9 razones para dejar de beber gaseosas inmediatamente (INFOGRÁFICO)

El refresco es una de las principales causas de obesidad en el planeta, pero beberlo causa muchos más problemas, aquí les presentamos algunos de ellos.

diet-soda-000005988024xsmal_244x183Viendo el estado de la salud en el mundo es increíble que personas informadas sigan bebiendo gaseosas. Sabemos que beber una lata de refresco es consumir alrededor de 8 cucharadas de azúcar refinada, y sabiéndolo seguimos consumiéndolas, como si unos minutos de placer refrescante fueran más importantes que nuestra salud a largo plazo. Aquí les presentamos otras 9 razones para dejar de beber gaseosas inmediatamente:

1.       Asma:

El benzoato de sodio que contienen las bebidas gaseosas es un preservativo, incrementa el sodio general de la dieta y reduce nuestra habilidad de absorber el potasio. Algunas reacciones al benzoato incluyen urticaria recurrente, asma y eczema.

Al día, 11 estadounidenses mueren de asma y el costo del asma en E.U.A escala a más de 18 billones de dólares anuales.

2.       Problemas de riñones

Los refrescos contienen niveles altos de ácido fosfórico que se han asociado con cálculos renales y otros problemas de los riñones.

Es mucho más probable que desarrolles cálculos renales si eres un hombre, blanco con mucho sobrepeso.

3.       Exceso de azúcar

  • 20 minutos después de beber una gaseosa, el nivel de azúcar en la sangre incrementa rápidamente causando una explosión de insulina. Tu hígado responde convirtiendo el azúcar en grasa.
  • 40 minutos después, la absorción de cafeína termina. Las pupilas se dilatan, la presión sube, y cómo respuesta, el hígado lanza más azúcar a la sangre.
  • 45 minutos después, el cuerpo incrementa la producción de dopamina, estimulando los centros de placer en el cerebro. Por cierto, la heroína trabaja de la misma manera.

4.       Obesidad

La relación entre la obesidad y las gaseosas es tan estrecha que los médicos calculan que por cada refresco consumido, la probabilidad de desarrollar obesidad incrementa 1.6 veces.

  • El 70% de las enfermedades cardiovasculares son causadas por la obesidad.
  • EL 42% del cáncer de colon y de mama es diagnosticado en individuos obesos.
  • El 30% de operaciones de la vesícula biliar están relacionadas a la obesidad.

 5.       Disuelve el esmalte dental

El azúcar y ácido de las bebidas gaseosas disuelven fácilmente el esmalte de los dientes, cuando las caries llegan al nervio, la raíz y el área en la base del diente, el diente puede morir, y si no se trata a tiempo, se puede formar un absceso.

6.       Enfermedades cardíacas

La mayoría de las gaseosas contienen jarabe de maíz alto en fructuosa, un endulzante que recientemente ha enfrentado  muchas críticas. El jarabe de maíz alto en fructuosa se ha relacionado con un riesgo más alto de síndrome metabólico, una condición que se ha asociado con un riesgo más alto de sufrir diabetes y enfermedades cardíacas.

En el 2006, más de una en cada 4 muertes fue causada por enfermedades cardíacas.

7.       Complicaciones reproductivas

Las latas de refrescos tienen una cubierta de resina que contiene (Bisfenil-A), el mismo químico utilizado en botellas para bebé de plástico, botellas de agua y contenedores de plástico que arruinan el sistema endocrinológico, potencialmente causan pubertad prematura y anormalidades reproductivas  y cáncer.

8.       Osteoporosis

Las gaseosas contienen ácido fosfórico y una dieta con altos niveles de fosfato se ha relacionado con el rompimiento de huesos y una probabilidad más alta de desarrollar osteoporosis. Cuando el fosfato es excretado a través de la orina, jala calcio consigo, así eliminando este mineral esencial del cuerpo.

El 80% de las personas que son afectadas por la osteoporosis son mujeres.

9.       Diabetes

Aquellas personas que beben gaseosas frecuentemente tienen un riesgo 80% más alto de desarrollar diabetes tipo 2. Aproximadamente el 10% de los costos médicos anuales en Estados Unidos, se deben a la diabetes.

A continuación, les compartimos el infográfico:

1682105-inline-imagesa-sip-of-soda

Con información de Fast Co.Exist.

 



Sociedad civil demanda a Coca-Cola por publicidad engañosa en México

El Sidral Mundet es promocionado como si fuese hecho a base de jugo natural, por ejemplo.

Desde hace unos meses, organizaciones de la sociedad civil en México han estado señalando cómo es que, en general, el etiquetado de los alimentos en este país es engañoso. También han reprobado el cómo algunos distintivos nutrimentales son tramposos. Muchas bebidas que contienen ínfimas cantidades de extracto de jugo de fruta se adjudican en sus publicidades de estar hechas a base de estos y evitan hablar de las grandes cantidades de azúcar empleadas.

Recientemente, la organización El Poder del Consumidor demandó a Coca-Cola por la intensa y engañosa campaña de su producto Sidral Mundet, uno de los más promocionados por la compañía, luego de la mala  reputación que han estando sumando sus productos más clásicos.

“Coca-Cola ha centrado la campaña de los primeros meses del año en una bebida que los consumidores mexicanos consideran erróneamente como saludable o menos mala, engañando en su publicidad para tratar de mantener esa falsa percepción”(…) “Se sigue centrando en presentar a Sidral Mundet como si fuera una bebida en base a jugo de manzana, cuando sólo contiene 1% y no de jugo sino de concentrado de jugo., señaló Alejandro Calvillo, director El Poder del Consumidor.

Una de estas bebidas de 600 mililitros contiene 12 cucharadas de azúcar, que para un niño representa el 240% del máximo tolerable para todo un día establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como criterio ideal.

“ El engaño al consumidor es tan evidente que podemos decir que un Sidral Mundet de 600 mililitros contiene solamente seis mililitros de jugo de concentrado, lo que equivale a seis gramos.

“Mientras tanto contiene una cantidad de 60 gramos de azúcar, equivalente a 12 cucharadas cafeteras.” Apuntó en un comunicado la organización.

Las autoridades mexicanas están permitiendo que este tipo de publicidad prevalezca, por lo que ahora miembros de la sociedad civil usarán la vía jurídica contra el poder de las corporaciones, que parece imponerse, pese a las nuevas medidas legislativas en contra de la obesidad en el país.



¿Sabes qué contiene realmente el néctar de manzana del Valle?

Aunque parece jugo y lo anuncian como natural, el néctar de manzana clarificado del Valle es todo menos bueno para tu salud.

En México se han tomado algunos pasos para concientizar al consumidor en términos de qué ingiere y por qué debe o no comprar ciertos productos. Es cierto que la mayoría de nosotros sabemos que los refrescos tienen altísimas cantidades de azúcar, calorías innecesarias para nuestra dieta y cuyo consumo puede causar serios problemas como diabetes y obesidad. Por otro lado, existen otras bebidas que podrían parecer alternativas más sanas, naturales y bajas en azúcares, sin embargo, una rápida evaluación de sus contenidos nos demuestra que en realidad no son mejores que una gaseosa.

En ese último grupo aparentemente sano, se encuentran los jugos y néctares comerciales. Sin duda alguna, muchos de nosotros nos dejamos llevar por la idea de que estos productos utilizan ingredientes naturales y, por ende, son buenos para nuestra salud. Lamentablemente, esto no es así. En promedio, un jugo o néctar comercial contiene la misma cantidad de azúcar que un refresco, es decir, unas nueve cucharadas cafeteras de azúcar por taza y media de líquido. Una sola porción equivale al 200% de azúcar máxima tolerada por un adulto.

A continuación se expone una breve radiografía de un néctar de manzana clarificado marca del Valle:

Azúcar: 45 gramos por botella de 413 mililitros. De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, esta cantidad rebasa por 2 a 4 cucharadas la cantidad recomendada para un adulto al día. Es tres veces la cantidad de azúcar recomendada para un niño.

Sodio: 25 miligramos.

Colorantes: no se mencionan en la etiqueta, sin embargo, los ingredientes incluyen un “concentrado del Valle sabor manzana”.

Los ingredientes dejan mucho que desear: Jugo de manzana concentrado (50%), agua, azúcares y “concentrado del Valle sabor manzana”, que podría ser cualquier cosa. Ahora, es importante prestar particular atención al hecho de que la etiqueta dice “azúcares”, ya que de acuerdo a la Norma Oficial de Etiquetado, “azúcar” describe que el contenido contiene sacarosa o azúcar de caña, mientras que “azúcares” se puede referir a glucosa, dextrosa o endulzantes artificiales como jarabes.

Entonces, ¿sabes qué contiene un néctar comercial? El etiquetado, que se mantiene un poco engañoso; sin embargo, podemos inferir que el contenido de azúcares (endulzantes artificiales) lo convierte en una amenaza innecesaria para tu salud. No se trata de un poco de azúcar adicional todos los días, sino de una sola bebida que duplica la cantidad de azúcares que consumes todos los días o triplica la cantidad que consume un niño.

Lo mejor que puedes hacer si quieres cuidar de tu salud es beber agua. Si realmente te apetece algo dulce, puedes preparar tus propias bebidas frutales con bastante agua y endulzarlas con azúcar mascabado o stevia. Lamentablemente, con un eslogan que dice: “Diversión que nutre” y con publicidad que parece estar dirigida a niños, lo que anuncia esta marca y lo que ofrece son dos cosas muy diferentes. 

Para más información al respecto puedes consultar El poder del consumidor



Otra razón para que dejes de consumir refresco…

De acuerdo con la investigación de la Keck School of Medicine, el nivel de la fructosa supera el 55 por ciento del contenido de azúcar en total.

Desde 1980, el índice de obesidad ha ido en aumento a nivel mundial. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 1 400 millones de adultos viven en condición de sobrepeso; mientras que 200 millones de hombres y 300 millones de mujeres, son obesos. 

Varios investigadores han tratado de encontrar las verdaderas razones de esta epidemia metabólica: el sedentarismo, una dieta alta en calorías vacías, horarios y proporciones inestables de los alimentos, etcétera. Uno de los encargados de esas investigación es Robert Lustig, neuroendrocrinólogo y presidente del Institute for Responsible Nutrition, quien explica que el enemigo non plus ultra de la obesidad no es la grasa, sino el azúcar:

El verdadero problema no es la obesidad ni la grasa. [Es] la industria de la comida que quiere que nos enfoquemos en tres mentiras, las cuales nos mantienen en un estado de culpa. La primera, es la obesidad. La segunda, una caloría es una caloría. La tercera, todo es acerca de una responsabilidad personal. Es decir que, si la obesidad hubiera sido el problema desde un principio, las enfermedades relacionadas con el metabolismo no hubieran aumentado en los últimos años. Si fuera sólo un problema conductual, más de la mitad de la población no tendría problemas. Entonces debe ser la presencia de otro factor. Y ése es el azúcar.

Desgraciadamente, a donde dirijamos nuestra mirada, encontramos la presencia casi omnipresente de este condimento dulzón. Está en alimentos naturales como las frutas; pero también en los deliciosos panecillos, pasteles, frutas en almíbar, refrescos y demás gustos culposos. 

Entonces, si el azúcar se encuentra en alimentos benéficos para la salud… ¿por qué entonces puede causar tanto daño? 

En las etiquetas de nutrición, el azúcar es sólo azúcar. Pero cuando el cuerpo empieza a metabolizar este producto, se distinguen dos tipos de moléculas: la glucosa, la cual ofrece energía al cuerpo; y la fructosa, que sólo puede ser procesada en el hígado y se encuentra asociada con la diabetes tipo 2 y la obesidad. 

El problema se presenta cuando consumimos más fructosa de la que deberíamos al ingerir alimentos como aquellos panecillos, pasteles,  refrescos y demás. A diferencia de la glucosa, que funciona para energizar al cuerpo, la fructosa se convierte en grasa y aumenta el riesgo de enfermedades como la diabetes y problemas cardiovasculares. 

En el caso de los refrescos, de acuerdo con la investigación de la Keck School of Medicine, el nivel de la fructosa supera el 55 por ciento del contenido de azúcar en total como VitaminWater, Pepsi, Coca Cola, Sprite, Dr. Pepper, Arizona, entre otros. Mientras que bebidas como Red Bull, CapriSun, Snapple y la Coca Cola de México, no contaban con niveles altos de fructosa. 

Fructose2



Cooptando la crítica: Coca Cola crea Instituto para la Salud y Bienestar de México

Las mega corporaciones suelen cooptar la crítica con programas filantrópicos, mientras su daño persiste.

 

Beber refrescos es nocivo para la salud, y aunque pareciera una obviedad, no lo es. Apenas hace pocos años comenzó a revelarse la descomunal cantidad de azúcar que tienen estos productos, 1 cucharada de azúcar por cada 50 ml. México, según cifras de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura), en el 2013 alcanzó el primer lugar en obesidad en el mundo, con un porcentaje del 32.8% de adultos con este problema. Según la Alianza por la Salud Alimentaria, también uno de cada tres niños es obeso.

El mismo año México se convirtió en el primer consumidor de refrescos del mundo. La relación entre obesidad y consumo de refresco está estrechamente ligada por la cantidad de azúcar de las bebidas. En este sentido, Coca Cola es la marca preferida en este país, según estudios de mercado, el 78% la prefiere.  Aunado al consumo masivo de refresco en México,  no hay suficiente información para que la gente dimensione lo que está ingiriendo, a pesar de medidas como el aumento de impuestos a los refrescos. La especificación hasta hoy en el etiquetado está basado en engañosas porciones que hacen creer que lo que se consume es poco.

En todo este contexto se anunció que Coca Cola creará el Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar. El objetivo de la institución es detonar y expandir la ciencia, un espacio para la publicación de estudios de la academia, y otros sectores sobre temas sobre  salud, hidratación y bienestar.

“Queremos llegar a ser un referente social; gestionar información donde los expertos den a conocer sus trabajos y nosotros les demos difusión; desarrollar programas en función de la comunidad científica, para mejorar la nutrición y la salud de la población”, explicó el directivo del proyecto Torres y Gutiérrez Rubio.

El caso tiene dos vertientes polémicas. Si Coca Cola promociona y vincula información científica sobre salud, se trata de una evidente estrategia mercadológica para mejorar su imagen, una viejo anzuelo marketinguero para cooptar la crítica. Pero lo más controversial es el hecho de que una empresa avale información científica, que pueda justificar sus productos. El mundo de la ciencia no debe ser aprobado, o curado, por un consorcio con intereses específicos, como la expansión de sus utilidades. Ciencia y mercado son dos vertientes que habrían de permanecer independientes, un beneficio colectivo fundamental.

 



¿Cuál es más maligna, la Pepsi o la Coca?

Sabemos que ambas marcas son pésimas para la salud, pero, en términos de responsabilidad social, ¿cuál es peor?

En respuesta a una reciente demanda, el Grocery Manufacturers Association reveló la fuente de $7.2 millones de dólares de contribuciones de dinero negro que se utilizaron para poner un alto a la orden gubernamental de poner etiquetas en los productos con ingredientes genéticamente modificados. Pepsi fue el mayor contribuyente del esfuerzo anti-etiquetas, donando $1.6 millones de dólares. Coca-cola no se quedó atrás, donando $1 millón de dólares a la causa.

Si no te gusta consumir ingredientes OGM, entonces no deberías consumir ninguna de las dos. Pero si dijéramos que la Pepsi y la Coca fueran tus únicas opciones, ¿cuál es peor en términos de responsabilidad social? Aquí copiamos una guía absolutamente subjetiva para la malevolencia relativa de estas multinacionales.

coke-grenade.550_0

 

1. Coca: Beber entre 6 y 10 litros de Pepsi al día contribuyó a la muerte repentina de Natash Harris en Nueva Zelanda.

Pepsi: Nadie nunca tomaría tanta Pepsi.

Más maligna: Coca

Naked-juice-630

2. Coca: Enfrenta una demanda sobre las afirmaciones de salud de Glacéau Vitaminwater, la cual contiene ocho cucharadas de azúcar por botella. ¿Vitaminas? No muchas.

Pepsi: En 2011 pagó una demanda de $9 millones dólares por afirmar que su producto Naked Juice contenía “ingredientes naturales, no genéticamente modificados”.

Más maligna: empate

 Orangutan-m

3. Coca: aparentemente amado por los orangutanes.

Pepsi: Al comprar aceite de palma, contribuye al asesinato de orangutanes.

Más maligna: Pepsi

coke-discrimination.630

 4. Coca: en el año 2000, le pagó $ 156 millones de dólares a 2 mil empleados para que arreglaran lo que fue el caso más grande de discriminación racial de la historia.

Pepsi: El año pasado pagó $3.1 millones de dólares para resolver un cargo federal que la acusaba de discriminar a 300 afroamericanos cuando solicitaron trabajo en la compañía.

Más maligna: Coca

sad-farmer

5. Coca: Criticado por Oxam por sus vínculos con disputas de tierra que han llevado a agricultores a la pobreza.

Pepsi: Lo mismo.

Más maligna: empate

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca