Top 10: los peores accidentes de contaminación en alimentos

Evenenamientos accidentales o por causa de negligencia que han causado en el último siglo muertes de miles personas inocentes que consumieron productos tóxicos

5-Minamata-Disease–Japan-1956

Nos hemos retirado tanto de la manera en la cual nuestra comida es producida y confiamos tanto en las empresas que la producen que a lo largo de los años hemos sido testigos de casos de millones de muertes innecesarias causadas por errores humanos o peor negligencia por parte de productores alimenticio.
Les presentamos una lista de los peores 10 casos en los cuales por descuido u otra situación millones de personas enfermaron, fueron envenenadas y hasta murieron como consecuencia de ingerir alimentos supuestamente nutritivos.

10. Síndrome de Aceite Tóxico —España
En 1981 se empezaron a reportar casos de una infección pulmonar y sistema inmune debilitado a causa de consumir un aceite para cocina tóxico. El aceite industrial de bajo costo “Colza” importado de Francia fue vendido por comerciantes ambulantes cómo aceite de oliva barato en España. El caso ganó notoriedad al ser asociado con teorías conspirativas ya que la enfermedad era resistente a antibióticos y causó la muerte de más de 600 personas.
El gobierno Español ofreció aceite de oliva gratuito a cambio del aceite nocivo para intentar controlar la situación.

9. Cerveza contaminada con arsénico —Inglaterra
En 1900 una extraña epidemia se reportó primero en las zonas industriales de Manchester y Liverpool, después casos se empezaron a reportar en otras zonas de Inglaterra. Los síntomas reportados por bebedores casuales y moderados eran similares a los generalmente asociados con alcohólicos; dolores estomacales, pigmentación de la piel, habilidades motoras y reflejos dañados.
La fuente de la contaminación fue la azúcar utilizada por más de 100 cervecerías, esta había sido hecha con ácido sulfúrico contaminado con arsénico. En total, 70 personas murieron y 6,000 fueron afectadas. Consecuentemente las cervecerías tuvieron que deshacerse de la cerveza dañada.

8. El desastre de los granos contaminados —Irak
En 1971 un grano contaminado por un fungicida con mercurio resultó en la muerte de más de 650 personas. El grano había sido importado de Estados Unidos y México pero había sido tratado para ser plantado, no comido.
Debido al etiquetado en lenguajes extranjeros, iraquíes rurales lo consumieron y enfermaron, los síntomas eran devastadores: perdida de sensación en la piel, ceguera, mala coordinación física e incluso daño cerebral. La Organización Mundial de alimentos seguía investigando el incidente en el 2002.

7. Maíz contaminado con Aflatoxinas —Kenya
En Mayo del 2004 125 personas murieron y 317 presentaron fallas renales a causa de maíz con afltatoxinas. Las aflatoxinas son producidas por un hongo conocido como A. Flavus, que se da cuando altos niveles de humedad se dan en el medio ambiente. El maíz se infectó por malas técnicas de almacenamiento después de lluvias fuertes antes de la época de sembrado. Un incidente similar se dio en el 2010 que llevó a tirar 2.3 millones de bolsas del grano.
Cómo respuesta al problema, científicos desarrollaron un método barato para deshacerse del hongo, al introducir una cepa no-dañina del hongo A. flavus a un campo infectado, así superando al hongo dañino.

6. Escándalo de leche — China
En Julio del 2008 en la provincia de Gansu 16 bebés desarrollaron cálculos renales después de haber sido alimentados con leche en polvo de la compañía gubernamental Grupo Sanlu. Esto se debió a que añadieron melanina a la leche para hacer que esta pareciera tener más proteína. La investigación reveló que el Grupo Sanlu había ignorado reportes de bebés enfermos desde el 2007, los ignoró y no investigó hasta el año siguiente.
Se estima que para Noviembre del 2007, la contaminación (intencional e ignorada) había infectado a 300,000 individuos, 54,000 bebés hospitalizados y seis muertos a causa fallo renal. Como consecuencia varios oficiales gubernamentales fueron obligados a renunciar, dos ejecuciones, una sentencia de muerte suspendida, dos sentencias de 15 años en prisión y tres sentencias de por vida. Continuaron confiscando productos con melanina hasta el 2010.

5. Enfermedad Minamata —Japón
La enfermedad Minamata afecta el sistema nervioso y es causada por envenenamiento agudo por mercurio. Los síntomas primero se observaron en gatos “bailarines” en las calles e incluyen: debilidad muscular, sentidos dañados y en casos severos, locura, parálisis, coma y la muerte. La enfermedad primero se dio en 1956 en una ciudad costera llamada Minamata.
La contaminación fue consecuencia de que la Corporación Chisso vertió desechos tóxicos con mercurio al mar, los animales marinos los fueron acumulando y personas que los consumían se envenenaron. 2,265 fueron afectados de los cuales 1,784 murieron. Para el 2004 la Corporación Chisso había gastado $86 millones de dólares para compensar a las víctimas.

4-Morinaga-Dried-Milk-Poisoning–Japan-1955

4. Leche en polvo Moringa —Japón
En la década de los cincuenta, la compañía de productos lácteos Moringa vendió leche en polvo con arsénico. La contaminación se dio cuando accidentalmente mezclaron el preservativo de la leche con el veneno. Los primeros síntomas eran diarrea y vómito por lo que fue difícil determinar la causa, el envenenamiento afectó a 13,400 personas y resultó en 100 muertes.
El jefe de producción de la fábrica fue sentenciado (después de un juicio de 18 años) a tres años en la cárcel.

3. Alcohol ilegal tóxico —India
En el 2011 143 personas murieron a causa de envenenamiento por ingerir alcohol ilegal en India. El alcohol ilegal fue corrompido al agregársele nitrato de amonio y/o metanol, los síntomas fueron dificultades cardíacas y respiratorias.
Después de asegurar 10 arrestos, uno de los custodios confesó que la contaminación había sido causada por un hombre codicioso que había agregado agua al alcohol para hacerlo más barato, y después el pesticida para darle sabor.

2. Contaminación de aceite de mostaza en Nueva Delhi —India
En 1998 el aceite mostaza usado popularmente para cocinar en la India, fue mezclado con el tóxico aceite de semilla de amapola mexicana. Los síntomas incluían hinchazón (principalmente de piernas), problemas respiratorios, diarreas, nausea, dolores de cabeza y glaucoma. Casos similares en los cuales se había usado amapola mexicana con mostaza se dieron en Madagascar, Fiji, Mauritos y Nepal.
En 1998 60 personas murieron y hasta 3,000 individuos fueron afectados. Desde entonces el caso se ha vuelto a dar.

1. Trigo envenenado —Afganistán
Entre 1974 y 1976 se dio un brote de la enfermedad veno-oclusiva hepática en Afganistán rural. Semillas de malas hierbas contaminaron trigo que se usaría para hacer pan, se estima que la contaminación causó la muerte de 1,600 personas y enfermó hasta 7,800 más.
Las semillas del yerbajo contienen alcaloides pirrolizidinicos que la planta proudce para volverse tóxica y evitar ser consumida. En el 2008 se volvió a dar un caso similar en el país, matando a 10 personas y afectando a 100.

[Best Health Science Degree Guide]

 

 



¿Cómo evitar el desperdicio de comida? Sigue estos sencillos consejos para lograrlo

De acuerdo con los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, si se redujeran las desechos de alimentos en un 25 por ciento se tendría la capacidad de alimentar a todas las personas desnutridas del mundo.

El desperdicio de comida es uno de los tipos de contaminación más peligrosos y cotidianos que suceden en muchos hogares. De acuerdo con los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, si se redujeran las desechos de alimentos en un 25 por ciento se tendría la capacidad de alimentar a todas las personas desnutridas del mundo. Inclusive, en los mismos supermercados se desperdician paquetes y latas con una fecha caduca, representando una gran pérdida tanto para la tienda como para personas que sufren hambruna y desnutrición. 

Por ello te compartimos unos sencillos y efectivos consejos que evitarán a desperdiciar la comida: 

– Congela y cocina las verduras

Para mantener los vegetales frescos –y evitar tirar las hojas “feas”, congela las hierbas frescas y cocina la lechuga. 

Escoge también lechugas con hojas más pequeñas, pues son más fuertes y poseen mayor cantidad de células pequeñas apiñadas una con otras. Esto permitirá que se mantengan frescas y crujientes por más tiempo. 

En caso que veas a las hojas marchitas, revívelas con un remojo rápido en agua fría. 

– ¿Se te pasó el arroz? Existen varias formas deliciosas de consumirlo

En el caso de que el arroz haya quedado apelmazado, es importante refigerarlo después de cocinarlo; después, al día siguiente, se puede cocinar con huevo y queso en tortitas fritas o con verduras rellenas. 

– Infusiones o licuados de frutas 

Puedes prevenir que se pudran las frutas convirtiéndolos en licuados, batidos, postres cocinados o incluso congelarlos. Por ejemplo, congela las uvas o las ciruelas y añádelas a bebidas o licuálas para smoothies. También pueden ser excelentes elementos para ensaladas con queso. 

– Aprovecha al máximo el pan 

Meter al congelador el pan en rodajas o entero puede ser una alternativa útil para evitar desperdiciar este alimento.

También se puede moler para hacer empanar la carne o el pescado; como pan tostado bañado en huevo revuelto y freílas como pan francés; o como croutons.

– Revisa la fecha de vencimiento

Algunas fechas de caducidad no se basan en la seguridad del producto, sino en su sabor. Por lo que si te comes unos yogures cinco semanas después de la fecha de vencimiento, no significa que te enfermarás, sólo les faltará sabor; o unos chocolates, pues la capa blanca que suele salir se debe a la exposición al aire de la barra y no de un hongo. 

Más en Ecoosfera

Esta empresa convierte los desperdicios de comida en trabajo y apoyo para los más necesitados



Remedios caseros para aliviar la fiebre

Muchas infecciones se mantienen en una temperatura corporal normal, por lo que el sistema inmune eleva la temperatura para eliminar del cuerpo a las bacterias

La fiebre es, a pesar del malestar que puede causar, la reacción natural de nuestro cuerpo para protegerse de una infección o una enfermedad. Muchas infecciones se mantienen en una temperatura corporal normal, por lo que el sistema inmune eleva la temperatura para eliminar del cuerpo a las bacterias. Por ello, en la mayoría de los casos, la fiebre es una respuesta corporal que debería dejarse ser.

Esto se debe a que, en caso de reducirla, podría causarse que la enfermedad durara más tiempo. Además, medicamentos como Tylenol o Advil tienden a producir efectos secundarios, tales como problemas del hígado a futuro. Debido a esto, en caso de que la temperatura se mantenga a menos de 39º, puedes dejar que fluya para combatir naturalmente a la infección. De lo contrario, si la fiebre supera los 39º o 40º, es importante disminuirla para evitar cualquier daño neuronal.

Estos hacks naturales te ayudarán a cuidar tu cuerpo en esos momentos de fiebre:

Toma un baño de agua tibia. Si lo haces con agua fría, el cuerpo reaccionará tratando de calentarse.

Enchílate. La capsaicina, una sustancia típica de los chiles, generará sudor y estimulará la circulación sanguínea.

Enfría el cuerpo desde dentro tomando bebidas frías o paletas de jugo de frutas.

Bebe muchísimos líquidos, como agua o tés herbales.

Coloca compresas de agua fría y arcilla en la frente, nuca y vientre.

Después de remojar los pies en agua caliente y los calcetines en agua fría (y exprimirlos), póntelos antes de acostarte.

Prepara una fusión de ruda y eucalipto. Junta en un frasco de vidrio unas ramas de ruda y eucalipto, dos pastillas de alcanfor y ron (hasta la mitad). Deja reposar durante 2 días y guárdalo en un lugar fresco. Cada vez que alguien tenga fiebre, calienta esta preparación y aplícala en las coyunturas.

Alcohol de romero como un cataplasma.

Probióticos.



Alerta: La mejor salsa cátsup debe prescindir de estos ingredientes

Es indispensable que a la hora de seleccionar qué tipo de salsa cátsup llevaremos a casa elijamos aquella que, al menos, produzca menos daños

En las hamburguesas, el hot dog, las papas fritas, las quesadillas; la salsa cátsup se encuentra en este tipo de comida tan pecaminosamente deliciosa. Es bien sabido que este tipo de alimentos producen efectos nocivos en el cuerpo, ya sea por la alta cantidad de químicos o de grasa que se ensancha en las células por lo que, en caso de que añadamos este condimento cremoso a esa comida no tan saludable, probablemente lastimaremos más a nuestro sistema.

Por ello es indispensable que a la hora de seleccionar qué tipo de salsa cátsup llevaremos a casa elijamos aquella que, al menos, produzca menos daños. Es importante fijarse en que el etiquetado diga: “salsa cátsup” (en vez de “salsa tipo cátsup”); qué tipo de endulzante contiene (en especial que no sea el jarabe de maíz de alta fructosa o azúcares) y si es libre de colorantes (sin rojo allura o rojo 40), espesantes o almidones.

Una alternativa más saludable de la salsa cátsup es la casera. Sólo necesitas jitomate, cebolla, ajo, miel, azúcar, vinagre, sal, mostaza, canela, pimienta, clavo y jengibre. Instrucciones: hierve los jitomates, ajo y cebolla; después pélalos, quítales la semilla y pícalos. A continuación, calienta el azúcar en una sartén, agregando el jitomate, la cebolla, el ajo, la miel, la mostaza y el vinagre. Revuelve bien y deja que se cocinen juntos. Finalmente añade sal, pimienta, canela, clavo en polvo y una pizca de jengibre. Deja que se cocine un poco más, licúa, cuela y listo.

Dale clic aquí para encontrar una alternativa saludable de la mayonesa, así como de cinco salsas que saben mejor si las haces en casa.

 



Conoce algunas técnicas para secar de manera natural algunos alimentos

Para cuidar tanto la cartera como al medio ambiente, te compartimos estos sencillos métodos

En los últimos años, el movimiento “Hágalo usted mismo” (DIY, por sus siglas en inglés) ha formado parte de una cultura revolucionaria en pos del cuidado personal y medio ambiente. Por ello, cientos de blogueros han expuesto técnicas para realizar cualquier tipo de producto: desde huertos urbanos hasta ropa realizada con otra reciclada.

Ahora, para cuidar tanto la cartera como al medio ambiente, te compartimos estos sencillos métodos de Katherine Martinko para secar tanto hierbas como algunos frutos, para usarlos en deliciosas recetas:

– Al Sol. Además de mantener sus cualidades químicas, esta técnica funciona siempre y cuando haya aire que circule alrededor. Usa una red sobre unos ladrillos; coloca una hoja de aluminio debajo para que refleje el calor y cubre los alimentos con una estopilla para mantener lejos a los insectos. También puedes colocar las rebanadas de frutas y verduras en la salpicadera del coche, con las ventanas cerradas, y dejarlas durante mucho tiempo.

– En el horno. Funciona para la carne, frutas, verduras y hierbas. Coloca el alimento en las rejillas del horno, a una temperatura muy baja. Deja que el fuego haga su deber durante media hora para las verduras y frutas, y unas cuantas horas para la carne.



The Junk Food Project Cafe, el proyecto que pretende alimentar a todo el mundo

Toda la comida que se sirve en ese lugar son productos etiquetados erróneamente, por lo que se busca cuál es el alimento comestible para ofrecerlo a personas en condición de calle.

A lo largo de la historia de la humanidad, pueblos enteros han desaparecido a causa de la hambruna. Actualmente, alrededor de 24 000 personas mueren cada día de hambre.

Expertos han tratado de comprender y ofrecer soluciones viables que exterminen esta situación derivada a la falta de recursos alimenticios. Muchos se enfocan en programas que puedan expandir los alimentos a zonas marginadas; otros, hacer donaciones para exportar e importar la comida a África, India, Asia, etcétera. Sin embargo, ¿qué pasa en las zonas donde sí hay comida (y hasta de sobra)?

Cuando dejamos restos de un platillo, tiramos a la basura comida cuya fecha de caducidad ya está vencida, o se nos echa a perder las frutas o las verduras… ¿qué haces con todo ese desperdicio de comida?

Se estima que  1 320 860 978 234 kg de comida se desperdicia en el mundo entero, significando prácticamente el 40 por ciento de la producción global. Tan sólo en un país del primer mundo, se desperdicia anualmente 15 240 703 600 kg de comida comestible, debido a una confusa legislación de inocuidad.  

Por ello el Real Junk Food Project Cafe, cafetería de Johanna Hewitt y Adam Smith, pretende cambiar poco a poco esa situación con un esfuerzo social entre profesionales y activistas. Toda la comida que se sirve en  ese lugar es “interceptada”; es decir, Smith y su equipo buscan los alimentos “pasados” en negocios locales de Reino Unido, después observan cuáles son los productos comestibles y ofrecen platillos para personas en condición de calle.

El concepto se maneja de acuerdo con lo que las personas deseen pagar; por lo que algunos clientes, de todas las edades, pagan con servicios, tiempo o dinero. El menú cambia diario, después de catar todo para prevenir alergias o problemas nutricionales. Les compartimos un video para conocer más del proyecto: 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca