Construye tu propia silla usando materiales que ya tienes (VIDEO)

Una manera práctica, atractiva y divertida de adornar tu hogar con materiales que probablemente ya tienes y puedes reutilizar.

full_1368103260Homemademodern

El diseño atractivo y eco-amigable es un tanto difícil de conseguir y tiende a venir con precios exorbitantes,  entonces mejor hazlo tu mismo. Como se muestra en el video que acompaña esta nota, podemos construir una silla eco-amigable usando materiales que probablemente ya tenemos en casa o que fácilmente podemos encontrar. Los pasos son fáciles de seguir y los materiales baratos (o hasta gratis):

Necesitarás:

  • Troncos o ramas de árboles (encontrados, y cortados en piezas de 45 cm de largo)
  • Soportes de acero
  • Tornillos
  • Taladro y sierra
  • Algunas brocas
  • Cinta adhesiva (para marcar la forma de la silla en el piso)

Para construir esta silla basta con seguir las instrucciones (marcar la forma, taladrar hoyos, unir con los tornillos y reforzar con los soportes):

¿Tienes alguna otra idea para un diseño eco-amigable? Compártela con nosotros.

[Treehugger]



Diseños de moda hechos con desechos de comida (FOTOS)

Ahora, los desperdicios de comida también pueden cautivar a fashionistas

En el año 2004 Jean Paul Gaultier realizó una colección denominada Pain Couture, en ella convierte el alimento básico de los franceses en paraguas, vestidos, sombreros de copa, todos con una extraordinaria belleza.  Al exponer su “moda-pan” Gaultier relataba como el arte no es efímero y atraviesa la evolución de la sociedad, en cambio, la moda simplemente se limita a reflejar esa evolución.

Hoyan Ip es una diseñadora de modas egresada de la Universidad de Westminster que continuamente ha experimentado con conceptos y materiales con la idea de generar una moda más sustentable.

El desperdicio de comida es un tema con connotaciones morales,  intrínsicamente relacionado con las sociedades de consumo y su idea desechar todos los objetos de manera irreflexiva. La diseñadora Hoyan Ip se opone a esa lógica consumista. Ella ha decidido optar por una nueva filosofía: “waste not, want not”, precepto que traducido al español sería algo como; no desperdicies, no quieras.

Probablemente, una de las mejores formas de llevar a la práctica el axioma propuesto por la diseñadora, es simplemente rehusar, y su propuesta de reutilizar se basa en diseñar mediante bio-trimmings, productos a base de comida destinados a ser eliminados. Ip recupera aquello considerado como desperdicio orgánico, los seca, cocina, mezcla y transforma en preciosos adornos.

Hoyan Ip, ha llevado a la práctica su filosofía de vida al diseñar bolsos, hebillas y botones con bio-recortes de comida. Su contribución al mundo de la moda contiene un mensaje contundente acerca de la importancia de mirar en nuestra cotidianidad a los objetos desde otra forma, una en la que puedan ser utilizados nuevamente aún cuando su aparente vida útil haya acabado.



Mira este sofisticado diseño que hizo un estudiante para ahorrar agua en el grifo (FOTOS)

La caída de agua es parecida a un eterno espiral con una cuadrícula inesperada.

Ahora que la sustentabilidad se viene más que como una tendencia, como una necesidad, la totalidad de las industrias y las artes van acoplándose a esta poco a poco. El diseño es una de estas disciplinas que está poniendo a tope las necesidades ecológicas, y que conjugada con un toque estético, se convierte en propuestas de las más vanguardistas y emocionantes.

En 2014, un estudiante de diseño de la London’s Royal College of Art, ganó el iF Design concept award. Su nombre es Simin Qiu, y gracias a una doble turbina, ha creado un grifo cuya caída de agua con patrones cuadriculados en realmente bella.

Vista por dentro, la caída de agua también tiene un efecto tipo espiral que recuerda los patrones de la física humana más recónditos como el ADN. El invento también provoca el ahorro de hasta un 15% más de agua que los grifos comunes.



Esto es lo que necesitas saber antes de crear tu propio huerto urbano

Es importante traer a conciencia que fuimos educados en una cultura urbana, cuyas fortalezas se basan en conocimientos e intereses pragmáticos y mercantilistas

Los huertos urbanos han invadido las ciudades en los últimos años. Este fenómeno ha ayudado a complementar la lucha en favor del cuidado del medio ambiente, de la economía y de la salud tanto física como mental. Inclusive, varios estudios han demostrado que este tipo de terapia, la horticultura, trae múltiples micro y macro beneficios a corto, mediano y largo plazo.

No obstante es importante traer a conciencia que fuimos educados en una cultura urbana, cuyas fortalezas se basan en conocimientos e intereses pragmáticos y mercantilistas, por lo que nuestra intuición asociada al cuidado de la naturaleza (y a nuestra supervivencia básica) se encuentra oscurecida. En consecuencia, probablemente tengamos algunos problemas a la hora de lograr que funcionen nuestros huertos urbanos, como por ejemplo:

-Traer a conciencia que, sin quererlo, mataremos a algunos de los retoños a pesar de nuestros mayores esfuerzos.

-Del espacio que usarás, toma en consideración que entre en contacto con el Sol. Las plantas necesitan al menos 6 horas a fin de que germinen sus frutos. Busca información y escoge las plantas cuyas necesidades se adecúen a la cantidad de luz que el espacio ofrece.

-Recuerda que los contenedores necesitan hoyos para que haya una ruta de escape para el agua (y así evitar desastres).

-Revisa la calidad del suelo para tener en mente qué tipo de trabajo necesita durante la temporada (y el próximo año).

-¿Sabes qué tipo de bebedora es tu planta? Las hay más sedientas que otras. Por ejemplo, los jitomates necesitan muchísima agua, a diferencia de otras que requieren poco a la semana. 

-Las plantas también necesitan comer… Es decir que necesitan fertilizantes o compostas que les permitan equilibrar sus nutrientes.

-¿Sabes quiénes son los mejores amigos de tus plantas? Si tienes insectos, es mejor que te deshagas de ellos. Sin embargo, si tus plantas se encuentran rodeadas de abejas o de catarinas, entonces déjalas ser en su medio ambiente.

-Requieres de mucha paciencia hasta que disfrutes del germinado de tu esfuerzo.

-Aprende a cortar a tus plantas y por qué lo necesitan. 

-Empieza a enfocar tus esquemas horticulturistas para una temporada de largo plazo.



Es tiempo de cosechar estas verduras para disfrutarlas en otoño

Para prevenir la carencia, te compartimos algunos de los alimentos que puedes cosechar en tu huerto urbano

Para el hemisferio norte el otoño acaba de iniciar y, con él, una serie de vientos helados y tenues rayos de Sol. Y mientras las hojas caen de los árboles adornando los suelos, el aroma desprende flores y frutas para las festividades del Día de Muertos.

No obstante, la naturaleza empieza el fin de un ciclo, por lo que sus frutos empiezan a escasear. Así que, para prevenir la carencia, te compartimos algunos de los alimentos que puedes cosechar en tu huerto urbano:

Espárrago

Haba (en especial, las variedades Aguadulce Claudia y Super Aguadulce)

Zanahoria, perejil, apio e hinojo

Guisantes

Ajo

Cebolla

Lechuga del invierno

Canónigo

Espinaca

Col de primavera

Repollo

Acelga

Rábano



Aquí te decimos cómo realizar un semillero tradicional

La realidad nos dice que un huerto urbano es muchísimo más fácil de lo que nos podemos imaginar. En especial si empiezas con un semillero.

En los últimos años, los citadinos han buscado alternativas para consumir productos naturales y orgánicos; no obstante los presupuestos de dichos productos a veces rebasan las posibilidades económicas de nosotros. Por ello, una opción viable es tener tu propio huerto urbano, de modo que los productos que consumas estarán libres de pesticidas, fertilizantes nocivos, brindando apoyo a la conservación de especies y el medio ambiente.

Desgraciadamente muchas personas consideran que para realizar un huerto, se necesita ser un experto en la hidroponía o contar con un espacio gigante para hacerlo. No obstante, la realidad nos dice que un huerto urbano es muchísimo más fácil de lo que nos podemos imaginar. En especial si empiezas con un semillero.

Para empezar es necesario planificar cuáles serán los cultivos que deseas plantar, qué materiales necesitarás, investigar acerca de las necesidades y tiempo de desarrollo de los frutos, el momento de la cosecha, etcétera.

En el caso del semillero tradicional, podrás utilizar una caja de poliespan (unicel) para plantar semillas de los frutos que deseas plantar. Dependiendo de la zona en que te encuentras, deberás dejar alrededor de dos meses el semillero para que traspasarlo a tierra. Para más información, te compartimos un video de Ecocosas , que explica más a profundidad este proceso:

 

En caso que desees cultivar jitomate, berenjenas y pimiento morrón, conoce sus propiedades nutrimentales:

–                    Jitomate: Es un alimento con escasa cantidad de calorías, ya que la mayor parte de su peso es agua y la otra, hidratos de carbono. Es rico en minerales como el potasio y magnesio, en vitaminas B y C, carotenoides y antioxidantes.

–                    Los chiles morrones cuentan con grandes cantidades de vitamina B, C y provitamina A. También son muy ricos en potasio, magnesio y hierro.

–                    Berenjenas:  El mineral más abundante en este fruto es el potasio, gozando de dosis de fósforo, calcio, magnesio , hierro, vitaminas A,B y C. Por cierto,  además de que el contenido calórico es casi inexistente, la berenjena es rica en aminas como la serotonina, la hormona de la felicidad. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca