Rascacielo y frontera: hermosas imágenes del monte Roraima, en Sudamérica

Impresionantes vistas de una maravilla natural que separa tres países de América del Sur.

El monte Roraima es el más alto de la cadena montañosa conocida como Pakaraima, en Sudamérica.

Los 31 kilómetros cuadrados del área de Roraima están coronados por las altas puntas que rondan los 400 metros de alto y definen las fronteras entre Brasil, Venezuela y Guyana.

Las mesetas montañosas del Pakaraima están consideradas como unas de las más antiguas formaciones geológicas en el planeta, con una datación aproximada en 2 mil millones de años. El resultado son estos impresionantes paisajes elevados.

[ATII]

 

 



Una guía práctica para diferenciar los distintos tipos de nubes

Hay nubes altas medias y bajas; y distintos y hermosos tipos entre estas categorías.

A todos el cielo nos sorprende reiteradamente. Intuitivamente sabemos diferenciar los tipos de nubes, pero pocas veces sabemos ponerles nombres (hay que recordar que en ocasiones darle nombres a las cosas te puede ayudar a comprenderlas mejor). Existen distintos tipos de nubes según su altura, el tipo de clima en el cielo, y la densidad del vapor de agua: su apariencia es la clave para que puedas aprender a clasificarlas.  

Aquí te damos una guía básica y práctica para que aprendas a distinguir el tipo de nubes en el cielo.

NUBES ALTAS

Cirrus : son como unos pincelazos en el cielo, de una estructura delicada y delgada. Cuando son muy extensos suelen anunciar un frente frío.  

Cirrus_clouds2

 

Cirrocumulus: también son conocidas como nubes de borrego, son muy blanquecinas y con pocas sombras. 

Cirrocumulus

Cirroestratus: son pequeños cristales de hielo que suelen asemejar halos de luz al rededor del sol.

 Cirroestratus

NUBES MEDIAS 

Altocumulus: parecen también borregos agrupados, solo que estas son de un tono más grisáceo y suelen anunciar lluvias. 

Altocumulus_stratiformis_and_tree

 

Altostratus: es como un largo manto de nube, pero que permite ver un rastro de la luna o el sol.

Altostratus

Nimbostratus: asemejan ser apocalipticosas, como una gran capa de nube casi negra que suele conllevar una tormenta. 

nimbostratus_pannus_4

 

NUBES BAJAS

Stratocumulus: son como hileras gruesas de nubes, con algunas filas cercanas. Como si un gran ferrocarril hubiese exhalado esos caminos. Suelen ser muy largas y más oscuras que blancas.  

Stratucumulus

Stratus: como cascadas de neblina que suelen asentarse en los valles.

Stratus



Nubes, árboles y ríos: espejos del espíritu

La naturaleza tiene mucho que enseñarnos, quizá porque en un nivel básico, al observarla nos reconocemos en sus formas.

En la actualidad es fácil ignorar a la naturaleza. No tenemos tiempo, corremos constantemente de un lado al otro, si tenemos suerte puede ser a pie y si no pasamos horas en automóviles o en el transporte público. Estamos desconectados, lo cual conlleva serios problemas mentales y físicos relacionados a la depresión y al estrés.

Ya lo hemos dicho antes, la mejor manera de combatir los males de nuestra época es a través de la reconexión con la naturaleza. Varios estudios científicos han demostrado que las zonas con más árboles se comenten menos crimenes, que tener plantas en la oficina nos hace más eficientes, y que el sol combate el insomnio. Lo que necesitamos es darnos un breve respiro, y para hacerlo basta con voltear a ver las nubes, los árboles y ríos, cuerpos naturales como el nuestro.

173810

¿Cómo podemos identificarnos con las nubes? Quizá se trata de no hacerlo, de aceptar que ellas flotan a su propio ritmo, indiferentes a lo que podemos sentir o querer de ellas. Si observamos las nubes vemos que se unen y separan, siempre aparentemente ligeras, un ejemplo de desapego absoluto. Sus ritmos no son constantes, pueden tener remolinos, tornarse negras en cualquier momento, sin embargo los momentos más fuertes son transitorios. En la vida de las nubes y en la nuestra, ningún estado es permanente.

the_tree_of_life_by_isacg-d4nxdpf

Los árboles, en su silencio, nos hablan de soportar el paso de los años. Sus troncos muestran el daño causado por plagas, insectos, y demás fuerzas naturales. La vida de los árboles no es fácil, sin embargo ellos no se rinden; mientras más arraigan sus raíces en la tierra más crecen con ramas extendidas hacia el cielo. El crecimiento es simultáneamente interno y externo. Los árboles permanecen de pie en los tiempos más difíciles, inviernos, sequías y tormentas, se adaptan, sobreviven. Pueden perder sus hojas y ramas, pero se mantienen. En tiempos de abundancia crecen, dan flores y frutos embelleciendo el mundo.

tumblr_lyfnlfWJOY1qcy0o0o1_400

Los ríos, riachuelos y otros cuerpos de agua son, literalmente, las fuentes de la vida, pero también sonorizan todo lo que los rodea, nos arrullan y crean ambientes de reflexión. En temporadas de lluvia su caída es más fuerte, al igual que los árboles se adaptan a las temporadas y nunca son el mismo. Nada nos remueve del ajetreo de las ciudades como el sonido de un río, un movimiento azaroso y extrañamente melódico que nos permite los más bellos momentos de introspección.

Pero en el mundo en el que vivimos la mayoría, en enormes ciudades de asfalto y concreto, no podemos esperar a que se den los momentos para observar a la naturaleza, hay que crearlos. Tómate un tiempo para ir a caminar después de comer, para regar las plantas de tu oficina, para asomarte por la ventana y observar los árboles. Es la naturaleza la que detona los más afortunados momentos de introspección, un tesoro que debemos conservar para sentir las vibraciones que nos unen al planeta. 



La nueva guía alimenticia de Brasil da prioridad a los ciudadanos sobre las corporaciones

“Guía para alimentar a la población brasileña” es un documento magnífico y, además, promueve el disfrute y bienestar de comer fresco y sano.

Brasil acaba de hacer un movimiento importantísimo y admirable en el tema de la alimentación de sus ciudadanos. Publicó una guía que aconseja qué tipos de alimentos se deben comer más y cuáles deben ser evitados. Hace hincapié en el bienestar general que genera una dieta sana y sugiere maneras fáciles, sensatas y positivas en que los brasileños pueden alimentarse mejor. Les pide “ser críticos” con la publicidad de alimentos y no consumir comida procesada.

Es una lista realmente refrescante. Quizá lo más notable de ella es que enfatiza en la “comida lenta” (opuesta a la comida rápida) y promueve el disfrute de la cocina y el buen comer. El documento completo puede ser revisado aquí en portugués.

  • Prepara comidas con alimentos frescos.
  • Utiliza aceites, grasas, azúcar y sal con moderación.
  • Limita tu consumo de productos y bebidas listos para consumirse.
  • Haz comidas regulares y presta atención a lo que comes. No comas botanas o hagas muchas cosas mientras comes.
  • Come en ambientes apropiados. Evita establecimientos de “todo lo que puedas comer”.
  • Come en compañía cuando sea posible.
  • Compra comida en lugares que ofrezcan variedades de alimentos frescos. Evita aquellos que sólo vendan productos listos para consumir.
  • Siempre da preferencia a productos locales y de temporada.
  • Desarrolla, practica, comparte y disfruta tus habilidades para preparar alimentos y cocinar.
  • Planea de ante mano para dar espacio a la preparación y el consumo de tus alimentos.
  • Se crítico con la publicidad de productos alimenticios.
  • Cuando comas fuera, escoge restaurantes que sirvan platos frescos. Evita las cadenas de comida rápida.

El documento completo de la guía explica exactamente qué alimentos se deben comer más y cuáles se deben evitar lo más posible; por ejemplo, más granos enteros, raíces, vegetales, frutas, huevos, carne y agua, contra alimentos enlatados, mermeladas y frutas azucaradas, carnes frías, pan dulce, comida instantánea o congelada, bebidas energetizantes y refrescos.

Sería muy interesante que todos los países publicaran un documento con estas bases, planeado y redactado por personas competentes en el tema de la salud.



La luz esculpe montañas: científicos descubren que los relámpagos son los verdaderos artífices de las cordilleras

Dos geomorfologistas acaban de descubrir que el impacto de los relámpagos juega un papel esencial en moldear lasformas de las montañas que vemos hoy.

Si hace diez años le hubieran dicho al geomorfologista Stefan Grab que los relámpagos jugaban un papel estelar en moldear las montañas, seguro hubiera pensado que era una broma. Pero ahora las cosas han cambiado. Grab y su colega de la Universidad de Johannesburgo, el geólogo Jasper Knight, acaban de cambiar sus nociones convencionales acerca de las fuerzas que esculpen las montañas. En una investigación publicada en el diario Geomorphology, presentaron evidencia de que los rayos –en lugar del hielo o el calor— son la fuerza principal que destruye las rocas en la cumbre de las cordillera Drakensberg, o “Montañas dragón”, en África.

Al parecer, los impactos eléctricos dejan pozos de hasta un metro de profundidad que puede cambiar una roca del tamaño de un camión. Grab y Knight encontraron que las Drakensberg, como casi cualquier otra cordillera, no fueron esculpidas por los efectos climáticos del hielo, el calor o químicos –como hasta ahora se pensaba—sino que fueron moldeadas por numerosos impactos de electricidad.

Lo impresionante es que los relámpagos, a temperaturas de más de 30,00°C, pueden destrozar rocas en cuestión de milisegundos. “Básicamente”, apunta Knight, “provoca que explote una bomba en la superficie de la roca”. El equipo descubrió esto debido a la tremenda cantidad de electricidad que deja un relámpago tras de sí. Es como una firma magnética tan fuerte que hace que la aguja de un compás se vuelva loca cuando la acercas.

Y el fenómeno sólo se vuelve más interesante: las poderosas corrientes eléctricas también esparcen pequeñas grietas profundas entre las rocas. Esto permite que exista agua, plantas, hielo y calor que erosionan aún más las rocas. Así, el relámpago desata una serie de fenómenos que acaban por partir pedazos de montaña.

Nadie discute que las cordilleras del norte fueron esculpidas en gran medida por los ríos de hielo. Pero en los lugares donde las tormentas eléctricas son comunes, los rayos juegan un papel esencial en la erosión de las cimas. La luz esculpe las formas que vemos hoy en el horizonte de las cordilleras del mundo, eso es algo realmente fascinante de imaginar. Y en un mundo que se calienta cada vez más, el papel del rayo sólo seguirá creciendo.

lightning-mountain-650px-graphic-hight-resolution-cb1388782482



Un genocidio silencioso: los suicidios en una tribu brasileña

Cada semana un miembro joven de la tribu Guarani-Kaiowá se suicida. Investigadores creen que se debe a la pérdida de sus tierras, arrebatadas para su explotación comercial.

Por décadas, la tribu brasileña guarani-kaiowá ha sido obligada a abandonar sus tierras para que estas sean explotadas por agricultores. Aislados en una reserva, sus 31 mil miembros experimentan lo que algunos llaman un “genocidio silencioso”.Un miembro de esta comunidad se suicida casi cada semana.

Recientemente Survival International publicó cifras alarmantes: “La tribu tiene una tasa de suicidio 34 veces más alta que el promedio nacional,  como consecuencia de la pérdida de sus tierras ancestrales y los ataques constantes de grupos armados”.

Los suicidios se dan principalmente entre los jóvenes (en promedio tienen entre 15 y 29 años de edad, sin embargo, el más joven registró tan solo 9 años). Esta es la primera generación que ha crecido dentro de la reserva. Generalmente estas se encuentran en tierras peligrosas e infértiles, cerca de las carreteras o en las zonas sobrepobladas en donde la desnutrición, el alcoholismo y la insalubridad son comunes.

3guarani-jente1_article_column

Los guarani-kaiowá ya han perdido el lazo espiritual que tenían con sus tierras. Cuando los agricultores tomaron el territorio para cultivos, alteraron la estructura social de la comunidad. Antiguamente, cuando había una disputa entre las familias, una de ellas emigraba, pero hoy en día se ven obligadas a convivir, resultando en un alto índice de violencia dentro de las reservaciones.

Desde 1990 el gobierno reconoce la problemática de los suicidios, sin embargo, las precauciones han sido insuficientes para asegurar la supervivencia de los guaraníes.

Rosalino Ortiz, miembro de la tribu, explica que “la gente se suicida porque no tenemos tierras. En los viejos tiempos éramos libres, ya no somos libres. Nuestros jóvenes ven a su alrededor y piensan que no hay nada y se preguntan cómo podrán vivir. Se sientan y piensan, olvidan, se pierden a sí mismos y luego se suicidan”.

EL director de Survival International, Stephen Corry, declaró: “Los guaraníes no son un caso aislado —alrededor del mundo los pueblos indígenas tienen tasas de suicidio mucho más altas que la mayor parte de la población. El supuesto “progreso” destruye a los pueblos indígenas”.

La comunidad guaraní está decidida a pelear por sus tierras:

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca