodegradable para limpiar al medio ambiente de la contaminación de plástico. 

 

En palabras del primer autor del estudio, Paolo Bombelli, “Si una sola enzima es responsable de este proceso químico, su reproducción a larga escala con métodos biotecnológicos podrá ser viable. Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.” Además, “la oruga produce algo que rompe el vínculo químico, quizá en sus glándulas salibales o una bacteria simbiótica en su estómago. El próximo paso es tratar de identificar el proceso molecular en su reacción e insolar la enxima responsable.”

Dicen que la Naturaleza es sabia, y encuentra siempre la manera de surgir resiliente y victoriosa. Las personas alrededor del mundo desperdician alrededor de miles de millones de bolsas de plástico cada año, las cuales tienden a degradarse en un periodo de un siglo o más y tienen importantes consecuencias en el medio ambiente. 

 



¿Por qué es importante que indígena guatemalteco gane el Premio Ambiental Goldman 2017?

En América Latina han sido asesinados 450 activistas ambientales entre el 2010 y 2014, provocando que sea una de las regiones más peligrosas para este tipo de activismo –en especial si sus practicantes son indígenas–.

Rodrigo Tot, agricultor indígena guatemalteco, ha luchado en los últimos años contra una gigante minera y las autoridades de su país para recuperar las tierras que le corresponden a su comunidad. Ahora, a sus 60 años, Tot fue galardonado con el Premio Ambiental Goldman 2017 –después de que los últimos dos ganadores latinoamericanos fueron asesinados durante el último año– por su “intrépido liderazgo de su pueblo y la defensa de su tierra ancestral” pese a los costos implicados, como el asesinato de su hijo hace cinco años. 

Sin embargo, ¿qué implica recibir uno de los premios más prestigiosos sobre el activismo ambiental? Para el pastor evangélico y líder indígena, “Este premio no cambia nada. Me siento contento pero también me siento el mismo líder, la misma persona. Creo que eso sería un estímulo al trabajo que hacemos, pero estoy tranquilo”. Pese a la continuidad de la cotidianidad y sin darse mucho de cuenta, este premio está brindando el reconocimiento público; es decir que facilita la atención de la sociedad en general frente al riesgo en el que viven los activistas ambientales en Latinoamérica.

En esta región han sido asesinados 450 activistas ambientales entre el 2010 y 2014, provocando que sea una de las regiones más peligrosas para este tipo de activismo –en especial si sus practicantes son indígenas–. Los ejemplos más renombrados han sido el caso de la hondureña Berta Cáceres y del mexicano Isidro Baldenegro, quienes fueron galardonados con el mismo premio pero asesinados en sus casas. 

 

Como sus colegas, Tot inició su lucha hace 43 años para exigir al Estado guatemalteco que devolviera los títulos de propiedad tanto a él como a otros 63 campesinos. Estas tierras, en las montañas del municipio de El Estor, son ricas en oro y níquel, convirtiéndose en zonas importantes para empresas mineras; además de poseer numerosos recursos naturales, como diez nacimientos de agua, que abastecen a varias zonas de alrededor. Para Tot y cada uno de los pobladores que han luchado por su derecho de propiedad, están buscando la equidad en derechos humanos como comunidad indígena y conservación de su medio ambiente. Por esta razón, el galardonado explica que necesita “mayor certeza jurídica sobre la propiedad de sus tierras para seguir luchando por ellas. Estamos pidiendo que nos legalicen. Nosotros ya lo pagamos, tenemos los recibos, tenemos las actas y el derecho. Nosotros ahí estamos y la tenemos que defender hasta donde se pueda.”

 

Desgraciadamente, la lucha entre mineras y miembros de la comunidad indígena de Tot, no han sido los únicos episodios violentos: “A los 18 años, durante la Guerra Civil –1960-1996–, el ejército guatemalteco lo obligó a formar parte de los patrulleros civiles, paramilitares que ayudaban al ejército en labores de control a población civil. […] Hubo muchos desaparecidos y no logro olvidar que el líder de Agua Caliente ‘Lote 9’ de aquella época fue asesinado por su lucha por la tierra.” Pese a ello, la experiencia ha servido para organizar a la población y bloquear los numerosos intentos de las empresas mineras que son apoyadas por las autoridades policiales para ingresar a las comunidades. 

Frente a eso, el 18 de marzo del 2017, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH– aceptó una demanda presentada por Tot, en la cual se denuncia que el estado de Guatemala violó los derechos de dominio colectivo sobre las tierras, recursos naturales, libre determinación y autogobierno de los pueblos indígenas al negarles la entrega de sus títulos de propiedad de sus tierras. Y pese al riesgo que implica su trabajo e incluso ganar este premio mundialmente reconocido, el activismo de Tot promueve el respaldo comunitario, el enfrentamiento contra el miedo y la coacción, el respeto por los derechos humanos hacia su comunidad y la conservación de sus tierras: “Jamás me olvidaré de la perdida de mi hijo, pero yo sigo luchando […], ya no estamos en los años 80, cuando desaparecían a un líder y todo quedaba silencio. Hoy no; cuando desaparecen a un líder, se levantan diez más y esa es la ventaja que tenemos”.



¿Cómo tratar la diarrea? Remedios naturales para cuidarte durante este malestar estomacal

Es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable.

La diarrea, por sí sola, es incómoda. Provoca cólicos, retortijones, constantes idas al baño, deposiciones con altos niveles de agua en la materia fecal, dolor de cabeza, debilidad, dolor de estómago. Y en muchas ocasiones puede ser causada por consumir alimentos en mal estado y que conducen una intoxicación alimentaria, beber agua contaminada, comer productos venenosos o tóxicos, tener una reacción alérgica a alimentos o  problemas de absorción de los mismos como la intolerancia a la lactosa o la indigestión por edulcorantes, sufrir de gastroenteritis, estrés, enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable, colitis ulcerativa, VIH-Sida, cáncer o tumores, diabetes, entre otros. 

Para reducir los síntomas de la diarrea es indispensable una dieta abundante en líquidos durante unos días para evitar la deshidratación. Basta con beber agua, caldo y jugo de manera regular a lo largo del día para reponer los líquidos que se pierden con la diarrea. En caso en que las náuseas sean excesivas, chupar trozos de hielo puede reducir la sensación y ayudar a hidratar al cuerpo. 

Además es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable. Dormir bastante, mantenerse caliente y dejar que el cuerpo descanse son recomendaciones básicas para combatir la diarrea. 

En cuanto a la dieta, es ideal una basada en líquidos y unas 6 “comidas” pequeñas a lo largo del día; principalmente los alimentos que enlistamos a continuación: 

– Líquidos, como agua –con gas o natural–, jugo de fruta sin pulpa, gelatina, café y té –sin azúcar ni cafeína–, caldo –no crema–, miel. 

–  Alimentos bajos en grasa y fibra: plátano, arroz, puré de manzana, pan tostado, fideos, puré de papa, probióticos, puré de zanahorias, agua de arroz. 

– Evita consumir frutas y verduras, granos enteros y salvado, comida grasosa como carne roja, manteja, margarina, productos lácteos enteros, comida rápida, procesada y golosinas, alcohol, fructosa y endulzantes artificiales. 

– Tés. En especial el negro, de menta, de canela y cáscara de naranja. 



Ciclistas exigen redes de monitoreo del aire en el D.F.

Existe una norma incumplida que dicta que las ciudades con más de 500 mil habitantes deberán instalar centros de monitoreo de la calidad del aire.

Los ciclistas en las ciudades no solo enfrentan una cultura que es producto de años en los que el automóvil ha sido privilegiado en las ciudades. Ello implica el peligro de que la importancia del ciclista aparentemente lleva un valor menor en relación al automovilista. Además de los obstáculos y la mala cultura, naturalmente también los ciclistas enfrentan los estragos de una mala calidad del aire de una manera más directa en comparación con los automovilistas.

En días pasados decenas de ciclistas en el D.F han hecho una protesta muy puntual. Lejos de las generalizaciones, como el mejorar las condiciones para los ciclistas, exigieron que se cumpla la Norma Oficial Mexicana 156 con el fin de que existan redes de monitoreo del aire en las más de 34 ciudades del país con más de 500 mil habitantes.

En México cada año la mala calidad del aire causa la muerte, directa o indirectamente, de hasta 14 mil 700 personas en el país.

Esta protesta es considerada una de las más directas respecto a los derechos, tanto del peatón como de los ciclistas, como miembros de una cuidad que habría de ser pensada en relación a todos.

[La Jornada]

Fotografía principal: indeporte.mx



Activistas se encargan de mejorar las condiciones para ciclistas en Seattle

Al ver las condiciones viales a las que se exponían, un grupo de ciclistas de Seattle decidió usar activismo “cortés” para proteger su carril en una vía pública.

DIY_Safer_bike_lane.png.662x0_q100_crop-scale

En abril, un admirable grupo de ciclistas de Seattle decidió tomar acciones para remarcar lo importante que es garantizar la seguridad de ciclistas, y a la vez, lo fácil que es hacerlo. El grupo, que se hace llamar los Reasonably Polite Seattleites, invirtió $350 USD y un poco de trabajo manual gratuito para instalar torres reflectantes a lo largo del carril para bicicletas de Cherry Street.

La intención de este grupo no era dedicarse a mejorar las calles de Seattle al hacerlas más seguras para los ciclistas y conductores, más bien, era llamar la atención del gobierno —cosa que lograron. Después de instalar las torres con almohadillas desmontables, el grupo escribió una carta al Departamento de Transporte de la ciudad, explicando que las torres eran necesarias ya que mejoraban el tránsito al advertir a los conductores que debían respetar el carril para bicicletas, y además, prevenían que autos y camiones se estacionaran en él.

El gobierno respondió a dicha manifestación pacífica y removió las torres de los ciclistas para instalar unas permanentes de menos altura (ya que estás les ofrecían a los ciclistas más espacio).

Los Reasonably Polite Seattleites ejemplifican el potencial de una iniciativa ciudadana; demostraron que el papel de toda persona es mejorar el espacio en el que viven, e inspiraron al gobierno a actuar, siguiendo su ejemplo.

[Treehugger]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca