Arquitectura Verde: la Fachada de la Torre de Especialidades Médicas, en México, que consume la contaminación

El hospital Manuel Gea González en la Ciudad de México presume un tesoro arquitectónico, no sólo por poseer una estética sublime pero porque limpia el aire que lo rodea.

1681660-slide-elegant-27-12La ciudad de México es una de las ciudades más contaminadas del mundo y cuenta con una población de casi nueve millones de habitantes, muchos de los cuales cruzan la ciudad de extremo a extremo diariamente para ir a su lugar de trabajo. En épocas recientes se han incluido diversas formas de transporte más amigables con el medio ambiente sin embargo, el tamaño de la población (que sigue creciendo rápidamente) dificulta la posibilidad de vivir en una ciudad libre de emisiones nocivas.  A pesar de las predicciones un tanto negativas, un nuevo proyecto parece haber encontrado una innovadora solución al problema de la calidad del aire.

El resultado de la alianza entre el hospital Manuel Gea González y una firma de arquitectura alemana resulto en una fachada que neutraliza las emisiones contaminantes. El proyecto utiliza un nuevo tipo de azulejo hecho de Prosolve370e cuya forma y cubierta neutralizan los químicos que componen el esmog. Al ser puestos cerca de calles o vías principales el Prosolve370e es capaz de neutralizar la contaminación producida por 8,750 carros diario.

1681660-slide-elegant-27-08

El proceso químico funciona de la siguiente manera: la pintura que cubre los azulejos está compuesta de dióxido de titanio, un pigmento que le da el color blanco a cosas cómo bloqueadores solares y algunos alimentos y funciona como un catalizador en algunas reacciones químicas. Al hacer contacto con rayos ultravioleta una reacción química ocurre entre los azulejos y el esmog, resultando en la neutralización de la contaminación.

Los resultados de la reacción química son sustancias mucho menos nocivas que la contaminación: nitrato de calcio (una sal utilizada en fertilizantes), dióxido de carbono y agua, el dióxido de carbono no es alterado y continúa trabajando a un ritmo constante.

1681660-slide-elegant-27-11

El diseño estuvo a cargo de una firma alemana llamada Elegant Embellishments. El diseño es particularmente importante ya que aparte de ser agradable a la vista y realmente intrigante ya que la forma potencializa el alcance de la reacción química. La cofundadora de la firma Allison Dring explica que la forma de los azulejos son una “red quasicristalina, crean una omni-direccionalidad, y engrandecimiento de la superficie la cual mejora su habilidad de recibir y dispersar los rayos UV. Además las formas disminuyen la velocidad de los vientos y crean una turbulencia que distribuye mejor los contaminantes sobre las superficies activas.”

El proyecto es el primero de su tipo en México y tiene el potencial de imponer un nuevo estilo arquitectónico para la ciudad y quizá más allá de convertirse en una moda, será una ola de transformación que cambie la percepción de la función de la arquitectura dentro de una ciudad y cambie la manera en la que algunas comunidades perciben la ciudad que los rodea; las paredes pueden dejar de ser objetos inanimados que nos contienen, pueden convertirse en una parte activa de nuestra futura sustentabilidad.

[Fast Co.Exist]



6 sorprendentes ideas de diseños arquitectónicos ecosustentables

En México va incrementando la consciencia entorno a la arquitectura verde.

La arquitectura ecosustentable es una ola de diseños urbanos ambientalmente conscientes que buscan optimizar los recursos naturales y los sistemas de edificación que minimicen el impacto ambiental. Para cumplir con este fin, es importante tomar en consideración las siguientes nociones:

– Las condiciones climáticas, la hidrografía y los ecosistemas del entorno para obtener el máximo rendimiento con el menor impacto;

– la eficacia y moderación en el uso de materiales de construcción, priorizando los de bajo contenido energético

la reducción del consumo de energía para calefacción, refrigeración, iluminación y otros equipamientos, cubriendo el resto de la demanda con fuentes de energía renovables; 

– la minimización del balance energético global de la edificación durante las fases de diseño, construcción y utilización y final de vida útil. 

La realidad es que la mezcla entre la funcionalidad ecológica y el diseño moderno no ha sido nada sencilla de realizar, principalmente a la hora de valorar las necesidades de la región –de acuerdo con el clima y el ecosistema–, considerar las fuentes de energía renovables y agua, evitar riesgos para la salud, usar materiales obtenidos de materias primas generadas localmente y materiales reciclables, y gestionar ecológicamente los desechos. Sin embargo, desde la antigüedad, hay lugares que se han dedicado a la arquitectura ecosustentable. 

En México va incrementando la consciencia entorno a la arquitectura verde. Principalmente en regiones como en Mérida, en donde se ha implementado calentadores solares, llaves ahorradoras de agua y aisladores térmicos para techos; o Guadalajara, en donde se han empezado a construir edificios sustentables con “azoteas verdes”, impermeabilización ecológica, calentadores solares, sistemas fotovoltaico para la iluminación, dispositivos ahorradores de agua, llaves automáticas, mingitorios secos, captación de aguas fluviales, materiales constructivos de la región, muebles de cartón y macetas de fibra de coco. 

Para conocer más proyectos arquitectónicos de esta ola ambientalmente consciente, te presentamos la siguiente lista: 

 

Sisaket, en Tailandia. 

En 1984, un grupo de monjes pidieron a los locales llevar botellas de cervezas para reciclarlas y crear con ellas un templo. De acuerdo Atlas Obscura, el “Templo de un millón de botellas” está construido por botellas recicladas –desde el crematorio, áreas de dormir y baños–. 

Million Bottle Temple, Tailandia, arquitectura ecosustentable Million Bottle Temple, Tailandia, arquitectura ecosustentable

Barcos terrestres –earthships–.

Si bien sus diseños empezaron en Taos, Nuevo México, por el arquitecto Michael Reynolds, los barcos terrestres comenzaron a expandirse a lo largo del planeta. Estos hogares futuristas están hechos con materiales sustentables: llantas, botellas con cemento, paja y barro, etcétera. 

arquitectura ecosustentable, barcos terrestres, earthships

arquitectura ecosustentable, barcos terrestres, earthships

Sonoma County, en California. 

Construido con pacas de pajas y jardines sustentables, este sitio es una de las construcciones ecosustentables más representativas del estado. 

sonoma county

 

Biblioteca Comunitaria de Bishan, en Singapur.

Este sitio aprovecha la luz sola reduciendo el gasto en energía eléctrica, pues permite el paso de la luz natural a la zona más transitada. Cuenta con numerosos tragaluces, celosías y vidrios de colores, transformando la luz del día en una gran variedad de tonos. El proyecto estuvo estuvo a cargo de la firma Look Architects. 

Biblioteca Comunitaria de Bishan, arquitectura ecologica

 

Casas de paja, en Huixquilucan –México–. 

Estas casas son consideradas como una opción amigable con el planeta por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno federal. Aquí, los arquitectos y albañiles utilizan materiales de construcción como paja, adobe, heces de ganado, madera y barro. Tienen, además, sistema de recolección de agua de lluvia y de drenaje. 

casas de paja huixquilucan, arquitectura ecosustentable

Hospital Bioclimático, en Susques –Argentina–

Se trata de uno de los primeros hospitales bioclimáticos de Sudamérica, el cual fue construido con materiales de la región para crear innovaciones de tecnología moderna –como calefacción y páneles de energía solar–. La construcción se llevó a cabo por el Instituto de Investigación en Energías No Convencionales –INENCO– de Argentina. 

Hospital Bioclimatico de Argentina, Susques, arquitectura ecosustentable

 



6 implicaciones ambientales que supondría el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Aunque aún no está publicado el informe de impacto medioambiental del gobierno, algunos especialistas y ecologistas ya comienzan a apuntar inminentes perjuicios medioambientales

Cada mega proyecto detona, ineludiblemente, un impacto al medio ambiente. Hoy también es irrevocable la aceleración de la conciencia ambiental, gestada desde las últimas décadas, quizá por la premura de la época y la falta de opción. Sea como haya sido esa dilatación de una mentalidad que busca proteger el medio ambiente, en México parecía impensable hace unos años atestiguar movimientos ecológicos capaces de detener megaproyectos. Hoy que el presidente Enrique Peña Nieto ha anunciado el nuevo aeropuerto de la ciudad de México, la posibilidad social de echarlo abajo por motivos ambientalistas pareciera posible.

El anuncio del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se dio apenas la semana pasada, por cierto, en el marco del segundo informe de gobierno, como un manifiesto marketing. Como para restar el escepticismo futuro, pues el rechazo del pueblo de San Salvador Atenco frustró los últimos intentos para construir un nuevo aeropuerto, el gobierno anunció que no expropiaría a nadie en la zona, pues el terreno corresponde a una totalidad de propiedad federal. Pero, ¿dónde está este terreno y por qué en documentos sobre el proyecto en propiedad de El Economista el mismo gobierno prevé y, de alguna manera, teme a los ambientalistas que puedan surgir a raíz de aquel?

En meses pasados, más de dos comunidades indígenas en los estados de Yucatán y de Campeche lograron colapsar permisos de cultivo experimental de soya transgénica en ambos estados por la vía legal, un fenómeno inédito si consideramos el poder de las corporaciones en este renglón. El gobierno mexicano es consciente de que el camino jurídico está absorbiendo una mayor fuerza, cuando ahora parece que el sistema de justicia comienza a sumar autonomía.

Aun no se han publicado los estudios de impacto ambiental por parte del gobierno, pero algunos expertos han lanzado ya algunas declaraciones que nos podrían dar luz sobre las implicaciones ambientales del nuevo aeropuerto.

Te presentamos algunos probables efectos directos en el medio ambiente como producto de la construcción del aeropuerto:

 

  1. Estaría asentado en una zona natural protegida: Pareciera que, con ello, ya no habría que buscar más argumentos para estar seguros de que el proyecto atentará contra el medio ambiente. El proyecto estaría construido en la reserva federal del Lago de Texcoco, que comprende más de 4 mil 500 hectáreas. Es decir, si la zona era protegida, cambiar el uso de suelo es desprotegerla, si se trata de un proyecto urbano. De hecho, recién documentamos cómo el cambio de uso de suelo suele ser un férreo enemigo de las Áreas Naturales Protegidas.

 

  1. Sobre el flujo de tráfico: El nuevo aeropuerto estaría construido en un predio contiguo al actual aeropuerto, para cuadruplicar de 31 a 120 millones el flujo de viajeros al año. Los ambientalistas cuestionan qué sucederá con ese magno extra de arribados a la capital, ¿Cómo hacer para agilizar el transporte y cómo es que ellos se trasladarán a la ciudad? ¿Cuáles serían, pues, las implicaciones de la llegada de tal cantidad de personas y asimismo, de la contaminación de ese incremento de aviones al aterrizar en la urbe?

 

  1. Causaría problemas hídricos al resto de la ciudad de México: La enorme obra estaría ubicada como aledaña al lago de Texcoco; de hecho, algunos habitantes de San Salvador Atenco han denunciado asambleas ilegales celebradas en junio para modificar el uso de suelo de al menos mil hectáreas aledañas al lago. Además de que lo anterior causará un descontento social nuevamente en la zona, se dañará un terreno que por algo cargaba otro tipo de tipificación de suelo, por encontrarse al lado del lago.

La misma Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), en una evaluación el sexenio pasado, afirmó que el proyecto dañaría el lago: “En la zona se ubica un importante vaso regulador que evita inundaciones. Alterar su función podría causar un caos hídrico para la ciudad”, advierte José Luis Luege Tamargo, extitular de la CONAGUAy presidente de la asociación Ciudad Posible. 

 

  1. Desestabilizaría al lago de Texcoco: Según Luegue Tamargo, y basado en el documento Consideraciones Hidrológicas y Ambientales para el Posible Desarrollo de Infraestructura Aeroportuaria en el Lago de Texcoco, un aeropuerto en Texcoco sería un riesgo para el valle de México, pues impediría las funciones naturales de regulación pluvial de la zona.  Es decir, más allá de alimentar a los mantos acuíferos como sucedía antes con la función prístina de Texcoco, hoy lo que hace es regular el nivel de agua en las lluvias.

 

  1. El lago de Texcoco mitiga el cambio climático: Los humedales que rodean el lugar regulan la temperatura en el valle de México. Cuando se evapora el agua de esos vasos, se ayuda a la reflexión de la radiación emitida desde la superficie de la tierra o de efecto invernadero. También se mitigan las emisiones de CO2, por la brisa-aire-tierra de las inmediaciones del lugar. La construcción del aeropuerto amenaza esas condiciones orgánicas.

 

  1. Peligran las aves: En la zona se contabilizan 131 especies de aves, de las cuales 85% son migratorias, entre ellas algunas especies de patos, aguilillas y halcones, chichicuilotes, búhos, tecolotes y el gavilán rastrero. Se cree que si se cuidan los lagos, e incluso se crean nuevos, podrán preservarse las aves, pero parece prácticamente imposible que por la proximidad al lago no se susciten efectos que desequilibren el ecosistema adyacente.

Según la postura oficial, el proyecto contempla  la adecuación a la zona, es decir, el cuidado de los lagos, en un sitio que estaba prácticamente abandonado. Algunos expertos apuntan que la construcción de nuevos lagos y el cuidado de los existentes paliaría los problemas antes referidos. Aun así, hay un escepticismo creciente: la idea de erigir un aeropuerto de tales dimensiones, aledaño a un gran lago, no remite a efectos colaterales menores.

Twitter de la autora: @anapauladelatd



Sencillos consejos para cuidar los árboles urbanos

La arboricultura moderna ofrece una serie de prácticas rutinarias para mejorar las condiciones de los árboles, así como sus infalibles beneficios al ambiente

Árboles plagados de chicles, invadidos de basura o simplemente muertos; estas son algunas de las imágenes que cualquier transeúnte puede observar a lo largo de su jornada. A pesar de que los árboles son proveedores de vida, la mayoría de ellos que se encuentra dentro de la infraestructura urbana sufre de contaminación del suelo, agua y aire, así como de la inaccesibilidad de los mismos. Se altera su medio ambiente a través de la modificación del drenaje, iluminación, clima y trato de los habitantes, entre otros. 

La arboricultura moderna ofrece una serie de prácticas rutinarias para mejorar las condiciones de los árboles, así como sus infalibles beneficios al ambiente. 

A fin de generar un cuidado adecuado de estos seres vivos, se necesita tomar en consideración que los árboles jóvenes cuentan con menos de 5 años de plantados, mientras que los maduros son los que llevan más de 5. 

Cada uno de estos seres necesita una apropiada aireación del suelo, es decir, un lugar que permita la circulación del aire y agua al interior del sistema de las raíces. De acuerdo con Árboles y Jardines: “debe dejarse libre 30cm a nivel alrededor del tronco, sin removerse, ni hacer cajeta, ni amontonar suelo, ni colocar pasto u otras plantas, tampoco regarse. El resto de la superficie libre bajo la copa debe aflojarse con el empleo de un pico, golpeando sin que la punta penetre muy profundamente”. Cuando el árbol se encuentra en una zona cubierta de pavimento o pasto, puede seguirse el mismo procedimiento pero antes de la temporada de lluvias. 

A continuación puedes hacer uso de fertilizantes orgánicos para regular la composición química del suelo. Es recomendable aplicar entre 1 y 2kg por cada 100m2 de superficie (debajo de la copa). Se recomienda hacerlo a principios de la primavera. 

Fotografía principal: Christian y Sergio Velasco / Flickr 



Persuasivas frases de Tatiana Bilbao, la mexicana ganadora del Premio Global de Arquitectura Sostenible

Calificada como creadora de “edificios icónicos que se integran al mismo tiempo en su entorno”, esta singular arquitecta dejó algunas frases memorables que nos sirven a todos.

La arquitectura puede ser aliada o acérrima enemiga del ecosistema. Desde siempre los humanos hemos intervenido el paisaje para acoplarlo a nuestras necesidades, pero sobre todo, tras la era industrial, lo hemos hecho con criterios poco ecológicos.  La mala o nula planeación de las ciudades, invasión de espacios naturales, y la acoplación de espacios que no reciclan su energía son un problema. De hecho, los espacios arquitectónicos sostenibles suelen pertenecer a personas con muchos recursos, o bien  a instituciones públicas responsables.

La mayoría de los hogares en el mundo aún son construidos sin criterios sostenibles. Siendo así, quizá el problema sea que los propios arquitectos no han acatado su responsabilidad social. ¿No debiera a estas alturas ser una obviedad, la obligación de construir bajo estos criterios? Algo así cree la recién ganadora del Premio Global de Arquitectura Sostenible, Tatiana Bilbao.

La arquitecta ha generado interesantes espacios de una vanguardia geométrica fascinante, pero además se ha  casado con la idea de honrar el paisaje y el ecosistema con construcciones acordes al ambiente. La sustentabilidad, para ella, es una obviedad ética.

Aquí algunas de las trascendentales frases que compartó en distintos momentos de su carrera, y que imprimen un sentido ético a esta ciencia:

 

“Añadir el adjetivo “sostenible” a la arquitectura es, redundante, pues ya está implícito en una disciplina, debe actuar siempre con responsabilidad social”.

“Desde muy pequeña, mis memorias son siempre espaciales. (…) Mis recuerdos son de formas, de espacios frescos o calientes, luz y sombra”.

“La arquitectura es un reflejo de su tiempo”.

“El capitalismo exacerbado ha provocado excesos”.

“No hace falta innovar siempre: con hacer una arquitectura responsable, que sirva a la gente para vivir mejor es suficiente”.

“Los arquitectos no somos nada bohemios”.

“La arquitectura es un medio para generar o llevar calidad de vida a las personas. Para hacer esto, lo que hacemos es entender todo, el contexto, el usuario y el programa. Nos ayudamos de muchas cabezas y disciplinas para poder traducir esto en un espacio que sea sensible a estas variables”.



Lo mejor de la arquitectura animal en fotos

Este es el diseño natural más arrobador que existe en el mundo.

La arquitectura de los animales está fuera del radar de la mayoría de nosotros porque existe en mundos recónditos que son sólo para ellos, y qué bueno que así sea. Pero gracias a algunos fotógrafos tenemos oportunidad de echar un vistazo y quedar abrumados con su diseño. No olvidemos a Bianca Tuckwell, que recolectó fotos de nidos de pájaros británicos y los presentó delicadamente en The Growth That is Owr Own Cradle.

1672904-slide-misslethrush-official-small

.

Ahora prepárate para ver algunos de los hogares más bellos y espectaculares del reino animal.

.

c7f6192f-953a-4fd1-8c64-afc4afa42d2a-620x413Hormiguero de las hormigas rojas de la madera en Hessen, Alemania. En comparación con el tamaño de su cuerpo de sólo un centímetro, las hormigas rojas europeas construyen rascacielos. Sus colinas llegan a medir más de 2 metros de altura y 5 metros de diámetro. Dentro de la torre hay un megasistema de pasadizos para que el agua no pueda penetrar. Regularmente transportan materiales que pesan 40 veces lo que pesa su cuerpo. Fotografía de Ingo Arndt.

.

 ANIMAL ARCHITECTURE, book out April 2014 126.jpgAlrededor de Australia existen campos enormes minados con torres de termitas, que en promedio miden 3 metros de altura. Las construcciones planas tienen una orientación Norte-Sur, y un ingenioso sistema de ventilación para que puedan mantener una temperatura constante dentro de ellas. En las mañanas y las noches, la luz pega en las partes planas y las calienta, y luego a mediodía el sol sólo pega en los lados estrechos para que no suba la temperatura.

.

 b6bc45cd-c48c-48c0-9398-d7a72106df27-320x480Catedral de termitas en el Territorio Norte de Australia. Estas torres llegan a medir más de 6 metros de altura, y son una de las construcciones animales más espectaculares en el mundo. Una sola estructura puede acomodar de 2 a 3 millones de termitas. Se construyen a partir de pequeñas bolitas de tierra y saliva que cada trabajadora trae hasta el lugar. Hormigas soldado con cabezas gigantes supervisan a los trabajadores hasta que la catedral está completada. Foto: Ingo Arndt.

.

 5a449623-2c73-489e-b9d5-bd77bc7228dd-320x480En el Territorio Norte de Australia, las hormigas tejedoras australianas construyen sus nidos en hojas mientras trabajan en cadena. Las constructoras adulto jalan hojas con sus pinzas y luego las trenzan con telarañas de seda producida por sus larvas. Pueden construir un nido completo en 24 horas. Foto: Ingo Arndt.

.

41509b07-d961-45f4-9e34-d21f5a0ce398-320x480Alcoba de un grey bowerbird en el Territorio Norte de Australia. El grey bowerbird va muy lejos para construir un nido de amor con ramas tejidas, y luego cubre el suelo con objetos decorativos. Entre más artística sea la arbolada, más posibilidades tiene el macho de atraer a una hembra. Foto: Ingo Arndt.

.

 ANIMAL ARCHITECTURE, book out April 2014 042.jpgLa alcoba del pergolero pardo no tiene parangón. Es una compleja obra de arte arquitectónica que se envuelve alrededor de un pequeño tronco. Los machos son constructores muy meticulosos; si una rama se resbala inmediatamente la vuelve a poner en la posición correcta. Cualquier cosa con colores brillantes es usada para decorar la entrada a la alcoba: flores, frutas, hojas, hongos, musgos e incluso basura dejada atrás por humanos en las montañas Arfak de Indonesia.

.

 ANIMAL ARCHITECTURE, book out April 2014 087.jpgUn nido de avispa hecho de madera masticada. Las avispas a menudo usan un tipo de papel creado con partículas de madera y sus secreciones. Hace miles de años, los inventores chinos del papel observaron cuidadosamente a las avispas y sacaron inspiración. Típicamente, los nidos de las avispas grandes consisten de varios hilos horizontales, alineados en líneas paralelas. Muchas capas de papel de avispa cierran la construcción desde afuera, y sólo dejan una pequeña entrada. Las capas ofrecen protección física, y el aire entre los hilos las protege de fluctuaciones severas de temperatura.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca