Diseño disidente y verde: colección de carteles en defensa del medio ambiente (IMÁGENES)

Parte de una colección que nos muestra como el arte es capaz de concientizar al mundo y protegerlo al hacer uso de recursos atractivos y llamativos.

Un cartel representa una infinidad de cosas en pocas palabras o a través de una imagen ingeniosa. Ideas aparentemente sencillas son capaces de hacernos caer en cuenta de un mensaje universal o personal, evocan en un espacio limitado emociones que parecerían infinitas y que le dan vuelta al mundo por su capacidad de expresar una conciencia colectiva. Ahora, en la era tecnológica en la que vivimos una buena idea cuenta con el impulso del Internet para llegar de manera prácticamente instantánea a todos los rincones del mundo. Graphic Advocacy: International Posters for the Digital Age 2001-2012 es una colección de carteles de la última década que reúne las mejores creaciones que el diseño y el arte han dado al mundo, centrándose en la idea de conservación ambiental.

Como lo explica la curadora de la colección, Elizabeth Resnick, profesora de  Massachusetts College of Art and Design en Boston:

Un cartel es disidencia hecha visible —nos comunican, abogan, instruyen, celebran y advierten mientras nos impulsan a reacción con mensajes audaces e iconografía impresionante. Un cartel también es una indicación reveladora del compromiso que un diseñador gráfico tiene con la sociedad cuando carteles que no han sido comisionados son creados para servir como un vehículo para recaudar dinero y apoyar causas políticas y humanitarias.

La colección será exhibida del 8 de julio al 28 de Agosto del 2013 en Pratt Manhattan Gallery en Nueva York. En la galería se pueden apreciar algunos de los carteles.

[Graphic Advocacy]



Impactantes anuncios que piden salvar al planeta de la destrucción

Ganesh Prasad Acharya, director de arte y creatividad, y Kaushik Katty Roy, copywriter, han dado a conocer anuncios para proteger al planeta de intromisiones humanas

Actualmente, India cuenta con 515 santuarios que preservan la vida salvaje de ese país. Denominados Wildlife Sanctuaries, estos lugares han logrado salvar, entre otras especies, a 41 tigres y aves en peligro de extinción.

No obstante estos sitios no han logrado librarse de la deforestación monopólica que ha afectado a la mayoría de los hábitats naturales del mundo. Y como un llamado de atención hacia la conciencia tanto Ganesh Prasad Acharya, director de arte y creatividad como Kaushik Katty Roy, copywriter, han dado a conocer anuncios para proteger al planeta de intromisiones humanas. Mediante la combinación de imágenes impactantes y palabras duras (“Cuando la madera se va, también la vida animal”), estos anuncios piden salvar a nuestro planeta de su destrucción:

 



Adidas utiliza corazones de vaca en su campaña publicitaria de Brasil 2014

Con motivo del Mundial de Futbol que se celebrará en Brasil, la marca deportiva Adidas lanzó esta polémica campaña en que jugadores sostienen corazones de vaca.

En tiempos recientes, la publicidad se ha empeñado en demostrar que la desmesura es uno de sus recursos predilectos. Con tal de llamar la atención del mayor número posible de personas (su primer y último propósito), los publicistas recurren a las estrategias más desaforadas, a veces con ingenio y otras, las más lamentables, sirviéndose del escándalo y el sensacionalismo.

Tal es el caso de la campaña que la marca deportiva Adidas lanzó con motivo del Mundial de futbol que comenzará en Brasil en un par de semanas. Bajo el lema “¿Hasta dónde quieres llegar? Daría mi corazón por mi país”, Adidas convocó a jugadores reconocidos internacionalmente para mostrarlos sosteniendo un corazón real.

Y si esto ya podría considerarse desagradable, la polémica se avivó cuando, en Alemania, organizaciones que velan por los derechos de los animales comenzaron a preguntar de dónde habían salido dichos corazones. La empresa respondió entonces que se trataba de órganos de vaca adquiridos legalmente.

Aun así, las imágenes generaron más aversión que simpatía, lo cual parece una recompensa justa para quienes hacen prevalecer sus intereses sin importar el daño que puedan provocar en ese intento.



Conoce al científico mexicano que descubrió el agujero de la capa de ozono

Mario Molina estudió, desde los años setenta, el himen que permite la proliferación de la vida: la capa de ozono posibilita la fotosíntesis, el origen de la diversidad.

Hoy, el consenso sobre el calentamiento climático es un hecho. Lo que pareciera una obviedad, tomó décadas para que fuese considerado seriamente. En el descubrimiento de este dramático hecho, un mexicano jugó un esencial eslabón: Mario Molina, ganador del Premio Nobel por sus estudios sobre la capa de ozono.

Antes de Molina se desconocía que la atmósfera tuviera una capa de gases que nos protegía de los rayos ultravioleta, mucho menos se sabía de la formación de un agujero que nos expondría a los rayos del sol. Molina desde 1975, realizó una serie de estudios sobre la capa de ozono, que hoy son imprescindibles para dimensionar la importancia de este fenómeno en el aumento de enfermedades como cáncer de piel.

La capa de ozono es el filtro entre las radiaciones nocivas y las benéficas. La fotosíntesis y por lo tanto la vida en el planeta es consecuencia de la radiación ultravioleta que llega a la superficie terrestre en dimensiones justas gracias a la capa de ozono.

El calentamiento global está relacionado estrechamente con la capa de ozono. El mejor llamado cambio climático es provocado por los gases de efecto invernadero que se quedan en la atmósfera (metano, dióxido de carbono, óxido nitroso y gases fluorados) que son los responsables de la apertura en la capa de ozono. La retención de estos gases impide que los rayos ultravioletas, que de por sí entran con mayor intensidad por el agujero de la capa de ozono, no salgan de vuelta al espacio. De esta manera se está promoviendo un aumento en la temperatura mundial: se prevé que este siglo la temperatura aumente de 3 a 4 grados.

Gracias a Mario Molina se atendió un problema que será cada vez más ineludible. Mientras el mundo juzgaba de fanatismo el cambio climático, el cosmos científico ha reconocido la inminente necesidad de disminuir los gases que llegan a la atmósfera, en gran parte, gracias a los descubrimientos de este mexicano y su persistencia ante un escepticismo generalizado.



Descubren cuatro nuevos gases que están destruyendo la capa de ozono

A pesar de las restricciones ambientales, investigadores del tema han detectado cuatro nuevos gases, generados por el ser humano, que están destruyendo esta capa.

La capa de ozono, aquella protección que goza el planeta en contra de los rayos ultravioleta que provocan cancer en la piel y cataratas en los ojos, se ha recuperado poco a poco de su ruptura química desde hace más de 30 años. En aquel entonces se tomaron medidas para evitar que la destrucción continuara: se prohibieron ciertos químicos como aerosoles para el cabello, espumas y refrigerantes.

Sin embargo, y a pesar de las restricciones ambientales, investigadores del tema han detectado cuatro nuevos gases, generados por el ser humano, que están destruyendo esta capa. Un estudio reciente señala que este suceso se debe a los productos industriales, como pesticidas y refrigerantes; los cuales se encontraron en el hielo de Groenlandia, y en el aire de Tasmania, Australia.

El autor del estudio, Johannes Laube, de la Universidad de East Anglia, en Inglaterra, explica que:

Las concentraciones no son todavía un riesgo para la capa de ozono. Sin embargo, se encontraron tres tipos de CFC (clorofluorocarbón) y un HCFC (hidroclorofluorocarbón); primero en Groenlandia, después en Tasmania. Esto indicó que los gases se produjeron en el hemisferio norte y luego volaron al sur. Estamos planeando investigar más a profundidad, tomar muestras de aire alrededor del mundo, quizá eso pueda ayudarnos a encontrar las fuentes.

De acuerdo con el periódico Nature Geoscience, se estima que se han liberado en la atmósfera más de 74 000 toneladas de estos gases; de los cuales, ninguno se encontraba en la Tierra durante la década de los 60. Mientras que Laube menciona que las emisiones del gas CFC ha incrementado rápidamente en los últimos 20 años.

Por el otro lado, el mismo autor también aclara que estos mismos también pueden ser potentes gases del efecto invernadero, aunque sea en pequeñas cantidades: “El CFC es cien veces más poderoso que el dióxido de carbono al atrapar el calor en la atmósfera.”

Por consiguiente, y aunque aclaren que estos gases no son tan nocivos (por el momento), es importante mantener el dedo en el renglón en la cuestión de investigación e impacto ambiental. Es más factible prevenir el problema que contenerlo durante la crisis.



Cazadores matan a un alce sagrado albino (y se disculpan por hacerlo)

En busca de un trofeo poco común estos cazadores mataron a un tótem de la comunidad Mi’kmaq.

Para la comunidad indígena Mi’kmaq en Canadá todos los animales blancos son tótems sagrados, “animales espirituales” que deben ser protegidos y respetados. Por más de 500 años esta comunidad ha intentado educar a la población no-nativa sobre la importancia que los animales blancos tienen en su vida. Enseñan que estos no deben ser dañados ya que podrían ser sus ancestros reencarnados en el cuerpo de un animal. Por otro lado los cazadores de Nova Escotia generalmente evitan matar a animales blancos por temor a que esto les traiga mala suerte.

A pesar del estigma que rodea la caza de animales blancos en la región, la semana pasada un trío de cazadores mató a un alce sagrado. Los cazadores después celebraron su trofeo al subir fotos con el animal muerto a varias redes sociales indignando a la comunidad local e internacional.

article-2450896-18A3AF0500000578-33_634x479

Al enterarse de que su presa representaba mucho más para la comunidad local los cazadores se disculparon y entregaron el cadáver a los Mi’kmaq para que estos pudieran llevar a cabo una ceremonia tradicional. Los cazadores declararon que “de haber sabido no habrían cazado al alce”.

Cabe destacar que cazar alces en la región de Nova Scotia es legal y que los cazadores tenían un permiso para hacerlo. Este suceso ha dado pie a varias discusiones que giran en torno a la conservación de especies y en particular las leyes que protegen a animales “sagrados” o poco comunes.

Tenemos mucho que aprender de comunidades como los Mi’kmaq o los monjes tibetanos, culturas milenarias que comprenden la importancia de la conservación ambiental y de la biodiversidad.

ku-xlarge (6)

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca