Koala rescatado de la deforestación en Australia, desoladora imagen de la voracidad humana sobre el ambiente

Una población entera de koalas tuvo que ser reubicada por causa de la deforestación en Australia, que consumió su hábitat natural.

Kaola saved from deforestation

La deforestación es un problema mundial, resultado en amplia medida de la actividad humana: los campos que necesita para los alimentos que consume, el espacio para su residencia o su industria, el agotamiento de recursos para satisfacer sus necesidades (necesarias o no).

Esta imagen constituye un retrato consumado, elocuente, de las consecuencias de la deforestación: un koala sentado en un páramo abierto, desolado, en una postura que transmite desamparo, indefensión.

La imagen recién se tomó hace un par de días en Australia, donde miembros Wires, una organización de activistas ambientales, y trabajadores en una plantación de pinos tuvieron que ayudar en el traslado de una colonia de koalas a un nuevo hábitat, en vista de que el lugar donde originalmente vivían había sido objeto de la tala masiva.

La pregunta es si en nuestro futuro inmediato escenas como esta serán cada vez más frecuentes o si sucederán cada vez menos.

[Guardian]



Este koala (no tan tierno) persiguiendo a una mujer se viraliza (VIDEO)

Entre la simpatía y el temor, este corto video muestra a la madre naturaleza como impredecible.

La naturaleza siempre tiene capítulos nuevos con los qué sorprendernos. Así como los humanos vivimos distintas emociones y etapas, también los animales las tienen… como prueba el siguiente video que se ha vitalizado en internet.

Aunque la mayoría de las personas vivamos en la ciudades, de seguro has sentido un momento de vulnerabilidad frente a las fuerzas de la madre natura, en forma de animales, fenómenos meteorológicos, o simplemente ante la vastedad de un bosque en el cual podrías perderte… por ello quizá este video ha despertado una extraña mezcla de simpatía con terror por el sentimiento que produce la obstinación de un koala persiguiendo a una mujer en Australia.

La granjera Ebony Churchill es la protagonista invisible de la escena, y cabe anotar que por vivir y dedicarse al campo, está acostumbrada a la naturaleza y sus azarosos sobresaltos; por ello, es aún más curioso el pavor que le produce este koala por momentos; una especie, sin duda, de las más tiernas estéticamente hablando del mundo.

Los expertos creen que lo que llamó la atención del animal fue más bien el ruido de la cuatrimoto, el cual podrían relacionar con un sonido parecido al de su especie. “ Estamos al inicio de la temporada de apareamiento así que quizá los altos niveles de testosterona sean los responsables” dijo Desley Whisson biólogo de la Univesidad de  Deakin, a Mashable. 



Conoce los mitos sobre la deforestación en México

Creencias comunes que empañan una problemática más profunda: el abandono, por parte del Estado, a los dueños de las tierras forestales

Hace unos días publicamos lo que asociaciones de campesinos e indígenas apuntan como los enemigos de los bosques en México. Suele haber algunos supuestos motivos que explican la causa de la disminución de los recursos forestales, casi siempre ligados al cambio de uso de suelo, la tala clandestina o al crimen organizado. Pero hay un férreo enemigo, el más poderoso de todos, que explicaría, de hecho, la existencia de las demás amenazas a los bosques y selvas mexicanas.

Paloma Neumann, coordinadora de la Campaña de Bosques de Greenpeace, quien conoce notablemente el tema forestal en México, desmitifica los usuales motivos que suelen asociarse a la disminución de bosques y selvas del país y nos da un atisbo de la verdadera máscara que se esconde tras el descuido de estos ecosistemas:

Mito 1. Existe información sobre el estado de los bosques y selvas: Neumann aclara con indignación que la misma Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) ha aceptado que no existe información actualizada y confiable sobre el área forestal en México. Acusa que la dependencia, cómodamente, reporta ante la FAO de las Naciones Unidas un parámetro a nivel global que no mide toda la diversidad de ecosistemas forestales que tenemos en México. Prácticamente no conocemos el estado de los bosques y selvas; de hecho, para Neumann la información más confiable la ha realizado la Universidad Autónoma de México (UNAM) en su documento de 2009 llamado El capital natural de México.

Mito 2. La tala ilegal es la principal causa de la disminución forestal: Tampoco existe en México un estudio serio sobre la cantidad de madera ilegal en el país. Neumann advierte que quizá más de 50% de la materia prima de las madererías viene de tala ilegal, pero en realidad, esto sucede por un problema mucho más profundo, pues si el gobierno protegiera a 60% de los propietarios de los bosques, que suelen ser indígenas o ejidatarios, estos no tendrían que migrar y abandonar sus tierras a merced de los taladores, o bien no tendrían que volverse, como ocurre en algunos casos, contra sus propios recursos, por desesperación, haciendo ellos mismos una tala ilegal. En este sentido el Estado es el responsable del abandono de los bosques porque no otorga los apoyos suficientes, como las mismas organizaciones lo han denunciado y de hecho, según los monitores de Greenpeace, el presupuesto se ha usado con fines electorales: “La CONAFOR no ha comprobado que los recursos que se destinan a los programas realmente tienen un impacto directo en reducir la deforestación”. 

Mito 3. El cambio de uso de suelo es el gran culpable: Si uno busca en internet se encontrarán declaraciones, principalmente de funcionarios, que recalcan que el cambio de uso de suelo es la principal amenaza de la degradación de los bosques y selvas. Pero en realidad, esto es un distractor para atenuar la responsabilidad del gobierno. Es un juego político para llevar la discusión lejos del principal enemigo de los bosques, que es la falta de prioridad en las políticas públicas, pues se privilegian otros sectores como la agricultura, la ganadería, el desarrollo urbano o el turístico: “El cambio de uso de suelo ocurre debido a que las políticas públicas de este país están enfocadas en promover e incentivar otro tipo de actividades que tienen que ver con agricultura, ganadería,  desarrollo urbano, desarrollo turístico…”.

¿Qué hacer para cuidar los bosque y selvas?

Neumann aconseja:

Para empezar, difundiendo, porque hay mucha desinformación sobre qué es lo que pasa en los bosques en México. La mayoría de los medios de comunicación difunden la idea de que el cambio de uso de suelo y la tala ilegal son los principales obstáculos. (…) Que cuando vayamos a comprar papel, por ejemplo, nos fijemos si es de reúso o certificado. Cuando sean muebles preguntar si es madera certificada de las comunidades mexicanas que hacen un manejo sostenible de sus bosques, que sí hay varios sitios donde se pueden conseguir, desde tiendas como Palacio de Hierro, Home Depot, etcétera.

Twitter de la autora: @anapauladelatd



Procter & Gamble: responsable de la deforestación en Asia

De acuerdo con la investigación de Greenpeace, P&G extrajo 462 000 toneladas de aceite de palma, del cual menos del 10 por ciento proviene de métodos sustentables certificados.

¿Consumes marcas como Crest, Oral-B, Charmín, Pampers, Tampax, Always, Gillette, Pepto, Pantene, Head & Shoulders, Downy, Tide, Dawn, Bounty, Maestro Limpio, Febreze, Duracell, Old Spice? 

Todas estas marcas forman parte de la empresa multinacional Procter & Gamble (P&G), la cual se asocia con deforestaciones en el continente asiático. De acuerdo con la investigación de Greenpeace, P&G extrajo 462 000 toneladas de aceite de palma, del cual menos del 10 por ciento proviene de métodos sustentables certificados. Por consiguiente, los productos anteriormente mencionados contribuyen al cambio climático, a la pérdida de la biodiversidad ambiental y a los incendios forestales que empeoran la calidad del aire en Asia. 

WWF pide que P&G ponga en práctica una póliza de “no deforestación”, ofreciendo seguridad al hábitat vegetal y animal de Asia. En especial a las especies en peligro de extinción, como los orangutanes y el tigre sumatran. 

proctergambleTras haber estado bajo presión social, Procter & Gamble dio a conocer el pasado mes de abril una nueva y extensa póliza de no deforestación en sus productos, incluyendo en el origen de aceite de palma. 

¿Qué puedes hacer tú al respecto? Usar productos más naturales, de manera que no afectes al medio ambiente. Existen sinfín de métodos DIY (del inglés do it yourself, es decir “hágalo usted mismo”), así que es cuestión de soltar tu imaginación para poner tu granito de arena y cuidar al mundo en el que vivimos. 

 

 



¿Por qué los koalas se mantienen abrazados a los árboles?

Los koalas desarrollaron un nuevo patrón conductual para disminuir su sensación de calor: restregar su cuerpo contra una superficie fría.

Piensa en un koala, ¿cómo lo imaginas? Seguramente abrazado a un árbol, moviendo su rostro de manera misteriosa. Quizá te venga a la mente la figura de un koala dormido encima de la rama de un árbol.

Esa posición del koala, en la que se sostiene de la rama de un árbol, parece ser su estado natural. De acuerdo con las fotografías térmicas Steve Griffiths, los koalas se mantienen aferrados de los árboles como una manera desesperada de lidiar con el calor del ambiente.

Gracias a las imágenes térmicas que el artista pudo capturar, se descubrió que los koalas desarrollaron un nuevo patrón conductual para disminuir su sensación de calor: restregar su cuerpo contra una superficie fría.

Más adelante, en un estudio realizado en el Parque Nacional de la Isla Francesa, cerca de Melbourne,  se encontró que la temperatura de las ramas gruesas y troncos de los árboles generan alivio al koala, el cual es el único mamífero  que no usa hoyos ni madrigueras para protegerse.

2ce7682b-c48f-4e8f-8430-c57b14f1fe00-460x276

El doctor Michael Kearney, del departamento de Zoología de la Universidad de Melbourne, explica que:

Ellos se quedan pegados al árbol todo el tiempo para evitar estar completamente expuestos al calor. […] Cuando llega la ola de calor, la manera más efectiva para el koala de mantenerse fresco es a través de la evaporación. Ellos no sudan pero jadean y lamen su piel. Por ello, en la temporada de calor y bajas lluvias, los koalas no pueden sostener la evaporación dado que no cuentan con glándulas sudoríparas.

El equipo de investigación observó que los koalas buscaban las ramas más frescas y cercanas al piso, para  que, de ese modo, su estómago se quede contra la corteza del árbol. Esto se debe a que la piel de su estómago es mucho más delgada que la de la espalda, por lo que empujan su pelaje de la zona para encontrarse en contacto directo con la frescura del árbol. De ese modo, no sólo se refrescan al dejar su calor en el árbol, sino también mantienen el agua necesaria para su supervivencia.

La predicción del estudio puntualiza que los koalas continuarán este comportamiento, sólo si el cambio climático conlleva a olas de calor más extremas. Por consiguiente, Kearney propone realizar investigaciones más detalladas acerca de la manera en que la temperatura afectará la distribución geográfica de los animales. En el caso que el ambiente sea demasiado caliente, ningún método conductual podrá ayudar.

2ce7682b-c48f-4e8f-8430-c57b14f1fe00-460x276

Aunque este comportamiento es exclusivo de los koalas, este estudio nos permite tomar conciencia acerca de la problemática del cambio climático. Mientras el humano puede mantenerse en una temperatura promedio, existen animales que deben luchar en contra de estos cambios. ¿Cuál será tu granito de arena?

 



La belleza interior de los árboles

El valor económico de algunos árboles hace que la gente se olvide de la importancia del resto de ellos, y la deforestación en el mundo es rampante.

Las palmeras, para muchos, son un elemento imprescindible en las fantasías tropicales y tienen un toque romántico en ellas, dado que son ornamentos no esenciales. Pero para los costeños de países en desarrollo, la belleza de las palmas va más allá de su forma. Los indonesios, por ejemplo, consideran que la palma de aceite es un ingreso magnífico. Usan las hojas como escobas, el tronco para construcción y el aceite para biocombustibles y exportación comercial; es decir: dinero.

'New Britain Oil Palm Limited' palm plantation, near Kimbe, West New Britain Island, Papua New Guinea, Wednesday 24th September 2008.El problema, como apunta Anna Clark en Hoffington Post, es que una vez que comenzamos a destilar la naturaleza en dólares, no nos queda más que buscar maneras de maximizar el valor de mercado o vender por completo.

Al día de hoy, el valor económico de las palmas de aceite sustituye aquél de los bosques tropicales que alguna vez cubrieron Malasia e Indonesia. Princeton University y el Swiss Federal Institute of Technology estiman que entre 1990 y 2005, 55-60% de la expansión de palmas de aceite en Malasia e Indonesia ocurrieron a expensas de bosques vírgenes.

 

La deforestación ocurre en todo el mundo y desaparece del planeta innumerables especies de árboles. ¿Pero podrá cambiar su curso antes de que sea demasiado tarde? Clarck nos recuerda que la reforestación urbana es crucial para mitigar este problema, ya que las ciudades se están calentando dos veces más rápido con el cambio climático y las implicaciones para la salud humana son graves.

palm20plants

“Muchos responsables de tomar decisiones aún no entienden por qué importan los árboles”, anota Clarck. “Después de todo, la manera en que valoramos a los árboles depende de los ojos que usemos para verlos. Para un promotor, un puñado de árboles podría parecer como una pila de madera. Para un consumidor ocupado, los árboles ofrecen un lugar sombreado para estacionarse. Pero el conocimiento magnifica la belleza más allá de lo superficial. Para aquellos con ojos, un bosque puede representar una fuente vital de carbono, un núcleo de biodiversidad, un refugio psicológico o un santuario espiritual”.

Clarck enfatiza que estamos perdiendo el sentido de asombro acerca de la naturaleza mientras maduramos. “Quizá la desviación de nuestra cultura hacia una iluminación basada en la razón nos fuerza a despojarnos de nuestras preocupaciones espirituales y nos roba de un léxico para articular el vacío que sentimos en un mar de concreto”. A esto, acertadamente, Clark lo llama “desorden de déficit de naturaleza”.

Afortunadamente el remedio no es complicado. Solo demanda que nos interesemos en cultivar una apreciación por la naturaleza, alimentada tanto de conocimiento como de experiencia.

Para los romanos, nos recuerda Clark, las palmas no se usaban para mejorar la vista ni para un propósito utilitario. Las ramas de palma eran sagradas. Simbolizaban victoria, triunfo, paz y vida eterna. No necesitamos romantizar las palmas o acordarnos de su pasado simbólico, pero sí podemos reintegrar los valores que hemos perdido con el tiempo para con la naturaleza.

“La belleza está en el ojo del observador. Para preservar la salud pública, el destino de nuestras ciudades y de nuestra propia sanidad mental, debemos aprender a ver la naturaleza como defensores, no como consumistas. Podemos comenzar plantando árboles”, concluye Clark.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca