Close

Rituales de comunicación: conoce a 6 animales que pueden bailar

Las filosofías sufíes y de la India antigua creían que habían conceptos los alumnos sólo podían entender a través de la danza. El movimiento como forma de comunicación, como ritual de apareamiento o para asustar enemigos, el reino animal muestra curiosos ejemplos de que el ritmo hace más que alegrar nuestras vidas: puede salvarlas.

1. Abejas

Desde tiempos de Aristóteles se sabía que las abejas se comunican a través de extraños movimientos corporales. Pero no fue sino hasta hace poco que los científicos pudieron descubrir la precisión con la que las abejas son capaces de comunicar la ubicación de fuentes de alimento a otras abejas. Las abejas incluso pueden corregir la información recibida, compensando variables como la dirección del aire.

2.  Cacatúas

Utilizadas desde hace tiempo en zoológicos, acuarios y actos de magia con fines de entretenimiento, estas aves tropicales parecen responder al ritmo más que sólo imitar lo que les han enseñado. Un estudio del Instituto de Neurociencias de San Diego comprobó que las cacatúas pueden ajustar sus movimientos al tempo de una misma canción cuando este variaba.

3. Araña saltadora australiana

Aunque de aspecto amenazador, esta araña es tan pequeña que cabe en la yema de un dedo y aún hay espacio de sobra. Su ritual de apareamiento tiene lugar (como por otra parte el de algunos humanos) en las pistas de baile: su nombre en inglés es “peacock spider” (araña pavorreal), debido a que suele desplegar una parte de su colorido cuerpo como parte de su danza. Se cree que la hembra utiliza el baile para determinar si la salud del macho es la deseable para aparearse con él, y aquellos que no son encontrados aptos son devorados por la hembra. De nuevo, como en los humanos.

4. Escarabajo pelotero

Con una de las dietas menos elegantes del reino animal (excremento de otros animales), el escarabajo pelotero recolecta su comida haciéndola rodar. Pero entra en nuestra lista de animales rítmicos debido a que, en presencia de un rival que de otro modo robaría su comida, el escarabajo se monta sobre su preciada carga y la defiende con una extraña danza que recuerda a los break-dancers de las ciudades.

5. Algas de agua dulce

Científicos de la Universidad de Cambridge descubrieron que las algas de agua dulce utilizan dos tipos de baile para reproducirse: el vals y el minueto, ritmo cortesano del siglo XVII. Lo que tienen en común estos ritmos (en los humanos) es que ayudan a organizar grandes contingentes de bailarines, lo que podría explicar que la naturaleza reproduzca patrones muy parecidos. Las colonias orbitan unas alrededor de otras (vals) o de adelante hacia atrás, como si estuvieran sostenidas por una banda elástica en el medio. Estos movimientos facilitan la reproducción.

6. Manakin

Estas coloridas aves nativas de Colombia y Ecuador poseen una danza única en el reino animal. Primero anuncian sus intenciones de apareamiento con un sonido y mueven las alas rápidamente. Este movimiento es imperceptible para la vista, pero es tal la velocidad con que lo hacen que provocan un impulso hacia atrás de la rama, lo que recuerda el moonwalk de Michael Jackson.

[The Week]

Ver Más
Close