Estos son los conservadores y químicos en la carne que consumes

La carne que vemos en el anaquel del supermercado no es tan fresca como parece. Incluso podríamos decir que algunos de los productos que compramos con toda confianza y consumimos difícilmente podrían llamarse “carne”.

Los conservadores sintéticos son colocados artificialmente en la carne (ya sea de res o de otros animales de granja, como pollo, pavo o cerdo) del 70% de toda la carne animal producida y vendida en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y muchos otros países. Muchos nombres pueden parecernos familiares y otros no tanto, pero una cuidadosa ojeada en la etiqueta de ingredientes podría hacer mucho bien a nuestra salud. ¿Sabes realmente qué contiene lo que comes?

Benzoato de sodio, proprionato de sodio y ácido benzoico

En combinación con el ácido ascórbico (la vitamina C), el benzoato de sodio y el benzoato de potasio forman benceno, un poderoso cancerígeno. Si alguien consume alguna de estas sustancias luego de consumir vitamina C, podría desencadenarse un proceso cancerígeno. La Food Safety and Inspection Service de Estados Unidos (Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria, o FSIS, por sus siglas en inglés) sacó estos tres ingredientes de la lista de sustancias antimicrobios (una vez consideradas peligrosas) como iniciativa de Kraft Foods Global Inc., quienes al igual que muchas otras compañías las utilizan para retrasar o mitigar el proceso de putrefacción de la carne.

Nitritos/Nitratos

Estas sustancias inhiben el crecimiento de bacterias y mejoran el color. Los nitritos se usan en cerdo, carne de res y pollo para este fin; los nitratos, en cambio, se añaden al jamón y el tocino, dándoles su característico tono rosáceo. Algunos países lo utilizan en pescado también. Cuando los nitritos y nitratos se unen a ciertos aminoácidos forman nitrosaminas, las cuales también son conocidos cancerígenos.

Sulfitos

Mantienen el color de la comida y prolongan su vida en anaquel. Su peligro radica en que pueden desencadenar asma o reacciones anafilácticas. Los asmáticos pueden reaccionar al sulfito en forma de síntomas alérgicos, y por esta razón es que los sulfitos aparecen en las etiquetas de muchos productos preempacados, con la eufemística leyenda de que “pueden contener” o “podrían contener restos” de sulfito y/o sus derivados.

“Pegamento para carne”

Probablemente no pedirías “transglutaminasa” en un restaurante, pero ese es justamente el secreto de la pasta de camarones del chef Wylie Dufresne del restaurante neoyorkino WD-5o (en vez de pasta con camarones, el chef hace pasta de camarones). El secreto de esta enzima no es nada exótico: lo conocemos en presentaciones como surimi o nuggets, y es lo que hace que trozos de carne de otro modo irreconocibles conformen un producto unitario y atractivo –pero a fin de cuentas eso, un producto.

La trombina es la proteína coagulante que, junto a la fibrina que contiene la fibra de la carne, produce una enzima que mantiene distintos pedazos de carne junta. Se fabrica con sangre de vacas o cerdos. El problema con la trombina es que engaña a los consumidores haciéndoles creer que el surimi es cangrejo y no pasta obtenida de restos de pescado, o que el pollo de los nuggets que tanto disfrutan los niños es en realidad… cualquier cosa.

Tratamiento con monóxido de carbono

El monóxido de carbono (CO) es incoloro, inodoro  y sin sabor, y aunque forma parte del bióxido de carbono (CO2) que todos respiramos naturalmente, puede ser sumamente tóxico en muy bajas concentraciones. El CO es tóxico porque se adhiere a la hemoglobina, la molécula de la sangre que lleva el oxígeno. Al exponernos a altos niveles de CO, el gas toma el lugar del oxígeno en el torrente sanguíneo. Dosis leves pueden provocar jaquecas, confusión y cansancio; las altas concentraciones pueden causar desmayos y la muerte. Las consecuencias de exposiciones prolongadas también puede provocar consecuencias neurológicas graves.

La temperatura de los anaqueles del supermercado no siempre es la que indican los termómetros. No consideran la luz ultravioleta de los mismos anaqueles, que penetra en la carne justo como la luz solar en la nuestra. Como consecuencia de esto la carne se descompone rápidamente bajo los aparadores, así que el CO entra en su auxilio como conservador de la apariencia fresca y jugosa que vemos al comprarla, dándole un bonito color rojo.

La carne es tratada con CO para prevenir el crecimiento de bacterias en la carne en descomposición, con el añadido estético de que la descomposición no es notable. Sin embargo, bacterias como la C. perfringens han sido encontradas en carne recién comprada de los aparadores.

Procuremos informarnos sobre qué comemos: después de todo, si comemos carne, podemos procurar que se trate de carne real, no de sucedáneos industriales ni preservada y maquillada por sustancias sumamente peligrosas.

[Waking Times]



Descubre los beneficios en la salud del bicarbonato de sodio

Diversos científicos han considerado a este componente químico como la panacea de nuestros días; al grado de proponerlo en la fórmula de medicamentos y tratamientos de numerosas enfermedades (diabetes y cáncer).

El bicarbonato de sodio, antiácido usado para aliviar problemas de estomacales, es responsable de transportar oxígeno en el cuerpo. Su función es dilatar las venas sanguíneas, permitiendo la propagación del O y el balance del pH en la sangre.

Diversos científicos han considerado a este componente químico como la panacea de nuestros días; al grado de proponerlo en la fórmula de medicamentos y tratamientos de numerosas enfermedades (diabetes y cáncer). De acuerdo con estos expertos, las personas que ingieren el bicarbonato de sodio, combinado con otras sustancias naturales como agua, yodo y cloruro de magnesio, lo hacen con el propósito de prevenir o tratar casos de acidosis u otras condiciones clínicas.

Gracias al control que ejerce en los niveles del pH en la sangre, el bicarbonato de sodio permite mantener en buenas condiciones el funcionamiento y las actividades de las células corporales; por consiguiente, previene problemas de la salud, tales como la gastritis, diabetes, artritis, osteoporosis, acidez en la sangre u orina, infecciones, enfermedades cardíacas y pancreáticas, y cáncer. En consecuencia, el hecho de que el cuerpo tenga una mejor actividad ante la ausencia de ácidos alcalinos, apoya claramente el beneficio del bicarbonato de sodio.

La efectividad del uso constante del bicarbonato de sodio consta en remover y eliminar todas las toxinas y ácidos de los tejidos, las células y los órganos. Cada reacción bioquímica es sensible a los niveles de pH porque las enzimas son receptivas a este balance. Por ejemplo, al ingerir este componente químico en el caso de las células cancerígenas, producidas por desechos de hongos y moho que viven en un entorno de baja concentración de oxígeno, éstas reciben una alta concentración de moléculas de oxígeno, permitiendo que mueran.

¿Cómo consumirlo?

Antes de decidir consumir este componente, es indispensable que lo consultes con un especialista del tema; y de ese modo, no pongas en riesgo tu salud.

Una de las maneras de ingerir el bicarbonato de sodio es disolviendo una cucharadita del componente en agua (o jugo de limón o naranja) y tomarlo antes del desayuno.



Carne de supermercados está cubierta de bacteria resistente a antibióticos

Debido a las prácticas de cría masiva, después de ser inyectada con tantos antibióticos la carne ahora porta bacterias “super resistentes”.

meatyLa resistencia a los antibióticos se ha vuelto un problema enorme, y uno que continuará creciendo gracias a su uso excesivo. Más preocupante aún es que las “súperbacterias” que se han vuelto resistentes a  tratamientos antibióticos ahora se encuentran en nuestros alimentos.  Estas son el resultado del uso irresponsable de medicamentos en granjas de cría de animales, en las cuales los productores con frecuencia dan dosis muy altas de antibióticos a los animales bajo poca supervisión.

En un estudio reciente de la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos analizó todos los tipos de carne que se venden en los grandes supermercados y sus resultados fueron escandalosos. En el 2011 el 81% de la carne molida de pavo, el 69% de las chuletas de cerdo, el 55% de la carne de molida de res y el 39% de las alitas, pechuga y muslos de pollo contenían bacteria resistente a antibióticos; bacterias como la salmonela y el campylobacter (que se encontraron en el 29% del pollo crudo) causan diarrea y pueden tener consecuencias más serias cómo artritis y paralisis.

Minced_meat_2469817b

La FDA también determinó que el 89% de la carne que se vende en supermercados tiene bacterias, tanto normales como “súper resistentes”. El problema con el sobre uso de antibióticos se ve reflejado en humanos ya que no respondemos a los tratamientos, al grado que ahora una infección estomacal causada por bacteria puede tener consecuencias mucho más series que una simple diarrea —complicaciones serias y hasta muertes se han vuelto mucho más comunes. Estas bacterias afectan a los más vulnerables cómo niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.

Para evitar estas “súper bacterias” la respuesta es comer solo carne orgánica o criada sin antibióticos y cocerla muy bien al cocinar. Claro que la respuesta más prudente sería que las grandes productoras de carne dejaran de abusar de antibióticos, pero para que lo hagan debemos mostrar nuestra inconformidad con sus métodos de crianza. Si dejamos de consumir carne contaminada con bacterias, se verán obligados a cambiar la manera en la que tratan a los animales y los alimentos que nos deberían nutrir y no enfermar.

[FastCo.Exist]



Burger King acepta haber utilizado carne de caballo en sus hamburguesas

La transnacional especializada en comida rápida, Burger King, aceptó que algunas sucursales de su filial en Irlanda elaboraron hamburguesas con carne de caballo.

url

La transnacional especializada en comida rápida, Burger King, aceptó que algunas sucursales de su filial en Irlanda elaboraron hamburguesas con carne de caballo.

La compañía de alimentos Silvercrest que es la principal distribuidora de carne para la mayoría de las sucursales de Burger King en países como Reino Unido, Grecia, Bélgica, Suecia, España, Holanda y Chipre, dio positivo en sus productos a ADN equino en un 75%.

El ministro de agricultura de Irlanda y sus allegados, han corroborado la información y esperan que en los próximos días se tengan todas las piezas del rompecabezas del que, hasta ahora, sobresale el hecho de que Silvercrest  importaba carne de un distribuidor polaco no autorizado.

El Presidente de la Irish Farmers Association, John Bryan, dijo que los resultados de las últimas pruebas para la carne de caballo era una prueba más de los laxos controles industriales y de sanidad  que existen en materia de importación de alimentos.

Resulta además paradójico que el escándalo se suscite en el marco del debate en la Unión Europea sobre política agrícola común, donde el Comité Mixto de Agricultura, Alimentación y Marina de Irlanda, llevaría la tutela de la discusión.

[Guardian]



¿Por qué el consumo de carne perjudica (también) el medio ambiente?

Mientras unas organizaciones proponen sacar al mercado una carne de res más amigable con el medio ambiente, otros científicos proponen que la mejor ayuda para combatir el cambio climático es simplemente reducir nuestro consumo.

Cada vez seremos más personas en la tierra y, si seguimos consumiendo estas cantidades de carne, se necesitará producir más.

Esto significa más metros cuadrados de tierra para el ganado y menos para la agricultura; más combustible para transportarlo, más agua contaminada por los excrementos; más gases de efecto invernadero del ganado; más uso de antibióticos y medicinas en el alimento; enormes cantidades de granos y agua para darles de comer y beber.

“El crecimiento en la industria del ganado ha contribuido a cientos de problemas al medio ambiente, a la salud pública, a la seguridad de las personas y al bienestar de los animales”, afirma un reporte de  Food and Water Watch.

¿Carne más verde?

Organizaciones como WWF (World Wildlife Fund) están tratando de enverdecer la producción de la carne de res. Quieren ofrecer al mercado una carne con un sello que garantice al consumidor que es de mejor calidad y que es más amigable para el medio ambiente.

Para ello, se realizó una mesa redonda. Entre otras medidas, se propone que cada vez haya más ganado que crezca en corrales, en lugar de a campo abierto, para tener más oportunidad de mejorar la agricultura y porque, según sus cifras, las reses crecen más rápido de esta forma.

No obstante, además de comprometer el bienestar de los animales, hay otras razones para sospechar del trasfondo de estas mesas redondas. Entre los participantes se encuentran miembros de la industria de las granjas, de las medicinas para estos animales, de JBS (el productor más grande de carne), e incluso McDonald’s y Wal-Mart.

¿La solución más fácil?

Científicos afirman que una de las mejores medidas para combatir al cambio climático es dejar de comer tanta carne.

Además es bien sabido que la carne de res es un pésimo convertidor de plantas en proteína. Según las cifras, se necesita el 60% de la tierra destinada a la producción de alimentos, pero sólo genera el 1.3% de las calorías del Mundo. También, la carne de res emite cuatro veces más gases de efecto invernadero que el pollo y 13 veces más que las proteínas vegetales, como los frijoles, lentejas y tofu (de acuerdo con Environmental Working Group).

Estos y muchos otros problemas podrían ahorrarse si simplemente se redujera nuestro consumo de carne. Si no en un 100%, comenzar por un 20% luego un 50% y seguirlo aumentando. Por el bien de la Tierra, de los otros seres humanos, por el desequilibrio en el reparto de la comida, es necesario hacer el intento.

[alternet]



La excesiva ingesta de proteína animal pone en peligro al campo

Diversos factores amenazan al campo. La sequía por el cambio climático es la principal, pero, increíblemente la gran ingesta de proteína también contribuye al deterioro.

En un futuro no muy lejano, ¿Las tierras cultivables alcanzarán para toda la población terrestre? La explosión demográfica se dispara y los campos de cultivos, debido al cambio climático, entre otros factores, resultan más difíciles de trabajar para los agricultores.

La innovación tecnológica atenuó este riesgo durante casi cien años. En países como la India y México, entre 1950 y 2010, la producción alimentaria se duplicó, mientras su población creció sólo el 10%. A pesar de que el futuro de los alimentos atraviesa por el momento más difícil en toda la historia de la humanidad, el crecimiento poblacional se ha desacelerado debido a factores económicos y sociales, un ejemplo son algunos países europeos en los que el gobierno ofrece algún apoyo económico a cambio de procrear un hijo.

El problema de la escases de comida no se debe solamente a la falta de tierras, sino también al incremento en el consumo de alimentos y al mal uso de los campos de cultivo, pero en los campos de cultivo no solamente se cosecha frutas ni semillas ni vegetales que alimenten a los humanos, también el ganado los utiliza para su consumo.

Apoyados en distintas tecnologías, como se dijo al principio del artículo, es muy probable que los campos sí basten para cosechar semillas y demás vegetales y frutas, pero es imposible que alcance, además, para alimentar al ganado.

Esta gran necesidad se debe a que las cifras del consumo de carne, y proteínas animales, han crecido alarmantemente en todo el mundo. Un hombre occidental, en promedio, come 2 veces más proteína de lo que en realidad requiere. Por ello, científicos desarrollan nuevas tecnologías que permita mayor producción que satisfaga todas las necesidades.

[SLATE]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca