Empatía entre perros y humanos: evidencia del lazo emocional que une a ambas especies

Los resultados de un experimento realizado en el Reino Unido son un paso para entender la inteligencia canina.

perro2Una investigación demostró que es más probable que los perros desobedezcan mientras sus dueños no los ven, esto apunta a que los canes tienen un gran entendimiento de la mente humana.

Juliane Kaminski, una investigadora de la Universidad de Portsmouth, encabezó la investigación que consistió en observar el comportamiento de 84 perros cuando sus dueños ordenaban no tomar una pieza de comida en el piso. El experimento se hizo en cuartos con diferente iluminación (de totalmente iluminados a totalmente oscuros).

Los perros tomaron con mayor frecuencia la comida cuando el cuarto estaba oscuro que cuando estaba iluminado, lo que sugiere que los perros son capaces de entender el punto de vista humano, según Kaminiski.

“El comportamiento de los perros dependía de si el cuarto estaba iluminado o no, sugiriendo que el perro toma su decisión basada en si el humano puede verlo acercándose a la comida”.

“En general, [Kaminski] y otros investigadores están interesados en si el perro tiene una teoría de la mente” dijo Alexandra Horowitz, jefa del Dog Cognition Lab de la Universidad de Barnard.

La teoría de la mente es “un entendimiento de que otros tienen diferentes perspectivas, conocimiento, sentimientos”.

Este tipo de investigaciones se habían hecho inicialmente, hace 15 años con chimpancés y bonobos, que son especies más cercanas a los humanos, pero el interés por la inteligencia canina ha aumentado ya que los dueños quieren saber lo que su mascota piensa.

“Los perros tienen una inteligencia que años atrás no sabíamos que tenían” dijo Brian Hare, director de Duke Canine Cognition.

Muchas de las investigaciones hechas con perros tienen base en los estudios de resolución de problemas, convivencia social y habilidad de imitar que se han hecho con chimpacés, bonobos e incluso bebés.

Debido a que durante miles de años el perro ha sido compañero del hombre, estos animales están especialmente conectados con las emociones humanas.

“Ha habido un cambio psicológico en los perros por la domesticación. Los perros quieren relacionarse con nosotros en maneras que otras especies no”, afirmó Brian Hare.

 



¿Por qué las personas somos más empáticas con los animales que con otros humanos?

Un estudio comprueba que las personas solemos ser más sensibles con los animales que con otros, acá la respuesta del por qué sucede esto.

Foto: Taringa

Es curioso, los seres humanos, hasta ahora, somos los únicos capaces de ser conscientes plenamente de nuestra condición. Es decir, somos la única especie que puede sentirse, pero también saberse, miserable o alegre, por ejemplo. Un perro puede ser estar sufriendo, pero ese dolor es parte de un presente físico y psicológico; pero pareciera que el ser humano carga con un doble dolor al saberse víctima de ese sufrimiento, algo así como el ¿por qué a mi?

Esta condición, probablemente habría de volvernos más empáticos hacia el dolor ajeno, pero, como seguro habrás notado, a veces pareciera que el dolor de los animales nos es más importante que el de nuestros pares. ¿Por qué sucede esto?

Dos sociólogos de la Universidad Northeastern, Arnold Arluke y Jack Levin, hicieron un experimento para, primero, comprobar si es que esta tesis es verdadera, y dos, averiguar el porqué sucede. En su análisis retomado por Wired, mostraron notas informativas a distintos participantes sobre ataques o situaciones de peligro tanto en humanos como en animales; los analizados se sintieron más empíricos generalmente con los animales que con los humanos a tal grado que en situaciones de peligro preferirían salvar a los animales. En esta investigación también se comprobó que las mujeres son más propensas a sentir empatía por los animales, pero además, en ambos géneros, esta sensibilidad a los animales crece más según la especie. Como podrás intuir,la más alta suele estar dirigida a los perros.

¿Por qué?

La respuesta que encontraron estos investigadores al por qué somos más empáticos con los animales que con nuestra especie es por que encontramos a los primeros mucho más inocentes e indefensos que a nuestros pares.



Conoce por qué tu perro se pone tan feliz al verte

Estudios comprueban que su amor por ti va más allá de sus necesidades básicas de supervivencia.

Siendo el dueño de tu perro estás a cargo de su bienestar, y tu mascota lo sabes. Sin embargo, no solo porque tú provees su comida se pone tan contento al verte, como podría creerse. En realidad, ha sido comprobado cómo los perros son capaces de sentir amor; también ha sido probado recientemente cómo los perros de alguna manera te ven como parte de su familia.

Siendo descendientes de los lobos, en el estudio de los perros, muchas veces estos primeros son el referente más cercano para estudiar a tu mascota, y quizá la característica más importante que diferencia a estas especies en su relación con los humanos es su capacidad social. Aunque parezca inverosímil, los lobos temen mucho más a los humanos, por ello son menos capaces de convivir con ellos. Por su parte, los perros sienten una afinidad con nuestra especie.

En un interesante artículo de io9, distintos expertos explican cómo es que los perros tienen la capacidad de diferenciar a los humanos de su propia raza; y también, las reacciones neuronales de los mismos son muy similares a las que experimentan cuando ven a a algún miembro de su familia.

Es decir, los perros no solo conocen que somos distintos de ellos, sino que, en esa diferencia, experimentan un apego más allá del de la pura supervivencia con nosotros.

Cuando sales de casa tu perro vive una falta de tu compañía y la resiente como si tuviese memoria emocional al momento de verte; algo así como lo que nos pasa a los humanos cuando vemos a un ser querido. Es por ello, que además de asociar tu presencia con actividades de recompensa, como comer o un paseo, tu perro se pone tan exquisitamente feliz al verte.



Un tierno orangután cuida a bebés tigres y los amamanta (VIDEO)

Con una dedicación envidiable este orangután nos sorprende con su tierna empatía.

El orangután es uno de nuestros parientes más parecidos. Nuestros genomas son idénticos en un 97% y su comportamiento puede ser notablemente empático, como se muestra en el siguiente video. 

En el safari de Playa Myrtle, en el sur de California, fue grabado un organgután que hace de nana de dos pequeños bebés tigres. Su afabilidad es memorable pues no solo arrulla y cuida a estas crías, también las amamanta con una dedicación digna de admiración. Su sentido de protección inter-especie es una tierna lección para los humanos.  



Cuando un humano y un cachorro se miran, ambos producen amor (químicamente comprobado)

Un estudio prueba también que si un humano y un perro pasan tiempo de calidad, ambos producen oxytocina.

En el caso de los humanos, cuando hacemos contacto a los ojos se vuelve parte muy importante del intercambio, muchas veces quizá más significativo que el verbal. 

En cambio, para los perros, el contacto de miradas no suele tener un peso significativo; pero algo curioso ocurre cuando los humanos y los cachorros hacen un intercambio de miradas según un estudio: es producida la oxytocina, la hormona del amor. 

Los investigadores creen que este fenómeno se desarrolló como una extensión de esta capacidad que tienen los humanos en la relación: bebé-madre. 

Cuando los hombres domesticaron al lobo, paulatinamente fue desarrollándose una forma de comunicación parecida a la de padres-bebés que luego se trasladó también a los dueños- mascotas. 

El estudio también prueba cómo después de un rato de intercambio de calidad entre los perros y sus dueños, también se produce en ambos oxytocina. Cuando este tipo de reacciones se da desde que el cachorro es un bebé entonces se genera un lazo filial parecido al de un miembro verdadero de la familia.



Estudio demuestra que tu perro percibe si estás alegre o colérico

De acuerdo con la investigación, los perros pueden discriminar las expresiones humanas de enojo y felicidad.

Alegres y entusiastas, los perros se han ganado el apodo de ser “el mejor amigo del humano”. Inclusive, su presencia en un hogar altera la dinámica de una familia, ya que la vuelve más cercana, empática y apegada. Este hecho se vuelve a confirmar con los estudios realizados en la Universidad de Medicina Veterinaria de Vienna, por el veterinario Ludwig Huber.

De acuerdo con la investigación, los perros pueden discriminar las expresiones humanas de enojo y felicidad: “[P]ueden darse cuenta que estas dos expresiones tienen dos significados diferentes, y no sólo puedes distinguirlo de las personas que conocen bien, también de rostros que nunca han visto con anterioridad.”

A través de condicionamientos operantes, los perros lograron aplicar su conocimiento de las expresiones emocionales en humanos: “Parece que los perros asociaron un rostro sonriendo con un significado positivo, y una expresión facial colérica con un significado negativo.” Para descubrirlo, los investigadores les mostraron a los perros unas imágenes donde, tras haber sido entrenados en discriminar ambas expresiones, tenían que elegir según su criterio. Los canes fueron capaces de seleccionar acertadamente más seguido de lo que los investigadores creyeron.

Este estudio logró enfatizar la empatía de estos animales en relación con las emociones humanas: “Tenemos la esperanza de obtener insights importantes en el vínculo extraordinario entre humanos y uno de sus mascotas favoritas, y en la vida emocional de los animales en general.”

De modo que las conclusiones de este estudio abre la puerta a una vasta investigación en el tema de la terapia asistida con animales (TAA), la cual se encarga de desarrollar empatía en pacientes con alguna psicopatología grave o algún trastorno neurológico.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca