Ecoosfera - La difusión de información es nuestra forma de contribuir a la eco revolución

Close

El tratamiento natural para las úlceras gastroduodenales

papaya

 Imagen: Luz Adriana Villa A. /flickr

 

INTRODUCCIÓN

Para abordar el tema que hoy nos ocupa debo resaltar brevemente algunos puntos de dos   entregas anteriores en las cuales  expuse  el tratamiento natural de la gastritis, padecimiento estrechamente relacionado con las úlceras  pépticas.

  1. Recordemos que en el 90% de los casos de úlceras pépticas se confirma la infección por la bacteria Helicobacter pylori , pero sólo un pequeño porcentaje de quienes sufren de dicha infección llegan a desarrollar úlceras. El H. Pylori ha convivido con nosotros desde el origen de nuestra especie, sin embargo la gastritis y las úlceras son consideradas enfermedades de la civilización.  Por otra parte, la campaña mundial  de erradicación del H. Pylori con antibióticos , que ya lleva tres décadas,  ha generado un incremento de ciertos padecimientos gastroesofágicos. Ante esta paradoja, algunos autores han puesto en duda que la erradicación del H. Pylori mediante antibióticos sea la estrategia correcta para combatir la gastritis y la úlcera péptica, ni tampoco para la prevención del cáncer gástrico.
  2. 2.    Existen numerosas evidencias histórico evolutivas,  etnomedicinales y otras  basadas en estudios clínicos modernos, que demuestran que es suficiente fortalecer la respuesta defensiva del organismo para controlar los efectos lesivos que puede producir la infección por H. Pylori, sin necesidad de erradicarlo.
  1.    POR DESGRACIA LA ESTRATEGIA MODERNA PARA EL COMBATE DE LA GASTRITIS Y LAS ÚLCERAS CONTINÚA CENTRADA EN EL USO DE ANTIBIÓTICOS Y ANTIÁCIDOS QUE, SEGÚN VIMOS, CONLLEVAN DIVERSOS EFECTOS SECUNDARIOS NOCIVOS.

El uso ocasional, en casos estrictamente necesarios, del protocolo farmacológico,  si se lo acompaña de los tratamientos holísticos, es una opción aceptable. El problema estriba en el uso unilateral del tratamiento farmacológico, que al no ser apoyado por las necesarias medidas de higiene vital, conlleva a la cronificación del padecimiento: H. Pylori resistente a los antibióticos, tratamientos farmacológicos recurrentes, efectos secundarios concomitantes, continuidad de los malos hábitos de vida, etc.

A continuación comparto con los lectores algunos consejos de Medicina Natural para el tratamiento de las úlceras gastroduodenales. En algunos casos estos consejos pueden coincidir con los tratamientos recomendados para la gastritis.

¿QUÉ ES LA ÚLCERA PÉPTICA?

La úlcera péptica es una lesión de la mucosa protectora que reviste al estómago y al duodeno (primera parte del intestino delgado), lesión que se caracteriza por afectar la capa muscular de dicha mucosa. También puede afectar la parte  del esófago más cercana al estómago.

LAS CAUSAS DE LA ÚLCERA PÉPTICA

Robin Warren y Barry Marshal, en 1982,  demostraron la altísima correlación entre la infección por H. pylori y la inflamación de las paredes del estómago y dejaron claro que esta bacteria se asocia hasta con el  90% de las úlceras duodenales y casi  un 80% de las úlceras gástricas. Sin embargo, según ya dije, la inmenza mayoría de los portadores de dicha bacteria nunca llegan a desarrollar una úlcera. De suerte que es necesario abordar de una manera más global el problema.

Es más acertado afirmar que “la úlcera péptica resulta del desequilibrio entre los factores defensivos y los factores agresivos” a los cuales se ve sometida la mucosa gástrica, en particular y nuestro organismo en general (1).

-. El ácido gástrico es muy corrosivo, si lo aplicáramos sobre la piel produciría una fuerte lesión. El ácido estomacal es necesario para digerir las proteínas. ¿ Por qué el estómago no se digiere a sí mismo?, ha sido siempre una pregunta importante. El estómago cuenta como primera línea defensiva con un gel mucoso que lo reviste y lo protege contra el ácido clorhídrico, los virus y las bacterias. Esta mucosa también secreta bicarbonato para crear un ambiente antiácido en la superficie de la mucosa. Además las células de la mucosa se renuevan constantemente.

-La prostaglandina (3) E2 incrementa la secreción mucosa del estómago,  disminuye la secreción de ácido y promueve la formación de micro capilares sanguíneos; la prostaglandina PGI2 ( llamada prostaciclina) actúa como potente vasodilatador y anticoagulante. Las 
prostaglandinas se ocupan de mantener la integridad y proliferación de la mucosa gástrica, al asegurarle un adecuado riego sanguíneo. Casi todos los mecanismos de defensa de la mucosa dependen de prostaglandinas.

-El epitelio ( revestimiento celular)  superficial del  estómago se regenera permanentemente; cada 10 días se renueva totalmente.

-La microcirculación lleva oxígeno y nutrientes a la mucosa, al mismo tiempo que extrae sustancias tóxicas. Las lesiones de la mucosa gástrica incluyen el deterioro de la red de micro capilares y por ende del flujo sanguíneo. La reparación de esta red circulatoria lleva, según A Tornawiski , a una mejor y más rápida reparación de la mucosa gástrica.

-La matriz extracelular, está conformada por tejidos y fluidos que rodean a las células, representa el 60% de nuestro peso corporal. Anteriormente se creía que simplemente cumplía un papel de sostén, pero actualmente se ha reconocido que su función va mucho más allá: la matriz permite el intercambio de información entre las células y su entorno, optimizando las funciones de las células y los órganos, e influenciando los procesos de crecimiento y regeneración celular.

Basándome en este artículo y en el trabajo de A Tornawiski (2),  puedo proponer  los siguientes factores agresores y defensivos:

tab1

Resulta evidente el equilibrio entre los factores defensivos y agresivos determina el bienestar del estómago. Tanto el incremento de las agresiones, cuanto el debilitamiento de las defensas puede desembocar en la lesión, más o menos grave , de la mucosa gástrica.

Resulta interesante adoptar en este punto la perspectiva de la medicina evolutiva: si observamos los factores defensivos, podemos decir que se desarrollaron como respuesta evolutiva al conjunto de factores agresivos que acompañaron a la génesis de la especie humana. Pero si observamos los factores agresivos, no podemos afirmar lo mismo: mientras que el ácido clorhídrico, la pepsina, el H. Pylori y el estrés,  han estado ahí desde nuestros orígenes, los AINES ( antiinflamatorios no esteroideos), los antibióticos, el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaquismo son elementos agresores novedosos y lo mismo podemos decir de los niveles de estrés de la vida moderna. A todo lo cuál debemos sumar dos cosas más: la vida sedentaria, que demerita la totalidad de nuestro sistema circulatorio y la pésima alimentación moderna que empobrece , entre otras cosas, el aporte de antioxidantes.

Visto de conjunto, este panorama nos lleva a una situación en la cual la mucosa gástrica se ve más agredida que nunca antes y, paradójicamente, peor  nutrida.

Siendo esta la norma en la actualidad, no es de extrañar que la gastritis y las úlceras sean consideradas como  enfermedades de la civilización.

Añada usted a esto querido lector(a) el echo de que cuando sufrimos de molestias gástricas, nuestra primera respuesta es recurrir a un fármaco, en lugar de evaluar y mejorar los hábitos de vida  y comprenderá por qué hoy en día la gastritis es una enfermedad frecuente y las úlceras pépticas también.

TRATAMIENTOS NATURALES PARA LA ÚLCERA

LA COL BLANCA Y LAS ÚLCERAS 

El jugo de col blanca es un excelente remedio para tratar las úlceras estomacales e intestinales. También es útil para tratar a los pacientes alcohólicos que padecen del hígado y de problemas estomacales, señala el afamado antropólogo medico John Heinerman (4). Este autor cita un estudio del Journal of the American Medical Association (del 25 de noviembre de 1961) y dos artículos publicados en el Medical Journal of Australia (15 de diciembre de 1979 y 9 de febrero de 1980) que refieren la utilidad de la col para estos casos y atribuyen su eficacia al factor, o vitamina, U y a la presencia de  aminoácidos azufrados.

col

Fue el Dr. Garnett Carnett Cheney el pionero del uso de la col blanca para tratar las úlceras pépticas (5). Mientras laboraba en  la Universidad de Stanford, publicó desde 1949  una serie de reportes científicos sobre el tratamiento de úlceras estomacales y duodenales con jugo de col. Este médico norteamericano trataba los pacientes haciéndoles tomar 4 o 5 veces al día 250 ml. de jugo de col blanca crudo. Observaba que en un plazo máximo de 5 días desaparecían los dolores y las úlceras curaban en unos 14 días. Fue este médico quien habló del factor U (úlceras) de la col blanca.

El Dr. Cheney comenzó su trabajo con animales de laboratorio y posteriormente realizó estudios con seres humanos. En uno  de sus estudios recetó el jugo de col blanca a 55 pacientes con úlcera gástrica, duodenal y del yeyuno. Todos, excepto tres, mejoraron. Pero además, el Dr. Cheney comunicó que en comparación con los tratamientos convencionales, su tratamiento reducía en 33% el tiempo necesario para tratar las úlceras gástricas y en un 83% para las duodenales. Posteriormente, llevó a cabo un estudio doble ciego con 57 pacientes en la prisión de San Quintín y obtuvo excelentes resultados: en tres semanas el 92% del grupo tratado con jugo de col blanca, mejoró contra un 32% del grupo que recibió placebo. Estos últimos, al recibir el jugo de col blanca, también mejoraron rápidamente (6).

Investigaciones posteriores han arrojado luz sobre el efecto anti ulceroso de la col blanca

–     En los 60’s científicos húngaros señalaron que habían comprimido el factor anti ulceroso de la col blanca en tabletas y que podían tratar úlceras estomacales.

–     Un grupo de científicos hindúes, dirigidos por el Dr. G.B. Singh, descubrieron en experimentos con animales de laboratorio, al observar los cambios celulares en diversas etapas de la curación de las úlceras, que el proceso de regeneración dependía del nivel de las mucinas estomacales. La mucinas son proteínas ricas en carbohidratos y son el componente básico de la mucosa que protege al  estómago. Estos investigadores descubrieron que la col blanca es rica en sustancias análogas a las mucinas estomacales y atribuyeron a dichas sustancias el efecto preventivo y terapéutico del jugo de col blanca para las úlceras.

–     En 1973 un grupo de científicos que investigaba los efectos de algunos fármacos anti ulcerosos, descubrió en las hojas de la col blanca sustancias idénticas a un fármaco que estimula las células de la pared estomacal encargadas de producir la secreción mucosa que conforma una barrera contra el ácido estomacal.

La col blanca es rica en vitamina C, vitamina K, ácido fólico y selenio, por lo cual, puedo afirmar que, contribuye a mejorar las defensas antioxidantes del organismo, a prevenir sangrados y a cicatrizar. La col blanca también tiene propiedades bactericidas y ayuda a expulsar gusanos intestinales.

Por lo demás, hay que decir que son numerosos los estudios modernos que han confirmado el papel protector de la col blanca contra el cáncer, especialmente de colon, de pulmón y de vejiga.

La glutamina de la col es considerada en la actualidad  como el agente terapéutico clave  de la col blanca para tratar las úlceras.

La glutamina es un aminoácido sumamente abundante en nuestro cuerpo, que entre otras funciones tiene la capacidad de regenerar la mucosa gastrointestinal y ejercer un apoyo antioxidante. El beneficio que la glutamina proporciona al revestimiento mucoso del tubo digestivo depende de varias acciones:

-Por un lado, constituye la fuente principal de energía para las células de las paredes del intestino delgado y del colon, y como sabemos el mantenimiento de niveles óptimos de energía en dichas células es para mantener el ritmo de regeneración continua que caracteriza a la mucosa gastrointestinal,

-Además, un buen aporte de glutamina fortalece uno de los más importantes mecanismos de defensa antibacterianos del tubo digestivo: ayuda a la secreción de las inmunoglobulinas de tipo A,

– La glutamina contribuye a proteger a la mucosa gastrointestinal de los efectos producidos por el stress oxidativo, al servir como precursor para la síntesis del antioxidante maestro glutatión.

-Digamos también, que el aporte de glutamina ejerce también un efecto benéfico sobre el sistema inmunológico, en particular incrementando la producción de algunas sustancias antitumorales y también sustentando la actividad de las llamadas células acecinas naturales. Así mismo, se sabe que fortalece la función de los neutrófilos y los monocitos, capaces de devorar  agentes extraños al organismo.

¿ CÓMO TOMAR EL JUGO DE COL BLANCA?

Diversos autores coinciden en que la col blanca es útil cruda y en jugo (no cocinada, ni picada) para combatir las úlceras. El apio se puede combinar con el jugo de col, mejora su sabor y también muestra actividad  anti ulcerosa (7), además es un gran alcalinizante.

El Dr. Cheney recomendaba tomar al día un litro de jugo compuesto por ¾ de jugo de col blanca y ¼ parte de jugo de apio. El jugo se debe repartir en 4 tomas de 250 ml. c/u (1 vaso) y prepararlo cada vez que se valla a consumir.

Otra posibilidad consiste en añadirle al jugo de col blanca  jugo de zanahoria y aumentar progresivamente la cantidad de col blanca, no sólo para mejorarle el sabor, sino también para atenuar el efecto flatulento de la col blanca, además la zanahoria es muy eficaz para tratar las enfermedades gastrointestinales.

 

 

GLUTAMINA 

Un estudio doble ciego con 57 pacientes comparó la glutamina con la terapia farmacológica convencional: (antiácidos, antiespasmódicos, dieta blanda y leche).

La glutamina resultó ser más efectiva.

Veinticuatro pacientes tomaron 1.6gr al día de glutamina y el resto tomó el tratamiento convencional.

Doce de los 24 pacientes que tomaron glutamina presentaron una curación completa en dos semanas (según chequeo radiológico) y 22 de las 24 pacientes reportaron sentirse totalmente aliviados y curados en 4 semanas.

La glutamina actúa restableciendo la regeneración de las mucosas protectoras del estomago y de los intestinos. ( 8 .nota 17 Murray y Pizzorno)

FLAVONOIDES.

Los compuestos fenólicos son de los más abundantes en el reino vegetal.  En la última década han sido objeto de atención por sus efectos protectores sobre la salud. Se ha demostrado que contribuyen a la prevención de diversos tipos de enfermedades: cardiovasculares, oncológicas, neurodegenerativas, diabetes, osteoporosis, padecimientos gastrintestinales, etc.. En cuanto al área gastrointestinal los polifenoles han demostrado ejercer efectos antioxidantes,  anti ulcerosos y protectores de la integridad celular en tubo gastrointestinal. Debido, en parte, al fracaso del uso masivo de antibióticos y antiácidos en la lucha contra las gastritis y las úlceras, diversos centros de investigación han puesto su atención en los polifenoles como agentes anti ulcerosos, que además pueden ser utilizados tanto preventiva como terapéuticamente . Algunos de ellos también combaten al H. Pylori (9, 10)

¿ CÓMO INCREMENTAR EL APORTE DE FLAVONOIDES?

El primer paso es incrementar el consumo de frutas y verduras en nuestro consumo diario de alimentos debemos incluir al menos 5 porciones al día de alimentos vegetales ( frutas o verduras). Por otro lado, podemos utilizar algún suplemento rico en polifenoles, mencionemos por ejemplo, el extracto de té verde ( Camelia sinensis), rico en catequinas. Las catequinas han demostrado ser capaces de inhibir la producción y secreción de histamina en el estómago, sustancia que estimula la producción del ácido clorhídrico.

Para obtener estos beneficios debemos consumir algún suplemento a base de un extracto concentrado de té verde.

OROZUS (Glycyrrhiza glabra)

Esta planta ha sido ampliamente estudiada en el tratamiento y la prevención de las úlceras pépticas. La parte utilizada con fines medicinales es la  raíz.

orozuz_raiz

En diferentes estudios  ha demostrado ser igual de efectivo o mejor que los medicamentos más comúnmente usados en estos casos como el Tagamet,  o diversos antiácidos. Y esto es así tanto en el tratamiento a corto plazo como en el mantenimiento a largo plazo. Pero además no produce efectos secundarios y es más barato.

El orozuz, también conocido como licorice, actúa a través de diversos mecanismos que incrementan los factores defensivos a nivel del estómago. Se ha demostrado que ejerce un efecto antiinflamatorio, antioxidante, inmuno estimulante y al mismo tiempo, reduce la secreción del ácido estomacal.

En seguida reseño algunos de los interesantes estudios que se han realizado con esta planta en el área del tratamiento de las úlceras gastroduodenales.

NOTA: (El DGL es un extracto del orozuz en el cual se ha eliminado el ácido glicirrizínico que puede llegar a producir hipertensión en dosis elevadas. El primer estudio citado fue realizado por un equipo de investigadores de la universidad de Glasgow (11). El segundo estudio citado fue llevado a cabo por miembros de la Unidad de Endoscopía y del  Departamento de Radiología del Hospital General Airdale en Yorkshire ( 12)

El tercer estudio resulta muy interesante dado el carácter extremadamente complicado de  los casos tratados (13).

tab2

 

LA PAPAYA 

Existen algunos estudios preliminares, llevados acabo con animales, que demuestran los beneficios de la pulpa y de las semillas de la papaya para combatir las úlceras.

En un estudio realizado en el Departamento de Fisiología de la Escuela de Medicina de la Universidad Madonna en Nigeria,  se utilizó con éxito un extracto acuoso de semillas de papaya para tratar la úlcera gástrica en ratones de laboratorio. Los investigadores observaron que el extracto protegía notablemente contra el desarrollo de la úlcera gástrica inducida mediante alcohol. El extracto de las semillas de papaya inhibía la acides gástrica y reducía el volumen de los jugos gástricos. El efecto era mayor  a dosis más altas.

Dentro de los mecanismos de acción del extracto, los autores señalan lo siguiente:

–       Al parecer el extracto mejora la producción de la mucosa protectora y también la secreción  de bicarbonato.

–       En otros estudios se ha reportado la actividad antioxidante del extracto acuoso de las semillas de la papaya. Dicho extracto contiene polifenoles, alcaloides y flavonoides que pueden ejercer un efecto protector sobre la mucosa gástrica.

El extracto utilizado fue obtenido deshidratando las semillas de la papaya y moliéndolas. Doscientos gramos del polvo así obtenido se diluyeron en 1 litro de agua destilada, se dejó reposar por 48 hrs. y después se evaporó hasta obtener el residuo seco (14). 

¿Podemos utilizar en casa las semillas de la papaya en casa para ayudar en el tratamiento de la úlcera?. Si tomamos en cuenta la seguridad del consumo de las semillas de papaya, vale la pena intentarlo. Se puede elaborar un té del modo siguiente: hervir un litro de agua, ya que haya hervido el agua, añadir 8 cdas. soperas de polvo de semillas deshidratas y molidas de semillas de papaya, apagar, tapar y dejar reposar por 10 minutos. Colar y consumirlo dividido en tres tomas a lo largo del día.

En otro estudio realizado en el Departamento Farmacología y Toxicología, de la Facultad de Ciencias Farmacológicas  de  la Universidad de Nigeria, se utilizó el fruto integral de papaya verde para el tratamiento de las úlceras pépticas.

A dos grupos de ratas les fueron provocadas úlceras gástricas mediante indometacina y alcohol, respectivamente. Posteriormente fueron tratadas con un extracto elaborado con la papaya verde . En ambos grupos se demostró una reducción significativa de las lesiones ulcerosas. Los autores del estudio utilizaron dos tipos de extractos de papaya verde: uno elaborado en agua y otro elaborado con alcohol. Al compara los efectos de ambos extractos encontraron que el extracto acuoso era más efectivo para tratar las úlceras inducidas por alcohol, mientras que el extracto elaborado con alcohol era más efectivo para combatir las úlceras producidas por la indometacina.

La investigación de la toxicidad de ambos extractos demostró que son muy seguros.

Los autores señalaron algunos de los principios activos presentes en el fruto de la papaya verde como carbohidratos, terpenoides, flavoniodes, saponinas, sustancias esteroidales y alcaloides (15).

¿ Cómo podemos hacer uso de la papaya verde para combatir las úlceras? Muy sencillo: experimente con el siguiente jugo: en un vaso de jugo de zanahoria licuar una rebanada de papaya verde integral ( con cáscara y con semillas). Tome este jugo dos veces por día.

PLÁTANO TABASCO VERDE

platano verde

Existen varios estudios realizados con animales que han demostrado el efecto anti ulcerosos del plátano tabasco verde, denominado banano en otros países.

Estos estudios han confirmado el efecto terapéutico de este producto vegetal en úlceras inducidas con aspirina o indometacina, han dilucidado los mecanismos de acción y también identificaron el principio activo principal presente en el banano verde.

Los resultados obtenidos han llevado a algunos autores a señalar que este producto vegetal actúa de una manera diferente a la de los fármacos anti ulcerosos, pues promueve el crecimiento de las células de la mucosa gástrica  y de esa manera promueve una rápida  reparación de las lesiones provocadas por los factores ulcerosos.

El banano verde actúa de varias formas:

–       incrementa la regeneración celular en las paredes delestómago,

–       incrementa notablemente la secreción del moco protector,

–       incrementa la resistencia de la mucosa gástrica frente a factores ulcerativos como los antiinflamatorios no esteroideos y otros,

–       contiene una sustancia que fortalece la formación de los glóbulos rojos,  lo cual también favorece los procesos de regeneración de las lesiones ulcerativas,

–       los animales tratados con el banano verde presentaban una mucosa gástrica más abundante que los no tratados,

–       la sustancia identificada como la responsable de la regeneración de la mucosa gástrica es un flavonoide llamado leucocianidina, el cual ya ha sido generado sintéticamente.

Los diversos estudios sobre el tema no han reportado  se  efectos secundarios nocivos (16, 17, 18).

¿ CÓMO PODEMOS UTILIZAR EL BANANO VERDE PARA FORTALECER LA MUCOSA GÁSTRICA?.

La manera más práctica es preparando  harina de banano verde. Es necesario conseguir plátanos tabasco verdes. Los debe cortar en rebanadas delgadas y dejarlas secar. Después, molerlo para obtener una harina de plátano tabasco  verde. Para consumirlo diluir en una taza de agua tibia 1 cda. sop. de la harina obtenida, tomar esa dosis tres veces por día.

BIBLIOGRAFÍA.

1. Lic. Carmen Chemes de Fuentes,  Enf. Patricia D ́Elia, CATEDRA ENFERMERIA QUIRURGICA,: ULCERA GASTRODUODENAL.(http://www.fm.unt.edu.ar/carreras/webenfermeria/documentos/Quirurgica_Modulo_05_ulcera_gastroduodenal.pdf).

2.Revista de Gastroenterología del Perú – Volumen 15, Nº1 1995, Mecanismos Celulares y Moleculares de la Mucosa Gástrica: La Injuria a la Mucosa y la acción protectora de los antiácidos.

3. Las protaglandinas son sustancias semejantes a las hormonas, pero que son producidas localmente y tienen una vida más breve. Regulan en gran medida las funciones celulares de defensa y las reacciones de inflamación y antiinflamatorias de nuestros tejidos.

4.Heinerman John, Enciclopedia de Frutas Vegetales y Hierbas, Prentice Hall, EEUU:, 1998.

5. Calif Med. 1949 January; 70(1): 10–15,RAPID HEALING OF PEPTIC ULCERS IN PATIENTS RECEIVING FRESH CABBAGE JUICE, GARNETT CHENEY.

6.Calif Med. 1956 Jan;84(1):39-42.Vitamin U therapy of peptic ulcer; experience at San Quentin Prison. CHENEY G, WAXLER SH, MILLER IJ.).

7. Pharm Biol. 2010 Jul;48(7):786-93, Gastric antiulcer, antisecretory and cytoprotective properties of celery (Apium graveolens) in rats, Al-Howiriny T, Alsheikh A, Alqasoumi S, Al-Yahya M, ElTahir K, Rafatullah S.

9.Molecules. 2009 Mar 3;14(3):979-1012. Flavonoids with gastroprotective activity.

Mota KS, Dias GE, Pinto ME, Luiz-Ferreira A, Souza-Brito AR, Hiruma-Lima CA, Barbosa-Filho JM, Batista LM.) 

10. J Pharm Bioallied Sci. 2011 Jul;3(3):361-7,Role of phenolic compounds in peptic ulcer: An overview. Sumbul S, Ahmad MA, Mohd A, Mohd A). 

11.Gut, 1969 Apr;10(4):299-302.Clinical trial of deglydyrrhizinized liquorice in gastric ulcer.Turpie AG, Runcie J, Thomson TJ.

12. Gut, 1982 Jun;23(6):545-51.Comparison between cimetidine and Caved-S in the treatment of gastric ulceration, and subsequent maintenance therapy. Morgan AG, McAdam WA, Pacsoo C, Darnborough A.

13. Deglycyrrhizinated liquorice in duodenal ulcer.Tewari SN, Wilson AK. Practitioner. 1973 Jun;210(260):820-3. ).

14. African Journal of Biotechnology Vol. 11 (34), pp. 8612-8615, 26 April, 2012,  OKEWUMI Tolunigba Abisola,  OYEYEMI Adekunle Wahab. 

15. Ezike AC, Akah PA, Okoli CO, Ezeuchenne NA, Ezeugwu S. Carica papaya (Paw-Paw) unripe fruit may be beneficial in ulcer. J Med Food. (2009)12(6): 1268-73).

16. J Ethnopharmacol. 1987 Sep-Oct;21(1):11-9, Effect of banana powder (Musa sapientum var. paradisiaca) on gastric mucosal shedding, Mukhopadhyaya K, Bhattacharya D, Chakraborty A, Goel RK, Sanyal AK.

17. J Ethnopharmacol. 1999 Jun;65(3):283-8, A natural flavonoid present in unripe plantain banana pulp (Musa sapientum L. var. paradisiaca) protects the gastric mucosa from aspirin-induced erosions. Lewis DA, Fields WN, Shaw GP.

18. Pharmacognosy Res. 2011 Oct;3(4):232-8, Indigenous anti-ulcer activity of Musa sapientum on peptic ulcer, Prabha P, Karpagam T, Varalakshmi B, Packiavathy AS.


Andrés Sierra es licenciado en Etnología. En 1983,  por necesidades de cuidado de su propia salud, se acercó a las Medicinas Alternas. Desde entonces se ha dedicado  al estudio, la práctica y  la enseñanza de la Medicina Natural, con especial énfasis en  el uso curativo de los alimentos.

Ha participado en numerosos programas de radio, y ha impartido múltiples cursos y diplomados en la materia.

Actualmente funge como subdirector académico de la  Licenciatura en Medicinas Alternativas y Complementarias, impartida en la Escuela de Estudios Superiores en Medicinas Alternativas y Complementarias MASHACH en la ciudad de Puebla, y dirige el Centro Naturista “Naturalmar” en esa misma ciudad.

Ver Más
Close