La contaminación del aire mata más seres humanos que el SIDA y la malaria combinados: ONU

El mayor asesino de seres humanos en el planeta no es el SIDA ni las enfermedades infecciosas: es el aire mismo en el que habitamos.

Los mayores asesinos del planeta parecen estar en el aire mismo que respiramos: según un estudio comisionado por la ONU, la Organización Mundial de la Salud (OMS) llevó a cabo el más grande estudio sistemático para descubrir los mayores riesgos a la salud de las poblaciones, así como el avance de las pandemias más violentas a nivel mundial. El estudio permitió conocer los avances en materia de salud (hoy en día las muertes relacionadas con la maternidad, la desnutrición y las enfermedades infecciosas están en un mínimo histórico, incluso comparado con las cifras de hace 20 años), así como los retos pendientes.

Entre los pendientes destaca sin duda la contaminación del aire, tanto dentro de los hogares como en la atmósfera. Sabemos que la calidad del aire en las ciudades es mala, por decir lo menos, pero pocas veces consideramos hasta qué punto respirar es casi un acto suicida:

Según el reporte, cada año mueren 3.5 millones de personas por contaminación del aire dentro de sus casas, mientras otras 3.3 millones mueren por la contaminación ambiental externa. Otros 0.5 millones mueren por una combinación de ambas, lo que suma 6.3 millones de muertes al año a causa del aire contaminado, casi el doble de lo estimado.

Según la ONU, el SIDA mata cerca de 1.7 millones de personas al año, mientras que la malaria termina con 660 mil vidas. A pesar de la urgencia por seguir combatiendo estas enfermedades, la ONU destaca que la contaminación del aire mata más personas que el SIDA y la malaria juntas.

Las soluciones son bien conocidas pero de poca ayuda si no se aplican a gran escala: reemplazar las fuentes de energía eléctrica por fuentes renovables, utilizar transporte público o medios de transporte no contaminantes, reducir las emisiones de gases contaminantes investigando combustibles no fósiles, además de proveer a los más pobres con estufas no contaminantes: por aterrador que parezca, la primera causa de emisiones contaminantes dentro del hogar proviene de cocinas a base de leña y carbón. No hay tiempo que perder.

[MNN]



La increíble historia de la bicicleta, el medio de transporte más ecológico del mundo

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar.

Sobre una silla de montar y dos ruedas, se presentó lo que hoy se considera la primera bicicleta en el mundo, un medio de transporte no contaminante que se ha convertido en todo un deporte de alto impacto.

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar, pesaba 20 kilogramos, se dirigía con un sistema rudimentario de manillar y el impulso se lograba con los pies. Fue bautizado como Draisine o hobby horse (caballos de batalla), ya que fue una alternativa a los caballos que transportaban carga.

Algunos aristócratas londinenses adquirieron este invento como un medio de transporte, sin embargo, años más tarde se prohibió su uso debido a que se consideraba un peligro para los peatones.

La bicicleta regresó al mercado en 1860 con el nombre de “velocípedo”, la cual contaba con un mecanismo de dos ruedas de acero, pedales y un sistema de engranaje. El alemán Karl Kech se atribuyó la invención, pero el francés Pierre Lattent fue quien consiguió la patente.

En Latinoamérica, la bicicleta tardó algunos años en llegar, pero poco a poco fue sustituyendo en algunas regiones a los caballos, burros y mulas como transporte. Incluso, se convirtió en una herramienta muy útil de trabajo para algunos oficios, como vendedores de pan, carteros y repartidores de periódicos.

bicicleta

A lo largo de los años, la bicicleta ha sufrido varios cambios, especialmente en el tamaño de las ruedas y los materiales para su fabricación. Al inicio de su comercialización era un artefacto caro, sin embargo, su producción masiva ha reducido los costos al público.

El nacimiento del ciclismo como un deporte popular se remite al 31 de mayo de 1868, cuando los hermanos Olivier se asociaron con la empresa fabricante Michaux para organizar una carrera de “velocípedos” en Saint Cloud, París. Se presentaron 7 ciclistas para recorrer 1,200 metros de distancia. El ganador fue el británico James Moore que hizo el recorrido en 3 minutos y 50 segundos. Años más tarde, el primer Tour de Francia se efectuaría en 1903 y contaría de un trayecto de 2,428 kilómetros.

Actualmente, la bicicleta es una opción de transporte ecoamigable, ya que no emite gases contaminantes y disminuye la presencia de vehículos en las calles, por lo que reduce congestionamientos viales. Además, montar en bici es una actividad física que trae consigo excelentes beneficios a la salud, como fortalecer el sistema cardiovascular, bajar de peso y reducir el estrés.

Te invitamos a rodar entre la naturaleza, ya que es una experiencia muy relajante y divertida.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Estas son las 4 ciudades más limpias del mundo por continente

Algunas urbes están haciendo un trabajo notable en la reducción en la emisión de carbono a la atmósfera.

Muchos esfuerzos para disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera, y con ello el calentamiento global, se han estado haciendo a nivel local, es decir, en las ciudades. Por lo anterior, algunas urbes están a la cabeza de la vanguardia en la construcción de ciudades más limpias, independientemente de los avances a su nivel nacional. 

Así, muchas ciudades avanzadas en la lucha contra el cambio climático, lo están haciendo gracias a iniciativas ciudadanas o de los gobiernos regionales. Como parte de una lista elaborada por la aplicación Hassle.com y con base en criterios de iniciativas para contrarrestar el cambio climático en las ciudades, las siguientes urbes han sido catalogadas como las ciudades más limpias del mundo. Evidentemente el criterio es un tanto subjetivo pero los argumentos quizá podrán convencerte. 

 

En América del Norte 

Chicago, E.U: esta ciudad tiene más techos verdes de todos los que existen en la totalidad de las ciudades de este país, con dos millones de pies cuadrados de áreas verdes altas.

 

Asia

 Tokyo: A pesar de sus 13 millones de habitantes, sorprendentemente, la ciudad tiene los menores niveles de emisión de CO2 en todo Asia. 

 

Sudamérica y África: 

Bogotá, Colombia: tiene uno de los sistemas de transporte público más eficientes de todo el mundo. Gran parte de sus más de 8 millones de habitantes hacen uso de este sistema, lo que permite que la ciudad sea limpia. 

 

Oceanía: 

Sidney, Australia: una de las metas de esta ciudad es la reducción de sus emisiones de CO2 en 30% para el año 2030 y sus metas han ido ganando terreno por lo que el objetivo pinta muy alcanzable.



Todo lo que somos: análisis psicoartístico de los ciclistas en la ciudad de México

La propuesta consiste en tomar fotografías desde un plano cenital al ciclista con su bicicleta y lo que lleva dentro de su mochila.

Ella va falda, tennis y una mochila en la espalda. Él, de traje andando con un portafolio. Ambos andan en bici sobre la ciclopista. ¿Cuán diferentes pueden ser? 

Para saberlo, dos jóvenes diseñadores gráficos y amantes del ciclismo han dado inicio a el proyecto Todo lo que somos, que de a conocer la personalidad de algunos ciclistas mexicanos. ¿El modo? A través de la fotografía. 

Gisela Ochoa y Franco Hidalgo, los encargados del proyecto, intentan expresar a través de las imágenes la amplia gama de personalidades que existe entre los asiduos al ciclismo urbano. 

De acuerdo con Gisela, el proyecto busca “retratar más allá de lo visible a primera vista. Un ciclista es una persona con sueños, anhelos, proyectos e historias que contar. Es un montón de cosas que si no pones atención a los detalles, lo intrincado de su carácter se va revelando.”

Todo lo que somos inició como un proyecto internacional en París con el mismo objetivo. Ahí, unos fotógrafos invitaron a Gisela a formar parte del movimiento para demostrar la profundidad emocional de los ciclistas en otros países. 

La propuesta consiste en tomar fotografías desde un plano cenital al ciclista con su bicicleta y lo que lleva dentro de su mochila. De ese modo se desentrañará las cosas que los ciclistas cargan, hablando mucho de su personalidad y sus historias. Gis_1



¿Cómo te afecta la contaminación acústica?

La exposición prolongada a la contaminación acústica se asocia con la pérdida de sueño, presión sanguínea elevada, dolor de cabeza, problemas digestivos y cardiovasculares, entre otros.

El término se refiere al ruido, sonido excesivo y molesto, provocado por las actividades humanas (tráfico, industrias, construcciones de obras públicas, fiestas, aviones, locales de ocio, etcétera), que ocasiona efectos negativos en la salud física y mental de las personas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el límite superior de acústica al aire libre es de 55 decibeles; sin embargo, en lugares como la ciudad de México o Berlín, los niveles oscilan entre 70 y 99 decibeles. En consecuencia, desde 1972, la OMS reconoció al ruido como un agente contaminante y como una falta cívica.

Investigaciones alrededor del mundo, en especial del Chalmers University of Technology, en Suecia, sugieren que la exposición prolongada a la contaminación acústica se asocia con la pérdida de sueño, presión sanguínea elevada, dolor de cabeza, problemas digestivos y cardiovasculares, insomnio, estrés, irritabilidad, bajo rendimiento, pérdida de años de vida así como de audición.

Esta situación es el segundo problema ambiental, después de la contaminación, que repercute en la población a nivel emocional y de salubridad. Sin embargo, las reformas legislativas en relación a la contaminación acústica son insuficientes: “El número de personas expuestas a este tipo de contaminación en nuestras ciudades se mantiene en un alto nivel. Actualmente, el ruido del tráfico se relacionada con problemas de la salud ocasionados por el estrés, como las enfermedades cardiovasculares.” Tor Kihlman, profesor en Chalmers University y autor de la investigación.

Para él, no existen soluciones técnicas sencillas para resolver el problema del ruido causado por el tráfico, así como tampoco una prevención para proteger a nuestros oídos:

La división de las responsabilidades no está clara. Muchas de las medidas necesarias son ideales para implementarse en ciudades densas. Son, en su mayoría, lo necesario para abordar el cambio climático. Por lo que es doble el beneficio para luchar contra este tipo de contaminación. […] Los problemas relacionados con el ruido del tráfico de las calles no pueden ser resueltos efectivamente con tan sólo tomar acciones con la fuente del ruido, tampoco con tecnología previsible. Por consiguiente, el estudio también se enfoca en planificar y construir medidas. Sin embargo, los métodos actuales, de medir y describir las emisiones del ruido, tampoco son suficientes ni adecuados desde el punto de vista del ciudadano afectado.

8080_3186_outlaw_bikers_hells_angels-4_04700300_pec6h7ytenr4mwgxehecgrp6ilncurxrbvj6lwuht2ya6mzmafma_610x389

Entonces, ¿de qué manera podemos reducir el ruido como parte del proceso de desarrollo de una ciudad? De acuerdo con el estudio, existen cinco posibles acciones:

  1. Orientar adecuadamente los edificios altos, con el fin de que actúen como escudos contra el ruido.
  2. Implantar un límite de velocidad que no rebase los decibeles indicados por la OMS, en especial durante la noche.
  3. Mejorar la pavimentación de las calles, ya que ayudan a reducir el ruido causado por el tráfico.
  4. Motivar a las personas a que caminen o anden en bicicleta, reduciendo así el ruido automovilístico.
  5. Regular el transporte público, con el fin de que genere al menos el mismo nivel de decibeles que el flujo automovilístico.

 

 

            



Publicidad que limpia: el singular caso de un anuncio en Manila

El Río Pasig, Manila, atraviesa la ciudad y lleva consigo toda la polución del agua. Fue declarado biológicamente muerto hace 20 años, pero ahora un nuevo proyecto le ha dado al agua una nueva esperanza.

En el mejor de los casos, los asentamientos humanos se dan gracias a cierto nivel de planeación. Nuestros ancestros tomaron la decisión de erigir una ciudad en un espacio bien ubicado, con una fuente de agua dulce cerca, en un espacio apto para el crecimiento de la población. Muchas veces, con este crecimiento, los avances médicos y tecnológicos, espacios que solían ser verdes y limpios se llenan de esmog y otros tipos de contaminación.

Afortunadamente, el mismo ímpetu tecnológico que ha resultado en la contaminación de estos espacios, ahora se mueve en contracorriente y busca limpiarlos con desarrollos y proyectos que se mantienen en sintonía con el medio ambiente. Entre estos se encuentra  el libro que purifica el agua.

Otro de estos proyectos es el anuncio acuático de Manila. La marca de cosméticos orgánicos Shokubutsu Hana de Japón, la Comisión de Rehabilitación del Río Pasig, Vetiver Farms de las Filipinas y la agencia TBWA\SMP se unieron para crear un anuncio flotante que absorbe la contaminación del mismo, cuyos altísimos niveles le han quitado por completo todos sus atributos naturales.

El anuncio dice: “Río limpio pronto”. Según el equipo que estuvo a cargo del proyecto, la instalación puede limpiar entre 7,500  y 30,000 litros de agua cada día. Planean instalar más anuncios de este tipo en todo el río.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca