Close

Congreso de Estados Unidos protege a Monsanto y otras productoras de cultivos transgénicos

tomate

Compañías productoras de semillas transgénicas, en especial el gigante Monsanto, se verían libres de futuros litigios relacionados con la venta de sus productos en la salud de la gente. La semana pasada, Barack Obama aprobó la ley financiera de plazo limitado, conocida como ley de Seguridad Agraria (o “Ley de Protección Monsanto”, como muchos activistas la llaman ahora), el cual podría generar un terrible precedente legal en el comercio justo y en la disponibilidad de semillas transgénicas.

Dicha ley niega autoridad a las cortes de justicia federales para detener de inmediato la plantación y venta de productos transgénicos. Antes de que esta ley fuese aprobada, el Departamento Estadunidense de Agricultura (USDA) se encargaba de aprobar toda siembra y venta de semillas transgénicas; sin embargo, la sección 735 (que protege a dichas empresas) de la ley de Seguridad Agraria pasó virtualmente desapercibida para los legisladores, o bien, como afirman los opositores, el Congreso negoció con las compañías de manera privada.

Lo que esta ley implica es que, si posteriores investigaciones demuestran nuevos riesgos y responsabilidades provenientes del consumo de productos transgénicos, las compañías productoras de los mismos, como Monsanto, evadirían juicios federales. Desde la aprobación de la ley se han llevado a cabo marchas y protestas afuera de la Casa Blanca, además de colectas de firmas que se oponen a la polémica ley.

El blanco de las críticas ha sido la senadora Barbara Mikulski, presidenta del Comité de Asignaciones del Senado, misma que se ha desvinculado a través de un comunicado en su página personal, donde asegura que tuvo que dejar de lado muchas de sus propias prioridades para que la ley en su conjunto pudiera aprobarse. El futuro de dicha ley –una coartada legal para los crímenes de bioseguridad– no ha sido aclarado.

[Alternet]

Ver Más
Close