Simulacro e ideología en el “turismo sustentable”

¿Hasta dónde la promesa del turismo obedece imperativos de clase, aún en sus versiones más “ecológicas”?

ecuador

El ecoturismo o turismo sustentable no es solamente una nueva moda entre los aventureros del “Primer Mundo” que buscan una experiencia de otredad extrema en algún país en desarrollo: se trata también de un avatar más del capitalismo globalizado para conquistar parcelas poco accesibles. Literal y metafóricamente.

Nola Solomon es un viajero que, al graduarse de la Universidad, decidió hacer un pequeño viaje a Ecuador. Sin embargo su interés no era propiamente turístico: Nola había viajado previamente a Kenya y Tailandia para hacer trabajo humanitario, y cuando supo que esta opción estaba disponible también en Sudamérica a través de una página web, no lo pensó dos veces.

Una pequeña agencia de viajes promete (por una módica cuota de $90 USD a la semana) un cuarto propio en casa de alguna familia dentro de la zona rural de San José de Las Tolas, a un par de horas de Quito, la capital de Ecuador. Por esta cuota el viajero recibe tres alimentos, acceso a un baño funcional y la posibilidad de prestar sus servicios de manera atruista en alguna de las 40 granjas sustentables del pueblo, cada una administrada por una economía gremial y familiar.

Al pie de los Andes, la visita turística hará que te levantes cada día de tu estancia a una experiencia de otredad radical, viviendo como un campesino andino: antes del amanecer estarás ordeñando vacas hasta que tus dedos duelan; luego pasarás unas horas nadando en alguna fresca laguna mientras comes empanadas con queso fresco hecho en el lugar. Por la tarde y hasta la caída del sol prestarás tu mano de obra para plantar o recolectar (según la estación) alguno de los cultivos propios del lugar, sobre todo árboles frutales.

Sin embargo, el impacto económico de la mano de obra “turística”, por así llamarla, no es lo que mantiene este nuevo tipo de turismo: de los $90 dólares que se pagan a la agencia de viajes apenas $5 van a parar a los bolsillos de la familia que te hospeda. A pesar de que pueda parecer desequilibrado, esa pequeña cuota hace más por la economía local que todo el supuesto trabajo que los viajeros realicen durante su estancia.

La construcción ideológica del “Tercer Mundo” es también una coartada fantasmática de disfrazar la diferencia: una nueva faceta del turismo que le permite a los viajeros experimentar no la experiencia de otro clima, otras costumbres y otras vistas, sino la (supuestamente) más radical experiencia de otra clase social.

Las agencias turísticas funcionan con un modelo mercadológico que en términos económicos es de poco impacto para las comunidades que reciben el “trabajo” de los visitantes extranjeros; sin embargo, las cuotas que estos pagan (impulsadas y protegidas seguramente por iniciativas gubernamentales de apoyo al turismo) permiten hacer pequeñas diferencias en la vida de tales pueblos. Según Nola, pronto pueblos como Las Tolas, enclavados en los lindes de la civilización occidental, estarán conectados también a Internet, poniéndolos en el mapa de los viajeros y turistas.

Ya sea que veamos la desaparición de estos lugares con nostalgia de tiempos que acaso nunca conoceremos, o como una muestra más del aparentemente imparable paso del capitalismo, lo cierto es que la experiencia del viaje está casi completamente en el viajero y en la conciencia con que este asuma su experiencia. Incluso en la medida, podríamos decir, en que la experiencia del viaje se convierta en mero simulacro e idealización.

[AlterNet]



5 actividades turísticas que deberás evitar en tus próximas vacaciones

Basta con tener consciencia sobre las actividades turísticas que no deberían continuar realizándose, para justamente evitarlas durante nuestros viajes.

Viajar es una de las actividades con mayor retroalimentación que facilita el crecimiento tanto emocional como psíquico, así como el desarrollo económico de los sitios turísticos que se visitan. Se trata de un apoyo mutuo que impacta positivamente en el viajero, los anfitriones e incluso el medio ambiente del destino que se está descubriendo; por eso es indispensable viajar de manera inteligente, responsable y sustentable. 

Una manera de hacerlo es mediante el ecoturismo, una tendencia que invita a realizar un turismo de manera responsable con el planeta y, en caso de ser necesario, con las comunidades que se encuentran en mayor contacto con su naturaleza. Poco a poco el ecoturismo ha ido ganando posicionamiento en la industria de los viajes; sin embargo, aún no es suficiente. Se requiere el apoyo del viajero para continuar fomentando el cuidado hacia el medio ambiente.

Basta con tener consciencia sobre las actividades turísticas que no deberían continuar realizándose, para justamente evitarlas durante nuestros viajes. A continuación te compartimos cinco actividades del turismo que no deberías hacer pues están relacionadas con abuso animal: 

– Las presentaciones con animales acuáticos como delfines, focas o ballenas –y mucho menos nadar con ellos–.

La mayoría de estos animales de la vida salvaje se encuentran en cautiverio, provocando la separación de sus grupos familiares y las constantes emociones de angustia y estrés. Esto genera que pierdan su habilidad de nadar largas distancias, se enfermen y reduzcan su esperanza de vida. 

– Montarse sobre el lomo de un elefante.

Es una de las actividades turísticas más populares en Tailandia y Vietnam, pese a ser una acción cargada de crueldad. En palabras de Humane Society, “La crueldad puede no ser evidente para los espectadores, ya que en muchas ocasiones ocurre detrás de los escenarios y en diversas formas – mediante el uso de métodos de entrenamiento abusivos; privándolos de contacto social con otros elefantes; condiciones denigrantes para sus patas, provocando artritis y otras enfermedades.” Los elefantes cautivos que los turistas cabalgan no son animales domesticados que siguen los deseos de los humanos; sino son animales que fueron abusados para volverse sumisos ante los humanos. En vez de ir a una cabalgada de elefantes, existen santuarios de elefantes en donde se encuentran varios ejemplares rescatados de esta crueldad. 

– Comprar souvenirs de coral.

Los arrecifes de coral implican 1/4 de la biodiversidad del ocean, fungiendo como un escudo contra las tormentas. Desafortunadamente la mina de los corales está afectando la salud de esta especie marina. Mineros marítimos extraen el coral de los océanos para usarlo como cemento para carreteras, joyería o rocas para acuarios. Esto provoca la degradación de los sistemas de arrecifes que provee vida al ecosistema marítimo y fungen como fuente de comida y economía para las comunidades locales. El hecho de que esté en venta no significa que proviene de fuentes legales. 

– Consumir bebidas con serpientes.

El vino o tequila de serpiente es una novedad fascinante; sin embargo es un problema para las cobras, una especie animal en peligro de extinción. Esta tradición se ha extendido durante siglos en Asia y alcanzado tierras latinas, encontrándose envuelta en actividades de crueldad animal: una serpiente puede tardar meses en morir en la botella, lo cual ha provocado numerosos accidentes posteriores a abrir la botella. 

 – Comer sopa de tiburón.

Habrá que agradecer a la antigua película de Jaws –1975– por producir una imagen ficticia de los tiburones como especies desalmadas y asesinas. Pero la realidad es que los tiburones son responsables de quizá una persona al año, mientras que los humanos son responsables de la muerte de 100 millones de tiburones al año. La pesca de tiburones se realiza principalmente por barcos asiáticos, los cuales venden sus ganancias a restaurantes que producen una sopa con el animal. En asia, la sopa de tiburón es considerada una delicia popular pese a no poseer ningún valor nutricional ni sabor significativo. 



10 sorprendentes lugares naturales que aún son vírgenes

Su paisaje prístino es una realidad, incluso su sonido y su dinámica de vida animal y vegetal.

Somos más de 7 mil millones de personas y la cifra va en aumento… Jamás tantas personas en el mundo habían tenido las posibilidades de movilidad que hoy existen, y aunque la mayoría vivimos prácticamente hacinados en las ciudades, uno pensaría que al menos los intereses de las corporaciones han llegado a todos los parajes terrestres.

Pero no es así, existen aún magníficos rincones de naturaleza que no han sido intervenidos por el hombre de ninguna manera; ni si quiera con una casa. Sitios exuberantes de vegetación y vida, algunos de ellos, francamente un secreto sobre su ubicación exacta para que ni los viajeros los vuelvan, posteriormente, turísticos.

Te presentamos una fina selección de genial.guru que se sale de lo convencional sobre este tipo de notas.

Lago del Bosque:

156505-R3L8T8D-1000-World-in-photo--The-Boreal-Forest-canada-1970480

 Foto:earth-chronicles

Se encuentra en Rusia, cerca de los montes Urales.

Tepuy, Venezuela:

155005-R3L8T8D-1000-0_9e42d_810e0609_XXL155055-R3L8T8D-1000-1Foto: kn3 / blazepress / samsebemagellan

El lugar significa la “Gran Morada de los Dioses”, en la sabana venezolana.

Cataratas Honokohau,Maui:

155205-R3L8T8D-1000-22b7542d7dedf6f4624af3c2959cfa961155155-R3L8T8D-1000-2Fotos: media / mirkrasiv / eco

Bosque lluvioso amazónico:

155505-R3L8T8D-1000-6014304-8968346155305-R3L8T8D-1000-3Fotos:lejournalinternational / schraubwerk / brasileiro

Toca hasta 9 países: Brasil, Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Guyana, Surinam, y Guyana Francesa.

Gangkhar Puensum:

154955-R3L8T8D-1000-0_144f0e_8e9bb029_orig155355-R3L8T8D-1000-4-1Fotos:imgur / amazonaws / lh4

Entre Bután y China. Esta montaña de una altura de 7570 metros es la más alta del mundo que no ha sido conquistada por el hombre.

Tsingy de Bemaraha, Bosque de rocas, Madagascar:

155105-R3L8T8D-1000-1307205230_mir0-1155405-R3L8T8D-1000-5Fotos: eclipses / travelel / mandalay

Rocas y cañones formadas incluso bajo tierra; algunas torres y cañones tiene una profundidad de hasta 120 metros.

El Archipiélago de Kerguelen:

155855-R3L8T8D-1000-Kerguelen_RallierDuBatty155455-R3L8T8D-1000-6Fotos: wikimedia / tomclarkblog

Conocida también como la Isla Solitaria, se encuentra en el océano Indico.

Islas Rock, Palau:

155905-R3L8T8D-1000-Limestone_Island_Palau155555-R3L8T8D-1000-7Fotos: gifsanimes / goodwp / medias

Alguna vez estuvieron habitadas por indígenas, pero llevan muchos años deshabitadas.

Dallol, Etiopía:

155805-R3L8T8D-1000-dallol_1155655-R3L8T8D-1000-8Fotos: flickr / wikimedia / turcanin

Atolón, Palmyra:

156455-R3L8T8D-1000-StrawnIsland155705-R3L8T8D-1000-9-1Fotos:wikimedia / werc / coastalcare

Ubicada en la zona ecuatorial del Pacífico, al sur de Hawai.



Palau, isla del Pacífico, prohíbe la pesca para convertirse en una zona de santuario marino

Palau, antiguo frente entre las tropas imperiales de Japón y la marina de EE.UU, va ahora a la vanguardia en la renovación del contacto con la naturaleza.

¿Dónde se encuentra Palau?

Se trata de un conjunto de islas al oeste Océano Pacífico, en un área de 459 km2, y una población total de 20 000 personas  Tiene como fronteras marítimas a Indonesia, Filipinas y los Estados Federales de Micronesia. Su capital es Ngerulmud, en el estado Melekeok.

¿Qué intenta hacer al prohibir la pesca?

Hace un par de días, su presidente, Tommy Remengesau Jr., declaró que la pesca quedaba completamente descartada de su potencial económico. Eso significa que 321.87 km2 área marítima estará dedicada al 100% a ser un santuario marino. ¡Se trata de un espacio similar al tamaño de Francia!

En su declaración, menciona que se tomó esta decisión porque:

No teníamos otra opción: el océano es nuestro modo de vivir. Es nuestra vida, nuestra cultura, nuestra economía. Yo siempre digo que la economía es nuestro ambiente, y nuestro ambiente es nuestra economía. De seguro se preguntarán por qué, por qué estamos haciendo esto. Tiene un verdadero sentido para nuestra sustentabilidad, para nuestras personas, para nuestras islas como nación, y para nuestra comunidad. Puedo decir que en mi generación, he visto cómo varios cardúmenes van disminuyendo, he visto cómo el tamaño físico de los peces se ha reducido. Esto va más allá de la pérdida económica de empresas o de otros países: estamos hablando de la vida, de lo que diezmará si no tomamos una acción responsable.

Por consiguiente, Palau pretende promocionar ecoturismo (por ejemplo, el buceo y el snorkel), como un potencial económico alternativo a la pesca. Y para conseguirlo, Tommy Remengesau Jr., considera la posibilidad de utilizar vigilancia aérea para el control de la pesca.



La suma importancia del turismo sustentable, según Céline Cousteau

La nieta del explorador más famoso de la era moderna difunde la importancia del turismo responsable para minimizar nuestro impacto.

Al ser una exploradora de tercera generación, Céline Cousteau entiende la importancia de preservar el medio ambiente y las culturas nativas de todo el mundo. Actualmente aparte de explorar el mundo como lo hicieron su padre y su abuelo, nadando con tiburones y recorriendo el Amazonas, se dedica a abogar por la preservación del medio ambiente, especialmente cuando viajamos.

Crecer en el Calypso, al lado de un hombre que le dio al mundo una visión y comprensión única de la complejidad de los ecosistemas marinos, Céline puede presumir una experiencia inigualable de vida. Experimentar de primera mano el romance entre su abuelo y el mar formó su visión del mundo por lo que, cómo su abuelo, busca difundir la importancia de cuidar nuestro impacto lo más posible, ella explica que “Cada parte del planeta está conectada. No podemos sólo viajar, tomar del medio ambiente e irnos a casa. Con nuestra presencia impactamos a comunidades y necesitamos hacer algo positivo cuando las visitamos”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Céline exploró el Amazonas por primera vez cuando era una niña y puede que esa sea la razón detrás de la fuerte atracción que siente hacia el río. Sin embargo su admiración no es pasiva, pone en práctica lo que predica y contribuye a mejorar la vida de la región llevando medicinas a las comunidades. Además opta por seguir los pasos de su abuelo al crear conciencia a través de documentales, colaboraciones con ONGs, y conferencias que buscan educar a las personas para minimizar el impacto que tienen al viajar y al vivir su vida en general. Armada con imágenes satelitales que evidencian que los asentamientos humanos son ahora manchas cafés en espacios que solían ser verdes, se dispone a educar al mundo.

Recientemente comenzó a colaborar con Contiki Holidays para educar a turistas y su personal sobre cuestiones ambientales, especialmente aquellos que afectan a los ecosistemas marinos, no obstante Céline nos recuerda de los aspectos primordiales de viajes sustentables “Coman mariscos y pescados sustentables. Escojan una compañía que practique turismo responsable —como contratar a los locales para dar de vuelta a la comunidad. Respeten a las comunidades locales y sus costumbres”.

Céline reconoce el peso de su apellido y lo usa correctamente, para educar y ayudar a otros. Lo mismo deberíamos hacer nosotros, usar nuestros medios y educación para impactar de manera positiva nuestra comunidad y medio ambiente.

El primer episodio del documental  de Céline que muestra los esfuerzos del programa de conservación MesoAmerican Reef (MAR) Leadership Program:

[Huffington Post]



Compañía constructora destruye la pirámide maya más grande de Belice para ocupar las piedras en una carretera

En Belice una compañía constructura derruyó el mayor complejo ceremonial maya, Nohmul, paar utilizar los escombros como relleno de una nueva carretera.

A digger claws away at the sloping sides of the Mayan pyramid in Belize

En un atentado increíble contra el patrimonio cultural de un país y aún de la civilización, una compañía derruyó la que hasta ahora se consideraba la pirámide maya más grande de Belice, el centro ceremonial de Nohmul, para utilizar los escombros en la construcción de una carretera.

El hecho fue denunciado por Jaime Awe, director del Instituto de Arqueología del país, que solo hasta la semana pasada detectó la destrucción del complejo con más de 2,300 años de antigüedad.

“Es un sentimiento de incredulidad increíble por la ignorancia y la insensibilidad, usaron esto para llenar un camino. Es como ser golpeado en el estómago, es tan horrendo”, declaró al respecto Awe.

Al parecer una de las razones por las cuales la compañía pudo demoler las ruinas fue porque estas se encontraban en medio de un ingenio azucarero privado, aunque igualmente es imposible descartar la mala fe de la empresa de nombre D-Mar y propiedad de Denny Grijalva, candidato a la alcaldía de la capital.

“Estos tipos sabían que se trataba de una edificación antigua. Fue pereza sangrienta”, remarcó Awe.

Las autoridades ya iniciaron investigaciones al respecto y es posible que se finque responsabilidad jurídica, pues las leyes del país protegen las construcciones prehispánicas sin importar que se asienten en terreno privado o público. Asimismo, se ha formado un grupo, “Citizens Organised for Liberty Through Action”, que presiona al gobierno de Belice para aclarar esta destrucción.

[The Guardian]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca