¿Cómo liberar del plástico tu vida diaria?

Todo el plástico producido en el planeta sigue aquí. ¿Qué podemos hacer para dejar de contaminar los océanos y exponernos a un contaminante tan dañino como cotidiano?

plastic
Hace algunas décadas hubiera sido absurdo siquiera pensar en comprar agua embotellada en una botella de plástico. Sin embargo, el ritmo de la tecnología y la necesidad de envasar, empacar y producir soluciones han hecho del plástico un material omnipresente, sin el cual nuestra vida como la conocemos sería muy diferente. ¿Pero cuánto plástico es demasiado?

Activistas contra el plástico como Beth Terry han llevado esa pregunta más lejos: no sólo hacia manifestaciones políticas y campañas de reciclaje y mejores prácticas industriales, sino al interior de sus propias vidas. Luego de bloguear al respecto durante años, Terry escribió un libro sobre sus experiencias para cambiar con pequeños hábitos su modo de vida. La pregunta es: ¿por qué como sociedad gastamos tanta energía y recursos en extraer hidrocarburos, refinarlos, transportarlos, transformarlos en plásticos, almacenarlos, venderlos, comprarlos y tirarlos cuando sólo podríamos lavar algo de vidrio y volver a usarlo?

“Nuestro uso del plástico no es sólo un problema global”, dice Terry, “es personal, a medida que aprendemos más sobre los efectos de los químicos que absorbemos al utilizar el plástico.” Estos químicos liberan sustancias en el agua que poco a poco van afectando nuestra calidad de vida. Algunos estudios relacionan la calidad del agua y la polución por plástico con distintos tipos de cáncer y problemas de fertilidad. Si a los animales marinos les afecta, una sociedad de plástico no puede estar hecha para durar. ¿Qué acciones puedes tomar para reducir tu nivel de uso de plástico desde hoy?

Apoyar negocios sustentables

No necesitas ser un inversionista para cambiar tu economía local. De hecho puede ser mucho más barato. Terry escribe: “Al contratar a personas de nuestra localidad para reparar las cosas que se descomponen en lugar de tirarlas y reemplazarlas, promovemos una economía basada en servicios en lugar de extraer recursos para producir más y más cosas… cambiar el modo en que gastamos nuestro dinero ayuda a crear una economía sustentable.”

Producir conciencia de la cantidad de plástico a tu alrededor

El plástico es maravilloso para almacenar comida, para mantener la sangre en los hospitales libre de contaminantes ambientales, y muchos de nuestros productos de uso cotidiano lo necesitan… pero no siempre. Tal vez una persona pidiendo papel en lugar de plástico en el supermercado no ayude a reducir la masa de contaminación por plástico en los océanos, pero alguien tiene que empezar.

Infórmate

Todo el plástico que se ha producido en el mundo aún está, en alguna parte, en el planeta. No vivimos en una burbuja: el mundo no se limita a nuestra casa solamente, y en el momento en que tiras esa bolsa de basura su contenido no desaparece, sino que va a dar a basureros a cielo abierto y, el plástico que es demasiado caro reutilizar, al mar. Muchos países comienzan a aplicar medidas de separación de residuos orgánicos e inorgánicos, pero esto no es suficiente: la solución vendrá de modificar nuestros hábitos más arraigados para que cosas como esta dejen de ocurrir.

[Plastic Free Lifestyle]



Las aves del mundo están muriendo, y la causa es realmente desoladora:

El 80% de las aves marinas en el planeta tienen restos de plástico en su estómago.

Las aves marinas, como las gaviotas, flamingos, albatros, pardelas y pingüinos, son aquellas especies que se alimentan en ecosistemas acuáticos, como lo es el Golfo de México, las costas del Pacífico y las islas caribeñas. De acuerdo con el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), algunas de estas aves solo necesitan alimentarse de organismos que viven en las costas o playas, otras viven de los seres vivos que se asoman a la superficie de los mares e incluso algunas especies se sumergen en el agua para encontrar su alimento.

Para adaptarse a las circunstancias de su hábitat, las aves marinas presentan diferencias tangibles respecto a las aves terrestres, ya que suelen tener picos más largos para sumergirse en suelos blandos, como la arena de una playa. Sin embargo, un estudio presentado en 2015 por la agencia de investigación australiana Csiro y el Colegio Imperial de Londres, descubrió que estas aves también se alimentan de plástico, debido a la alta contaminación en regiones acuáticas.

El estudio estuvo liderado por los científicos Denise Hardesty, Chris Wilcox y Erik van Sebille y fue publicado en la revista PNAS. De acuerdo con CSIRO, el 80% de las aves marinas en el planeta tienen restos de plástico en su estómago.

Esta cifra es alarmante cuando se compara con la cantidad de plástico encontrado en aves en la década de 1960, la cual era menor al 5%, además, de acuerdo con los datos presentados por la agencia de investigación, se estima que para 2050 el número aumentará a un 99%.

Al tomar en cuenta el análisis de los datos históricos, el estudio afirma que cerca del 90% de estas aves ha ingerido al menos una vez en su vida plástico, especialmente tapas de botellas, bolsas y ropa sintética. Estos restos llegan al océano, generalmente, a través de ríos urbanos, depósitos de residuos y alcantarillas.

CSRIO afirma que al encontrarse con restos plásticos, las aves se sienten atraídas por sus colores llamativos, pero los efectos de su consumo son severos, ya que pueden generar daños intestinales, pérdida de peso y en el peor de los casos, la muerte.

El centro de investigación científica australiano también menciona que la presencia de aves marinas saludables es un símbolo de un ecosistema en equilibrio, es decir, la cantidad de plástico en sus estómagos es un indicador de la contaminación marina.

plastico, contaminacion martima, animales maritimos
https://www.lush.nl

La doctora Hardesty informó que su equipo de trabajo llegó a encontrar hasta 200 piezas plásticas en el estómago de una sola ave. Hay que agregar que de acuerdo con los expertos de dicho estudio, el océano Antártico, Sudáfrica, las costas de Australia y América del Sur son las regiones con mayor cantidad de plástico que afecta a la fauna local.

Las regiones donde habitan mayor diversidad de especies son los blancos perfectos para los efectos negativos del plástico contaminante, especialmente por las aves que cuentan con alguna categoría de riesgo de extinción, ya que su conservación es prioritaria para el equilibrio ambiental.

Por ejemplo, en México habita la pardela de Revillagigedo (Puffinus auricularis auricularis), la cual es considerada el ave marina en mayor peligro de extinción del continente americano, de acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Esta ave se encuentra amenazada por la contaminación de plástico y la fauna invasora.

Por ello, para disminuir el número de aves que son víctimas de este material, es fundamental que como turistas o habitantes de regiones marinas, se evite dejar residuos fuera de depósitos preestablecidos. La contribución de cada ciudadano es la respuesta para rescatar a las especies en riesgo.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita:www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Algunos consejos vitales para acabar con la era del plástico

Más de un siglo de plástico nos ha inundado, pareciera, irreversiblemente… pero no es así.

Foto:elcorreodelsol.com

Quizá la única manera de acabar con 100 años del uso desbordado del plástico es cambiando nosotros mismos los hábitos. Hasta hace poco no se conocían los verdaderos efectos tan nocivos para los animales, los ecosistemas del planeta y nuestra salud por el uso de este material.

Cuando en 1909 el químico Leo Hendrik Baekeland sintentizó un polímero a partir de moléculas de fenol y formaldehído ,nadie imaginó la era que se avecinaba; el plástico permitiría, a bajo costo, hacer más que nunca una producción en serie de lo más ambiciosa.

Hoy muchos inventos están buscando sustituir el plástico que viene de la polimerización de los átomos de carbono por otros biodegradables. Los ejemplos abundan, como plástico elaborado a base de maíz, otro fabricado con aire y bacterias, con nopal, desechos de leche biodegradable, o cáscara de plátano (un invento hecho, por cierto, por una niña de 16 años).

Las opciones son muchas, sin embargo aún no es tan redituable hacer este tipo de materiales. Quizá la opción más ambiciosa no es siquiera sustituir los envases de plástico por otros de tipo biodegradable, simplemente modificar algunas prácticas alarmantemente cotidianas.

Compartimos algunos consejos para alejar el plástico cada vez más de tu vida:

No compres comida para llevar:

La comida para llevar suele ir acompañada de una cantidad descomunal de basura. Evítalo, puede sonar muy radical pero ciertamente este hábito repetido en millones de personas es terrible. Por qué no, si vas a pasar por comida lleva tus propios recipientes; si estos no son de plástico, aún mejor.

Para siempre olvida las bolsas de plástico:

Compra bolsas de plástico biodegradables para la basura, y fuera de eso, nunca pidas bolsas de plástico cuando vayas de compras; carga una bolsa de tela en tu bicicleta o en tu auto.

Identifica y evita los peores plásticos existentes en el mercado:

Como el policloruro de Vinilo, el poliestireno y el policarbonato.

Olvídate ya del agua embotellada:

Es realmente estúpido comprarla, pues los precios son exhorbitantes en comparación por los precios que pagan por las concesiones de los mantos acuíferos en numerosos países; es como si estuvieras regalándoles tus recursos y además enriqueciéndolos recomprándoselos. Carga mejor siempre con un termo y, como antes, rellénalo antes de salir de casa. Evita además que el termo sea de plástico, hay otras opciones mucho más saludables en el mercado.

Haz tus propios condimentos y salsas en casa:

En serio, es mucho más fácil de lo que crees y serán más sanos. Aquí algunas recetas y opciones.

Sustituye tus engorrosos productos de limpieza por la fórmula natural de bicarbonato de sodio con vinagre y otras alternativas naturales:

Como el limón,  el vinagre blanco, el agua carbonatada. Aquí algunas opciones.



Este ingenioso proyecto convierte los desechos de botellas en juguetes

Botellas se convierten en bloques para aprender números o deletrear palabras, en camiones o lienzos en blanco para que los niños dibujen.

Botes de leche, botellas de agua, empaques de comida, son sólo algunos de los envases que más desechamos una vez que se termina el producto. Los mandamos al bote de la basura y, de ahí, a que cumplan un destino en el basurero de la ciudad o municipio. Sin embargo, ¿qué pasaría si alargáramos el tiempo de vida de estos empaques mientras ayudamos a la educación de niños en condiciones devastadoras?

Después de que Maurizio Bricola cayera en cuenta que en pueblos rurales en Kenya y Malawi no hay ni una sola tienda de juguetes, empezó a divagar y a idear un proyecto donde los desechos de empaque se convirtieran en juguetes educativos para niños. Fue así que se creó IDEO.org, el cual realiza una serie de diseños ecosustentables donde los envases viejos se convierten en herramientas educacionales. Esto pretende brindar un acceso mínimo a nivel preescolar a aquellos niños que no tienen los recursos para ir a la escuela (y por tanto a aprender a contar y a leer).

 

Botellas se convierten en bloques para aprender números o deletrear palabras, en camiones o lienzos en blanco para que los niños dibujen, en una historia donde  se les invita a los niños a escribir cualquier historia. “Se trata realmente de la creatividad”, afirma Bricola.

Aunque el diseño sólo ha lanzado el prototipo en Malawi, pretenden desarrollar la idea para asociarse con compañías de comida. El diseño requiere entre 50 000 y 100 000 dólares para traerlo a vida.



Estos alimentos son los que probablemente harán que te enfermes del estómago

Inocuidad quiere decir “el control de los peligros asociados a los productos destinados al consumo humano a través de la ingestión como alimentos y medicinas, de modo que se reduzca el riesgo de daños a la salud del consumidor.”

Las enfermedades transmitidas por los alimentos componen serios problemas a nivel de salud, economía y desarrollo de un país. Por lo que, los Estados Miembros de la OMS (Organización Mundial de la Salud) adoptaron en 2000 una resolución que reconoce la relevancia de la inocuidad alimentaria en relación a la salud pública.

Inocuidad quiere decir “el control de los peligros asociados a los productos destinados al consumo humano a través de la ingestión como alimentos y medicinas, de modo que se reduzca el riesgo de daños a la salud del consumidor.” Por consiguiente, se encamina a garantizar la máxima seguridad posible de los alimentos a través de políticas y actividades que abarquen toda la cadena alimenticia (desde la producción al consumo).

Sin embargo, de acuerdo con el reporte de Interagency Food Safety Analytics Collaboration (IFSAC) y Food Safety Inspection Service (FSIS), se identificaron ciertos alimentos que tienden a almacenar patógenos nocivos para la salud. Por ejemplo, se encontró trazos de E. coli en al menos 80 por ciento de casos en carne y plantas.

La información disponible entre 1998 y 2012 muestra que hay cuatro principales bacterias que albergan en los alimentos: salmonella, E. coli O157, Listeria monocitogenes y Campylobacter; las cuales son las responsables de 1.9 millones de casos de enfermedades asociadas con la comida.

¿En dónde son propensas a habitar estas bacterias? Según el mismo estudio, el 66 por ciento de las infecciones causadas por la bacteria Campylobacter se encontraban en la leche cruda o queso producido por leche cruda (queso fresco). Mientras que el 50 por ciento de los casos de Listeria se originaron por el consumo de la fruta. Y el 77 por ciento de la Salmonella se encontró en algunos vegetales como los jitomates, huevos, pollo, carne, puerco, frutas y coles.

Para más información al respecto de la inocuidad de los alimentos, te compartimos este documento de la Organización Mundial de la Salud (OMS): http://www1.paho.org/Spanish/AD/DPC/VP/fos-5-claves-manual.htm



La fascinante magia de la geometría fractal está en el océano

El cineasta italiano Sandro Bocci, también conocido como Bolidesottomarino, rinde honor a este elemento indispensable del planeta: el océano.

El océano es un lugar misterioso, en cuyos rincones habitan criaturas con simetrías casi perfectas y colores infiltrados por el inconsciente colectivo.  Se trata de un ecosistema que refleja la magia trascendental del micromundo y el cosmos, de la experiencia fractal y el caos.

Basta con observar atentamente este escenario para desestabilizar tanto la perspectiva espacial como  el continuum temporal, y así dejarse encandilar por las escenas vibrantes de los organismos que cohabitan en este planeta.

Por ello, el cineasta italiano Sandro Bocci, también conocido como Bolidesottomarino, rinde honor a este elemento indispensable del planeta: el océano. En su film Porgrave, enaltece la belleza perfecta de la naturaleza para demostrar la importancia del cuidado que el mundo necesita:

Es una película experimental que órbita entre las reflexiones filosóficas y científicas acerca del tiempo y el espacio, y que, a través de varias técnicas cinematográficas, abarca la magnificencia. Y con un soundtrack excitante, transmite vibras entre la ciencia y la magia.

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca