Lecciones del bambú: ¿qué nos enseña esta admirable planta sobre nuestra propia vida?

El bambú posee características que, como un código secreto escondido entre sus líneas y sus formas, puede enseñar valiosas lecciones al ser humano.

En el Prólogo a El informe de Brodie (1970), Borges sostiene que “no hay en la Tierra una sola página, una sola palabra” que sea sencilla, pues “todas postulan el universo, cuyo más notorio atributo es la complejidad”.

Como sabemos, a Borges le gustaban las paradojas y el infinito, pero más allá de estos juegos intelectuales es posible encontrar un germen de realidad en su dicho y decir, por ejemplo, que de verdad cada elemento de este mundo lleva cifrado en sí mismo su propio mundo peor también el mundo entero, como si una esencia recorriera secretamente todas las cosas de esta realidad uniéndolas y codificándolas, de tal modo que, al tomarlas y leerlas, podemos descubrir una suerte de mensaje inscrito en su naturaleza.

En otro tiempo, así fue como procedieron tantas y tantas culturas que elaboraron sus sistemas cosmogónicos a partir de la metaforización de la realidad, el entendimiento de esta a partir del sentido figurado, de la posibilidad de ver no lo que no está ahí para, pese a todo, obtener algo, una dialéctica creativa en la que mundo e individuo se sintetizan entre sí para provecho de uno y otro (en el mejor de los escenarios).

Siguiendo esta premisa, ¿por qué no pensar que hay elementos de la naturaleza que, en su solo existir (pero no simple ni sencillo), nos ofrecen valiosas lecciones que pueden ayudar a mejorar nuestra propia vida?

En el sitio Waking Times, Christina Sarich nos ofrece una serie de características del bambú que pueden interpretarse como enseñanzas.

El bambú es más resistente que muchas aleaciones de acero y posee una fuerza comprensión mayor a la de algunas mezclas de concreto, aunque es mucho más ligero en peso.

Bosques de bambú han soportado terremotos de magnitud 9.0

El bambú se puede utilizar para cercas, muros, techos, pisos, sillas, cubiertos e incluso ropa.

Como filtro de dióxido de carbono (CO2), el bambú supera a muchas plantas y filtros artificiales, una característica particularmente útil en sociedades que, como casi todas las de Occidente y Oriente, basan su actividad industrial en el carbón, el petróleo y otros combustibles fósiles similares.

Según Sarich, estas características nos permiten destacar la notable adaptabilidad del bambú. También su resistencia al cambio, pero no en un sentido de negación, sino en el de mucho más positivo de recibirlo para después salir avante, fortalecido. Como dijera Goethe:

La vida es de los vivos, y quienes viven tienen que estar preparados para el cambio.



Café de diente de león, una alternativa deliciosa y saludable

El café de diente de león es una bebida similar al café que, al consumirse, ayuda a desintoxicar al cuerpo de las toxinas y radicales libres que dañan al cuerpo.

El diente de león no sólo es una hierba floral muy común, también es una planta medicinal que alberga impresionantes beneficios para la salud. No sólo mejora la salud en general, también previene numerosas enfermedades e infecciones, como el acné. Para conocer a profundidad sus beneficios medicinales, dale click aquí

El café de diente de león es una bebida similar al café que, al consumirse, ayuda a desintoxicar al cuerpo de las toxinas y radicales libres que dañan al cuerpo. Necesitas:

Instrucciones: Cosecha una gran cantidad de dientes de león para recuperar las raíces –la suficiente cantidad para llenar un contendor de cuatro litros–; quita la planta de la raíz, y en caso que quieras hacer una ensalada, aparta las hojas; limpia las raíces en por lo menos tres cambios de agua, cubriéndolas con agua de nuevo y permitiendo que se remojen durante varias horas; luego enjuágalas un par de veces más para que las raíces estén más limpias que antes; escoge y separa las raíces, quitando y desechando los “pelos” y cualquier parte dañada; finaliza la limpieza con un cepillo de dientes viejo hasta que consideres suficiente; corta las raíces en rajas de aproximadamente 2.5 cm de largo; colócalas en una bandeja para el horno y déjalas secar a 110ºC durante cuatro horas, o hasta las raíces obtengan un color café oscuro por dentro y fuera; muele las raíces y prepáralo como si fuera un café normal en prensa francesa, y guarda las raíces restantes en un frasco de vidrio hermético. 



El cardo mariano, un verdadero aliado del hígado

Disminuye la producción de los radicales libres a nivel hepático (que son resultado forzoso de la labor destoxificante del hígado, pero que a su vez pueden autodestruirlo.

Imagen: http://www.cardomariano.net/

Esta planta, crece en Europa, África y Asia, y ha sido utilizada desde el siglo XVII como hepatoprotector. En 1965 fue aislado su principio activo más importante: La silimarina, cuyas propiedades hepatoprotectoras han sido confirmadas por numerosos estudios científicos modernos.

La “Comisión E”, es un grupo de científicos que fue encargado por el gobierno alemán de estudiar y regular en dicho país el uso de las plantas medicinales. Después de investigaciones que se prolongaron por más de 15 años este organismo generó un cuerpo de más de 300 monografías científicas sobre las plantas y sus usos, que ha servido de guía para la legislación sobre plantas medicinales en numerosos países.

En 1986 la “Comisión E” aprobó el uso medicinal del Cardo Mariano. Dicha comisión considera que la intoxicación por alcoholismo crónico representa el 71% de los casos de hepatotoxicidad, seguida por la intoxicación por fármacos (18%) y de la intoxicación con diversas sustancias (11%). El Cardo Mariano fue aprobado por la comisión E, después de la revisión exahustiva de la literatura científica existente, como un tratamiento adecuado y no tóxico para problemas digestivos y hepatobiliares (nauseas, recargo del hígado, congestión de la vesícula biliar, cálculos biliares, etc.), para daño del hígado por sustancias tóxicas y como coadyuvante en casos de inflamación del hígado, hepatitis y cirrosis.

Una anécdota ilustra las fabulosas propiedades hepatoprotectoras de esta planta. Esta historia fue publicada en el diario Santa Cruz Sentinel, el 14 de enero del 2007 y reportada en le revista Herbagram #74, (agosto 2007).

https://biocuidados.files.wordpress.com
https://biocuidados.files.wordpress.com

Una familia de 6 miembros resultó intoxicada en Santa Cruz, California luego de consumir unos tacos elaborados con hongos venenosos, que ellos mismos habían recolectado en el campo. Al ingresar al Hospital Dominicano, en dicha localidad, rápidamente fue establecido que los pacientes sufrían de intoxicación generada por el hongo llamado Amanita phalloides, que puede dañar el hígado y causar la muerte en cuestión de días.

El Dr. encargado del caso, Tod Michell, sabiendo de la gravedad del caso, y a d falta de un buen tratamiento farmacológico, tuvo la buena idea de hacer una búsqueda en internet sobre el tema. Por fortuna, dio con información sobre el Cardo Mariano, y sus efectos (hepatoprotectore. Finalmente, el Dr. Mitchell contactó una compañía fitofarmaceutica, Madeus Pharma, en Bélgica, que elabora un extractó de Cardo Mariano para aplicación intravenosa. La compañía accedió ante el llamado del Dr. Mitchell, a donar producto suficiente para tratar a esos 6 pacientes.

Mientras se llevaron a cabo los tramites para introducir el producto en los E.E.U.U. [se requería una licencia especial como “Nueva Droga en Investigación”] los pacientes recibieron Cardo Mariano por vía oral. Y aunque las posibilidades de obtener dicha licencia eran de 1 en 1000, ocurrió que en el lapso de unas cuantas horas el Hospital Dominicano de Santa Cruz fue autorizado a administrar el tratamiento intravenoso proveniente de Bélgica. El producto se llama <<Legalon-sil>>.

Los pacientes fueron tratados con dicho extracto, combinado con, carbón activado (que ayuda a eliminar tóxicos por vía intestinal), penicilina y un antídoto contra la sobredosis de tylenol (paracetamol, que a dósis altas genera daño hepático).

En pocos días 5 de los 6 pacientes fueron dados de alta y se recuperaron totalmente. Solo una señora de 83 años de edad falleció a causa de una insuficiencia renal aguda, a pesar de que su hígado estaba en franca recuperación.

Lo más probable es que todos hubieran fallecido si no se hubiese aplicado el Legalon-Sil.

Antes de pasar a explicarles a mis lectores como actúa a nivel hepático el cardo mariano, quisiera resaltar la importancia de este caso: una muestra clara de lo que puede ser la medicina del futuro: una amalgama entre los recursos naturales y la ciencia moderna, entre la farmacología y la medicina natural.

http://www.ortoflor.com/
http://www.ortoflor.com/

Acción antitóxica del Cardo Mariano.

La silimarina ha mostrado efecto protector de las células hepáticas contra diversas sustancias tóxicas como los componentes venenosos del hongo amanita muscaries, y otras variedades de hongos tóxicos, del paracetamol (fármaco que a dosis elevadas destruye a la célula hepática) y otros medicamentos, la galactosamina (una sustancia que produce hepatitis en ratas), el tetracloruro de carbono (cancerígeno) y otras.

Además de inhibir el ingreso de los tóxicos a las células del hígado la silimarina protege a este órgano por otros caminos:

* Disminuye la producción de los radicales libres a nivel hepático (que son resultado forzoso de la labor destoxificante del hígado, pero que a su vez pueden autodestruirlo. Así se produce, por ejemplo, la muerte por consumo del venenoso hongo amanita muscaries: en su intento por neutralizar los tóxicos, el hígado genera tal cantidad de radicales libres, destructores de las células hepáticas, que termina autodestruyéndose).

* Inhibe la producción de sustancias proiflamatorias al interior del hígado.

* Incrementa la producción del glutatión por parte del hígado, los intestinos y el estomago. El glutatión es un poderoso antioxidante, protector celular y estimulante del sistema inmunológico (encargado de nuestras defensas).

* La silimarina, en estudios con animales, ha demostrado que estimula la síntesis del ADN y por lo tanto, la regeneración de las células hepáticas.

¿EN QUÉ CASOS ESTÁ INDICADO RECURRIR AL USO DE ESTA PLANTA?

Por su efecto como hepatoprotector el cardo mariano alcanza una amplia gama de indicaciones:

* Recargo hepático y biliar.

* Congestión de la vesícula biliar, y/o cálculos biliares, Icteticia.

* Consumo de alcohol.

* Exposición a tóxicos medio ambientales (Como antídoto vs intoxicación por amanita muscaries).

* Hepatitis.

* Cirrosis hepática.

* Todo tipo de padecimientos en los cuales tenga sentido mejorar la destoxificación hepática, como problemas cutáneos e intestinales.

* También es útil en el tratamiento del colesterol elevado.

* En Europa se le han atribuido tradicionalmete los siguientes usos:

* Hepatoprotector y digestivo hepático(colagogo).

* Para tratar el estreñimiento crónico.

* Para combatir los cálculos biliares y la ictericia.

* Para combatir alergias.

* Para combatir el asma.

* Para mejorar la circulación y combatir las hemorroides.

* Como tónico cardiaco.

¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS EL CARDO MARIANO?

El Cardo Mariano es una planta muy segura.

La literatura no reporta efectos secundarios.



Si escuchas a una planta, ¿qué crees que te platique?

Gracias a este efecto de la flora, como es el del peyote y la ayahuasca, el cuerpo “habla” sin necesidad de las palabras pero de las sensaciones.

A diferencia del ser humano que usa el lenguaje verbal para comunicar sus sensaciones, pensamientos y concientizaciones, otros seres vivos aprenden a transmitir información a su propia manera. Por ejemplo, los perros ladran como un método de comunicar sus instintos; un bebé, el llanto como única vía de transmitir sus necesidades y sentimientos; una planta, sigue a los rayos del sol como medida de supervivencia. No obstante, ¿qué pasa con el resto de las plantas: realmente tienen un mensaje que transmitir?

Si bien hay plantas que proveen alimento y medicamento, algunas de ellas están tratando de comunicar sobre su historia ancestral y terrenal al poseer propiedades con el efecto de concientización sobre nuestros cuerpos. Gracias a este efecto de la flora, como es el del peyote y la ayahuasca, el cuerpo “habla” sin necesidad de las palabras pero de las sensaciones.

Dicen que los artistas poseen una sensibilidad más aguda cuando se trata de la comunicación entre las plantas y los humanos. Un ejemplo es Alex Grey o Luis Tamani, quienes han inmortalizado en cuadros las palabras de ríos, cascadas, plantas y animales de bosques y selvas.

plants-talk_iboga

Tamani, por un lado, se encarga de pintar visiones ceremoniales de la comunicación entre humanos, plantas y animales. Se trata de una relación profunda, única y valiosa capaz de no sólo amplificar la presencia en el aquí y en el ahora, también de proveer beneficios terapéuticos en casos de trauma y adicción.

Es decir que cuando una planta habla, como el tulsi o la espirulina, nuestro sistema nervioso se calma a través de una infusión o un superalimento. No se trata de una relación esencial para nuestra supervivencia, también para la salud y bienestar tanto físico como emocional.



Plantas sensoriales: tienen 15 sentidos más que los nuestros

El neurobiólgo Stefano Mancuso narra cómo el reino vegetal accede a mundos completamente ajenos a nuestros sentidos.

 Foto:plantas.facilisimo.com

En los últimos años numerosos estudios científicos han ido develando cómo es que el reino vegetal es una inminente fuente de perfección y complejidad. Las plantas son capaces de comunicarse para alertar del peligro a otras que incluso vivan a kilómetros. También producen sustancias específicas para provocar algunos efectos en el cerebro de los insectos; por ejemplo, que las recuerden para polinizarlas.

Nosotros que acostumbrados estamos en pensar a los sentidos solo en el universo de los nuestros: olfato, gusto, vista.. quizá ignoramos que existen algunos inefables e inalcanzables para nuestra especie en el mundo de las plantas.

Así nos lo recuerda Stefano Mancuso fundador y director de el Laboratorio Internacional de Neurobiología Vegetal en entrevista para La Vanguardia.

De acuerdo con este investigador las plantas tienen 15 sentidos más que nosotros pues tienen capacidades suprasensoriales comparadas a las nuestras. Pueden percibir los cambios eléctricos, el campo magnético, el gradiente químico, la presencia de patógenos… También perciben las gradaciones de la luz y las vibraciones sonoras, las moléculas químicos e incluso tiene tacto “basta ver en cámara rápida como es que palpa una planta trepadora”.

Sus capacidades van más allá aún. Este investigador explica cómo es que envían mensajes de peligro:

Si un insecto se le está comiendo las hojas, la planta produce al instante determinadas moléculas que se difunden kilómetros y que avisan de que hay un ataque en curso.

¿Tienen además empatía?

Mancuso recuerda un impactante estudio hecho en Canadá que demostró cómo es que “Se aisló a un gran abeto del acceso al agua, y los abetos de alrededor le pasaron sus nutrientes durante años para que no muriera.”

Todo lo anterior  hace que ellas sean capaces de percibir dimensiones a las que nosotros no accedemos, muchas intangibles, que llevan quizá mensajes mucho más profundos a los que somos ajenos; ignorantes desde nuestros limitados 5 sentidos.



Artista transforma las vallas de publicidad en oasis de bambú

El paisaje citadino es en su mayoría heterogéneo, pero el abundante despliegue publicitario puede resultar abrumador. La solución puede estar en transformarlos jardines flotantes

El paisaje citadino es en su mayoría heterogéneo, pero el abundante despliegue publicitario puede resultar abrumador. La solución puede estar en transformarlos jardines flotantes.

La mayoría de los anuncios publicitarios aportan poco al paisaje citadino, y generalmente pueden asociarse más a cualidades como la contaminación visual y una extraña sensación de saturación. ¿Pero qué pasaría si los utilizáramos de manera distinta?

El artista Stephen Glassman pretende transformar ese monótono ingrediente urbano en algo más orgánico, más sustentable y verde. Es decir, algo más parecido a un paisaje natural y más alejado del panorama de concreto que acostumbra ver en la ciudad de Los Ángeles.

Fuera del glamour que nos ofrece Hollywood, L.A. es una gran ciudad con dos de los rasgos metropolitanos más comunes: embotellamientos y altos niveles de contaminación. Por lo tanto, la propuesta de Urban Air es una bocanada de aire fresco, literalmente, para la ciudad.

El proyecto consiste en transformar el acero y el hierro de los anuncios publicitarios en una infraestructura de bambú, capaz de combatir al calentamiento global y de proveer un sumidero de dióxido de carbono para las grandes, medianas y pequeñas urbes.

Glassman se asoció con la compañía de anuncios publicitarios Summit Media y, junto con la firma de ingeniería Arup, recaudaron 100 mil dólares vía Kickstarter para llevar a cabo el cambio de los anuncios tradicionales a los nuevos oasis de bambú, que incluiría una sofisticada estructura de irrigación y un sensor capaz de monitorear las condiciones ambientales de la ciudad.

Esta iniciativa puede resultar en un posible cambio de paradigma en la manera de generar publicidad y repercutir así, de manera positiva, en un desarrollo urbano más saludable dentro de un futuro compartido.

 

jardin colgante sobre una autopista 3

jardin colgante sobre una autopista 2

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca