Cambiar a una dieta vegetariana podría aumentar tu esperanza de vida

Una dieta rica en vegetales puede aumentar no sólo la cantidad de años que vives sino también tu calidad de vida al prevenir el desarrollo de enfermedades relacionadas con el consumo de proteínas animales.

Veggies-Yum

Vencer completamente a la muerte aún está muy lejos de las capacidades humanas –sin embargo, una dieta rica en vegetales y un estilo de vida saludable pueden ampliar tu expectativa de vida dramáticamente como lo demuestra un nuevo estudio publicado el 3 de junio en el Journal of the American Medical Association, el cual tomó en cuenta la dieta de 73 mil personas para sacar algunas conclusiones interesantes.

El estudio (uno de los más largos de su tipo y hecho durante varios años) comparó la longevidad de personas que incluían carne en su dieta regularmente y las que casi no lo hacían, dividiéndolas en cuatro tipos de vegetarianos:

Veganos: Que no comen ningún tipo de producto animal;

Lacto-ovo vegetarianos: Que comen productos lácteos y huevo;

Pescovegetarianos: Que comen pescado pero rara vez carne; y

Semi-vegetarianos: Que no comen carne más de una vez a la semana.

El estudio se llevó a cabo con miembros de la Iglesia de los Adventistas del Séptimo Día, en su sede de California, por lo que pudo llevarse un control preciso de los participantes del estudio al estar enfocados en una comunidad. Desde que comenzó la recolección de datos fallecieron 2,570 participantes, así que los investigadores publicaron los datos en términos de la probabilidad de morir durante el tiempo del estudio.

En este contexto, quienes tienen las menores probabilidades de fallecer por enfermedades relacionadas con el consumo de carne (o bien, aquellos que tienen mayores probabilidades de vivir más tiempo) fueron los pescovegetarianos seguidos por los veganos y los lacto-ovo vegetarianos. Los grupos vegetarianos tuvieron en promedio 12% menor riesgo de morir durante el periodo del estudio comparado con los consumidores de carne. Estudios previos han demostrado que las dietas vegetarianas se asocian a un menor riesgo de sufrir enfermedades crónicas como diabetes tipo 2, obesidad, enfermedades del sistema circulatorio e hipertensión.

El estudio tiene un par de particularidades. Por ejemplo, el hecho de que todos los participantes pertenezcan a la iglesia de los Adventistas del Séptimo Día, en términos del estudio, implica que tienen un estilo de vida relativamente similar, pues su religión les prohibe fumar, alienta el ejercicio físico así como una dieta basada en plantas, aunque no condenan propiamente el consumo de carne. Es por esto que los resultados de este estudio deben interpretarse a la luz de sujetos que tienen en general un estilo de vida más sano que el de otras poblaciones.

Del mismo modo, el estudio contradice otro largo análisis publicado en 2009 en Europa, que no encontró diferencias importantes en las tasas de mortandad entre vegetarianos y no-vegetarianos. Los investigadores afirmaron que las poblaciones de ambos estudios tienen costumbres muy diferentes, pues, por ejemplo, los miembros de esta iglesia consumen mucha más fibra dietética y vitamina C que la población europea a la cual se investigó en el estudio previo.

[MNN]



4 alimentos que pueden sustituir la carne

Curiosamente muchos de ellos son parte de la dieta japonesa.

Por años la carne ha sido la principal fuente de proteína de millones de personas, por su alto valor biológico (de absorción fácil y aporta aminoácidos esenciales), fundamental en la creación de anticuerpos.

Sin embargo en los últimos años el consumo de carne ha estado vertiéndose como un tema polémico, primero por el maltrato de los animales que viven hacinados en las granjas, también por el crecimiento de una cultura vegetariana. 

Lo cierto es que en la naturaleza también existen fuentes proteicas que podrían sustituir la carne como principal fuente de estas.

sustitutivos-carne



TOP: 10 recetas vegetarianas para esta Navidad

Para disfrutar de esta época navideña respetando y validando las creencias de cada uno de los miembros de la familia, te compartimos estas 10 recetas de platillos vegetarianos y saludables

La cena navideña es una de las reuniones más emblemáticas e importantes que congregan a la mayoría de los integrantes de una familia. Es un tiempo en que la compañía y el placer de la comida se mezclan, logrando una sensación de comodidad y bienestar.

Pasta, ensalada dulce o salada, bacalao, romeritos, pavo y postres son los platillos típicos que se sirven en esta cena tan particular. Sin embargo, ¿qué pasaría si algunos integrantes de la familia son vegetarianos?

Para disfrutar de esta época navideña respetando y validando las creencias de cada uno de los miembros, te compartimos estas 10 recetas de platillos vegetarianos y saludables:

 

Morrones rellenos de verdura 

Ingredientes: 4 pimientos morrones, 2 pimientos verdes, 4 cebollas, 2 zanahorias, 1/4 de berza, 150gr de chícharos, 300gr de setas, 4 dientes de ajo, 1 copa de vino blanco, agua y aceite de oliva extra virgen. 

Instrucciones: Una vez lavados los pimientos, sazónalos con un poco de aceite y sal para colocarlos en una bandeja para hornear. Mételos al horno durante 1/2 hora. Pica la berza y cócela durante 8 minutos en una cazuela con agua y sal. En cuanto a la salsa, pica la cebolla y 2 dientes de ajo, las setas, y colócalos en una cazuela. Vierte en ella el vino blanco con agua. Sazona y cocina durante 10 minutos. A continuación pica 3 cebollas, los pimientos y los chícharos; pela las zanahorias, 2 dientes de ajo en láminas y ponlos a dorar en una sartén con aceite. Rellena los pimientos con las verduras, añadiendo la salsa de setas; después mételos al horno durante 6 minutos. 

 

Guiso de verduras, legumbres y champiñones

Ingredientes: 200gr de chícharos, 120gr de soya verde, 300gr de champiñones, 3 cebollas, 1 rodaja de calabaza, agua, aceite de oliva extra virgen, sal y perejil picado. 

Instrucciones: Remoja durante 3 horas la soya verde y a continuación cócela durante 5 minutos en una olla con agua y sal. Retira los hilos de los chícharos y coce los restos en una cacerola con agua y sal durante 8 minutos. Pica las cebollas y ásalas con aceite. Cuando empiecen a tener color, agrega la calabaza cortada en gajos. Deja que se cocinen, agregando a la cacerola los chícharos y la soya remojada. Cocina todo junto. Limpia y corta los champiñones, dorándolos en una sartén con aceite. Sazona y rocía con perejil picado.

 

Lasagna de hongos Portobello

Ingredientes: 340gr de lasaña seca, 4 tazas de leche, 1 y 1/2 barras de mantequilla sin sal, 1/2 taza de harina, 700gr de hongos Portobello, 1 taza de queso parmesano, 1 cucharada de pimienta negra, 1 cucharada de nuez moscabada, aceite de oliva y sal gruesa. 

Instrucciones: Precalienta el horno a 180°C. Hierve en una olla grande agua con 3 cucharadas de sal y 1 de aceite. Agrega la lasaña y cocina por 10 minutos. Cuela y guarda. Para la salsa blanca pon a hervir en una olla la leche, retirándola del fuego. En otra olla derrite 1 barra de mantequilla, agregando la harina y cocina por 1 minuto a fuego bajo mezclando con una cuchara de madera constantemente. Agrega la leche, calienta y mezcla. Sazona con la sal, la pimienta, la nuez moscada y con un batidor globo bate mientras se cocina por 5 minutos, hasta que se espese. Retíralo del fuego. Quita los palos de los hongos Portobello para cortarlos en rebanadas. Calienta 2 cucharadas de aceite y 2 cucharadas de mantequilla en una sartén, agregando los hongos y sazonándolos con sal. Cocina durante 5 minutos. Para formar la lasaña, coloca la salsa blanca en un refractario para hornear; sobre la salsa, una capa de lasaña, otra de salsa, luego 1/3 de champiñones y 1/4 de parmesano. Repite el paso dos veces más y en la capa final coloca la lasaña, salsa y el sobrante del queso parmesano. Hornea la lasaña durante 45 minutos, hasta que la cubierta esté dorada y burbujeando. 

 

Terrina navideña vegetariana

Ingredientes: 1 cebolla finamente picada, 1 cucharada de aceite de oliva, 3 dientes de ajo picados, 300gr de proteína vegetal texturizada, 2 cucharadas de pasta de curry, 30gr de pan rallado, 3 gotas de esencia de almendras, 2 cucharadas de agua, 1/2 cucharadita de romero seco, 50gr de nueces tostadas, 250gr de ciruelas picadas, 4 huevos batidos, 1 naranja sin cáscara rebanada, 1 lata de ajíes asados, sal y pimienta. 

Instrucciones: Enciende el horno para precalentarlo a temperatura media. Forra un recipiente de terrina con papel manteca o de aluminio. Saltea las cebollas en aceite de oliva durante 5 minutos, agregando el ajo y la proteína vegetal texturizada. Cocina durante 10 minutos. Agrega la pasta de curry, el pan rallado, la esencia de almendras, el agua, el romero, la mitad de las ciruelas y las nueces, revuelve un poco y apaga el fuego. Deja enfriar durante 10 minutos y luego agrega los huevos batidos. Condimenta con sal y pimienta. En la base del molde de terrina coloca las naranjas rebanada,; luego una capa de ajíes asados, y encima el resto de la preparación. Por último, una capa de ciruelas y nueces. Cubre con papel antiadherente y mételo al horno durante 40 minutos. Desmolda con cuidado la terrina y ¡listo!

 

Lasagna vegetariana con pan italiano

Ingredientes: 4 zucchini medianas, 1 paquete de champiñones, 1 cebolla mediana, ajo fresco, 280gr de espinaca congelada cortada, 790gr de salsa para pasta, 680gr de queso mozzarella, 227gr de fetas de queso, aceite de oliva y fideos de lasagna.

Instrucciones: Hierve los fideos de lasagna hasta conseguirlos al dente. Pica las zucchini, los champiñones, la cebolla y el ajo. Calienta un sartén con el aceite de oliva, salteando las verduras hasta que queden tiernas. A continuación añade la espinaca y agrega la salsa para pasta. Cubre la lasagna con las verduras en capas y añade queso mozzarella en cada capa. Cubre con las fetas de queso. Después hornea la lasagna hasta que esté dorada y burbujeante. 

 

Parrillada de verduras a las brasas

Ingredientes: 8 papas pequeñas, 2 cebollas, 2 tomates, 6 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta. 

Preparación: Lava las papas y los tomates, secándolos con papel absorbente. A continuación corta las cebollas y los tomates en gajos, para colocarlos en una parrilla precalentada 

Paso 1: Lavar las papas con su piel y los tomates. Secarlos con papel absorbente. Cortar las cebollas y los tomates al medio o en gajos. Tener la parrilla precalentada y con poca brasa porque se va a usar para una cocción lenta ya que algunos vegetales, como los tomates, son muy sensibles al calor directo. Primero colocar las papas con su cáscara y enteras.

Paso 2: Cuando los vegetales estén tiernos de un lado, darlos vuelta y agregar las cebollas, con el corte para abajo y continuar la cocción hasta que estén tiernos. En el caso de los tomates hay que tener cuidado, ya que su interior es casi todo líquido. Cocinarlos sólo 2 minutos de cada lado.

Distribuir los vegetales en una fuente, rociar con aceite de oliva, sal y pimienta y servir.

Se puede experimentar con otro tipo de vegetales y sumar a la parrilla batatas con su piel o choclos en su chala. ¡A animarse!

 

Budín de verduras

Ingredientes: 2 huevos, 1 taza de espinaca cocida, 1 taza de coliflor cocida, 1 atado de espárragos cocidos, 4 zanahorias tiernas cocidas, 1 cebolla picada, 1 taza de mayonesa, 1 taza de miga de pan, leche, sal, pimienta, nuez moscada, una pizca de azúcar y aceite.

Instrucciones: Corta la espinaca, coliflor y espárragos previamente cocidos en trozos no demasiado pequeños, para que puedan percibirse su color y textura en la preparación final. Coloca los vegetales picados en un recipiente. Reserva. Toma la mitad de la cebolla cortada y marchítala un poco en una sartén con unas gotas de aceite. Déjala cocinar hasta que esté tierna. En otro bowl, moja la miga de pan con leche. Déjala reposar unos minutos y exprímela; puedes ayudarte con un colador. Adiciona la miga de pan humedecida a los vegetales cortados. Agrega los huevos y la cebolla cocida. Toma un molde para budín y cúbrelo con papel encerado. Distribuye los espárragos en el fondo del molde junto con la zanahoria picada. Vierte sobre esto la mezcla preparada. Cocina en el horno en baño maría, esto es, coloca el molde dentro de otro más grande con un poco de agua, a 350°F, hasta que luzca firme y al introducir un palillo en el centro salga limpio. Deja reposar hasta que se enfríe un poco. Desmolda, corta en tajadas más o menos gruesas y sirve con la mayonesa mezclada con el resto de la cebolla cortada como aderezo.

 

Receta de canelones de acelga

Ingredientes: 12 hojas grandes de acelgas bien lavadas, 4 tazas de espinacas, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla pequeña cortada en cubos, 5 dientes de ajo, 15 onzas de queso ricotta, 1 taza de queso mozzarella rallado, 1/2 taza de queso parmesano rallado, 1/4 taza de hojas frescas de albahaca cortadas, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta al gusto, 3 hojas de pasta de 9×12 pulgadas (fresca o seca, ya cocida), 2 tazas de salsa de tomate tipo napolitana y 1 taza de queso mozzarella rallado para espolvorear al final.

Instrucciones: Precalienta el horno a 190°C. Corta la acelga y/o espinaca en trozos grandes. Reserva. En una sartén mediana, calienta el aceite. Saltea las cebollas hasta que se suavicen. Agrega el ajo y saltea durante 3 minutos. Agrega la acelga y/o espinaca. Baja la llama y saltea removiendo constantemente hasta que las hojas se reduzcan y el líquido que produzcan se evapore (unos 7 minutos). Retira del fuego y deja enfriar. En un bowl grande combina los tres quesos, la albahaca, la nuez moscada, la sal y la pimenta. Agrega las hojas cocidas y mezcla muy bien. Coloca la mezcla en una bolsa tipo Ziploc y corta una de las esquinas para crear una manga para rellenar. Pon las láminas de pasta cocidas en el mesón y traza una línea con la mezcla de quesos y acelgas a lo largo de los lados más largos de cada lámina. Enrolla cada extremo hacia la mitad, creando 2 canelones. Corta por el medio y luego por la mitad, para crear 4 canelones con cada lámina. En caso de que hayas usado la pasta tipo canelón que viene ya enrollada, simplemente rellena con la mezcla. Engrasa una fuente de hornear. Coloca una capa delgada de salsa de tomate en el fondo de la bandeja. Pon los canelones sobre la salsa de tomate y rocíalos con la restante. Espolvorea el queso mozzarella sobre ellos. Hornea sin cubrir durante unos 25 o 30 minutos, o hasta que veas el queso derretido y la salsa de tomate burbujeando.

 

Tian de vegetales al horno

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla cortada a la mitad y luego en rodajas, 2 dientes de ajo picados, 1 o 2 papas sin pelar, 1 zucchini, 1 zapallo anco, 3 tomates redondos grandes, sal y pimienta al gusto, tomillo seco al gusto y 1/2 taza de queso parmesano rallado.

Instrucciones: Precalienta el horno a temperatura moderadamente fuerte (190ºC). Cube un recipiente (plato o fuente) apto para horno con spray vegetal. Calienta 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén grande a temperatura media. Una vez que esté caliente, agrega la cebolla y saltéala hasta que esté translúcida -unos 8 minutos. Agrega el ajo y cocina 1 minuto más. Desparrama la mezcla de ajo y cebolla en el fondo del recipiente para horno. Corta las papas, el zucchini, el zapallo anco y los tomates en rodajas de 0.50cm de ancho. Disponlos en capas apretadas en el recipiente para horno sobre las cebollas, de modo que formen una sola capa en forma de espiral. Condimenta con sal, pimienta y tomillo. Rocía la cucharada restante de aceite de oliva por encima. Cubre el recipiente con papel de aluminio y hornea unos 35 minutos o hasta que las papas estén tiernas. Destapa y espolvorea el queso parmesano y regrésalo al horno por otros 25-30 minutos, o hasta que se dore.

 

Espárragos en hojaldre y salsa blanca

Ingredientes: 1/4 de taza de vino blanco, 1/4 de taza de vinagre de vino blanco, 2 cucharadas de chalote, 1/3 de taza de crema para batir, 1/4 de cucharadita de sal, 1/8 de cucharadita de pimienta blanca, 2 barras de mantequilla sin sal cortada en trozos de 1cm cada uno, pasta de hojaldre (la necesaria), 1 kilo de espárragos verdes y 1 huevo para barnizar el hojaldre.

Instrucciones: Precalienta el horno a 180ºC, estira la pasta de hojaldre y recorta 12 rectángulos (de unos 5x7cm). Barniza con huevo y coloca en una charola para hornear. Mete al horno entre 25-30 minutos, hasta que estén dorados e inflados. Reserva. Prepara los espárragos: corta los tallos, y ponlos en agua con sal hirviendo. Saca después de unos 15 minutos (o hasta que estén cocidos en su punto). Seca y reserva. Prepara la salsa: pon los chalotes finamente picados, el vino blanco y el vinagre en una olla a fuego medio. Reduce hasta que quede como un jarabe, dejando que se cocine por 5 minutos. Añade la crema, sal y pimienta y deja hervir por 1 minuto. Reduce el fuego a bajo y añade unos trozos de mantequilla, moviendo constantemente con un batidor de globo. Antes de que la mantequilla esté totalmente derretida, sigue añadiendo los otros trozos de mantequilla, moviendo sin parar (TIP: usar mantequilla fría). Para evitar que la salsa se corte, se puede sacar del fuego un poco. Saca la salsa de la olla y salpimenta si es necesario. Prepara cada plato poniendo un rectángulo de hojaldre, unos espárragos, salsa blanca y otra pieza de hojaldre. Sirve inmediatamente.

 



The Junk Food Project Cafe, el proyecto que pretende alimentar a todo el mundo

Toda la comida que se sirve en ese lugar son productos etiquetados erróneamente, por lo que se busca cuál es el alimento comestible para ofrecerlo a personas en condición de calle.

A lo largo de la historia de la humanidad, pueblos enteros han desaparecido a causa de la hambruna. Actualmente, alrededor de 24 000 personas mueren cada día de hambre.

Expertos han tratado de comprender y ofrecer soluciones viables que exterminen esta situación derivada a la falta de recursos alimenticios. Muchos se enfocan en programas que puedan expandir los alimentos a zonas marginadas; otros, hacer donaciones para exportar e importar la comida a África, India, Asia, etcétera. Sin embargo, ¿qué pasa en las zonas donde sí hay comida (y hasta de sobra)?

Cuando dejamos restos de un platillo, tiramos a la basura comida cuya fecha de caducidad ya está vencida, o se nos echa a perder las frutas o las verduras… ¿qué haces con todo ese desperdicio de comida?

Se estima que  1 320 860 978 234 kg de comida se desperdicia en el mundo entero, significando prácticamente el 40 por ciento de la producción global. Tan sólo en un país del primer mundo, se desperdicia anualmente 15 240 703 600 kg de comida comestible, debido a una confusa legislación de inocuidad.  

Por ello el Real Junk Food Project Cafe, cafetería de Johanna Hewitt y Adam Smith, pretende cambiar poco a poco esa situación con un esfuerzo social entre profesionales y activistas. Toda la comida que se sirve en  ese lugar es “interceptada”; es decir, Smith y su equipo buscan los alimentos “pasados” en negocios locales de Reino Unido, después observan cuáles son los productos comestibles y ofrecen platillos para personas en condición de calle.

El concepto se maneja de acuerdo con lo que las personas deseen pagar; por lo que algunos clientes, de todas las edades, pagan con servicios, tiempo o dinero. El menú cambia diario, después de catar todo para prevenir alergias o problemas nutricionales. Les compartimos un video para conocer más del proyecto: 

 



Te fascinará la receta de esta hamburguesa vegetariana

No siempre encontramos el sabor único de los platillos, pero te aseguramos que esta hamburguesa es un placer gastronómico.

Cuando decidimos dejar de comer carne, buscamos un sinfín de recetas que puedan saciar nuestra búsqueda de placer gastronómico. Desgraciadamente no siempre encontramos ese sabor único que caracteriza a un platillo en específico; como por ejemplo, las hamburguesas.

Muchas personas que prueban las hamburguesas vegetarianas las describen como “secas” o “insuficientes”. Para algunos puede tratarse de un problema de la masa a base de frijol, avena, lentejas, soya o setas; para otros, la falta del sabor a carne.

Por ello te compartimos una receta de la mejor hamburguesa vegetariana que te encantará:

Tiempo total: 1 ½ horas (más dos horas de refrigerio)

Ingredientes: 113 g de tofu firme y seco, aceite de oliva, 230 g de hongos cremini (cortados), ¾ cucharadas de sal, pimienta, 1 lata de frijoles secos, betabel (pelado y triturado), ¾ taza de almendras, 1/3 taza de migas de pan panko, 56 g de queso Cotija (½  taza), 2 huevos, 2 cucharadas de mayonesa, 2 cebollas cortadas, 3 dientes de ajo (finamente cortadas), ¾ cucharadas de paprika dulce o ají, 114 g de tempeh cortado, ½ taza de arroz café (cocinado).

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 218°C. Corta el tofu en tiras y sécalo con una servilleta. Después, tras cepilla una bandeja con aceite de oliva, coloca las tiras de tofu sobre una mitad de la bandeja. Esparce los hongos en la otra mitad. Echa una mezcla de dos cucharas de aceite de oliva, sal y pimienta.
  2. En la siguiente bandeja, coloca los frijoles y el betabel, con una cucharada de aceite de oliva, sal y pimienta. Después esparce esa mezcla en una capa.
  3. Transfiere las dos bandejas al horno. Después de 25 minutos, cuando las verduras estén tostadas y suaves, y el agua se haya evaporado, sácalos. Déjalos enfriar.
  4. Coloca las almendras en un triturador hasta hacerlas polvo. Añade la mezcla del betabel y frijoles, hongos, tofu, panko, queso, huevos, mayonesa, cebolla, ajo, paprika y ¾ de una cucharada de sal. Hasta que todos los ingredientes estén combinados, agrega el tempeh y el arroz. Ten con consideración que quieres pequeños pedazos, no polvos. Traspasa la mezcla en un tazón y refrigéralo durante dos horas.
  5. Cuando ya esté listo, divide la mezcla en seis porciones iguales, y forma un círculo con ellas. Regrésalas al refrigerador.
  6. Calienta el asador. Asa la masa a fuego bajo, hasta que estén carbonizada cada porción en ambos lados (alrededor de 4 a 6 minutos por lado). Sirve a tu gusto. 


Estos son los alimentos que contienen productos derivados de animales y tú no lo sabías

Al volvernos responsables de nuestra nutrición debemos estar al tanto de cuáles son los alimentos que, además de los obvios, contienen productos animales.

La decisión de ser vegetariano no es sencilla. Para tener una dieta libre de alimentos derivados de animales, es importante haber tomado en consideración los aspectos nutricionales que nuestro cuerpo necesita (en especial si estamos en una etapa de desarrollo).

Por ello es importante investigar a profundidad con un especialista cuáles son los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, y la manera de conseguirlos sin consumir alimentos derivados de animales.

Por lo que, al volvernos responsables de nuestra alimentación y nutrición, entonces también debemos estar al tanto de cuáles son los alimentos que, además de los obvios, contienen productos animales, como por ejemplo:

–  Pan. Muchos tipos de pan contienen un amino ácido llamado L-cisteína, el cual es un derivado de cabello humano o de plumas de aves. Varias marcas usan la L-cisteína, como Lender’s, Einstein Bros., McDonald’s y Pizza Hut.

– Cerveza y vino. La cola de pescado o colapez, una sustancia gelatinosa,  se obtiene de la vejiga de peces como el esturión, bacalao, barbo y carpa, utilizándose en el proceso de clarificación de muchas cervezas y vinos. Además, también se utilizan albúmina de huevo, gelatina y caseína. Busca bebidas veganas, visitando barnivore.com 

– Dulces, malvaviscos y gelatinas. Muchos dulces contienen gelatina, una proteína derivada del colágeno de huesos de vacas o puercos. Se utiliza usualmente para solidificar a los dulces, como las gomitas, chicles, entre otros.

– Aderezo césar, el cual tiende a contener una pasta de anchoas.

– Productos con Omega-3. Muchos de estos productos contienen este ácido, el cual se deriva del pescado.

–  Papas fritas. Muchas de las bolsas de papas contienen caseína, suero y otras enzimas derivadas de animales.

–  Comida con sabor a vainilla. Algunos de esos productos contienen un saborizante natural llamado Castoreum, el cual es un líquido secretado analmente por los castores. Este aditivo es usado principalmente como sustituto de vainilla en alimentos horneados, bebidas alcohólicas, helados, dulces, chicles o gomas de mascar, pudines, etcétera. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca