Close

Nanopartículas hechas con veneno de abeja son capaces de destruir el VIH

El equipo  de Samuel A. Wickline de la Universidad de Washington en Saint Louis, ha demostrado que el veneno de abejas puede degradar la capa protectora que rodea el VIH, y desarrollaron una técnica que no solo evita que se replique el virus, sino se encarga de degradarlo. Esto se debe a que contiene melitina, una toxina que puede manipularse para destruir al virus sin dañar otras células.

Anti-HIV nanoparticlesPara el experimento prepararon nano-partículas con melitina que combatirían diferentes cepas de VIH (principalmente CXCR4 and CCR5). Los resultados mostraron que la toxina ataca y mata de manera formidable al virus. Los científicos manipularon la infusión para crear ciertos filtros en las nano-partículas para que no dañaran células sanas, de esta manera solo el VIH se permea hacia la toxina y así lo pueden atacar libremente.

Joshua L. Hood explica “Estamos atacando una característica física inherente del VIH, en teoría no hay manera en la el virus se pueda adaptar a eso. El virus tendría que desarrollar una capa protectora, una membrana de dos-capas que lo cubra”.

Los científicos esperan poder crear un gel vaginal de esta infusión ya que ataca selectivamente a células dañinas. También creen que eventualmente podría ser usado para combatir otras enfermedades de transmisión sexual como hepatitis B y C.

Por el momento el gel no ataca al esperma, por lo que podría ser utilizado por parejas que buscan concebir, sin embargo e ofrece la posibilidad de combinarlo con  un espermaticida, así creando un gel anticonceptivo con protección adicional.

Los resultados de la investigación de Washington ofrecen enormes esperanzas para aquellos que padecen del virus y tienen parejas con las que desean concebir, pero lo que es más importante aún es que representa una nueva terapia segura, capaz de erradicar al virus en el futuro. El descubrimiento ha sido particularmente bien recibido ya que acompaña la reciente noticia del pequeño que fue curado de la enfermedad al nacer, que parecen ofrecer al fin la posibilidad de una cura definitiva para el virus.

[io9]

 

 

Ver Más
Close