Macro-fotografía: exponiendo los más pequeños y maravillosos detalles de la naturaleza

Cualquier amante de la naturaleza sabe que las imágenes e información que la representan y estudian parecen ser infinitas. Los últimos descubrimientos científicos parecen demostrar que apenas estamos empezando a descifrar el mundo que habitamos. La Macro-fotografía es la intersección entre el arte de la fotografía y la curiosidad científica, este estilo de fotografía también […]

Cualquier amante de la naturaleza sabe que las imágenes e información que la representan y estudian parecen ser infinitas. Los últimos descubrimientos científicos parecen demostrar que apenas estamos empezando a descifrar el mundo que habitamos.

La Macro-fotografía es la intersección entre el arte de la fotografía y la curiosidad científica, este estilo de fotografía también es conocido como fotomacrografía y macrografía.  La macro-fotografía es una fotografía  en la cual el sujeto es mucho más grande que en la vida real, por lo que este arte se ha podido aplicar a la naturaleza, permitiéndonos  observar con gran claridad algunas de las maravillas que no podríamos disfrutar de otra forma.

La fotógrafa Sharon Johnstone comenta “con la macro fotografía puedo escapar a otro pequeño mundo. Me encanta explorar los más mínimos detalles en la naturaleza que con frecuencia ignoramos. Me encanta encontrar hermosos colores y composiciones abstractas dentro de la naturaleza y me puedo apasionar con el moho o una hoja de pasto”.

En la fotogalería podrán observar el pequeño enorme mundo del que habla Johnstone.

[Mother Nature Network]



Cuando las flores tienen figuras insólitas (FOTOS)

Hay algunas flores que cuentan con patrones fuera de común, con temáticas más similares a figuras humanas e inclusive objetos fácilmente reconocibles para el ojo del hombre.

Podría decirse que la naturaleza, con sus distintos tamaños, formas, colores, patrones y olores, cuenta con las medidas perfectas. Fue inclusive Fibonacci quien concluyó que su sucesión aparece en las configuraciones biológicas: tanto en las ramas de los árboles, la disposición de las hojas en el tallo, las flores de girasoles, suculentas, piñas de coníferas, etcétera.

Sin embargo, hay ocasiones en que la naturaleza tiene figuras que se libran de la sucesión de Fibonacci. Entre ellas hay algunas flores que cuentan con patrones fuera de común, con temáticas más similares a figuras humanas e inclusive objetos fácilmente reconocibles para el ojo del hombre. Estos son algunos ejemplos de esa creatividad peculiar de la naturaleza: 

 

 



Si escuchas a una planta, ¿qué crees que te platique?

Gracias a este efecto de la flora, como es el del peyote y la ayahuasca, el cuerpo “habla” sin necesidad de las palabras pero de las sensaciones.

A diferencia del ser humano que usa el lenguaje verbal para comunicar sus sensaciones, pensamientos y concientizaciones, otros seres vivos aprenden a transmitir información a su propia manera. Por ejemplo, los perros ladran como un método de comunicar sus instintos; un bebé, el llanto como única vía de transmitir sus necesidades y sentimientos; una planta, sigue a los rayos del sol como medida de supervivencia. No obstante, ¿qué pasa con el resto de las plantas: realmente tienen un mensaje que transmitir?

Si bien hay plantas que proveen alimento y medicamento, algunas de ellas están tratando de comunicar sobre su historia ancestral y terrenal al poseer propiedades con el efecto de concientización sobre nuestros cuerpos. Gracias a este efecto de la flora, como es el del peyote y la ayahuasca, el cuerpo “habla” sin necesidad de las palabras pero de las sensaciones.

Dicen que los artistas poseen una sensibilidad más aguda cuando se trata de la comunicación entre las plantas y los humanos. Un ejemplo es Alex Grey o Luis Tamani, quienes han inmortalizado en cuadros las palabras de ríos, cascadas, plantas y animales de bosques y selvas.

plants-talk_iboga

Tamani, por un lado, se encarga de pintar visiones ceremoniales de la comunicación entre humanos, plantas y animales. Se trata de una relación profunda, única y valiosa capaz de no sólo amplificar la presencia en el aquí y en el ahora, también de proveer beneficios terapéuticos en casos de trauma y adicción.

Es decir que cuando una planta habla, como el tulsi o la espirulina, nuestro sistema nervioso se calma a través de una infusión o un superalimento. No se trata de una relación esencial para nuestra supervivencia, también para la salud y bienestar tanto físico como emocional.



Plantas sensoriales: tienen 15 sentidos más que los nuestros

El neurobiólgo Stefano Mancuso narra cómo el reino vegetal accede a mundos completamente ajenos a nuestros sentidos.

 Foto:plantas.facilisimo.com

En los últimos años numerosos estudios científicos han ido develando cómo es que el reino vegetal es una inminente fuente de perfección y complejidad. Las plantas son capaces de comunicarse para alertar del peligro a otras que incluso vivan a kilómetros. También producen sustancias específicas para provocar algunos efectos en el cerebro de los insectos; por ejemplo, que las recuerden para polinizarlas.

Nosotros que acostumbrados estamos en pensar a los sentidos solo en el universo de los nuestros: olfato, gusto, vista.. quizá ignoramos que existen algunos inefables e inalcanzables para nuestra especie en el mundo de las plantas.

Así nos lo recuerda Stefano Mancuso fundador y director de el Laboratorio Internacional de Neurobiología Vegetal en entrevista para La Vanguardia.

De acuerdo con este investigador las plantas tienen 15 sentidos más que nosotros pues tienen capacidades suprasensoriales comparadas a las nuestras. Pueden percibir los cambios eléctricos, el campo magnético, el gradiente químico, la presencia de patógenos… También perciben las gradaciones de la luz y las vibraciones sonoras, las moléculas químicos e incluso tiene tacto “basta ver en cámara rápida como es que palpa una planta trepadora”.

Sus capacidades van más allá aún. Este investigador explica cómo es que envían mensajes de peligro:

Si un insecto se le está comiendo las hojas, la planta produce al instante determinadas moléculas que se difunden kilómetros y que avisan de que hay un ataque en curso.

¿Tienen además empatía?

Mancuso recuerda un impactante estudio hecho en Canadá que demostró cómo es que “Se aisló a un gran abeto del acceso al agua, y los abetos de alrededor le pasaron sus nutrientes durante años para que no muriera.”

Todo lo anterior  hace que ellas sean capaces de percibir dimensiones a las que nosotros no accedemos, muchas intangibles, que llevan quizá mensajes mucho más profundos a los que somos ajenos; ignorantes desde nuestros limitados 5 sentidos.



4 plantas que son perfectas para limpiar el aire de tu hogar

Quizá no lo sabías, pero el aire al interior de tu hogar suele estar más contaminado que el de fuera.

Generalmente solemos estar preocupados por la calidad del aire, pero en nuestro imaginario pensamos en el aire de los exteriores. Aún así, se ha comprobado cómo generalmente el aire al interior de un espacio está más contaminado que el de el exterior. Para lo anterior existen algunas plantas que son más combativas que otras en la limpieza del aire. Estas pueden, además de adornar tu casa, ser las perfectas aliadas para que tengas más tranquilidad respecto del oxígeno que respiras.

Aquí algunas opciones:

Gerbera: tiene unas increíbles flores que le darán una vida espectacular a tu hogar.  Además de hermosa, esta planta es perfecta para acoplarla en tu centro de lavado o en tu cuarto. Limpia químicos como el tricoloroetileno, que vienen en algunos limpiadores de ropa.

Palma de Bambu: suele verse increíble en los interiores por sus alargadas y espaciadas hojas. Esta planta es especialmente hábil para limpiar el formaldehído, el  benceno y el tricoloroetileno. 

Helecho de Boston: esta común y linda planta, que no te quitará mucho espacio, es perfecta para limpiar el formaldehído, considerado como un cancerígeno. 

Aloe Vera: esta magnífica planta para la piel, considerada por muchos como milagrosa, y que también tiene un lindo toque estético, limpiará tu casa de químicos como el benceno y el formaldehído.



7 días de desperdicio: alarmantes retratos de personas junto a su basura (FOTOS)

Esta inteligente e incisiva serie fotográfica expone exactamente cuánta basura producimos en tan sólo una semana.

La mayoría de nosotros estamos conscientes de la crisis de contaminación que el planeta enfrenta: nuestros mares son víctimas de derrames petroleros, de islas de basura, la tierra sufre de polución, esmog y zonas enteras —donde habitan las personas más pobres— son vertederos tóxicos. Pero, dada la idiosincrasia humana, tendemos a ignorar que el problema y la solución somos nosotros.

Para exponer el enorme impacto de este problema el fotógrafo Gregg Segal decidió retratar a grupos de personas, de diferentes clases sociales, junto a la basura que producen en una semana. El resultado es chocante. Al retratar a sus personajes dentro de ambientes naturales, la contaminación se vuelve más evidente y más desagradable: una reflexión en torno a la fragilidad de nuestro planeta y la alarmante huella que estamos dejando en él.

Según el fotógrafo: “La serie obliga a las personas a confrontar el exceso que forma parte de sus vidas. Espero que se den cuenta de que mucha de la basura que producen es innecesaria.”

¿Cuánta basura crees producir en una semana?

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca