Ciclo incompleto entre marcas ecológicamente responsables y consumidores

Un estudio revela que los consumidores que compran productos ecológicamente responsables depositan toda la responsabilidad del cuidado ambiental a las compañías.

ecofriendly2

Una encuesta llamada Green Gap Trend Tracker de Cone Communications reveló que la mayoría de los estadounidenses (71%) piensan en el cuidado ambiental cuando compran, y casi la mitad de los encuestados buscan información ambiental sobre los productos que adquieren. Sin embargo los consumidores no completan el ciclo, son descuidados con las instrucciones de lo que compran.

Mientras 71% de los consumidores leen y siguen las instrucciones de cómo usar productos con precauciones ambientales, sólo 66% hacen caso a las instrucciones y únicamente 41% hacen investigación acerca de la eliminación apropiada de residuos.

Liz Gorman vicepresidente de prácticas de negocios sustentables de Cone Communications afirmó: “El nuevo hueco verde ocurre porque los consumidores solo toman la idea de responsabilidad, en lugar de sentirse responsables por el uso adecuado del producto. Compran con la idea de cuidar el ambiente pero se confían completamente de las compañías para que los eduquen.”

De hecho 71% de las personas encuestadas dijeron que deseaban que las compañías hicieran un mejor trabajo en describir los términos ambientales, mientras que 78% afirmaron que dejaban de consumir el producto o lo boicoteaban en caso de que la información ambiental fuera engañosa.

[Co. Exist]



5 buenas opciones de pañales ecológicos en México

Consumir pañales desechables es cada vez más irresponsable; te compartimos algunas opciones y te sorprenderás de lo prácticos que pueden ser los pañales ecológicos.

Parece increíble que aún en esta época en que la consciencia sobre el medio ambiente permea (al menos nuestro discurso) aún miles de familias usan los pañales desechables como su primera opción. Cuando el tiempo disponible es una argumento en contra de usar los pañales lavables, la verdad es que ha dejado de ser uno válido pues hoy los materiales de los que están hechos permiten que, simplemente, los pongas en la lavadora.

En el caso mexicano unos 5 mil millones de pañales son desechados anualmente (es importante considerar que sus materiales llegan a  tardar cientos de años en desintegrarse). Por ello consideramos en Ecoosfera que es muy necesario esparcir una cultura de consumo ecológico acercando opciones que muchas veces desconocemos que existen. 

Te mostramos algunas opciones de pañales ecológicos que están al alcance en este país. Para que te des una idea, la nueva ola de los pañales ecológicos (incluso para adultos) son sofisticados y están elaborados, en su mayoría, con distintas capas de tela muy absorbentes y que evitan que la piel de la persona o el bebé se irrite. Además generalmente tienen una capa de poliuretano por fuera (sobre todo en el caso de los bebés) que hace que los desechos no ensucien todo el pañal. 

 

Aquí algunas opciones (la mayoría también tienen ventas por internet):

Bebe2go

Esta opción tiene su sede en la ciudad de México pero también tienen ventas por internet y envíos a domicilio. En esta tienda podrás encontrar hasta tres marcas de pañales ecológicos de unos diseños muy vivos y de materiales finos. Encontrarás aquí marcas como Ninios; conocida por su tela Microfleece que mantiene seca la piel. También la marca Grovía; un pañal híbrido de tela con velcro. 

 

Mami Planet:

Es una marca mexicana que tiene tiendas en todo el país, aunque también hacer compras por internet.  

 

Hola Bambino: 

Una marca mexicana que hace pañales híbridos con capa exterior de poliuretano y con un suave tejido en interior de Microvellon. Tiene sus sede en D.F. pero igualmente puedes hacer también tus pedidos por internet. 

 

Ecopipo: 

Tiene su sede en Guanajuato; es también una marca mexicana y  sus precios son accesibles. 

 

My Little Baby:

Otra marca mexicana, con sede en Guadalajara, pero igualmente podrás hacer compras en línea. Aquí encontrarás tallas que te durarán hasta por 3 etapas del bebé. Sus pañales tienen velcro reforzado y felpa para cuidado.



¿Tienes una mente verde? Descúbrelo

Para conseguir un consumo responsable, es importante reflexionar sobre actividades y actitudes que te permitan cuidarnos, a los otros y al medio ambiente

El consumo responsable es la capacidad de satisfacer necesidades y deseos reduciendo al máximo las consecuencias en el medio ambiente como en el bienestar de otros como de uno. Por lo que a la hora de escoger un producto contaminante tiene repercusiones en diferentes niveles: individual, social y ambiental.

Para conseguir un consumo responsable, es importante reflexionar sobre actividades y actitudes que te permitan cuidar esos tres niveles. Esto formará a una mente verde, la cual cuenta con ciertas características indispensables; tales como:

Compra los productos por su contenido (en vez de su presentación), revisando la información y comparando precios.

Escoge los productos con menos envoltorios plásticos.

Reduce el uso de artículos desechables.

De preferencia elige aquellos hechos a nivel nacional.

Toma en cuenta la etiqueta de la certificación de los productos.

Reduce la cantidad de basura al reducir, reutilizar y reciclar.

Utiliza la donación como un método para reutilizar.

Junta y aplasta los envases de aluminio para reducir su volumen.

Reutiliza y recicla todos los artículos al darles nuevas funciones; como por ejemplo, transforma las latas en lapiceros, joyeros o macetas, usa las bolsas del supermercado para los residuos, entre otras.

Cuida el agua potable.

Coloca un balde para acumular el agua fría de la regadera en lo que se calienta.

Cierra las llaves del agua mientras te lavas los dientes, te enjabonas o afeitas.

Si el agua de la limpieza se encuentra libre de productos químicos, úsala para regar el jardín (o en su defecto, las plantas).

En caso que sea complicado plantar un árbol, mantén plantas en casa.

No dejes basura en calles ni áreas verdes. Recoge la que encuentres (aunque no sea tuya), ya que estás cuidando a tu hogar.

Aprovecha al máximo la luz natural.

Si necesitas pilas, procura que sean recargables.

No abuses de los aparatos electrodomésticos.

Ve la televisión cuando realmente te interese un programa.

Desconecta los aparatos que no estés ni vayas a utilizar.

¿Cuáles son tus características de una mente verde?



Estas 10 compañías elaboran casi todos los alimentos que adquieres en el supermercado

Si consumes, infórmate: prácticamente todos los alimentos industriales que consumimos son producidos por alguna de estas diez corporaciones.

Una de las responsabilidades básicas de un consumidor consiente es entender quién produce, e idealmente cómo, lo que adquiere –en especial cuando se trata de alimentos, cuyo consumo va a determinar, que en alguna medida, tu salud. Sin embargo, durante los últimos años se ha consolidado una tendencia que aleja, cada vez más, a productores y consumidores.

Si antes tu sabías exactamente quién era responsable de la calidad de, por ejemplo, el queso que consumías –pues simplemente tenías que remitirte al quesero del pueblo quien elaboraba desde cero el producto que después ofrecía–, ahora la cadena que te separa de ese origen es casi infranqueable: lo produce una submarca de una marca que es propiedad de un ‘holding’, el cual es a su vez propiedad de una corporación. Incluso las marcas locales más exitosas, que hasta hace diez o veinte años manufacturaban productos por su cuenta, como empresas pequeñas o medianas, ya han sido adquiridas, casi en su totalidad, por las grandes trasnacionales.

¿Quién se hace responsable por la calidad de nuestros alimentos?

Lo anterior resulta en que hoy, al ir a un supermercado para abastecernos de los alimentos que consumiremos durante la próxima semana, terminemos comprando alimentos que difícilmente podríamos rastrear al responsable último de su producción. Por ejemplo, si a mi me interesa comer ‘saludable’, en la medida de lo que mi presupuesto, tiempo y conocimiento me lo permiten, entonces tal vez opto por comprar una barra de granola ‘Chewy’. Tras observar el empaque entonces compruebo que la carita de un cuáquero sonriente me indica que mi barra está elaborada por Quaker Oats Company –gigantesca marca de cereales y similares que, por cierto, utiliza ingredientes transgénicos y se guía por una ‘ética’ corporativa. Pero lo que no sé es que QOC fue adquirida en 2001 por Pepsi Co, un ícono, al menos en el imaginario colectivo y, creo yo, justificadamente, de la alimentación plástica, es decir, productor de algunos de los alimentos menos saludables que el ser humano ha sido capaz de imaginar. 

El problema de esa larga y confusa distancia entre productor y consumidor es que diluye la posibilidad de que el primero rinda cuentas ante el segundo. A final las decisiones fundamentales relacionadas a la producción de los alimentos son tomadas por una junta directiva, integrada por financieros y abogados a quienes poco o nada les importa la calidad de su producto, y que se reúne periódicamente en sus oficinas de Ginebra o Nueva York para imaginar cómo hacer más rentable la compañía. Sobra decir que estos virtuales responsables son inalcanzables para el consumidor –solo podemos llegar a ellos mediante un cambio de hábitos de consumo a grande escala, que afecten sus ventas y por lo tanto los obliguen a tomar medidas. 

10 marcas responsables de casi cualquier alimento que compramos

Este infográfico generado a partir de un reporte reciente de Oxfam, a favor de acortar la distancia entre productor y consumidor, muestra como diez marcas gigantescas, respaldadas por aún más grandes corporaciones, controlan prácticamente todas las marcas presentes en los anaqueles de tu supermercado. 

Screen Shot 2014-07-09 at 4.28.21 PM

  * Ver versión más grande

Lamentablemente saber quién es la empresa última responsable de el jugo, helado, pasta o chocolate que consumimos no hará gran diferencia, sobretodo si no llevamos el ejercicio un paso más allá y dedicamos unos minutos a enterarnos un poco más sobre cada una de estas compañías –de hecho, al informarnos un poco más lo más probable es que inmediatamente tratemos de encontrar alternativas de productores menos ‘oscuros’, más humanos, y dispuestos a dar la cara por lo que nos ofrecen.

Pero consultar este infográfico al menos vuelva la abstracción menos abstracta, y en este sentido nos acerca a la posibilidad de revertir el anonimato de los productores y entender que alguien se tiene que hacer responsable por los alimentos disponibles en el mercado . El rendimiento de cuentas es fundamental en cualquier mercado, y vale la pena recordar que nuestra decisión de compra es un voto de confianza que damos a cada producto, el cual valdría la pena darlo de la manera más consiente e informada posible. 

 Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 



Recetas para hacer tus propios productos de limpieza

Estos trucos te ayudarán a ahorrar dinero y a cuidar al planeta.

Estos días puedes comprar practicamente todo procesado, preparado, empacado y fácil de llevar. Pero no sólo tu economía resiente esto, sino que el planeta también. Por suerte hay muchísimas cosas que puedes hacer en casa y que son igual de eficientes que los productos industriales y además no son tóxicos. A continuación te damos algunos tips para preparar productos de limpieza para el hogar, desde jabón para platos hasta desinfectantes.

 

Limpiador de vidrios

Rociador y agua carbonatada

Dos cucharadas de vinagre blanco en un cuarto de agua tibia

Vertir en el rociador

.

Desinfectante

Vinagre blanco

Tres cucharadas de jabón de castilla

20-30 gotas de extracto de árbol de té

Mezclar en un rociador de 16-oz. y rellenar con agua.

.

Limpiador usos múltiples

Agua carbonatada

1 parte de vinagre blanco

1 parte de agua

Mezclar en un rociador

.

Limpiador de hongos para el baño

1 parte de agua

1 parte de cloro

Rocíe y luego limpie con un trapo o una esponja húmeda y tibia

.

Producto para pulir muebles

¼ taza de vinagre blanco (o ½ taza de jugo de limón)

¾ taza de aceite de oliva

Mezclar y pulir con un trapo suave

 

Refrescante de aire

2 tazas de agua caliente

2 tazas de bicarbonato de sodio (añadir aceite esencial de la fragancia de su predilección)

Mezclar en rociador

 

Limpiador y desodorante de alfombras

Rociar bicarbonato de sodio. Dejar descansar por media hora y aspirarlo

 

Limpiador de piso

½ taza de vinagre

1 galón de agua

Mezclar y trapear (el vinagre no puede usarse en mármol)

.

Jabón de trastes

½ taza de jabón de castilla líquido

½ taza agua

1 cucharada pequeña de jugo de limón

3 gotas de extracto de árbol de té

¼ taza de vinagre blanco

Mezcle el agua y el jabón juntos. Añada el resto de los ingredientes y remueva hasta que se mezclen. Vierta en una botella flexible)



SodaStream, el mayor enemigo de la industria refresquera

Dispositivo ecoamigable que te permite crear bebidas carbonatadas en casa pone a la industria refresco ( Coca-Cola y Pepsi) muy nerviosos.

Las míticas batallas a las que se han enfrentado Coca-Cola y Pepsi a lo largo de la historia ahora cambian de rumbo para enfrentarse con un nuevo enemigo: SodaStream. Se trata de una máquina que permite crear bebidas carbonatadas de varios sabores en casa, lo cual se traduce en un beneficio enorme para el medio ambiente; la idea es poder prescindir de las botellas de plástico.

El eslogan de SodaStream es simplemente: “Con SodaStream puedes ahorrar 2 mil botellas cada año. Si amas las burbujas, déjalas libres”. Este es el mensaje que han buscado transmitir con su última campaña publicitaria, que, además de ser todo un escándalo, arremete directamente contra los gigantes refresqueros Coca-Cola y Pepsi que tienen todo menos conciencia ecológica.

La marca difundió este spot en el Reino Unido, donde se ve a distintas personas utilizando este dispositivo para crear refresco en casa. Cada vez que la activan explotan las botellas de refresco en las tiendas y los almacenes. Poco tiempo después de su emisión, el gobierno prohibió que la pieza fuera difundida en televisión alegando que “denigraba a los refrescos”. Ante esto los creadores sacaron partido de la situación y crearon otro video donde no se ve como se volatizan los refrescos, pero sí se escuchan, evocando claramente la pieza censurada.

Como era de esperarse, la censura sólo logró que el video se viralizara en la Red y lo vieran más de un millón de personas; las ventas de SodaStream se han disparado.  Coca-Cola y Pepsi tienen razón en estar nerviosos, nunca antes una campaña había acometido tan poderosamente contra ellos, y, cabe decir, tan elegantemente. Ya era hora de que surgiera un dispositivo así.

[Yahoo]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca