22 de marzo de 2013: Día Mundial del Agua, una fecha para reflexionar sobre el impacto comunitario de nuestras acciones

El agua es el recurso natural que mejor demuestra la conexión secreta de todas las cosas y los seres vivos de este mundo: tomar conciencia de cómo la utilizamos es también tomar conciencia de nuestro propio devenir; este 22 de marzo, una fecha para reflexionar sobre esto.

India World Water Day

En términos reales pero también simbólicos, en un sentido literal pero también figurado, el agua es, indiscutiblemente, el recurso vital por excelencia, la fuente desde donde mana la vida y también el elemento que la preserva. “Las aguas, ese plural irreductible”, dice Roberto Calasso en su libro sobre mitología hindú Ka, en alusión a esa suerte de lecho primordial donde descansa el universo entero, sus potencias y sus habitantes, las fuerzas que dan vida al mundo.

Por esta razón, porque la importancia del agua en nuestra vida es insoslayable en varios sentidos, la ONU estableció un Día Mundial del Agua que en este 2013 se fijó el 22 de marzo. Una efeméride que además tiene un enfoque particular: el de la cooperación.

En efecto: el agua es quizá el elemento que mejor expresa la unión de todas las cosas en este mundo. Su naturaleza cíclica hace que, incluso en términos simbólicos, regrese a nosotros un poco en el mismo estado en que se fue la última vez que la tuvimos. Preservarla es preservarnos pero también preservar nuestro entorno o, en sentido opuesto, dañarla es también dañarnos a nosotros mismos. Explica la ONU:

La cooperación en la esfera del agua es crucial para la seguridad, la lucha contra la pobreza, la justicia social y la igualdad de género. La buena gestión y la cooperación entre los diferentes grupos de usuarios promueven el acceso al agua, la lucha contra su escasez y contribuyen a la reducción de la pobreza. La cooperación permite un uso más eficiente y sostenible de los recursos hídricos y se traduce en beneficios mutuos y mejores condiciones de vida.

Este énfasis en la cooperación se revela particularmente urgente cuando sabemos que, por ejemplo, en África niños y mujeres dedican más de 40 mil millones de horas anuales para recolectar el líquido, o que también cada año mueren más de 3 mil niños de menos de 5 años en el mundo por enfermedades relacionadas con la calidad del agua (diarrea en la mayoría de los casos).

Así, queda claro que esta fecha es una oportunidad excelente para tomar conciencia de que nuestros actos generan un impacto en nuestro entorno, mediata e inmediatamente, y, por lo mismo, vale la pena reflexionar sobre este mismo efecto: ¿queremos que sea positivo o negativo? ¿Benéfico o perjudicial? ¿Individualista o colectivo?

Por último, como cortesía del sitio Mamá Natural, compartimos estos sencillos consejos para cuidar el agua en nuestro hogar.

Toma duchas cortas (entre 5 y 10 minutos), cerrando la llave de la regadera cuando te enjabones.

Recoge con una cubeta el agua fría que sale antes de la caliente.

Al lavarte los dientes utiliza un vaso para engujarte la boca.

Si es posible, capta el agua de lluvia, misma que después puedes utilizar para regar tus plantas, la limpieza del hogar, etc.

Riega tus plantas por la noche.

Lava tu coche utilizando una cubeta de agua y una franela.

No desperdicies alimentos: tirarlos a la basura sin consumirlos significa desperdiciar también el agua que se utilizó para cultivarlos.

Si es posible, instala dispositivos ahorradores de agua en tu hogar: regaderas, tanques de WC ahorradores, etc.

En el caso del tanque del WC, también puedes poner al interior una botella de 1 litro llena de agua, para que así utilices menos en cada desagüe.

Repara las fugas de tu tubería lo más pronto posible.

No viertas sustancias tóxicas al drenaje público: colillas de cigarro, sustancias químicas tóxicas, aceite de cocina usado (para este utiliza botellas de plástico), etc.

Con información de The Huffington Post



Los asombrosos beneficios físicos y psicológicos de bañarte con agua fría

Se dice que no hay nada más reconfortante que un baño caliente después de un día complicado; sin embargo, de acuerdo con nueva información tanto científica como empírica, los baños fríos proveen mejores resultados. Parece ser que bañarse primero con agua caliente y al final con agua fría brinda numerosos beneficios a mediano y largo plazo; […]

Se dice que no hay nada más reconfortante que un baño caliente después de un día complicado; sin embargo, de acuerdo con nueva información tanto científica como empírica, los baños fríos proveen mejores resultados. Parece ser que bañarse primero con agua caliente y al final con agua fría brinda numerosos beneficios a mediano y largo plazo; como por ejemplo: 

– Estimula la pérdida de grasa; 

– mejora el funcionamiento del metabolismo; 

– incrementa los niveles de testosterona; 

– mejora la salud tanto del cabello como la piel; 

– aumenta los niveles de esperma; 

– estabiliza la circulación sanguínea; 

– ayuda al recuperamiento de una lesión muscular; 

– mejora el sueño; 

– reduce las recaídas en el sistema inmunológico. 

Si bien los baños con agua fría pueden ser realmente incómodos –e incluso doloroso–, los beneficios comienzan sutilmente hasta evidenciarse en actividades como el ejercicio, sueño, estado de ánimo, reacciones psicológicas, entre otros. De hecho, de acuerdo con numerosos estudios, los baños fríos tienen una fuerte influencia en la psique; tales como las que compartimos a continuación: 

– Fomenta la perseverancia, voluntad y la disciplina

Los baños fríos son un ejercicio de voluntad, que a su vez cultiva otros valores humanos como la empatía, la amabilidad, la disciplina y la perseverancia. De alguna manera la disciplina y la voluntad son la clave para alcanzar cualquier objetivo en la vida. Es así que los baños fríos ayudan no sólo a fortalecer los músculos, también a forjar un hábito de continuidad y trabajo constante; por lo que facilitan la voluntad en acciones como dejar de fumar, consumir menos comida basura, alcohol o cafeína, procrastinar menos, entre otras. 

Además, brindan una sensación de energía y enfoque después de cada baño. 

 

 

– Promueve la tolerancia

De acuerdo con la premisa budista, es indispensable estar cómodo con la incomodidad; por lo que al poner en práctica, como un hábito, los baños fríos proveen un sentido de tolerancia en torno con lo incómodo. Así como en la meditación, la meta es experimentar cada sensación temporal –buena o mala– hasta que se vaya con el tiempo; de modo que se entrena a la mente a no reaccionar a los cambios corporales. Con la suficiente práctica, esta tolerancia se expanderá hacia otras áreas de la vida y facilitará el control sobre el cuerpo y sus reacciones casi irracionales. Eso incluye la actitud ante el estrés durante el trabajo y la escuela, pues si bien no se puede controlar el medio ambiente, se puede controlar la reacción de uno frente al estímulo estresor. 

– Impulsa a la aceptación

La aceptación ante los cambios irrevocables de la vida no sólo reduce significativamente la experiencia del sufrimiento, también incrementa la experiencia de agradecimiento por lo vivido para recibir algo mejor. De manera que si bien los baños fríos pueden ser incómodos al principio, permiten desarrollar una tolerancia al respecto, que resulta en la aceptación trascendental –la cual conlleva a la aceptación de varios cambios en la vida–. 



Coca Cola, Pepsi Cola y Danone: están acabando con la agua de México

Las empresas internacionales con sedes en México, tales como Coca Cola, Pepsi Cola, Danone y unas mineras, gozan de concesiones que les permiten realizar la extracción y la privatización del líquido vital del país. Esto pone en peligro tanto a la biodiversidad como a las comunidades de cada región mexicana, pues las multinacionales violan el derecho humano […]

Las empresas internacionales con sedes en México, tales como Coca Cola, Pepsi Cola, Danone y unas mineras, gozan de concesiones que les permiten realizar la extracción y la privatización del líquido vital del país. Esto pone en peligro tanto a la biodiversidad como a las comunidades de cada región mexicana, pues las multinacionales violan el derecho humano al agua al acaparar el 82 por ciento del valor del marcado en términos de ventas totales. 

De acuerdo con un informe presentado a Léo Heller, relator especial sobre el derecho humano al agua potable y saneamiento de la Organización de las Naciones Unidas –ONU–, existen 101 organizaciones que acaparan dichas ganancias a partir del agua, las cuales “no son reguladas ni fiscalizadas adecuadamente, además de que las concesiones son absolutamente ridículas en relación con las ganancias.”

Por ejemplo, Coca Cola Femsa paga anualmente alrededor de 2 600 pesos por cada una de las seis concesiones de explotación de aguas subterráneas, y con una ganancia de 32 500 millones de pesos. Otro ejemplo es la industria minera que extrae casi 437 millones de metros cúbicos de agua –cantidad con la cual se cubren las necesidades de toda la población de Baja California Sur, Colima, Campeche y Nayarit–. Sin olvidar que desde la publicación de la reforma constitucional en materia energética en el 2013, las actividades de exploración y explotación tanto de petróleo como de hidrocarburos  tienen “preferencia sobre cualquier otra que implique el aprovechamiento de la superficie y del subsuelo”. 

La obstaculización para el cumplimiento del derecho humano al agua implica, de acuerdo con el Informe sobre las violaciones a los derechos humanos al agua y saneamiento, se debe principalmente por el fracking de cada región: “[Se] destaca por la afectación en términos de disponibilidad, accesibilidad, asequibilidad y calidad del agua, factores indispensables para el cumplimiento del derecho humano al agua” en el marco jurídico, el proceso de privatización, las implicaciones de los megaproyectos y la criminalización de comunidades y personas que defienden sus tierras y el agua. Se indica también que: 

Las empresas mineras gozan de privilegios fiscales incomparables que han permitido que los recursos naturales de la nación beneficien a unos cuantos, y con las reformas a las leyes minera y energética se les otorga carácter de ‘industria de utilidad pública’, con lo que la exploración y extracción de recursos son de interés nacional y orden público, priorizando este uso por encima de cualquier otro.



Comunidades indígenas mayas solicitan a la ONU atender caso de agua contaminada por plaguicidas

Desgraciadamente existe completa omisión en todo el país por parte de las autoridades mexicanas, provocando la negligencia hacia comunidades indígenas en riesgo.

¿Qué información podría recibir el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho Humano al Agua Potable y el Saneamiento, el Sr. Léo Heller, sobre los problemas vinculados en torno a la contaminación de los mantos acuíferos en México?

Se supone que el trabajo de un relato “es recopilar información y testimonios con el fin de evaluar el cumplimiento de los derechos humanos al agua y al saneamiento que incluyen la disponibilidad, la accesibilidad, la asequibilidad, el acceso a la información y la calidad del agua para su uso personal y doméstico.” Sin embargo, el relator sólo ha recorrido dos de los 32 estados de México, Veracruz y Chiapas. 

Frente a esta situación, Gustavo Huchín, integrante del Consejo Maya de los Chenes, y el abogado Jorge Fernández Mendiburu de Indigación, se dirigieron a las oficinas de la ONU para hablar sobre los problemas ambientales que trae consigo la contaminación del agua en el municipio de Hopelchén, Campeche y en la Península de Yucatán. Durante esta junta, se presentaron estudios científicos realizados por el Instituto de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México –EPOMEX– y que estuvieron relacionados con la presencia de plaguicidas en agua del subsuelo y agua purificada, así como del herbicida glifosato en orina de hombres y mujeres mayas. Esta contaminación se originó por la implementación del modelo de agricultura industrial con un especial énfasis en la siembra de soya transgénica. 

En palabras de Huchín, “Nuestra preocupación más grande es por la contaminación del agua por el glifosato y otros agrotóxicos, por la implementación de la siembra de soya transgénica a nivel comercial e industrial.” No obstante existen otras preocupaciones como la sequía en el municipio debido a la deforestación, la pérdida de numerosas colonias de abejas y la ausencia de cosechas en los últimos años. Además, “los estanques naturales de agua como lagunas y otras zonas bajas inundables para la captación de agua han ido despareciendo por la implementación de pozos de absorción para evitar que se inunden terrenos bajos y esto propicia la contaminación del agua de lo profundo con plaguicidas utilizados para la agricultura industrial.”

Desgraciadamente existe completa omisión en todo el país por parte de las autoridades, provocando la negligencia hacia comunidades indígenas en riesgo. En palabras del asesor legal del Consejo Maya de los Chenes, Jorge Fernández Mendiburu, existen dependencias –como la CONAGUA– que deberían ocuparse de garantizar el derecho del acceso al agua limpia y libre de contaminantes: “Eso le da insumos al relator para que en su momento haga recomendaciones fuertes sobre las omisiones que tienen las dependencias federales. […] Como realizar exigencias para que el Estado mexicano aplique medidas más estrictas.”

Por su lado, María Colín, abogada de Greenpeace, agrega que debe existir un compromiso y…

una voluntad política por parte de las instituciones como la Comisión Federal para la Protección contra riesgos Sanitarios –COFEPRIS– en la regulación de las sustancias que se utilizan en el país, la Secretaría de Agricultura, Ganadería Rural, Pesca y Alimentos –SAGARPA– quien otorga apoyos orientados a fortalecer el modelo de agricultura industrial; y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales –SEMARNAT– que no ha monitoreado el impacto en el medio ambiente por el uso de estas sustancias; es urgente que haya políticas públicas intersectoriales dirigidas a eliminar en primer instancia el uso de los plaguicidas altamente peligrosos –PAP–, que han sido prohibidos en otros países por sus altos niveles de toxicidad, y se haga un plan de reducción y prohibición creciente del uso de agrotóxicos en México en aras de transitar hacia prácticas ecológicas.

El abandono por parte de las autoridades, menciona el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, viola el derecho humano al agua y a la salud de las comunidades indígenas mayas, ya que “pone en riesgo la salud y la vida de todos los habitantes de la península de Yucatán, ya que el acuífero de la Península es uno sólo a interconectado.” En otras palabras, el Estado mexicano “tiene la obligación de proteger el derecho humano al agua adoptando medidas para frentar la contaminación, sancionar los responsables y reparar el daño ambiental.”

 



Esto es lo que pasa en tu cuerpo cuando bebes agua con el estómago vacío

Al regresar a lo básico, sin bebidas con sabores artificiales ni azúcares, estamos siendo capaces de brindarle las herramientas para un funcionamiento óptimo.

Si el 70 por ciento del cuerpo es agua, es importante comprender que esta sustancia es realmente vital para el cuerpo humano. De modo que al privarlo, puede tener efectos a corto, mediano y largo plazo. Como por ejemplo, en caso de no hidratar constantemente el cuerpo –con agua simple–, a futuro se puede sufrir de artritis reumatoide, migrañas, angina, colitis, dispepsia, hipertensión, obesidad, hemorroides, cáncer de mama, tuberculosis pulmonar, piedras en los riñones, sinusitis e incluso cáncer uterino. 

 

Es decir que al regresar a lo básico, sin bebidas con sabores artificiales ni azúcares, estamos siendo capaces de brindarle las herramientas para un funcionamiento óptimo. En especial cuando se bebe agua simple al despertar, con el estómago vacío e incluso sin habernos lavado los dientes. Esto tendrá efectos sorprendentes en el cuerpo. Por ejemplo, los pacientes con presión alta y diabetes encontraron una mejoría en tan sólo 30 días; los que sufrían de constipación y gastritis, en 10; y los de tuberculosis, en 90. 

Beber agua, regresar a al fuente de vida, tiene múltiples beneficios. En Ecoosfera hemos enumerado ocho beneficios de beber agua simple cada mañana

– Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Durante la noche, el cuerpo se encarga de reparar la actividad diurna, capturando todas las toxinas en el cuerpo; de modo que al beber agua con un estómago vacío en las mañanas, se está limpiando el cuerpo de estas toxinas del día anterior. Además, beber agua ayuda a la producción de células musculares y sanguíneas. 

– Mejora el metabolismo. Beber agua con el estómago vacío incrementa el ritmo metabólico hasta en un 24 por ciento. Esto es especialmente importante para las personas en dietas o con algún trastorno en el sistema digestivo. Beber agua al despertar ayuda, además, a purificar el colon y a facilitar la absorción de nutrientes. 

– Apoya durante el proceso de perder peso. Al liberar las toxinas cada mañana con un vaso de agua, hay una mejoría significativa en el sistema digestivo; lo cual, ayuda a sentir menos hambre y antojos a lo largo del día. 

– Alivia la indigestión y dolores causados por el ácido estomacal. El reflujo en el estómago puede provocar numerosos malestares, los cuales pueden dominarse al beber agua cada mañana con el estómago vacío. Principalmente porque el agua se encarga de no sólo empujar hacia abajo el ácido, también de diluirlo. Aquí lee remedios caseros para el reflujo.

– Mejora la complexión y el brillo de la piel. La deshidratación causa arrugas prematuras y poros abiertos; por lo que beber agua con el estómago vacío al despertar, incrementa el flujo sanguíneo en la piel y hace que la piel tenga un brillo especial. Además, al beber más agua durante el día, ayudas a que el cuerpo se libere de toxinas y eso provoca que la piel esté más radiante. 

– Hace que el cabello se vea más suave, saludable y con brillo. La deshidratación puede tener un impacto serio en el crecimiento del cabello, por lo que beber agua con el estómago vacío puede mejorar la calidad del cabello durante el crecimiento. 

– Previene piedras en el riñón e infecciones en la vesícula. Al beber agua en las mañanas, se diluyen los ácidos que pueden provocar las piedras en los riñones. Mientras más agua se beba –con un límite saludable–, el cuerpo estará más protegido de varios tipos de infecciones causadas por las toxinas. 

– Fortalece el sistema inmunológico. Principalmente al sistema linfático, el cual se encarga de regular los niveles de inmunidad y de protegernos de varias infecciones ambientales. 

 

 

 

 

 

 

 



¿Comer agua? Estos son los alimentos que más la contienen (Infográfico)

Si no te encanta beber agua natural, conoce las frutas y verduras que te aportarán más este líquido.

Somos muchas sustancias y procesos, pero sobre todo, somos agua. Este líquido es el principal componente en el organismo humano con un 70% del total. El cerebro humano, por ejemplo, es un 70% de agua, la sangre un 80% y los pulmones un 90%.

Tomar 2 litros de agua al día es lo recomendado, y puedes hacerlo directamente con agua natural o, si no te gusta el sabor, dándole un toque con cítricos, por ejemplo; aunque también es poco conocido que también podrías “comer” tu agua ingiriendo los alimentos que son más ricos en esta sustancia.

Compartimos este infográfico elaborado por skinnyms para que conozcas loa alimentos más ricos en agua y la cantidad en porcentajes de este líquido contenido:

 

Traducción:

Columna izquierda:

Lechuga iceberg; 96% de agua

Tomate rojo: 94% agua

Piña:87% agua

Pepino: 96% agua

Durazno: 88% agua

Chabacano: 86% agua

Naranja: 87% agua

Arándano: 87% agua

Coliflor: 87% agua

 

Columna derecha:

Carbage verde: 93% agua

Rábano: 95% agua

Calabacín: 95% agua

Fresas: 92% agua

Sandía: 92% agua

Pimientos dulces: 92% agua

Tomate verde: 93% agua

Toronja: 91% agua

Melón: 90% agua

Espinaca: 96% agua

Apio: 96% agua

744a4eb1b0b230f0b9a49d7b4e304f3c

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca